consejos-de-buceo-para-principiantes

12 Consejos De Buceo Que Todo Principiante Debe Conocer 

Como cualquier otra disciplina, el buceo es una actividad que requiere de preparación previa, de clases y de reglas que no debes olvidar para aprovechar al máximo la experiencia y convertirte en todo un profesional.

Por ello, resulta totalmente necesario que conozcas todos los pasos básicos que cualquier principiante debe tener en cuenta antes de lanzarse a las profundidades del mar, para poder explorar de forma tranquila y segura.

 

#1 ¿Dónde bucear?

buzoPara un principiante, el aventurarse a aguas más profundas y lugares para buceadores más experimentados es un completo error, las zonas del mar tienen diferentes niveles de dificultad, no es lo mismo nadar en un sitio totalmente despejado a uno donde haya gran acumulación de corales y otros factores que, para alguien que está comenzando, puede ser un verdadero reto.

Es necesario planificar con antelación el lugar donde tienes pensado ir a bucear, para hacerlo de la forma más segura es conveniente y recomendable consultar con profesionales en el área y una escuela de buceo es la opción perfecta.

#2 El mejor tiempo para bucear

Además de conocer las normas más básicas del buceo, contar con un buen equipo y prestar atención al lugar donde tienes pensado ir a nadar, es importante que tomes en cuenta los factores del clima y las condiciones meteorológicas del día que tengas planeado para la aventura.

Bucear durante horas de la mañana te dará una mejor visibilidad y para un principiante esto es sumamente recomendable, ya que el nado en condiciones de poca visión puede crear ansiedad e inquietar a quien no está acostumbrado.

#3 Chequea el pronostico del tiempo:

Antes de elegir el día para bucear, puedes realizar una pequeña búsqueda sobre el pronostico del tiempo en las semanas y días antes, esta es una gran manera de saber cuál es el momento más indicado para lanzarse al agua.

No dudes en posponer un día de buceo si las condiciones no son las más aptas para ello, después de todo, tu seguridad debe ser primordial.

#4 Haz tiempo para tomar lecciones de buceo

clases-de-buceoEste es un consejo que seguramente no te tomará por sorpresa, ya que es algo muy necesario antes de siquiera pensar en aventurarse a bucear y se trata de tomar clases previas donde puedan indicarte todos los pasos y medidas de seguridad que debes adaptar al momento de practicar esta actividad.

Dependiendo del lugar donde estés ubicado, encontrarás diferentes escuelas donde puedes tomar clases y prepararte de la forma correcta para bucear, recuerda que el conocimiento previo es indispensable y que bucear sin tomar en cuenta los lineamientos básicos puede provocar que tengas una mala experiencia o incluso lesionarte.

#5 Siempre debes escuchar a tus instructores

Al salir de buceo, la palabra de los instructores o guías se convierte en la ley, recuerda que son las personas con mayor conocimiento y experiencia en el tema, por ello siempre debes prestar atención a las órdenes, consejos y sugerencias que estos te puedan dar.

El buceo es un deporte de equipo y, por más tentado que puedas verte a nadar solo porque algo ha llamado tu atención, debes avisar a las demás personas con las que estás nadando e ir todos juntos al lugar, de esta manera ninguno se perderá de vista y será mucho más seguro.

Hazle todas las preguntas necesarias:

Cuando se trata de aprender a bucear, te encontrarás con que no existen preguntas innecesarias y que todas son útiles para aclarar cualquier duda que puedas llegar a tener, cosa que un instructor, guía o experto estará en capacidad de responder, recuerda que esto ayudará a tu formación y preparación previa.

Mantén la calma y siempre mantente cerca

buceando-con-tortugasAl bucear y estar bajo el agua es indispensable que siempre mantengas la calma, ya que alterarse puede hacer que pierdas el sentido de la orientación, comiences a sentirte ahogado o que necesitas más aire, terminando en una desagradable experiencia que seguramente no vas a querer repetir.

Además, es necesario que siempre permanezcas cerca del grupo o de tu guía, que sigas sus instrucciones y no te separes de ellos.

#6 Estudia con antelación el sitio de buceo

lanzandose-al-aguaUna vez que decidiste el sitio en el que tienes pensado ir a bucear, es necesario que hagas un estudio previo de la zona, su localización, entorno y todo lo que en este puedes encontrar, ya que te ayudará a estar familiarizado con el área y también ayudará a que estés mejor ubicado.




#7 Asegúrate de estar en buena condición física

El buceo es considerado un deporte de adrenalina y, aunque no tienes que ser un atleta profesional para practicarlo, es necesario que cuentes con cierta condición física que te permita controlar la respiración y una buena salud cardiovascular.

Para ello, puedes hacer entrenamientos como correr, nadar en una piscina e incluso practicar yoga, esta última disciplina permite tener un mejor control al respirar, mejora la flexibilidad y también permite tener una mayor estabilidad.

No debes sobrepasar tus limites:

Es importante que conozcas tus habilidades, destrezas y desempeño físico en una actividad como el buceo, de esta manera no le exigirás demasiado a tu cuerpo y te concentrarás en disfrutar la experiencia, en lugar de ir muy rápido y terminar sin aliento.

