Los 9 Asombrosos Beneficios del Té Para Tu Salud

En este artículo podrás encontrar 9 asombrosos beneficios del télos-beneficios-del-té, bebida medicinal que se ha usado desde tiempos inmemorables para promover la salud mental y física.

Entre las bondades del té, las cuales son infinitas, encontramos que este brebaje está cargado de  antioxidantes y nutrientes que tienen poderosos efectos sobre el cuerpo.

Esto incluye la mejora de la función cerebral, la pérdida de grasa, evita la fatiga,  ayuda a un menor riesgo de cáncer, reduce las posibilidades de padecer diabetes tipo II y también ayuda a evitar sufrir Alzheimer y Parkinson. Por estas y otras innumerables ventajas, el té es considerado la  bebida más saludable que existe en el planeta.

 

¿Qué es el té?

Una planta llamada Camellia sinensis produce las hojas y los brotes que se conocen comúnmente como té, la bebida más consumida en el mundo, después del agua. La Camellia sinensis, que crece en climas tropicales y subtropicales, es un arbusto siempre verde y florido que produce pequeñas flores blancas.

La Camellia sinensis es una planta de hoja perenne nativa de Asia, aunque ahora se cultiva en todo el mundo. La planta crece mejor en suelos sueltos y profundos, en grandes alturas y en climas subtropicales. En resumen, “té” es cualquier infusión derivada de la planta Camellia sinensis. Cualquier otra infusión se denomina tisana. Las tisanas incluyen manzanilla, rooibos silvestres e infusiones de frutas. Los tres componentes principales del té elaborado son:

  1. Aceites esenciales: Estos proporcionan deliciosos aromas y sabores.
  2. Polifenoles: Estos proporcionan la astringencia en la boca y son los componentes que proporcionan la mayoría de los beneficios para la salud.
  3. La cafeína: Que se encuentra naturalmente en el café, el chocolate, el té y yerba mate.

La forma en que se procesan las hojas determinará su clasificación final como negro, verde, etc.

Los países tradicionales productores de té son China, Japón, India y Sri Lanka. Sin embargo, en los últimos años han surgido nuevos países productores de té, sobre todo Bangladesh, Vietnam y Kenia. El origen afecta las características del sabor, mientras que la altitud, el tipo de suelo, el tipo de planta y la edad de la planta de té son otros factores que influyen en la calidad y el sabor.

 

Tipos de té

Los cinco tipos básicos son blanco, verde, Oolong, negro y Pu’erh.

Blanco: Es esencialmente el té sin procesar. El nombre se deriva beneficios-del-tédel blanco borroso que aparece en los brotes sin abrir o recientemente abierto. El té blanco simplemente se arranca y se deja secar,  sin fermentar. Un estudio mostró que tiene las propiedades anticancerosas más potentes en comparación con el  negro, Oolong, el Pu’erh y el verde.

Verde: Hecho con hojas al vapor, tiene una alta concentración de EGCG o catequinas y ha sido ampliamente estudiado. Sus antioxidantes pueden influir positivamente en los cánceres de vejiga, mama, pulmón, estómago, pancreático y colorrectal. Previene la obstrucción de las arterias, quema grasa, contrarresta el estrés oxidativo en el cerebro, reduce la posibilidad de padecer trastornos neurológicos como el Alzheimer y las enfermedades de Parkinson, además que reduce el riesgo de accidentes cerebrovasculares y mejora los niveles de colesterol en la sangre.

Oolong: El  Oolong es un té chino tradicional hecho de las hojas de la planta Camellia sinensis. Es el más complejo de procesar y solo representa el 2% del té del mundo. Combina las cualidades de los tés oscuros y verdes, dándole maravillosos beneficios a la salud ya que incrementa el metabolismo y reduce el estrés.  Todas las hojas de té contienen ciertas enzimas, que producen una reacción química llamada oxidación y es esta oxidación parcial la responsable del color del Oolong y de su sabor característico. Los nutrientes en el Oolong que podemos encontrar en una taza contiene:

Fluoruro: 5-24%

Manganeso: 26%

Potasio: 1%

Sodio: 1%

Magnesio: 1%

Niacina: 1%

Cafeína: 36 mg.

Negro: Es uno de los más consumidos a nivel mundial.  Se prepara a partir de las hojas del arbusto Camellia sinensis y está más oxidado que el Oolong, el verde y el  blanco por lo que generalmente tiene un sabor más fuerte que las otras variedades. Aunque su nombre se puede atribuir a la oscuridad de esta infusión, técnicamente, es de color ámbar o naranja oscuro.

Por lo tanto, los chinos se refieren a este como rojo. Una taza de este tipo de te tiene aproximadamente la mitad de la cantidad de cafeína que se encuentra en una taza de café. Podemos decir que constituye una opción perfecta para incluir a su dieta debido a sus diversos beneficios para la salud, la mayoría de los cuales se puede atribuir a su perfil nutricional favorable.

Debido al aumento de la oxidación, tiene más sabor y cafeína que sus otras contrapartes y se puede conservar durante mucho más tiempo. Entre sus bondades encontramos que previene el cáncer, tiene beneficios cardiovasculares, incrementa el sistema inmune, libera radicales libres y estimula el cerebro y el sistema nervioso.

