14 Beneficios de los arándanos

Muchas veces en la naturaleza, la tienda de frutas e incluso en vuestro jardín encontráis frutos y alimentos que pueden ayudaros mogollón a tener hábitos de vida más saludables y a gozar de buena salud.

Los arándanos están en este grupo, no en balde eran usados crudos por algunos aborígenes americanos para curarse las heridas y son consumidos en diversas regiones del mundo en distintas formas.

Es popular su consumo en forma de jugo, frutas, salsas, jaleas, licores y hasta secos. También podéis apreciarlo combinado con otros alimentos y especies por ejemplo con chía, canela, cardamomo y cúrcuma.

Además, proporcionan a vuestro organismo una incalculable cantidad de sustancias y fitonutrientes que os ayudan a combatir diversas infecciones y enfermedades, a tener una mejor piel y a no padecer de enfermedades coronarias o renales, siendo bueno, incluso para embarazadas.

Incluirlos en vuestra dieta de forma moderada, siempre es una buena opción.



¿Qué es el arándano?

Es un fruto, una baya pequeña, de color rojo o rosa pálido, proveniente de arbustos enanos que crece en todas las zonas frías del hemisferio norte entre ellos Norteamérica, el norte de Europa y Asia. Suele ser de sabor refrescante, marcadamente ácido.

En su jugo, esta fruta es rica en antioxidantes, vitamina C, ácido salicílico, además contiene pocas calorías. Proporciona minerales como calcio, magnesio, hierro, fósforo, sodio, potasio y zinc.

También contiene vitaminas como tiamina, riboflavina, niacina, vitamina B-6, E (alfa-tocoferol) y vitamina K (filoquinona), lo que lo hace de importante consumo para contrarrestar los efectos de algunas dolencias en el organismo.

¿Cuáles son los beneficios de los arándanos?

Debido a sus incontables propiedades, estas bayas rojas, ricas en antioxidantes, vitaminas, minerales y otras sustancias, puede proporcionaros mogollón de beneficios para la salud, entre los que podéis contar:

1. Previene los cálculos renales

Contiene propiedades que ayudan a la función del riñón

cálculos-renales

Como ya sabéis, las bayas rojas son ricas en mogollón de ácidos y sustancias antioxidantes, muchas de ellas pueden ayudaros a prevenir la formación de piedras en los riñones, es decir, os ayudarán a no tener cálculos renales.

Si tenéis demasiado calcio, ácido úrico, o ácido oxálico en la orina, es probable que se os formen cálculos así que debéis consumir algún alimento que os permita combatirlo.

El jugo de bayas rojas tiene ácido quínico, que os ayudará a prevenir la formación de estos cálculos.

2. Mejora la salud Cardiovascular

Mantiene bajo el colesterol

Los arándanos rojos son buenos para el combate de diversas dolencias. Debido a que son ricos en antioxidantes y con la presencia de Flavonoides en la composición de esta fruta podéis mejorar vuestra salud coronaria.

Con este elemento presente en los arándanos disminuiréis la obstrucción de las arterias por grasa acumulada, lo que os salvará de ataques al corazón, hipertensión arterial y los accidentes cerebrovasculares.

Esta condición también os ayudará a mantener controlado el colesterol y los triglicéridos, manteniendo una actividad coronaria saludable.

3. Combate la caries dental

Protege los dientes de enfermedades periodontales

Si hay algo que combatiréis oportunamente con el zumo de arándano rojo es la caries dental. Sus propiedades promueven la salud oral y combaten el mal aliento.

Es importante, en estos casos, que el jugo esté sin endulzar para poder disminuir la incidencia en la boca de las bacterias responsables de la caries y de la placa lo que produce la periodontitis.

Una vez más la proantocianidina presente en estas bayas es lo que inhibe el crecimiento de las bacterias que dañan vuestros dientes.

4. Evita la caída del cabello

Aplicado tópicamente os ofrecerá buenos resultados

Si sois de los que buscan alimentos que fortalezcan el cabello, estimulen su crecimiento y lo hagan más lustroso, habéis llegado a la fruta indicada.

Los arándanos rojos se han ganado la fama de ser los responsables de cabellos largos, abundantes y relucientes.

La presencia de las vitaminas A y C son las responsables del crecimiento de un cabello fuerte, sano y brillante. Además, si aplicáis tópicamente también os ayudará con la caspa y la alopecia.

5. Ayuda a prevenir cáncer de próstata y colon

Inhibe el crecimiento de células cancerosas

Cualquier alimento natural que os sirva para disminuir el riesgo de padecer cáncer, es un acierto, más si vuestros hábitos alimenticios os juegan en contra.

Con el arándano rojo, expertos revelan una fuerte incidencia de esta baya en la disminución de células cancerígenas, esto tiene que ver con el hecho de que la fruta es rica en flavonoides que inhiben el crecimiento de estas células.

Los estudios revelan que son buenas eliminando células cancerígenas de las mamas, el colon y la próstata.

6. Evita el crecimiento de tumores

Contiene ácidos que previenen estas formaciones tumorales

Aparte de los Flavonoides, que ya sabéis que atacan mogollón de células malignas y radicales libres, las bayas de arándanos rojos también tienen otros antioxidantes llamados polifenoles que pueden detener el crecimiento de tumores.

Teniendo en cuenta este dato, no es muy presuntuoso pensar que el consumo frecuente del jugo de esta fruta puede ayudaros a evitar la formación de tumoraciones, sobre todo las que están vinculadas a la próstata, los pulmones, el colon, el tracto digestivo y los senos.

