Beneficios-De-Pasear-En-Bicicleta-Con-Los-Más-Pequeños

Conoce Los 8 Beneficios de Pasear En Bicicleta Con Los Más Pequeños

El trasladarse en bicicleta es una actividad que aporta muchos beneficios a la mayoría de las personas sin distención de edad o genero, sin embargo cuando incluimos a los miembros de nuestra familia estos beneficios parecieran multiplicarse rápidamente, y es que cada vez se hace más difícil encontrar actividades físicas divertidas que se puedan hacer en grupo.

El salir en bicicleta mejora el estado de ánimo de todos, aumenta la creatividad y el consumo de vitamina D. No hay excusas para no salir una tarde con los pequeños de la casa y recorrer unas cuantas manzanas pedaleando. Separarse por unas cuantas horas de la tecnología es muy beneficioso aunque al principio pueda parecer una odisea para grandes y pequeños.




Diversión:

El andar en bicicleta les permite a los más chicos divertirse gracias a la rapidez, la ruta, los retos a los que deben enfrentarse e incluso la competencia que se crea entre los participantes. En esta actividad al aire libre los niños aprenderán a conocer las vías, la naturaleza e incluso tendrán la oportunidad de interactuar con algunos vecinos. Si su hijo es muy pequeño no dude en adquirir una de las sillas especiales para poder llevarlo consigo a cualquier lugar.

Salud:

Enseñarles a los pequeños a hacer actividades físicas es muy importante para que puedan tener una buena salud. Adquirir fuerza, mejorar su estado de ánimo, combatir la depresión, aumentar el consumo de vitamina D y la resistencia, son algunos de los beneficios que se reciben al  hacer este deporte. Además puedes invitar a toda la familia incluso a los abuelos, lo único que necesitas es programar una ruta que sea de fácil acceso para todos y disponer de hidratación.

Ganar confianza:

Todos los niños de cualquier edad pueden disfrutar de un paseo en bicicleta, si su hijo es muy pequeño quizás necesite anexar un remolque o algunos de los asientos especiales para niños. El contacto con la brisa y la velocidad le permitirá a su hijo tener una sensación de libertad e independencia muy importante para su desarrollo emocional.

Si su pequeño no habla aún, no se preocupe de seguro balbuceará la ruta que desea tomar, señalará lo que le gusta e incluso le pedirá un poco más de aventura. Lo esencial es que el niño disfrute y confíe cada vez más en el mismo y en usted.

Modelando el comportamiento:

¡Nunca es demasiado temprano! Los niños deben aprender desde muy pequeños cosas muy básicas como las señales de tránsito, llevar a los pequeños de pasajeros mientras se da un paseo en bicicleta es una forma de mostrarles cada uno de los lugares donde deben ser precavidos.

En ese momento usted será el modelo a seguir, lo que haga de seguro su pequeño lo repetirá en un futuro cercano, así que asegúrese de tener un buen comportamiento, otro elemento que aprenden es a perder el miedo, pregúntele a su hijo a dónde quiere ir, o, qué ruta desea tomar, de seguro no le dará una respuesta exacta, pero se sentirá parte del paseo.

Crea conciencia ambiental

El enseñar a los más pequeños la importancia de cuidar los recursos al máximo y reducir la emisión de gases hará de ellos hombres y mujeres responsables para el futuro. El andar en bicicleta les permite entrar en contacto con la naturaleza y conocer una gran cantidad de flora y fauna que de seguro desconocen.

Ahorrar dinero:

Las bicicletas son un poco costosas, pero duran algunos años; además al salir en bicicleta al supermercado, al centro comercial o de paseo le permitirá ahorrar unos cuantos euros en gasolina.

Mejorar en la escuela:

Según Hamaxuca varios estudios y encuestan han señalado que los pequeños que se trasladan a la escuela en bicicleta están más dispuestos a aprender. El ciclismo aumenta la creatividad, hace que los pequeños estén más despiertos y alerta, y como cualquier actividad física hace que el cerebro se oxigene mucho mejor.

Mejora la convivencia en la comunidad:

La excusa perfecta para que los miembros de una comunidad se conozcan es programando un paseo en bicicleta. El poder participar en estas actividades le enseñará a su hijo a convivir con cada uno de los vecinos, además mejorará las relaciones interpersonales de su localidad.