15 Beneficios de un Arrancador de Batería Portátil

Quienes tienen carro, saben lo molesto que es quedarse sin batería a mitad del recorrido o tus diligencias. Tienes que sacar tus cables auxiliares, y esperar que otro conductor se disponga a ayudarte, lo cual puede tomar tiempo.

Pero hoy en día, eso no es necesario si tienes un arrancador de batería portátil, que además de salvar tu pellejo, ofrece muchos beneficios para moto y para auto.

¿Nunca habías oído hablar de él? Pues te explicaré sus beneficios.

A continuación les presentamos los beneficios de un arrancador de batería portátil:

1. No necesitas pedir ayuda

Para comenzar, aprovecho de repetir lo que te dije anteriormente: si tienes un auto, y ocurre un problema con la batería, no tendrás que esperar a que otra persona de la calle se digne a ayudarte.

Cada quien maneja su propia rutina. Por lo que esperar que alguien te ayude puede tomar tiempo, más si no tienes los cables auxiliares contigo, porque los dejaste dentro de la caja de herramientas.

Y de hecho, imagina que sea de noche y quedes accidentado en una zona peligrosa. Nadie estará allí para ayudarte a arrancar el coche, y estarás bajo peligro.

Así que sí, un arrancador portátil es tu mejor opción ante estas situaciones.

2. No necesitas llamar una grúa

Cables-auxiliares-en-bateria-de-coche

Este punto es muy parecido al anterior. Pero lo menciono por separado, porque trae consigo su propio set de problemas.

Más allá de lo latoso que es esperar a que la grúa llegue al sitio, o que puedes quedar varado en una zona peligrosa, algunos servicios de grúas son relativamente costosos.

Claro, los arrancadores no vienen gratis. Pero si tu moto o coche presenta muchos problemas con la batería últimamente, comprar un arrancador portátil te hará guardar mucho dinero a largo plazo.

He conocido personas que suelen llamar a las grúas, porque quieren apoyar negocios locales y darle trabajo al de la grúa. Pero eso es ridículo.

Los conductores de grúas se la pasan remolcando autos, y les va bien. Así que no te sientas mal por ellos, y piensa en lo mejor para ti.

3. Te permite acceder a tu auto

Más allá de servir como arrancador de coches, un arrancador portátil te ayudará en cualquier otra situación.

Imagina que un día, vas al trabajo rápidamente y al llegar y estacionar, olvidas algo importante en el auto. Puede ser tu billetera, tu carnet de identificación o un portafolio con anotaciones.

Te das cuenta de lo que dejaste y, cuando regresas para buscarlo, el auto se queda sin batería. Quizá te suene rebuscado, pero puede pasar. De hecho, a otras personas les ha pasado.

Pero con un arrancador portátil, puedes solucionar esto en un santiamén. Tu carro volverá a la vida, y podrás acceder al objeto importante que dejaste allí.


4. Es accesible

Con todo lo que he dicho hasta ahora, quizá creas que comprar un arrancador sale muy caro. Pero nada más lejos de la realidad.

Un arrancador portátil (también conocido como ‘’Jump Starter’’ en el mercado) es muy accesibles para cualquier persona de clase media, o con una decente cantidad de dinero.

Existen muchos buenos arrancadores, que puedes conseguir a 70$ o menos. Harán bien su trabajo, y perdurarán contigo durante mucho tiempo.

Es una inversión que no puedes desaprovechar.

5. Fácil de usar

Quizá también pienses que, con todo lo que ofrecen y los artefactos que traen, usar un arrancador portátil es difícil o confuso. Pero de nuevo, no hay nada más alejado de la realidad.

Para usar el arrancador, solo necesitas conectar correctamente los cables, y encenderlo.

Al igual que los cables auxiliares, un arrancador trae dos cables (positivo y negativo) para cada puerto de la batería. Solo conecta positivo con positivo, y negativo con negativo.

Una vez terminado, tienes que encender e arrancador, y luego encender el carro. Pero si este último no prende, quizá es porque la batería de tu vehículo estaba muy descargada.

Espera unos cuantos segundos (o minutos), y listo. Ya debería encender sin problemas.

6. Tienen cables largos

Un problema común que presentan los cables auxiliares, es que algunos no son lo suficientemente largos para conectar el carro que pasa corriente, con el carro que recibe corriente.

Claro que podrían acomodar los autos, pero eso no es del todo cierto. A veces, estarás en un sitio donde no podrás mover mucho tu auto, o tendrás un acceso limitado hacia ambos.

Mientras tanto, un arrancador tiene cables bastante largos, y no requiere que te conectes a otro sitio. Problema resuelto.

7. Son útiles y apropiados

Además de lo que acabo de decir, los arrancadores portátiles también son muy apropiados para las baterías de tu vehículo. Que no te queden dudas.

Primero, muchos arrancadores llegan a desde 600 a 1800 amperajes, y desde 400 a 1500 más amperios de arranque. Por lo que no creas que se vayan a quedar cortos cuando hagan su trabajo.