7. Cura dolores de garganta y resfriados

Alivia la irritación

Debido a su alto contenido de vitamina C y a su incalculable riqueza en ácidos y sustancias que combaten las bacterias, las bayas rojas son ideales para los dolores de garganta, entre otras cosas porque este dolor, casi siempre, es infección.

Así como erradica de vuestro cuerpo la bacteria responsable de la influenza, también puede aliviaros cuando estáis con terribles dolores de garganta. Además de tomarlo, unas gárgaras con este jugo no os vendrían mal.

Además, posee propiedades antisépticas que alivian la inflamación.

8. Combate las infecciones respiratorias

Es efectivo contra la influenza

Así como es capaz de combatir bacterias estomacales y otras dolencias, entre ellas las infecciones de orina, estas bayas también sirven para atacar las infecciones respiratorias y alergias como el asma, la bronquitis y la influenza.

Según algunos estudios, el jugo es capaz de inhibir algunas cepas del virus de la influenza y otras bacterias impidiendo que se adhieran al aparato respiratorio y causen la infección.

Aquí actúa a través de una sustancia presente en los arándanos, llamada material no dializable que previene las infecciones por gripe.

9. Previene el escorbuto

Estimula la producción de colágeno

Debido a su elevado contenido de Vitamina C, algunas afecciones como el Escorbuto son posibles de combatir con el jugo de arándano rojo. Igual ocurre con otras enfermedades relacionadas con la deficiencia de esta vitamina.

El problema con el escorbuto es la escasez de Vitamina C en el organismo, así que de este modo podéis proporcionarla al organismo de forma natural.

Además, consumir jugo de arándano también estimula la producción de colágeno en el cuerpo, lo que contribuye al óptimo funcionamiento de los tejidos.

10. Trata úlceras pépticas

Acaba con los microorganismos que atacan el estómago

Quienes padecen con regularidad dolencias estomacales, tienen en el zumo de esta fruta a un gran aliado, así que os conviene su consumo.

Debido a su alto contenido de flavonoides, este jugo os reducirá las posibilidades de desarrollar el crecimiento de la bacteria helicobacter pylori, responsable de las infecciones estomacales y las úlceras pépticas.

Según estudios científicos, quienes han padecido este tipo de úlceras en la mayoría de los casos reportan alivio con el jugo de arándano rojo, más rápidamente que quienes no lo toman.

11. Es efectivo contra infecciones del tracto urinario

Elimina las bacterias de la orina

El zumo del arándano rojo contiene proantocianidinas, que ayudan a prevenir las dolencias del tracto urinario en embarazadas y mujeres de mediana edad quienes suelen padecer de infecciones urinarias recurrentes.

También resulta útil su consumo para proteger contra estas infecciones a pacientes hospitalizados y a mujeres que han sido sometidas a cirugía ginecológica electiva de carácter benigno.

Básicamente las proantocianidinas tienen propiedades antiadherentes que evitan que las bacterias comunes en el tracto urinario se unan a las paredes de la vejiga y ayuda que se expulsen a través de la micción.

12. Es bueno contra la obesidad

Ayuda a perder peso

Si observáis bien el valor nutricional de este jugo, notaréis que, aparte de todas sus propiedades y las vitaminas que contiene, es realmente bajo en calorías y rico en agua, de manera que, si queréis bajar de peso, puede ser un gran aliado

Debido a la gran cantidad de vitaminas y ácidos orgánicos que contiene, el jugo de esta fruta os proporcionará un efecto emulsionante que os ayuda a eliminar la grasa del cuerpo y, por consiguiente, esos molestos kilos de más.

13. Reduce la infección por hongos

Elimina del cuerpo los microorganismos responsables del hongo

Consumir de manera regular, al menos un vaso de jugo de arándano rojo al día, puede ser muy eficaz en la reducción de un extraño tipo de infección por hongos que es común en hombres y niños principalmente.

Se trata de una bacteria que suele adherirse y actuar en los intestinos, las paredes de la boca y el tracto urinario. Pues bien, entre las propiedades del arándano rojo hay sustancias que combaten estos microorganismos y los hacen ineficaces en vuestro cuerpo.

14. Ayuda al sistema inmunológico

Es rico en antioxidantes

Una de las grandes ventajas del arándano rojo es que es rico en vitamina C, de manera que el consumo de su jugo os hará subir en el cuerpo los niveles de esta vitamina y os haréis menos propensos a caer en cama ante cualquier virus.

Sus propiedades antibacterianas también hacer una encomiable labor en mantener activo el sistema inmunológico.

Además, es rico en fitoquímicos y antioxidantes como los polifenoles, responsables de combatir los radicales libres y proporcionaros un sistema inmunológico saludable.


«Este es una artículo informativo. NO PRETENDE BRINDAR ASESORAMIENTO MÉDICO. Ni los editores de Equipar.es, ni el autor, asumen responsabilidad de las posibles consecuencias de cualquier tratamiento, procedimiento, ejercicio, modificación de la dieta, acción o aplicación de medicamentos que resulten de la lectura o seguimiento de la información contenida en esta nota. La publicación de esta información no constituye la práctica de la medicina, y esta reseña no reemplaza el consejo de vuestro médico u otro proveedor de atención médica. Antes de emprender cualquier  tratamiento, el lector debe buscar el consejo de su médico u otro proveedor de atención médica.»