¿Cómo Incubar Huevos de Gallina en casa? La Guía Completa

Si queréis tener pollitos en casa, saber cómo incubar huevos de gallina es un punto a favor. como-incubar-huevos-de-gallinaLos pollitos ya nacidos y crecidos suelen costar más dinero. Adicionalmente, es una experiencia especial ver a los pequeños pichones salir de su cáscara. Un hermoso milagro de la vida.

Bien si deseáis a los polluelos como mascotas o para aprovecharlos como animales de granja, debéis saber que los huevos tardan alrededor de 21 días en eclosionar. Tal vez un par de días antes o después, pero ese es el lapso de tiempo usual. Claro que, al hablar de días, no se trata de días de la semana sino de días de 24 horas cada uno.

Guía para Incubar Huevos de gallina en casa.

Para lograr esta hazaña de la incubación y criar pollitos sanos, hace falta primero tener un buen plan durante el proceso de incubación, estar dispuesto a 21 días de dedicación, ser paciente y observador.

Se pueden usar dos métodos, con una incubadora artificial o con una gallina clueca.

¿Cómo hacer la selección de huevos?

Unos huevos de súper no os servirán. Para poder criar pollitos debéis comprar los huevos en granjas o criaderos, que estén fertilizados de forma natural. En pocas palabras, en un lugar donde haya gallinas y gallos. Claro que si tenéis vuestro propio criadero, no hará falta comprarlos.

Lo cierto es que, aquellos que sean fértiles naturalmente, reducirán considerablemente los riesgos de muerte antes de la eclosión. Las gallinas sanas tienen cifras de fertilidad entre un 55 y 95%. Por su parte, cada huevo fertilizado tiene una taza de eclosión satisfactoria que alcanza 50 a 75%.

¿Qué hay que tomar en cuenta para escoger?

  • Los huevos deben ser provenientes de criaderos de fertilidad comprobada.
  • Deben preferirse los de tamaño mediano. Si se opta por los más pequeños, los polluelos serán muy pequeños. Los grandes, en cambio, podrían tener problemas para incubar y eclosionar.
  • Es necesario evitar aquellos que tengan una forma poco común o irregular.
  • Desestimar los que posean un cascarón muy delgado o que presenten grietas o abolladuras.
  • Si son comprados online para recibirlos como envío, debéis estar conscientes de que las probabilidades de una natalidad exitosa se reducen a 50%.
  • Seleccionar solo los que estén limpios. Lavarlos no es recomendable pues podría eliminarles la capa que los protege y además insertar gérmenes a través de los poros del cascarón.
  • Tener clara la raza de gallina que queréis usar. Pueden ser de guinea, de perdiz, etc.
  • Recordad que también nacerán gallos. No hay forma de saber el sexo del pollito antes de que nazca. Los gallos en las ciudades pueden ser una molestia, así que si es vuestro caso, antes de que empiecen a cantar, buscadles un nuevo hogar.

Compruébalos contra luz

Antes de comenzar el proceso de incubación es importante revisar cada huevo a contraluz para comprobar que exista un embrión dentro. No se trata de un procedimiento complicado. Podéis hacerlo en una habitación oscura usando una linterna o lámpara unidireccional.

Al ser suficientemente transparente, la cáscara será atravesada por la luz y se podrá visualizar el polluelo. Esto suele ser posible luego de los primeros 5 y 7 días de incubación.

Lo que se podría ver es:

  • Un pequeño punto negro, ese es el embrión vivo.
  • Al estar sano, el contenido que se ve no es turbio sino bastante limpio y transparente.
  • Podréis saber que no nacerá si lo que veis dentro es un aro rojo de sangre alrededor de la yema o un punto negro pegado a las paredes de la cáscara.

Usar una incubadora

Si os habéis decidido a usar una incubadora para empollar y ver nacer a las pequeñas aves, debéis recordar varios tips importantes durante el proceso de incubación,  para garantizar que todos los embriones lleguen a término y puedan nacer sanos y de manera satisfactoria. ¿No sabes durante cuántos días se incuba un huevo de pollo? Como ya dijimos antes el lapso idóneo son 21 días, pocos más o pocos menos.

