El Mejor Caballito de Madera de 2019

Desde que Samu era un bebé, su mamá y yo quisimos comprarle un juguete de colección que le guste y del que pueda aprender.

Enseguida recordé el regalo que me hizo mi abuelo Pepe a los 5 años. El viejo era un genio del bricolaje y fabricó un caballo de madera tallado a mano y montado por él mismo que se extravió cuando me mudé de casa a los 21 ¡Aún lo lamento!

Como no heredé el talento de Pepe, decidí buscar para Samu el mejor caballito de madera de la oferta.

Espero que lo ame y disfrute tanto como yo con el mío ¡Y que no lo pierda! Tal vez alguno de la siguiente lista sea el que busco:

A continuación te presentamos los mejores caballitos de madera: 

1. Caballito de madera Roba 6918

Diversión asegurada

Fabricado siguiendo las normas de seguridad EN 71-1: 2014, indispensable para este tipo de juguetes en toda Europa, este caballito será la diversión de los más chicos en casa.

Tiene el tamaño perfecto según cada edad, esto se debe a que cuenta con bordes redondeados en la silla, respaldo y apoyabrazos para los más pequeños junto con un anillo extraíble que protege a los bebés y que se retira cuando crecen.

Se trata de un producto montable y desmontable, hecho con madera de buena calidad certificada, que no contiene pinturas ni materiales tóxicos.  Es de ensamblaje sencillo.

Es ideal para niños que están en etapa de movimiento. Un juguete como este divierte mogollón, a los chicos les encanta columpiarse, además, es una actividad que estimula habilidades motoras en edad temprana.

2. Caballito de madera balancín Labebe

Cómodo y llamativo

Hasta un adulto puede sentarse y columpiarse a gusto en uno de estos, ya que es capaz de soportar hasta 75 kilos, por eso este juguete balancín es uno de los favoritos de los pequeños de cualquier edad.

Su atractivo más simpático es que, además de madera maciza, este juguete tiene fabricación de peluche. Una agradable y llamativa felpa con forma de animalillo, que mantendrá al chico cómodo y feliz.

El paquete viene con ruedas todoterreno que hará que este juguete se convierta en un cochecito sencillo que vuestro chico amará llevar a todas partes.

Produce efectos de sonido y viene con agarraderas de palo, para que el niño tenga un agarre más seguro. Si tiene algún fallo o defecto de montaje el fabricante os asegura que entregará otro nuevo.

3. Caballito de madera blanco Milly Mally 2183

Con efectos de sonido

Adecuado para niños desde los 3 años en adelante, este bello caballito blanco no es solamente un juguete sólido, cómodo y dotado de la seguridad necesaria, sino que, además es un producto realista.

La marca Milly Mally pone a vuestra disposición este producto que promueve el juego independiente entre los niños, con un balanceo que les hará reír por horas.

Está dotado con grandes y llamativos mangos de madera de agarre ergonómico que hace más agradable el juego del niño, además, su relleno acolchado permitirá que se use por horas sin molestias ni dolores al sentarse.

Si vosotros o el chico acerca la cara o las manos a sus orejas, el caballo relincha como uno de verdad moviendo su boca y la cola. Lleva pilas que deben comprarse por separado.

4. Caballito de madera balancín Small Foot Company 2020174

Suave y seguro

Si queréis un caballito que funcione como mecedora suave y mullida, este está más que recomendado para que vuestro chico aprenda a oscilarse y se divierta en el camino de su aprendizaje.

Una de las grandes ventajas de este modelo es que es muy seguro y estable, está dotado con mogollón de accesorios unidos al diseño que mantienen al chico protegido, evitando lesiones y caídas.

Aunque, en una comparativa con otros similares, es más bien pequeño, resulta muy adecuado para manitas delicadas por su suavidad y vivos colores.

Con cada movimiento del niño el caballito galopa y hasta escucharéis un relincho si os acercáis a sus orejas. Será una diversión permanente que estimula las habilidades motoras de los niños.

Este juguete está certificado por normas europeas de seguridad y calidad.

5. Caballito de madera bebé Labebe

Estable y seguro

Además de ser un juguete divertido e indispensable para cualquier crío, este caballito artesanal, fabricado al estilo antiguo es uno de los más llamativos y populares del mercado.

Se trata de un producto de estructura robusta, con fabricación de madera grande de algodón que es a la vez segura y liviana, dotada de gran estabilidad.

Este caballito pintado no contiene aditivos con plomo y otras sustancias tóxicas y además está avalado por todas las certificaciones de seguridad y calidad vigentes tanto en Norteamérica como en toda Europa.

Tiene respaldo desmontable y es muy fácil de oscilar. Es una pasada y una verdadera belleza que puede servir incluso como colección luego de que el chico crece.

