Portada » Moda » 10 Trucos Para Eliminar El Mal Olor De Tus Zapatos y Mantenerlos Libres De Esa Hediondez

10 Trucos Para Eliminar El Mal Olor De Tus Zapatos y Mantenerlos Libres De Esa Hediondez

por Equipar

No hay nada más placentero que usar zapatos ligeros para que tus pies (Your feet) se relajen, o sandalias de senderismo cuando sales a caminar. Sin embargo, cualesquiera que sean los que te pongas, su uso frecuente, sumado a la sudoración por el calor, generan bacterias que provocan hedor, tanto, que cuando te los quitas impregnan toda la habitación. Para evitar esta vergüenza, aquí encontrarás 10 trucos para eliminar el mal olor de tus zapatos.



#1 El Bicarbonato de sodio es un poderoso absorbente

bicarbonato

Como ya sabes, el mal olor en tus zapatos es causado por una bacteria que genera el sudor y la piel muerta acumulada. Asqueroso ¿cierto? Para quitar esa fetidez hay que resolver el problema de la humedad. No se trata solo de atacar el olor con desodorizantes (seguramente tienes de todos los tamaños), sino eliminar las bacterias. Hay varias formas de hacerlo, y una de ellas es con bicarbonato de sodio.

Este compuesto sólido es uno de los secretos mejor guardados del hogar, por la cantidad de usos que se le puede dar, incluso para la salud. El bicarbonato absorbe manchas y humedades. Para usarlo, por ejemplo, en botas de senderismo  es perfecto, debido a que este tipo de calzado está expuesto al sudor y al agua con mucha frecuencia.

Ningún zapato maloliente puede resistir el poder del bicarbonato de sodio. Si nada de lo que has hecho te ha funcionado para mantenerlo libre de esa hediondez, rocía una cantidad generosa del compuesto en la parte interna, justo en la plantilla y déjalo toda la noche. En la mañana quita todo el polvo. Una sugerencia importante es no usar es producto en calzados de cuero para evitar que se resequen.

Otra forma de usarlo, es llenando un par de calcetines con dos cucharadas de bicarbonato, amárralos con un nudo, coloca uno en cada zapato por toda la noche y retíralos en la mañana. Incluso, puedes usar un filtro de café para este mismo proceso. Eso sí, debes cerrar con una cinta, una banda de goma o grapas.

También, puedes probar mezclándolo con polvo de óxido de zinc para combatir los hongos y malos olores. Combina partes iguales de cada compuesto y aplícalo en los zapatos durante la noche. Quita absolutamente todo el polvo en la mañana, y listo. Por si no lo sabias, el óxido de zinc tiene excelentes propiedades desodorizantes y antibacterianas. Además, puedes hacer una mezcla de bicarbonato con unas gotas de aceites esenciales.

Es muy importante que cuando vas a colocar el polvo directamente al zapato, te asegures que el interior esté completamente seco.

El bicarbonato de sodio se puede usar en una amplia variedad de formas, incluso como un polvo antifúngico.

#2 Las hojas suavizantes darán una fragancia fabulosa

Si quieres mantener tus zapatos con una fragancia fabulosa, las hojas suavizantes de ropa son ideales. Mas que un truco para matar las bacterias, sirve para desodorizar cualquier calzado que requiera productos más fuertes, como los zapatos para correr .

El método es muy simple. Toma dos hojas suavizantes, colócalas en el interior de cada zapato y déjalas allí toda la noche para neutralizar los olores. También, puedes usarlas para ambientar la zapatera o el lugar donde guardas todas tus piezas. Déjalas allí hasta que pierdan el aroma y cámbialas por otras.

Estas toallas son perfectas para refrescar todos tus artículos y prendas.  Lo mejor, es que además de perfumar, eliminan la humedad que aún queda en los zapatos.

#3 La sal derrota el mal olor

saleroLa sal tiene muchos usos, sobre todo en la cocina, pero para quitar el mal olor y absorber la humedad en los zapatos es increíble, sobre todo en los confeccionados en lona y los diseñados para hacer deporte. El uso de este producto, al igual que el bicarbonato, es muy eficaz y potente. Solo es necesario rociar un poco en el interior de vez en cuando y dejarlo actuar toda la noche.

#4 Los aceites esenciales son ideales para aromatizar

Los aceites esenciales son sustancias provenientes de los tejidos vegetales. Su uso en la aromaterapia es muy efectivo para equilibrar algunos sentimientos. Algunos, tienen componentes químicos que funcionan como bactericida.

Para dar un olor refrescante a tus zapatos, coloca dos o tres gotas de aceites esenciales en el interior al menos, dos veces por semana. Puedes usar eucalipto, clavo de olor, lavanda entre otros aromatizantes.

