Piscina-En-Casa

20 Incomparables Beneficios de Tener Tu Propia Piscina En Casa

Tener una piscina en casa para dar brazadas a tu antojo es impagable, aunque muchos de los que la poseen la consideran una gilipollez pues los costos de mantenimiento no se equiparan con los beneficios.

Pero para los que viven en un secarral, una piscina es la solución para dar palo al agua en verano y relajarte un rato sin tener que acabar de mala ostia en una atiborrada playa.



A continuación les presentamos los beneficios de tener una piscina en casa:

1. Ejercicio de bajo impacto

mujer-en-piscina-nadando-bajo-el-agua

Funciona para todos. Tener tu propio oasis personal no solo trae consigo un lugar de esparcimiento, sino también puede convertirse en un gimnasio si así lo deseas pues ofrece una forma de actividad deportiva de bajo impacto.

En el caso de las personas mayores, de quienes tienen sobrepeso o sufren de dolores en las articulaciones, practicar natación es ideal ya que involucra el ejercicio de todos los músculos del cuerpo con solo la cuarta parte del esfuerzo físico.

2. Excelente Terapia Acuática

Muchos consideran las piletas como una fuente terapéutica, tanto física como mental. Aunque puedes hacer terapia en cualquier parte, hacerlo en tu propio espacio no tiene precio.

Los beneficios de poseer tu propia piscina van más allá. Además de la diversión obvia, te abre la posibilidad a un estilo de vida más saludable a través de la relajación física y mental.

3. Gran oportunidad para hacer ejercicios cardiovasculares

Niño-nadando-en-piscina

Especialmente diseñado para personas con enfermedades cardíacas, nadar es uno de los mejores ejercicios aeróbicos que existen, además de ser de bajo impacto, es decir, que no afecta tus articulaciones y requieren de un mínimo de esfuerzo.

La ventaja de hacer cardio en la piscina, es que puedes ir incrementando tus niveles de resistencia sin correr riesgo de lesionarte, un lujo que no te puedes dar en la mayoría de los entrenamientos ordinarios.

4. Mejora tu fuerza y resistencia

Aunque el desarrollo de la fuerza se asocia siempre a levantar grandes pesos en un gimnasio, la natación también es una manera efectiva de generarla en tu cuerpo.

No solo hablamos de fuerza, sino también de resistencia muscular pues cuando nadamos involucramos la mayoría de los músculos primarios y secundarios.

Al moverte en el agua involucras a más grupos musculares que los que activas en el tren superior en una sesión de levantamiento de pesas.

5. Calma el estrés

Muchos asocian el estar sumergidos en el agua con la sensación de ingravidez, lo que relaja los músculos de la espalda y por consiguiente, se relaciona con menos estrés y ansiedad.

Algunos estudios demuestran que nadar ayuda a liberar el estrés y la tensión en el 74 por ciento de las personas que se sumergieron luego de un largo día de trabajo.

Ese mismo estudio reveló que el 68 por ciento de los encuestados afirmó que estar en el agua los ayuda a sentirse bien con ellos mismos por lo que piensan que la natación puede tener un efecto positivo en sus vidas.

6. Fuente de recreación disponible todo el año

Niñas-pequeñas-con-flotadores-en-piscina

Tener una piscina en casa proporciona diversión asegurada durante los 365 días del año. Aunque la mayoría considera que una pileta es sólo para calmar el sofocón del verano, piensa en los días de invierno cuando un buen baño caliente te reconforte y ahí cambiarás de opinión.

Ya sea que vivas en un clima caluroso o no, puedes disfrutar del entretenimiento cuando quieras sin limitaciones. Este es uno de los beneficios en niños que más llama la atención de los propietarios de piscinas.

7. Baños calientes terapéuticos cuando los necesites

Los baños calientes han sido considerador unas de las alternativas más viables y económicas para tratar la tensión muscular y el estrés pues se ha demostrado que brindan beneficios antiinflamatorios sustanciales, sobre todo cuando de dolores de espalda se refiere.

Esos mismos beneficios puedes obtenerlos en la comodidad de tu hogar con tan solo encender el calentador de agua, ajustar la temperatura y darte un chapuzón.

8. La mejor manera de evitar el calor

Una de las opciones para vencer el calor es quedarse en casa con el aire acondicionado enfriando el cuarto, pero vamos, ¿tanto esperar las vacaciones para estar encerrado en casa? Una piscina en el patio trasero cambiaría ese panorama en un dos por tres.