De igual manera es necesario que, en el caso de sentirte agotado, busques un lugar en el que puedas apoyarte para descansar.

#8 Practica y sé paciente

Si alguna vez has escuchado que la práctica hace al maestro, es algo que aplica para el buceo, ya que necesitas de entrenamiento y paciencia para mejorar todas las habilidades que irás aprendiendo con el tiempo, pero, tampoco es ideal que no salgas de tu zona de confort, es necesario exigirte un poco más para poder mejorar tu desempeño.

Recuerda que debes conocer tus limites y nunca intentar dar más de lo que estás capacitado, ya que puede terminar siendo perjudicial, en su lugar, sé paciente y crea una rutina de entrenamiento en la que puedas aumentar el rendimiento de forma segura.

#9 Practica tu flotabilidad

La flotabilidad es un factor clave en el buceo, esta permite que te puedas mover de forma libre bajo el agua y que, a pesar del peso que dan los equipos como el tanque, traje, aletas, careta y demás, puedas sentirse ligero y realizar diferentes movimientos con facilidad.

Para practicar esta habilidad es necesario que te concentres en la cantidad de aire que entra a tus pulmones y esto es lo que te mantendrá a flote. Una gran manera de mejorar esta habilidad es haciendo ejercicios de respiración, estos permiten controlar el aire y la cantidad que entra y sale del cuerpo.

#10 Practica en una piscina de buceo

Antes de aventurarte y salir a mar abierto, es conveniente que tomes lecciones en una piscina especializada, estas suelen encontrarse en escuelas de buceo y son ideales para aprender a controlar tus movimientos en el agua sin tener la presión de encontrarte en medio del océano.

Al nadar en una piscina de buceo también podrás practicar tu flotabilidad y te adaptarás mejor a cargar todo el equipo necesario, de una forma calmada y serena, preparándote para el primer día de aventura en el mar.

#11 El equipo que todo principiante necesita

equipo-de-buceoAntes de salir a bucear, es lógico que ya cuentes con todo el equipo necesario para practicar esta actividad y aunque algunas piezas puedan ser suministradas por la escuela, academia o sitio al que te has inscrito como los tanques de oxígeno, por ejemplo, otras son piezas que debes llevar desde casa y que te resultarán sumamente útiles para practicar donde sea.

Máscara de buceo:

máscara-de-buceo

La máscara, mascarilla o careta es de las piezas más fundamentales y necesarias en un equipo de buceo, estas permiten tener una buena visión bajo el agua y protegen los ojos de irritarse por la sal y otras partículas encontradas en el mar.

En la actualidad es posible encontrar una gran variedad de diseños y formas de máscaras que se adaptan al tamaño de cada cabeza, pudiendo elegir además entre diferentes colores que vayan con tu personalidad.

Consejos para evitar que se empañen: Al utilizar estas máscaras bajo el agua es posible que se empañen y afecten tu visión, cosa que no es nada agradable, pero para evitar esto puedes hacer uso de líquidos especiales antivaho, champú para niños e incluso tu propia saliva.

El snorkel:

snorkel

Aun cuando estarás utilizando un tanque de oxígeno, el uso de snorkel al bucear es bastante necesario, este es utilizado para preservar y estabilizar los niveles de aire al estar cerca de la superficie.

Esta es una pieza de la que puedes prescindir, pero, es recomendable comprarla y siempre puedes optar por una opción asequible.

Aletas de buceo:

Por otro lado, tenemos las aletas, estas son otra parte del equipo que no puede faltar al salir a bucear, ya que te darán movimientos más dinámicos bajo el agua para que puedas nadar con facilidad y comodidad.

Es necesario que las aletas sean exactamente de tu talla, no muy grandes que se puedan salir, ni muy pequeñas que no permitan mover los dedos de los pies en su interior.

Piensa en las aletas como una extensión de tu cuerpo y no dejes de elegir un par que brinde eficiencia, confort y que además sean muy resistentes.

Traje de buceo:

El traje de buceo es otra de las piezas imprescindibles que debe estar entre tu equipo, este debe ser ceñido al cuerpo, pero sin quedar demasiado apretado que impida ter movimientos libres.

Tampoco debes elegir un traje que sea demasiado holgado y que quede con arrugas, el ajuste de este debe ser perfecto a tu talla y tipo de cuerpo.

El objetivo de estos trajes es que, gracias a su tela isotérmica, te protegerán del frío bajo el agua y limitan la pérdida de calor.

#12 Elige un centro de buceo para entrenar

Como ya te hemos comentado, el entrenamiento previo es algo totalmente necesario al momento de practicar buceo, por ello es ideal que encuentres un centro o escuela donde puedan enseñarte los pasos más básicos antes de lanzarte al mar, recuerda que existen técnicas, movimientos y señales que debes aprender.

¿Cómo elegir la escuela de buceo correcta?

Para dar con una escuela de buceo donde te enseñen desde lo más básico hasta la parte técnica de este deporte, es necesario que, en primer lugar, busques las opciones cercanas al lugar donde te encuentras o del sitio donde tienes pensado practicar y luego procedas a comparar sus precios, reseñas de alumnos, nivel de los instructores, entre otros factores.