Pu’erh: El Pu’erh  ha sido valorado en el herbalismo chino por sus vastos beneficios. Contiene altos niveles de polifenoles (flavonoides, catequinas y teaflavina), que son conocidos por su actividad antioxidante.

Estos potentes productos químicos aceleran el proceso de quema de grasa, así como reducen el estrés y el consumo de metales pesados debido a los compuestos de reparación celular que se encuentran dentro. La teanina y los flavoides que se encuentran dentro del Pu’erh ayudan en la digestión, actuando como una esponja y acelerando el metabolismo.

Sin embargo, de los cinco tipos principales tipos, el Pu’erh se distingue de todos los demás porque sus hojas pasan por un proceso de fermentación natural antes de que el mismo se seque suavemente. Esto no sólo crea una taza con cero astringencias y con un cuerpo profundo y rico, también ayuda a producir microorganismos que son beneficiosos para el organismo humano.

 

¿Cómo preparo mi té?

preparar-un-té

Todo las bolsitas de te viene con sugerencias específicas de remojo en la parte posterior de las mimas. Trata siempre de revisar estas instrucciones cuando hagas tu té. Prepararlo adecuadamente puede ser fácil y delicioso si sigues estas pautas básicas:

  • Usa buen té: Utilice el mejor que esté disponible. Utiliza hojas frescas y sueltas para obtener los mejores resultados.
  • Usa agua de calidad: Asegúrate que la calidad del agua sea la mejor.
  • Calienta la tetera u olla: Vierte una pequeña cantidad de agua caliente en la olla o tetera para calentarla antes de comenzar a hacer tu infusión.
  • Mide la cantidad de té: La pauta estándar es usar una cucharadita (3 gramos) por cada taza de agua (de 250 ml). Al medir, ten en cuenta el tamaño de las hojas.
  • Mide la temperatura del agua: Diferentes tipos de tés requieren diferentes temperaturas de agua. Usar agua demasiado caliente puede resultar en un té amargo y es, probablemente el error más común cometido por la gente. Los tés blancos y verdes requieren una temperatura no mayor a 80 grados. El Oolong y el negro requieren temperaturas más altas (de 85 a 99 grados).
  • Tiempo de infusión: Diferentes tés requieren diferentes tiempos de infusión. El Oolong y el negro necesitan de aproximadamente 4 minutos. El blanco y el verde requieren de 2 a 3 minutos de infusión.

 

Contenido de cafeína

Muchos factores influyen en la cantidad de cafeína, éstas incluyen la región de crecimiento, la variedad vegetal, la edad de la planta, la edad de la hoja, la duración de la estación de crecimiento, las condiciones de campo, los nutrientes del suelo, las precipitaciones y el estrés de las plagas.

Teniendo en cuenta todas estas variables, es realmente difícil responder la cantidad de cafeína que podemos encontrar en nuestros tés, pero se puede ofrecer un estimado de cafeína existente en cada tipo_

Cafeína presente por taza de 250ml:

Blanco: De 30 a55 mg

Verde: De 35 a 70 mg

Oolong: De 50 a 75 mg

Negro: De  60 a 90 mg

Pu’erh: De 60 a 70 mg

 

Los 9 extraordinarios beneficios del té

Los beneficios son definitivamente extraordinarios y los científicos asocian los mismos a la presencia de polifenoles (un tipo de antioxidante) y los fitoquímicos. Por eso podemos afirmar que los tés además de ser una bebida deliciosa que puede beberse caliente o fría, también ayudan a que nuestra salud física y mental sean óptimas.

Aquí te dejamos una lista de los 9 beneficios más importantes de los tés para nuestra salud:

  • Contiene antioxidantes
El té tiene aproximadamente diez veces la cantidad de antioxidantes encontrados en frutas y verduras. Estudios realizados en seres humanos y animales muestran que los antioxidantes en tés negros y verdes son altamente beneficiosos para la salud ya que estos modifican el metabolismo para desintoxicar sustancias químicas nocivas.

Las hojas son las que contienen los antioxidantes y cuanto más joven es la hoja, mayor es el contenido de antioxidantes. Los antioxidantes ayudan a prevenir el daño oxidativo, básicamente detienen la inflamación antes de que comience. A medida que la infusión se mueve a través del sistema digestivo, protege el revestimiento del intestino delgado mediante la refortificación de los niveles de antioxidantes ayudando protegernos contra los radicales libres causados ​​por el estrés.

Tanto el estrés físico y emocional puede ser perjudiciales para la digestión, y enfermedades como la enfermedad inflamatoria intestinal producen estrés extra intestinal. El consumo regular de una infusión rica en antioxidantes, pueden ayudar a mitigar este daño, pero debemos estar conscientes de que no puede reemplazar medicaciones prescritas.

