3 Remedios naturales para combatir la retención de líquidos

Si eres de los que a veces sientes que está más pesado, y saludable al caminar, probablemente es porque sufras de retención de líquidos. Esto en sí no es una enfermedad grave, pero puede causar serias complicaciones, así como ocasionar otro tipo de padecimientos. Es indispensable que sepas cómo tratar esto desde tu casa. Solo tienes que seguir los consejos que te daremos a continuación y no tendrás que preocuparte en demasía.

Conoce cómo puedes tratar la retención de líquidos desde tu casa

Desde hace muchos años se han estado utilizando varios alimentos como ingredientes para crear diferentes medicinas, así que no es descabellado pensar que todavía es válido hacer lo mismo para tratar la retención de líquidos. Solo tendrás que conseguir algunos ingredientes básicos y prepararlos de manera muy particular.

A continuación les presentamos los remedios naturales para combatir la retención de líquidos:

1. Toma mucho té:

Toma-mucho-té

La cultura asiática nos ha demostrado que esta bebida tiene un alto nivel nutriente, con vitaminas y minerales, que lo hace un diurético natural. Tomarlo te permite eliminar las toxinas, así como expulsar el líquido naturalmente, lo que lo convierte en un remedio ideal contra este mal. Hay una gran variedad de tipos de té, puedes probar con el verde, de canela, jengibre, perejil o centella asiática.

2. Debes ejercitarte más:

No importa qué tipo de entrenamiento prefieras, puede ser correr o caminar todas las mañanas, por ejemplo. Lo importante es que puedas acelerar tu metabolismo por lo menos con 20 minutos de actividades aeróbicas. Hay muchas formas disponibles en la actualidad, ir al gimnasio, saltar la cuerda, hacer aerobics, sesiones de baile, etc. Elige la que más te convenga y mueve tu cuerpo diariamente.

3. Crea hábitos más saludables:

Tomar 2 litros de agua todos los días puede hacer una gran diferencia, pero también lo puedes hacer disminuyendo la cantidad de sal que consumes al día e intentar sazonar tu comida con hierbas, bien sea perejil u orégano. Otra de las cosas que puedes hacer es tomar un vaso de agua con limón en ayunas y otro antes de dormirte, para depurar el cuerpo de cualquier tóxico.

Estos son los motivos por lo que una persona empieza a padecer de retención de líquido

mujer-tomando-sus-medidas

Entre las causas por las cuales una persona empieza a sufrir de retención de líquido se encuentra el llevar una vida muy sedentaria en primer lugar. Sin embargo, hay otros motivos que pueden ser tu caso y hay que concientizar. Te mencionamos algunos a continuación para que sepas cómo puedes hacer.

Estar embarazada:

Entre las modificaciones que puede sufrir el organismo de una mujer embarazada está la retención de líquidos. Sin embargo, siguiendo una dieta ligera durante cada mes de gestación, evitando comer demasiada sal, bebiendo infusiones y caminando a diario podrás reducir el riesgo de que esto suceda y tener un embarazo feliz, sin ningún inconveniente.

Sufrir de enfermedades cardiacas:

Sufrir de problemas asociados al corazón genera retención de líquidos. Lo más común es que los doctores comiencen a recetar algún tipo de diurético. Sin embargo, para prevenir estas enfermedades lo más importante es que no consumas grasa. De igual forma, lleva una vida saludable con ejercicio diario y buen ánimo.

Tomar algunos medicamentos con efectos secundarios:

Siempre deberás revisar los efectos secundarios que traen algunos medicamentos. Es conveniente que te cuides al máximo y trates siempre de curarte con algo natural antes de recurrir a los químicos. En ocasiones, el organismo tiene las herramientas para irse curando, sin necesidad de demasiada medicación.

Padecer de infecciones renales:

Las infecciones en los riñones pueden generar retención de líquidos. Por lógica, al haber problemas asociados al desecho del líquido, el organismo lo retiene. Para mantener una buena salud en nuestros riñones lo primordial será tomar mucha agua durante el día. Si no te gusta el agua sola, la puedes colocar con limón.

Por culpa de enfermedades crónicas como la cirrosis hepática:

Enfermedades asociadas al hígado a causa del exceso de bebidas alcohólicas, también pueden generar la retención de líquidos. Por ello, es necesario controlar los placeres ligados a la ingesta de alcohol, y mantener un equilibrio en nuestro estilo de vida.

Cambios bruscos en los niveles hormonales y el funcionamiento de la tiroides:

En algunas ocasiones suelen haber cambios repentinos en el funcionamiento de la glándula tiroides, la cual regula nuestro metabolismo. Por ello, la persona podría tender a engordar, así como a retener mucho líquido. Las causas de esta dificultad son variadas y deben consultarse con el médico en función de cada paciente.

No tomar suficiente agua e ingerir demasiadas bebidas gaseosas:

A veces sucede que no tomamos agua en todo el día y en su lugar bebemos jugos azucarados, bebidas gaseosas o alcohólicas. Esto genera retención de líquidos y además, acumulación de toxinas. Es recomendable tomar agua durante todo el día, así como llevar una dieta balanceada con alimentos desintoxicantes, como la piña o la patilla, por ejemplo.

Muchas recetas que utilizas cotidianamente pueden reemplazar la sal por hierbas naturales

diferentes-especias-para-cocinar

En la actualidad, hay muchas recetas que se pueden hacer sin necesidad de sal. Las puedes preparar con hierbas aromáticas, perejil, cilantro u orégano, por ejemplo. De igual forma, también puedes evitar el excesivo consumo de azúcares refinadas y carbohidratos haciendo recetas veganas o naturistas. Cabe destacar que las carnes rojas también generan retención de líquidos, así como toxinas en el organismo.

El magnesio, un elemento de gran ayuda

El magnesio es un elemento que funciona para mantenerse joven por más tiempo, así como para ayudar al organismo en múltiples tareas. Una de estas es la eliminación de los líquidos innecesarios. Puedes consumirlo de dos maneras diferentes; una es a través de los alimentos que tienen magnesio, y la otra es a través de suplementos que venden en las farmacias, los cuales se adaptan a distintas necesidades.

Entre los alimentos que tienen magnesio puedes encontrar las nueces, los garbanzos, los higos, las legumbres y también el salmón o el atún. Una forma excelente de tener magnesio diariamente es consumiendo un plato de avena en las mañanas, así como arroz integral. Otro elemento que tiene bastante magnesio y funciona para evitar la retención de líquidos es el aguacate.

Unas palabras finales acerca de la retención de líquidos

La retención de líquidos es un mal bastante común que afecta a una de cada 10 personas en el mundo. Si comienzas a tener una vida muy sedentaria, a sentirte cansado permanentemente y a engordar sin razón aparente, quizás estés padeciéndolo. Hay que destacar que debes saber si es una retención de líquidos patológica o no patológica.

La primera se caracteriza por tener insuficiencia cardíaca, problemas de circulación y enfermedades renales. La segunda es una simple acumulación de líquidos que puede deberse a la dilatación de las venas o a alguna circunstancia en específico, como por ejemplo el calor. Si estás padeciendo una retención de líquidos patológica, es necesario que consultes con tu médico, para que acompañes los elementos naturales con medicinas específicas para tu caso.

Si no tratas a tiempo la retención de líquidos, podría derivar en otros males peores, así que es necesario que consultes con tu médico al tener los primeros síntomas. Sin embargo, la mejor forma de prevenir la retención es a través de la vida saludable, dinámica y con una buena alimentación.