Poner los huevos en la incubadora

Después de revisarlos muy bien, hay que

colocarlos en la máquina rápidamente. No pueden esperar más de una semana después que la gallina los ha puesto para empezar a empollarse. Luego de 10 días, la posibilidad de que nazcan los pichones se reduce de forma drástica.

Si los huevos han sido enviados de algún lugar lejano, se recomienda dejarlos reposar durante 24 horas antes de comenzar a incubarlos. Así el contenido se asienta y eso incrementa la probabilidad de nacimiento.

No deben colocarse menos de seis huevos a empollar, especialmente si han sido recibidos como un envío. En el mejor de los casos podrías obtener solo un pollito. Esto no es lo ideal porque gallos y gallinas son animales de grupo. Un pollito criado solo moriría de tristeza, por mucho cariño que le deis.

Temperatura

Antes de colocarlos es importante enchufar el equipo de incubación y asegurarse que esté en la temperatura adecuada. Esta va a depender del tipo de incubadora que se use:

  • De aire forzado o comprimido: 37°C a 37,5°/ 99°F a 99,5°F
  • De aire quieto: 38,3°C a 38,8°C/101°F a 102°F

Es buena idea tener un termómetro a mano para comprobar la temperatura y un hidrómetro para chequear la humedad. Es necesario mantener esta última entre 45 y 50% los 18 días y aumentarla a 65% para los días finales.

Como Empollar un huevo Sin Gallina correctamente

Cada 12 horas se deben voltear los huevos. Para saber cuál cara es cuál podéis hacer marcas con un rotulador no tóxico. Una X y un O en cada lado bastarán para saber si los habéis volteado correctamente.

Ventilación y humedad

Los huevos deben estar secos. Eso se garantiza con una buena ventilación.

como-incubar-huevos-de-gallina

Pollito saliendo del cascarón

Vital es que no suden para que gérmenes o agentes patógenos no ingresen al interior de la cáscara. Hay que abrir las rejillas de ventilación según lo indique el manual de la incubadora. Así será hasta los últimos tres días cuando deben abrirse por completo.

Podría surgir una burbuja de aire bajo cada huevo. ¡No os asustéis! Esa burbuja permite al embrión respirar cuando ya está preparándose para nacer. Además se formará apropiadamente si la humedad y temperatura son las correctas.

El momento de la eclosión

Después de varios días de espera ¡El momento ha llegado! Empezaréis a notar movimientos espontáneos. Los polluelos romperán un poco el huevo en su parte más ancha y tomarán su primer aliento de vida.

Como se trata de un trabajo pesado para un recién nacido, es normal que hagan pausas hasta de 12 horas entre empujón y rotura. Ocurre así mientras sus pulmones se adaptan al nuevo ambiente. Es necesario tratar de contener las ganas de ayudarlos a salir. Esto debe ocurrir de manera natural para evitar causarles lesiones.

Con qué alimentar a los pollitos recién nacidos

Luego que ha salido de su cascarón, se debe permitir al pollito secarse y esponjarse. Posteriormente podrá sacarse de la incubadora. Al principio mientras, está adherido aún a la cáscara puede alimentarse de la yema por unos tres días.

Dos o tres días luego de la eclosión completa hay que asegurarse de ofrecerle agua y comidas de inicio. Ambas deben estar todo el día a su disposición. No deben agotarse. Los pienso para pollos suelen incluir medicamentos preventivos contra la coccidiosis, aunque no los protege totalmente de la enfermedad parasitaria.

Para el agua, lo mejor es una taza poco profunda con piedras pesadas que impidan que se voltee. Así se previene que los polluelos se ahoguen o se queden sin beber un sorbo si lo desean.

Ventajas de incubar artificialmente

Hay dos formas de incubar huevos de pollo, con el uso de una incubadora o con una gallina clueca. Ambas opciones tienen pros y contras.

Pros de la incubadora:

  • Permite incubar más cantidad de huevos al mismo tiempo y en períodos consecutivos.
  • El criador puede tener bajo su control el proceso de incubación.
  • Es una forma práctica y más higiénica de empollar huevos si se hace en casa.

Contras de la incubadora:

  • La incubación depende de una fuente eléctrica confiable para funcionar.
  • Como obliga al usuario a estar 100% a cargo del proceso, voltear huevos, controlar la temperatura y humedad.
  • Debéis estar dispuesto a pagar el precio del equipo de incubación.