  • Tiene menos cafeína que el café
El té tiene generalmente menos cafeína que el café de acuerdo a la respetada Clínica Mayo. El café contiene casi el doble de cafeína, una taza de café contiene aproximadamente 95 mg a 200 mg mientras que 1 taza de té negro contiene aproximadamente de 60 a 90 mg de cafeína solamente.
  • Ayuda con la pérdida de peso
Algunas investigaciones sugieren que este brebaje puede ayudar a perder peso, especialmente cuando se combina con una dieta balanceada y con una rutina de ejercicios diarios. Los tés tienen un tipo de flavonoides llamado catequinas que incrementan el metabolismo y ayudan al cuerpo a descomponer las grasas más rápidamente.

La cafeína también aumenta el uso de energía, haciendo que el cuerpo queme más calorías. Estos dos compuestos probablemente son los que trabajan en combinación influyendo positivamente en la pérdida de peso. Además, una vez que haya perdido peso, puede ayudar a mantenerlo porque previene de la desaceleración del metabolismo que comúnmente ocurre después de que bajamos unos cuantos kilos.

  • Aumenta el sistema inmunológico
Aumenta las defensas del cuerpo contra las infecciones ya que colabora con el sistema inmunológico a atacar a las bacterias invasoras, virus y hongos.

Quienes acostumbran a consumir este brebaje, responden cinco veces más rápido a los gérmenes que las células sanguíneas de quienes consumen café. Cinco tazas al día agudizan las defensas del cuerpo en contra de las enfermedades.

  • Alivia el sistema digestivo
Ayuda a mejorar la digestión y limita cualquier efecto digestivo adverso, como gases y malestar estomacal. Como contiene polifenoles, incluyendo catequinas, aumenta la actividad de la pepsina, la enzima digestiva que descompone las proteínas en el estómago.

Si los problemas digestivos son causados ​​por la inflamación debido a la enfermedad de Crohn u otro desorden crónico, el consumo regular del té podría reducir sus síntomas. Estudios han encontrado que el extracto de té negro previene la pancreatitis y calma la producción de amilasa y lipasa.

Estas dos enzimas son una parte vital de la digestión y su regulación podría reducir los síntomas de ciertas condiciones.

  • Reduce el riesgo de enfermedades del corazón
Las enfermedades cardiovasculares matan a más personas que cualquier otra enfermedad. Beber té regularmente como parte de un estilo de vida saludable puede ayudar a mantener un corazón sano.

Al ser una fuente importante de flavonoides, la ingesta de los mismos en la dieta disminuye en un 20 por ciento el riesgo de muerte por una enfermedad coronaria. Estudios científicos determinaron que la tasa de ataque cardíaco disminuye en un 11 por ciento entre los que beben tres al día.

Algunos estudios sugieren que los flavonoides  proporcionan varios mecanismos que trabajan en tándem para mejorar colectivamente marcadores para la salud cardiovascular.

Investigaciones han demostrado que los flavonoides pueden ayudar a promover la salud del corazón mediante la mejora de los vasos sanguíneos y la función endotelial, y mediante la mejora de los niveles de colesterol.

  • Previene el cáncer
La presencia de poderosos antioxidantes en esta bebida reduce el riesgo de estos tipos de cáncer:

  • Cáncer de mama: Un metanálisis de estudios observacionales encontró que quienes bebían estas infusiones tenían un riesgo 22% menor de desarrollar cáncer de mama, el cáncer más común en las mujeres.

 

  • Cáncer de próstata: Un estudio encontró que los hombres que bebían infusiones de Camellia sinensis tuvieron un riesgo 48% menor de desarrollar cáncer de próstata, que es el cáncer más común en los hombres.

 

  • Cáncer colorrectal: Un estudio de 69.710 mujeres chinas descubrió que los bebedores de té tenían un riesgo 57% menor de cáncer colorrectal.
Múltiples otros estudios observacionales muestran que quienes consumen Camellia sinensis son significativamente menos propensos a contraer varios tipos de cáncer como el cáncer de piel, pulmón, esófago, estómago, intestino delgado, páncreas, hígado y ovario. Es importante tener en cuenta que puede ser una mala idea poner leche en su infusión, ya que puede reducir el valor antioxidante considerablemente.
  • Promueve una piel saludable
Desde eczemas hasta el acné, muchos tés tienen la capacidad de cuidar nuestra piel y mantenerla realmente saludable.

El té verde, reduce el riesgo de cáncer de piel ya que las catequinas (antioxidantes que pueden prevenir el daño celular) pueden disminuir la inflamación asociada con el envejecimiento, y también protegen contra las quemaduras solares.

Los polifenoles presentes en este tipo de infusión, son ​​anti-inflamatorios y tienen la capacidad de reparación del ADN y pueden corregir las mutaciones celulares causadas por los radicales libres.

  • Promueve la salud dental
Con solo tres tazas al día, se pueden combatir las bacterias relacionadas con las caries dentales y también protegernos de enfermedad de las encías. El té negro ayuda a combatir dos tipos de bacterias, la Streptococcus mutans y la Lactobacillus, bacterias asociadas con la caries

dentales y la enfermedad de las encías. El té verde tiene un efecto similar y también ayuda a prevenir el mal aliento mediante la neutralización de compuestos de azufre que contribuyen con esta condición.

Deja su mensaje