Saltar al agua en cualquier momento es la mejor alternativa contra el vaporón. Inclusive si es una piscina desmontable que solo usas durante la época de verano.

Aunque la playa en muchos casos también es una alternativa, en casa nadie te molesta, no tienes que lidiar con la gente ni llenarte de arena. Además, puede que no te de chance de ir a la costa pero siempre tendrás la opción en casa.


9. Entretenimiento más económico de todos

Familia-dentro-de-una-piscina

Tomar unas vacaciones requiere de tiempo, dinero y planificación. Con una piscina en casa tendrás diversión asegurada durante todo el año, aún más si tienes niños pequeños que demanden entretenimiento constante.

Tan económico como el precio de un bañador de hombre o de mujer y muchas ganas de pasarla bien.

10. Tienes más tiempo libre para compartir

Estar más tiempo en casa se traduce a más tiempo con la familia y si los amigos se unen a la ecuación, la diversión se multiplica.

O lo que es lo mismo, tener una piscina en casa es tener un área de recreación gratuita que todos querrán compartir. Tu casa nunca estará sola, serás el centro de atención de quienes te rodean y siempre querrán compartir contigo.

11. Es el lugar perfecto para las fiestas

Imagina siempre tener la locación perfecta para un gran evento, ya sea la fiesta anual, un cumpleaños infantil  o solo un fin de semana de barbacoa con amigos; ser dueño de una piscina es sinónimo de ser el centro de la diversión en la comodidad de tu hogar.

12. Centro de natación casero

¿La idea de enseñar a tus hijos a nadar es una alternativa que seguramente has pensado pero que no has encontrado la manera de llevar a cabo? Pues con una pileta en casa será más fácil y divertido sumergirlos en el mundo de la natación.

Al ver el agua como un centro de diversión, los niños aprenderán a nadar casi sin darse cuenta. Entre juegos y risas, los pequeños irán perfeccionando la técnica hasta dominarla, comenzando en un ambiente más familiar.

13. Puedes hacerle mantenimiento automático

Muchos se quejan de lo laborioso que es mantener una alberca y de lo costoso que pueden llegar a ser los productos de limpieza. Sin embargo, los beneficios siempre serán superiores a las horas que invertirás en el cuidado.

Equilibrar el PH del agua, limpiar el estanque, revisar y cambiar el filtro, entre otras cosas, son actividades que no molan mucho entre los propietarios de piscinas.

No obstante, existen programas que automatizan este proceso y hacen de tu vida más sencilla, te ahorra tiempo y ayuda a mantener los costos a raya.

14. Incrementa el valor de tu casa

Inmediatamente después de que instalas una piscina, el valor de tu casa se incrementa. Éste valor va determinado por el tipo de alberca, por supuesto.

Es por ello que si estás pensando en negociar la propiedad o en comprar alguna, debes tomar en cuenta si tiene o no una piscina instalada.

15. Añade atractivo visual a tu patio

Piscina-con-jardín-y-flores

La decoración del patio trasero se verá enaltecido por la presencia de una piscina. Imagina un espacio decorado con flora natural, un césped verde alrededor y una glorieta a un costado donde colgar una hamaca. Definitivamente, un oasis dentro de la urbanización.

16. Hay una gran variedad de modelos a elegir

En el pasado solo podías acceder a las piscinas hechas de hormigón pero ahora las encuentras de fibra de vidrio, vinil y concreto, cada una con sus características únicas que las hacen especiales en su estilo.

17. Calentar la piscina es muy fácil

Al contrario de lo que se piensa, un calentador de piscina no es nada costoso. Aunque en el mercado hay de todos los rangos de precios, una bomba de calor es la alternativa más rentable ya que utiliza un tercio del gas o energía que las tradicionales.

Los calentadores solares también son una opción económica pero limitada a las condiciones climáticas.

18. Economiza los costos de tu alberca

Siempre se ha dicho que mantener una piscina es bastante costoso. Debes comprar químicos y accesorios constantemente pero usando ciertos trucos puedes ahorrarte unos cuantos euros.

19. Incrementa el valor con muy poco

Al principio, la novedad de tener una alberca es emocionante pero puede que con el tiempo el aburrimiento llegue.

Puedes ir agregando accesorios como luces led o decoración temática por muy poca pasta cada cierto tiempo.

20. Una llamada soluciona cualquier problema

Incluso las mejores máquinas necesitan de mantenimiento cada cierto tiempo. Asegúrate de contar con un equipo técnico especializado disponible las 24 horas, los 7 días a la semana y sobre todo, que puedas consultar con una simple llamada telefónica.