Portada » Deportes » Guía Para Elegir La Nevera Portátil Ideal Para Cada Ocasión

Guía Para Elegir La Nevera Portátil Ideal Para Cada Ocasión

por Equipar

Cuando llega el verano quieres disfrutar al aire libre. Aprovechas para ir a la playa, acampar o viajar lejos. Durante la planificación, te das cuenta que no tienes un refrigerador para mantener los alimentos y las bebidas frías. ¿Cómo elegir la mejor nevera portátil? Todo depende de tus necesidades. En este artículo encontrarás una guía para escoger la ideal. También, piensa en linternas tácticas, te serán útiles en tu aventura.



Tipos de refrigeradores

hombre-con-neveras-portátiles

En el mercado hay una variedad de neveras portátiles, unas más útiles que otras. Entre las más comunes para disfrutar de un día al aire libre están las rígidas, las flexibles y las diseñadas únicamente para las bebidas. Esas que atraerán la mirada de curiosos y turistas.

Neveras rígidas

Cuando se habla de una nevera portátil rígida o dura, no cabe duda que lo primero que viene a tu memoria son los días de playa rodando por la arena este típico enfriador, tan resistente, que aguantaba todo tipo de tropiezos, pero no conservaba por mucho tiempo el frío, sobre todo cuando el rey sol se intensificaba.

Las buenas noticias es que se han renovado. Ahora son mucho más fuertes, modernas y prácticas. Tienen un aislamiento recubierto de un material duro para sellar la tapa y no se escape el frío. Esta nevera conserva el hielo por más tiempo.

Son ideales para usarlas por varios días. Están disponibles en diferentes tamaños y con precios que varían dependiendo de la marca, modelo y tamaño.

Neveras flexibles

Las neveras flexibles conocidas también como de tejido, son perfectas para un día de picnic debido a su poco peso, portabilidad y almacenamiento. Las hay de diferentes modelos, desde los más sencillos hasta los más sofisticados. Utilizan un aislamiento flexible y cuentan con cremalleras impermeables o tapas enrollables para sellar el hielo derretido.

Aunque no son las adecuadas para largos viajes, son perfectas para mantener las bebidas y comida frías durante una jornada de un día. No se parecen a una nevera y las puedes trasladar sin usar las manos, gracias a su aspecto de bolso o mochila. Aunque no son tan duraderas como las rígidas, bien puedes disfrutar de todas las ventajas que ofrecen.

Lo más recomendable si vas optar por una de este tipo, es que te asegures que tenga buenas correas y asas.

Nevera para bebidas

La nevera para bebidas es la tradicional nevera rígida pero mucho más pequeña. Tiene poca capacidad, por lo que solo puedes colocar unas pocas latas o botellas, y quizá uno o dos bocadillos. Son ideales para una tarde de playa o una salida para dos.

¿Qué debe tener?

Junta de la tapa

Una buena nevera portátil debe tener una junta de la tapa capaz de sellar herméticamente para que el hielo y el frío se conserven por mayor tiempo. Las mejores, son las que tienen bisagras de metal. Esto es indicativo que posee un diseño de calidad.

Material y peso

El material utilizado para la fabricación de estos refrigeradores varía de acuerdo a su capacidad y tamaño. Los hay de tela, plástico y metal. Cada uno de ellos tiene peso diferente. No olvides que esto importante porque cuando introduzcas el hielo, tus alimentos y bebidas, pesará más.

Las neveras de tela están elaboradas con lienzos resistentes, impermeables y aislados con espuma flexible. Verifica que el tejido no sea débil y de menor calidad, porque lo más probable es se rompa en el primer uso, perdiendo tu inversión.

Estas piezas son muy ligeras y están diseñadas para soportar pocos alimentos y bebidas.

Los de plástico son los más populares gracias a su resistencia. Además, son ligeros, fáciles de limpiar y a prueba de agua; y lo mejor, son los más económicos del mercado.

Es importante que consideres al hacer tu compra, que los herrajes y bisagras sean fuertes, y si son de metal, mejor. Las de plástico no garantizan un período de vida útil muy largo.

Si necesitas una nevera portátil de metal, aunque más caras, son las que ofrecen mejor aislamiento, este es un punto a favor. Lo malo es que duran muy poco porque se abollan fácilmente y son muy pesadas.

Manijas fuertes

Las manijas son elementos de suma importancia, sobre todo cuando la nevera portátil está llena. Trata de buscar un modelo resistente y cómodo, para evitar que su traslado se dificulte. Recuerda que, el peso y las dimensiones son un factor determinante. Sumado a esto, debes tener en cuenta la resistencia y ubicación de estos mangos a la hora de moverla. Por ello, hay varios métodos de portabilidad.

Asas laterales

La mayoría de las neveras tienen las manijas ubicadas a los lados para que una o dos personas la lleven, en caso de que sea una grande. En una más pequeña, no debería ser un problema para ti agarrar ambas asas, la única desventaja es que debes llevarla al frente, lo que haría más difícil tu caminata, aparte que no verías el camino y te podrías caer.

Las asas pueden ser de plástico giratorio, cavidades moldeadas a los lados, que por cierto son las más duraderas. Incluso, las hay de cuerdas flexibles con agarres de plástico, lo malo es que se pueden romper con facilidad.

