7-Artículos-Para-Usar-Mientras-Corres-Que-No-Pueden-faltar-En-Tu-Armario

7 Artículos Para Usar Mientras Corres Que No Pueden faltar En Tu Armario

Seas un corredor principiante o experto, lo que uses al momento de iniciar la carrera determinará en gran parte el éxito o el fracaso de la rutina.

¿Cómo puede ser eso posible? Muy fácil, un buen calzado o una ropa cómoda pueden mejorar significativamente la experiencia. No te preocupes, no necesitas gran cantidad de equipo y por lo general no es costoso.

¡Verifica estos elementos y anímate a correr ya!

1. Zapatos para correr

zapatillas-de-correr-negras

Un buen par de zapatillas para correr es la base primordial de la indumentaria adecuada de este deporte. Un calzado que amortigüe la pisada, sea noble con tus rodillas y además se amolde a tu pie correctamente, debe ser tu meta.

Un tipo de zapato incorrecto es la causa más común de lesiones, ya sea en rodillas o tobillos. La elección del calzado correcto depende de tu tipo de pie y de la actividad que pienses realizar ya que no es lo mismo correr en asfalto que en un terreno inestable.

Lo más importante es no elegir la zapatilla pensando en el color, moda o el precio. Esa es la fórmula para el fracaso seguro. Pide asesoría en la tienda especializada para evitar  caer en este error que te podría salir muy caro a posterior.

2. Ropa para corredores

En este punto nos vamos a detener un poco. Si eres un corredor principiante no tienes que salir a gastarte toda la pasta en la tienda armando un gran atuendo. Ésta es una de las virtudes del running.

La ropa de running ha ido modernizándose últimamente, sobre todo en cuanto a la calidad de la tela con la que se fabrica, pero si no piensas tomar el deporte profesionalmente, una buena camiseta cuya tela te permita liberar el sudor y un buen par de pantalones cómodos de lycra cómodos serán suficientes para comenzar.

Si vas a salir de noche, un simple chaleco o una chaqueta pueden ser piezas que te ayudarán, pero para garantizar una carrera segura y sin contratiempos, recuerda que estos implementos deber contener franjas reflectantes para mantenerte visible en la oscuridad.

3. Calcetines específicos para hacer running

Puede parecer trivial pero un buen par de calcetines para correr pueden mejorar mucho la experiencia.

Antes de comprar unas, comprueba que no tenga costuras incómodas que conviertan en un infierno la travesía.

Muchas personas suelen pasar por alto esta sugerencia pero un buen par de medias diseñadas para este deporte puede evitar ampollas. Estas piezas poseen un tipo de amortiguación y un soporte que se adapta anatómicamente al pie.

Utiliza las que sean de materiales como poliéster, acrílico y CoolMax.

Evita el uso de calcetines de algodón ya que no absorben la humedad, al contrario, la concentran. Lo que pasará es que en pocos metros tendrás el pie sudado o encharcado, lo que lo hace el caldo de cultivo perfecto para las bacterias, hongos, ampollas y rozaduras.

En el caso del frío, consigue un par que capturen el calor para mantenerte abrigado y seco durante la carrera. Algunos modelos poseen un acolchado en la suela que suaviza el impacto.

4. Ropa técnica para correr

Volvemos al punto #2. Si bien es cierto que en un principio puedes usar ropa que se adapte a tu bolsillo y que no haya sido diseñada para correr, es importante que si te vas a tomar el deporte en serio y has diseñado un buen plan de entrenamiento, inviertas un poco de tu presupuesto en ropa técnica para correr.

En lugar de algodón, elige telas sintéticas. Éstas suelen dejar escapar el sudor y ayudar con la transpiración, además de que resisten muy bien el lavado. Escoge piezas que estén fabricadas en DryFit, Thinsulate, Thermax, CoolMax o polipropileno.

En cuanto llegue el frío, la ropa de invierno para correr no debe hacerse esperar. Las bajas temperaturas pueden hacer de las suyas si continúas entrenando con la misma ropa de verano.

Usar una buena chaqueta para correr que absorba al sudor mientras te ayude a mantenerte seco y cálido es fundamental. Debe estar hecha de material aislante pero que sea transpirable. Si además, es resistente al viento, al agua y con capacidades reflectantes, ¡escógela!, es la chaqueta ideal.