Es un juguete muy apropiado para chicos con edades comprendidas entre 1 y 3 años.

 

Consejos para comprar un caballito de madera

Antes de decidiros por cualquiera de estos juguetes es esencial que tengáis en cuenta una serie de aspectosdos-caballitos-de-madera que os ayudarán a seleccionar no sólo el modelo más asequible, sino el adecuado a vuestras necesidades, estos aspectos son:

Propósito

Debéis estar seguros si lo usaréis como juguete o para decoración o incluso ambas cosas, también es esencial determinar si lo llevaréis a la guardería o se quedaré en casa.

Tamaño

En la oferta hallaréis diversos tamaños según la edad del chico, algunos incluso se amoldan al crecimiento del pequeño con partes que se van retirando. También, al seleccionar el tamaño es esencial que tengáis en cuenta donde lo colocaréis, esto os ayudará a decidiros.

Costo del caballito de madera

Un caballito de calidad puede conseguirse por valores que superan los €45,00 e incluso hay algunos que, según la madera y los acabados, superan los €80,00 y hasta €90,00. Pero si vuestro presupuesto es limitado no es necesario gastar un pastón, con menos de €50,00 podéis hallar algo robusto y con buena madera, tendréis en vuestras manos un buen juguete a un costo bastante razonable.

Plástico Vs. Madera

Esto dependerá del uso y lugar donde estará. Los caballos fabricados con madera son robustos, tradicionales un-caballito-de-madera-sobre-la-gramay muy hermosos ideales para decorado y para estar en la habitación del chico, requieren lijado y brillo constante y, además sus piezas deben ser ajustadas y apretadas constantemente. Los plásticos son menos costosos y más livianos y coloridos, muy adecuados, por ejemplo, para guarderías y salones repletos de chiquitines; se dañan fácilmente y una vez esto ocurre es muy difícil repararlos.

Varios consejos de seguridad para tener un caballo mecedora

Aunque es el juguete ideal para cualquier chiquitín el caballo tipo mecedora es un juguete de cuidado, mientras el chico está aprendiendo, o es muy pequeño aún, os exige que permanezcáis junto a ellos vigilando atentamente que aprendan a utilizarlo y a cuidarse con sus accesorios de protección. De forma que, antes de que el chico domine por completo el uso de este genial juguete, es oportuno que toméis en cuenta las siguientes instrucciones que os ayudarán a preservar la seguridad del pequeño, éstas son:

  • Lo primero es aseguraros de que el chico aprenda de la manera correcta a tomar bien y con ambas manos las riendas o asas del caballo. En caso de que se trate de riendas es oportuno que dejéis bien claro al pequeño que éstas deben tomarse con las manos y, de ningún modo, colocarse en lugares como el cuello o la boca.
  • Al momento de llevaros alguno a casa y este viene desmontado, es esencial que verifiquéis al momento de ensamblarlo que todos los tornillos y partes están bien sujetas y unidas, con piezas perfectamente ajustadas, sino lo habéis hecho correctamente lo aconsejable es desmontarlo y hacerlo de nuevo hasta que quede perfecto, recordad que se trata de la seguridad de vuestro hijo. Si no tenéis la habilidad de montaje y desmontaje, lo mejor es que os decidáis por uno que ya venga montado, en ese caso también es necesario verificar que sus partes no estén flojas ni rechinen.
  • Si en casa hay más de un chico hay varias opciones, o que cada uno tenga su propio caballo de palo, o que comprendan de forma clara y precisa que, de ninguna manera, pueden estar dos montados a la vez sobre el caballito mecedora, estos caballitos son juguetes individuales y al ser usado por dos personas uno de ellos o ambos puede perder el equilibrio, hacia adelante o atrás, caerse y lastimarse. Así que, si es el caso de que en casa hay varios niños y un solo caballo, es necesario establecer horas y turnos para usarlo.
  • También resultaría de gran utilidad que, en el lugar donde estará ubicado el caballo, debajo de él coloquéis una esterilla o alguna alfombra que sea un producto acolchado y forrado capaz de amortiguar posibles caídas sin mayores consecuencias. Si vuestro chico apenas está aprendiendo a montar es muy probable que vaya a dar al suelo un par de veces, así que colocar algo que evite lesiones, fuertes golpes y hasta un hueso roto es poco más que una movida inteligente.
  • Otra cosa indispensable, es que cuando el chico va a montar os aseguréis de que alrededor del lugar no estén otros juguetes regados, en especial los que son pequeños porque estando alrededor pueden trabarse en la mecedora y pararla abruptamente lo que da como resultado que vuestro chico termine golpeado en el suelo. En otro caso, estos juguetes pueden también saltar y, al ser pisados con la mecedora, lastimar los ojos o alguna otra parte de la cara de vuestro chico.