Asa en la tapa

Un mango en la tapa de la nevera significa que puede ser trasladada sin problema alguno por una sola persona, dejándote libre una mano y sin entorpecer tu andar al tener que llevarla al frente como las de dos asas.

La ubicación de esta manija solo es usada para enfriadores pequeños. Además, se recomienda solamente en refrigeradores que no tienen requisitos de peso considerablemente altos.

Es importante que tengas en cuenta que, este tipo de asa simple no es tan fuerte como la mayoría de los otros métodos de transporte.

Tipo Cinturón

La bandolera o correa para el hombro es ideal para dejar ambas manos libres. Además, llevarla en el hombro es más sencillo y no debes preocuparte porque tus manos se cansen y la nevera portátil ruede por el piso.

Si vas a llevar otros artículos, no quieres hacer tantos viajes y tu estadía va a ser de un día, hacerte con una nevera con esta característica es perfecta. La mayoría de este tipo de manija se encuentra en enfriadores portátiles flexibles, muy cómodos para trasladar.

Desagüe

El drenaje en una nevera grande permite que el agua salga con facilidad sin tener que inclinar tu enfriador. Asegúrate de buscar un modelo con tapón de desagüe en la parte inferior para que puedas sacar fácilmente los líquidos del enfriador.

Tamaño

nevera-portátil-y-parrillera

Escoger el tamaño de tu refrigerador dependerá de tus necesidades.Sin embargo, hay dos métricas de tamaño importantes a considerar. Una, por almacenamiento; y la otra, por las dimensiones que ocupe.

Aunque los más grandes son la opción favorita, sobre todo si vas a acampar con tu familia, algunos amigos y uno que otro colado que se auto invitó, no es lo mejor.

La forma de establecer el tamaño adecuado, es planificando el menú para los días que vas a estar fuera, de acuerdo a la cantidad de personas que te acompañarán. Compra todo lo que necesites para tus comidas y luego pesa todo. Eso sí, no te olvides del hielo que vas a utilizar para preservar tus alimentos.

Claro, seguramente llevarás los productos de larga duración en un bolso destinado para ello, y meterás las bebidas y los productos que se pueden dañar en la nevera con un poco de hielo. Para ello, un enfriador de 20 a 50 cuartos de galón será suficiente.

Ahora, si solo vas a guardar algunas bebidas, un modelo de 5 a 10 cuartos de galón funciona bien. Si tu viaje durará un día o una noche, un refrigerador de 25 cuartos de galón será suficiente. Si vas a pasar todo el fin de semana con tu pareja solamente, una de 40 a 50 cuartos de galón es el ideal.

Para más de tres días de viaje, elige un modelo que pueda contener entre 65 y 75 cuartos de galón. Pero si su viaje es de una semana o más, lo mejor es que busques una nevera que contenga hasta 120 cuartos de galón, si van más de cuatro personas.

Ten en cuenta que una nevera muy grande puede que no mantenga el hielo por mucho tiempo si metes otros productos. Lo más recomendable es reducir el espacio de aire vacío para mantenerlo y conservar mejor los alimentos.

Otras características

Además, de todo lo explicado hasta ahora, hay otras características que pueden ser más útiles que la portabilidad, drenaje y capacidad de preservar fría tu comida.

Una nevera portátil es solo eso. Es una caja, bien sea de plástico, tela o metal, con tapa, bisagras o cremalleras, y un drenaje. A partir de eso, los fabricantes han incluido otros elementos como ruedas, fondos acanalados para evitar que la comida se empape, bandejas, separadores, plástico más duro, y hasta aislamientos más gruesos.

Una de las características que debes tomar en cuenta cuando elijas una nevera portátil, es que tenga ruedas para movilizarla si tiene una capacidad de más de 30 cuartos de galón. Asegúrate de que sea así, porque aun cuando reducen un poco el espacio interior, facilitan su movilización, evitando que tengas que levantarla o cargarla.

Algunas neveras tienen un fondo acanalado, esta característica evita que los alimentos naveguen en el agua porque drena debajo de todos los productos, en lugar de a su alrededor o encima. Así no se dañará tu comida, en caso de que no esté debidamente resguardada en un envase hermético, o termine todo, hasta el hielo, contaminado.

Las bandejas siempre serán una característica útil en un refrigerador. Comúnmente, se encuentran ubicadas en la parte superior del interior del enfriador. Estas bandejas permiten separar los productos pequeños de los más grandes en la parte inferior. Lo que significa que llena el vacío y todo se conserve mejor.

Si quieres una con separadores, también es una buena opción, ya que al igual que las bandejas, estos divisores son una técnica infalible para organizar todos los artículos dentro de la nevera.

Precio

El precio de estas neveras varía de acuerdo a la marca, modelo, tamaño, capacidad y material de diseño.

Si buscas una con gran capacidad de almacenamiento y de material rígido o de plástico las puedes conseguir de 50 Euros a 300 Euros. Mientras que los modelos de gama alta con más elementos y características costarán entre 80 Euros y 300 Euros.

Por los enfriadores portátiles más pequeños y flexibles puedes pagar un precio desde $20 Euros a 30 Euros. Y por los de bebidas como10 Euros.

Si pasas la mayor parte de tu vida de viaje, acampando o haciendo parrillas, regálate una nevera portátil que se adecúe a tus necesidades a la hora de plantearte otra aventura.



También te puede interesar