Segundo, algunos arrancadores vienen con propiedades de iones de litio. Y si tu carro usa baterías de litio, el arrancador es automáticamente compatible con estas.

Tercero, los arrancadores utilizan una tecnología avanzada, que además de servir para recargar, prolongan la duración de la batería interna. Así que tu auto no se descargará pronto, a menos que hayas hecho algo mal.

Y cuarto, algunos arrancadores vienen con linternas LED, que te ayudarán a ver tu entorno si te accidentas de noche.

En fin. Aunque no los conozcas, los arrancadores se hicieron a medida de tu vehículo, y son innegablemente útiles.

8. Son fáciles de transportar

Esto es algo obvio. Digo, el mismo nombre lo dice.

Bueno, existen muchos arrancadores de baterías que, para funcionar, necesitan conectarse a un enchufe. Esos tienen más amperajes, pero son pesados de llevar.

Por otro lado, una gran cantidad de arrancadores funcionan por su cuenta, pueden equiparse y llevarse a todos lados. Si te vas de viaje, este cabrá en la maleta.

Claro, los portátiles deben enchufarse para recargarse cada cierto tiempo. Pero eso realmente no molesta.

9. Sin riesgos de dañar otro vehículo

tablero-de-coche-iluminado

Un riesgo siempre presente al depender de otro vehículo para recargar la batería, es que este se encuentre en mal estado, y el proceso de carga termine de deteriorarlo.

Al fin y al cabo, tú no sabes si el otro auto no tiene dañado alguno de sus componentes eléctricos. Y aunque su dueño te asegure que no, cabe la posibilidad de que haya algún componente en estado delicado, y él no lo haya podido ver.

Pero para colmo, tú serás el responsable de los daños, si el proceso de carga termina debilitando al carro que pasa corriente. Así que mejor evita los problemas.

10.  Evitas doble conexión

Existen otros problemas con los cables auxiliares. Como el hecho de que para recargar, tendrás que conectar en tu auto y en el auto de otro. Y mientras más conexiones hagas, mayores son las probabilidades de que ocurra algo.

Como dije antes, la conexión puede dañar los componentes electrónicos de algún auto. Pero además, puede producir chispas fuertes o freír un componente, si el cable entra en contacto accidental con otra pieza.

Así que, de nuevo, mejor evita los problemas.

11. Evitas riesgos generales

Además de lo que ya mencioné, usar los cables auxiliares es inherentemente riesgoso porque expones tu vehículo a adquirir cualquier falla.

Por ejemplo, si el auto que pasa corriente presenta anomalías, como picos de voltaje, estas fallas pueden trasladarse al auto que recibe energía, y dañar los componentes eléctricos y electrónicos de este.

12. Recarga baterías muertas

Y ya que lo menciono, los arrancadores portátiles tienen suficientes capacidades de carga, como para revivir una batería completamente descargada.

Pero ojo, no todos los modelos del mercado son cargadores de baterías tan poderosos. Solo algunos tienen tanto poder, como para traer a la vida una batería que ya estaba muerta.

El resto pueden recargar baterías, pero son más limitados. También existen otros cargadores para la batería de tu carro que, por desgracia, no son portátiles.

Así que escoge uno que cumpla con esos requisitos: portátil, y capaz de revivir baterías que se daban por muertas).

13. Quedarás como un buen amigo

A ver, me explico: imagina que un día sales con un amigo, un familiar o una cita, y de repente, tu auto se apaga por problemas con la batería.

Podrías sacar los cables auxiliares, y esperar que alguien se detenga para ayudarte. Pero en el proceso, también estarías obligando indirectamente a tu acompañante a esperar.

Eso no hablaría muy bien de ti, sobre todo si es alguien con quien quieres impresionar. Y la mejor manera de quedar bien, es usar un arrancador.

Eso no solo solucionará todo rápido, sino que te hará ver como alguien precavido, que sabe manejar y resolver problemas.

14. Te permiten cargar otros objetos

Además de recargar autos y motos, otro invaluable plus de algunos arrancadores es la posibilidad de recargar teléfonos, tablets, laptops o cualquier otro dispositivo electrónico.

Esto es posible, gracias a que algunos modelos vienen con un puerto USB integrado.

Así que, si por descuido o cualquier otra razón, tu teléfono tiene baja batería y necesitas recargarlo urgente, puedes contar con un arrancador. Solo necesitarás un cable USB.

15. Cuentas contigo mismo

Pero lo mejor sobre el arrancador portátil, es la libertad y sensación de independencia que da.

En lugar de esperar durante minutos u horas, para contar con el auto desconocido de otra persona, simplemente debes conectar el dispositivo, encenderlo, esperar un poco, y listo.

Sin necesidad de llamar grúas, usar un ‘’power bank’ (banco de energía), ni devanarte los sesos con tus herramientas y tu banco de taller, tratando de averiguar la falla una vez llegues a casa.

Todo quedará en ‘’tuve un breve problema con la batería, pero ya lo resolví’’. Nada mal, ¿eh?