Pros de la gallina clueca:

  • Es una opción natural. No hay que preocuparse por voltear huevos ni verificar temperatura y humedad.
  • Las fuentes de electricidad no serán un dolor de cabeza.
  • El instinto de la gallina la vuelve madre de los polluelos, aunque no sean de ella. Eso es un evento muy dulce y maravilloso que vale la pena observar.

Contras de la gallina clueca:

  • Si la gallina no está clueca (en período de empollar), no habrá manera de lograr que lo esté. Dicho esto, todo debe ser dispuesto en el momento preciso, de lo contrario no funcionará.
  • Hará falta invertir en un gallinero para proteger gallina y huevos. Esto incrementa el costo total del proceso de incubación.
  • Una gallina grande puede empollar 10 huevos máximo cuando esté clueca. Luego habrá que esperar que lo esté de nuevo si se quiere que incube nuevos huevos.

¿Cómo escoger una incubadora?

Antes de tener siquiera huevos, debéis hacerte con la incubadora si esa es la forma que habéis escogido para criar vuestros polluelos. Si la opción es comprarla online, recuerda revisar comparativas y opiniones antes de adquirirla.

Seguro podréis hallar una que se ajuste a vuestro presupuesto con los distintos precios que hay en el mercado.

Incubadoras baratas:

Suelen cargar más huevos a la vez, lo cual es en parte ventajoso. El problema con algunas de ellas es que todos los procesos suelen ser manuales. Para criadores expertos esto no resultaría problema. Es distinto para los recién iniciados en el asunto de la incubación ya que deben prepararse bien para la cantidad de horas que deberán invertir en el cuido de los huevos.

Medianamente sofisticadas:

Estas suelen tener algunos controles automáticos que favorecen al usuario en su tarea. Vienen con un tornero y un ventilador, lo cual hace más simple la medición de la temperatura. Además logran que el aire circule más eficazmente. Sin embargo, no eximen al criador de todas las tareas.

Totalmente automáticas:

Desvanecen cualquier preocupación posible, porque se ocupan de todo el proceso. pollito-amarilloBasta con colocar los huevos y estas controlarán la temperatura, la humedad ¡Hasta los voltearán! Algunas hacen incluso la cuenta regresiva y dejan de girar los huevos desde el día 18, momento en que es recomendable dejarlos quietos. Son la mejor opción para los novatos o para quienes no tienen tiempo suficiente para cuidar del proceso. Solo que suelen ser más costosas.

¿Qué hacer si no tienes incubadora?

Es posible construir una incubadora casera. Aquí os dejamos algunos consejos para su elaboración:

  • Compra un envase de plástico

Es mejor que sea transparente con tapa para poder ver lo que ocurre en el interior. Es importante perforar la tapa, hacer varios agujeros para garantizar la ventilación.

  • Conseguid unas lámparas

Dependiendo de la cantidad de huevos podríais necesitar dos o tres. Esas típicas lámparas de escritorio cuello de cisne pueden funcionar muy bien.

  • Armad un nido

Retazos de sacos servirían de base y arriba se puede colocar una toalla suave. Así se crea una superficie blanda, perfecta para colocar los huevos. Las lámparas deben colocarse de manera que alumbren el centro del nido.

  • Colocad los huevos

Luego de marcarlos con vuestro rotulador no tóxico con una X por un lado y un O por el otro, podéis colocar los huevos en el nido. Inmediatamente hay que encender la o las lámparas.

  • Controlad la temperatura y humedad

Para darles más calor basta con acercar la lámpara al nido. Si es necesaria más humedad, se pueden rociar levemente los huevos con un poco de agua. Un higrómetro y un termómetro serán de mucha ayuda para monitorear el ambiente y garantizar una eclosión exitosa.

  • Girad y cambiad los huevos de posición

Como se trata de una incubadora improvisada, será necesaria mayor vigilancia. Los huevos deben ser volteados al menos 5 veces al día para asegurarse de que incuben bien.

Si todo sale como es esperado, en 21 días, poco más o menos, seréis testigos del nacimiento de preciosos y sanos polluelos. Disfrutad del proceso pero no lo celebréis comiendo un huevo de pascua delante de ellos 😉