En el mercado también existen guantes para correr que mejorarán tu experiencia durante los días más fríos y que protegen tus dedos de que se adormezcan o congelen. Los modelos con un ajuste ceñido, mantendrán un sello hermético contra el frío.

Pero no solo el invierno puede arruinar tu entrenamiento. También un día borrascoso puede hacerlo. Pero para que esos días no te detengan, usa una chaqueta contra lluvia para correr y problema resuelto.

5. Sujetador deportivo

mujer-corriendo-con-ropa-deportiva

En el caso de las mujeres que deseen ser partícipes de este deporte o de cualquier otro de alto impacto, deben considerar el uso de un buen sostén deportivo.

El sujetador debe ser lo suficientemente cómodo como para sostener el busto sin apretarlo pero sin estar demasiado flojo. Prueba su elasticidad saltando de arriba abajo para cerciorarte si es el correcto.

El sostén deportivo es uno de esos artículos en los que no debes escatimar precio.

Debes conseguir un modelo con el que te sientas cómoda a como dé lugar. Recuerda que aunque se trate de satisfacción y coquetería, también es un tema de salud.

La mayoría debe cambiarse cada 72 lavadas o si se ha modificado el peso significativamente.

6. Capas Base

En el caso de corredores experimentados o más competitivos, se recomienda llevar una capa de ropa base por debajo de la ropa exterior.

Las piezas que van en contacto directo con la piel, por lo general están diseñadas para mantener al corredor seco y la temperatura corporal regulada.

Por lo general, estas piezas son fabricadas en nylon o látex con la intención de que ayuden a eliminar el sudor de la piel y a evaporarse mientras entrenas.

7. Accesorios para la carrera

Puede que algunos elementos de esta sección no te parezcan tan necesarios como una botella de agua, pero te aseguramos que estos equipos pueden hacer la experiencia de correr más placentera.

Reloj

Con el reloj adecuado puedes cronometrar la carrera, mantener el ritmo y rastrear la ruta utilizando un GPS o incluso monitorear tu ritmo cardíaco.

Puedes usar tanto uno de 15 euros como uno más especializado de 200, todo dependerá de tus necesidades.

Cinturones para correr

Mantener las manos libres durante la carrera es muy importante y para ello los cinturones para correr son muy funcionales.

Algunos con más espacio que otros, estos accesorios permiten guardar las llaves, el móvil, dinero  o la identificación sin ningún problema.

Teléfono y Aplicaciones

Aunque no es común competir con un teléfono móvil, para los que no corren profesionalmente puede ser un elemento primordial entre sus pertenencias.

Puede que quieras registrar el momento con fotografías o simplemente ir escuchando música con un buen par de auriculares para correr.

Tal vez se trate solo de un elemento de seguridad pero en cualquier caso la idea no es llevarlo en la mano. Si no lo puedes llevar en tu cinturón, puedes usarlo en un brazalete o en algún bolsillo mientras estás corriendo.

Protector solar

Al estar mucho tiempo bajo el sol, los corredores suelen olvidarse de la protección de la piel. El uso del bloqueador solar debe ser tan importante como el consumo de agua.

Un protector que tenga al menos 30SPF y que sea de amplio espectro no debe faltar entre tus implementos.

Algunas presentaciones en barra pueden ayudar a que no se desvanezca tan rápido con el sudor y no termine cayendo en tus ojos.

Agua

Todos sabemos que el agua no debe faltar entre tus implementos para correr pero la cantidad influye mucho en la calidad del entrenamiento así que a la hora de planificarte, ubica las fuentes de líquido en la ruta o de lo contrario, abastécete de suficiente como para no tener que detenerte por deshidratación.

La toma de agua debe ser constante- un promedio de cada 30 minutos o cada vez que sientas sed-, así que una buena botella que mantenga la frescura del vital líquido es de suma importancia.

En el caso del agua, siempre es mejor que sobre y no que falte. A medida que vayas avanzando en el entrenamiento, vas a ir descubriendo qué cantidad necesitas y de qué tamaño será la botella ideal para ti.