Para matar las bacterias, el aceite de árbol de té es un excelente antiséptico y bactericida.

Ahora bien, si te parece que estos aceites pueden dañar tus zapatos y no los quieres colocar directamente, rocíalos en papel, algodón o un pañuelo y mételo en tus zapatos toda la noche. La mañana siguiente sácalos, y disfruta el grato aroma que dejan.

#5 El alcohol mata las bacterias

Para nadie es un secreto que el alcohol farmacéutico es perfecto para matar las bacterias. Si tu calzado ya huele mal, y tus pies igual, significa que estos bichos crecen y viven felices allí. ¡Qué asco!

Para eliminar estos asquerosos animales, llena una botella de spray con alcohol y rocía tus zapatos. El alcohol acabará con cualquier bacteria a la vista. Solo asegúrate de no ahogar demasiado tus zapatos, con una pequeña rociada será suficiente.

Por ejemplo, las botas de trabajo son una indumentaria susceptible de estar contaminada debido al uso diario y a la exposición a agentes externos, sumado a que, por lo general, nunca se les da el cuidado adecuado. Entonces, una manera de eliminar cualquier bacteria y desaparecer el mal olor, es tomar un poco de algodón farmacéutico con alcohol y limpiarlas.

No te mortifiques pensando si amanecen húmedas, porque el alcohol se evapora rápidamente.

#6 Las bolsitas de té negro son un excelente antibacterial

te-negroEl té negro además de tener propiedades antioxidantes y energizantes, entre otras cosas, contiene taninos, un compuesto fenólico que ayuda a eliminar, en este caso, las bacterias que se depositan en los zapatos y por consiguiente el mal olor.

El método de uso es poner la bolsita de té negro en agua hirviendo durante 2-3 minutos, la retiras y dejas que se enfríe. Luego, coloca las necesarias en el interior de cada zapato por aproximadamente una hora. Pasado este tiempo, las retiras y secas cualquier líquido que haya quedado.

#7 El talco para bebés es increíble como método preventivo

Si eres de los que usa los tenis o la mayoría de los zapatos con calcetines, nada mejor para evitar que sean apestosos. Y es que cuando te calzas con los pies desnudos, el sudor va directo al calzado, desarrollando el ambiente perfecto para la reproducción de bacterias.

Ahora, si usas medias compresión siempre para evitar que se te hinchen los pies, ¡Genial! Porque estas todo el tiempo con los pies protegido, y aunque no detienen del todo el sudor, pues, ayudan bastante, y si a esto le sumas un poco de talco para bebes, mucho mejor.

Quizás usas este método por costumbre o tradición familiar y realmente no tienes idea de los efectos. Te explico, el talco, al igual que el bicarbonato, absorbe la humedad, sea que le eches a los zapatos o directamente a los pies. Además, se usa como técnica preventiva. Es decir, si compraste los deportivos que tanto te gustaban, pero no quieres que apesten como los que acabas de tirar a la basura, comienza por usar calcetines y colocar talco en las plantillas antes de calzarte.

En el caso que tengas pies apestosos, después de una buena ducha frota un poco antes de ponerte los zapatos.

#8 La arena para gatos es un poderoso neutralizador

Alguna vez te has preguntado por qué las personas que tienen felinos siempre compran arena para gatos. Todos saben que la caca y el orine de estas dulces mascotas es extremadamente fétida y para que sus hogares no huelan horrible, usan la arena para que absorba la humedad y neutralice la hediondez.

Ahora, ¿Funcionará para tus zapatos? Si. Este poderoso absorbente te ayudará a secar rápidamente tus zapatos y alargar su vida útil.

¿Cómo usarlo? Llena unas medias viejas con la arena para gatos, las atas con una cinta, los metes en cada zapato durante toda la noche, y ¡Listo! Tu calzado amanecerá seco y libre de malos olores.

#9 Al congelador

zapatos-marrones

Llevar tus zapatos al congelador no es una locura. Dicen, aunque no está comprobado, que el frío extremo mata las bacterias. Y si has usado de todo y aun no logras quitar la fetidez, nada te cuesta intentarlo.

Mete los zapatos en una bolsa con cierre hermético y llévalos al freezer por varias horas. Luego, descongélalos y al sol.

#10 La lavadora erradica bacterias y hongos

Lavar tus zapatos o botas impermeables en la lavadora puede ayudar a eliminar las bacterias y hongos acumulados, gracias al vapor que desprende el agua caliente y los productos que uses para asearlos. Intenta con este fácil y eficaz método.

¿Listo para la batalla? ¡Manos a la obra!




También te puede interesar