consejos-para-beber-whisky

10 Consejos Para Beber Whisky Como Un Profesional ¿Solo, Con Hielo o Mezclado?

Aunque el whisky es una de las bebidas mas consumidas en el mundo, muy pocos conocen el por qué hay técnicas para beberlo. Bien seas un consumidor frecuente o estás iniciándote en el mundo de este destilado, siempre es bueno saber cómo beber whisky de la mejor forma para tu paladar y conservar todos los sabores, cuerpo y aromas que pueda contener un buen vaso.

A continuación te presentamos 10 consejos básicos para tomar whisky como un conocedor:

1. Haz la elección de tu Whisky preferido

El whisky es una bebida diversa capaz de atraer una amplia variedad de palares. Aunque quizá no necesites una introducción porque ya tienes una técnica para consumirlo que agrada a tu paladar, nunca está demás aprender algo más. Ahora, si estás comenzando a disfrutar de su sabor, puedes descubrir cuál es tu favorito probando varios estilos y la técnica sobre cómo beberlo.

Para empezar, si no estás acostumbrado a beber whisky y deseas un sabor suave, puedes experimentar con un borbón con alto contenido de trigo, que te puede resultar más sabroso que otros borbones. Pero, si quieres algo más dulce, el borbón tradicional con alto contenido de maíz es perfecto para endulzar tu paladar. Ahora, si buscas algo picante, los elaborados con centeno te dan ese sabor intenso que quieres probar.

También, puedes considerar un escocés. El sabor de este destilado puede variar de acuerdo a la zona donde se produce. Los Speyside y Highlands son afrutados y dulces. Si nunca has probado un escocés puedes empezar con uno de los fabricados en estos lugares.

Si te gustan los sabores ligeros y florales, prueba con un escocés Lowlands. Si, por el contrario, quieres algo más arriesgado con un sabor fuerte con matices de humo, turba y sal, opta por un Islay, Islands o Campbeltown.

Claro, también tienes opciones como el whisky irlandés, que son mas afrutados que los escoceses, o los canadienses si buscas una mezcla única de grano y malta.

La idea es que pruebes varios tipos de whisky, ya que puedes encontrar una variedad de un tipo. Lo que significa que no puedes desechar otras opciones dentro una misma gama.

2. Usa un vaso para whisky

vaso-de-whisky

Aunque parezca insignificante, usar el vaso adecuado puede hacer la diferencia entre un excelente y un mal sabor. Además, no querrás estrenarte en el mundo del whisky en un vaso de plástico ¿Cierto?

Los vasos juegan un papel importantísimo a la hora de beber un whisky. Un vaso de plástico infundirá su sabor a esta bebida. En cambio, uno de vidrio, mantendrá su aroma y sabor.

Lo recomendable es uno de vidrio sólido corto con una base pesada. Ahora, si vas a optar por una alto procura que sea delgado con bordes rectos. Incluso los que tienen forma de copa estrechos en la parte superior, también son buenos para mantener el aroma.

3. Vierte solo un poco

Una de las reglas principales al tomar un whisky es no llenar el vaso. De allí que, los vasos cortos son perfectos porque te permiten la cantidad ideal. Así que, vierte solo un poco, una o dos onzas, para una mejor degustación y para que el destilado no pierda su aroma y textura mientras lo consumes.

4. Agíta el Whisky

Agitar la bebida antes de sorberla te permite discernir mejor las notas del sabor. Así que, agita el destilado, cubre el vaso y respira profundamente con la nariz a una pulgada del líquido. Tal como hacen los catadores de vino. Eso sí, abre la boca mientras inhalas para que puedas dejar escapar los vapores de alcohol.

5. Pruébalo solo

whisky-solo.

Lo ideal antes de ponerle algunos cubos de hielo o un poco de agua, es que pruebes tu whisky solo. Si bien, el hielo o el agua suavizan un poco el sabor, debes resistir la tentación de mezclarlo sin antes sorber un poco sin acompañantes.

Beberlo en estado puro, te permite descubrir su verdadero sabor y aroma, y si te gusta, puedes decidir si lo deseas mezclar o no.  Ahora, si no te gusta solo, no hay problema. Es comprensible que sientas que tu paladar fue “regañado”. En este momento, puedes intentar agregar un poco de agua o hielo para que tu experiencia sea más placentera.

Y es que no hay nada más desagradable que tomar una bebida, sea cual sea, que afecte a tus papilas gustativas y te haga fruncir el ceño cada vez que la sorbes. La idea es que sea una práctica amena.

6. Whisky con agua

Agregar un poco de agua a un vaso de whisky puede hacer una gran diferencia. Los expertos aseguran que un chorrito libera los repelentes al agua permitiéndote detectar el aroma y disminuir el alcohol para que puedas probar más sabores.

Puedes usar un pitillo o pajilla, agregas una gota y agitas la bebida, pruebas, y repite este proceso hasta que tu paladar se sienta extasiado por el agradable sabor. La liberación de algunos aromas y sabores adicionales harán de tu whisky la bebida perfecta.

Claro, hay otras teorías que se contraponen. Mientras algunos aseguran que poner agua mejora el sabor del whisky debido a que atrapa compuestos desagradables, otros aseguran que salen a la superficie. Los motivos por los que el agua mejora el sabor del whisky no están del todo claras. Sin embargo, son los consumidores los que deciden como lo prefieren.

7. Whisky con hielo

Además, de probar el whisky en su estado puro, o con un poco de agua, otra alternativa es “en las rocas”, o sea con unos cubos de hielo. Aunque suena tentador, quizá no sea lo más recomendable, ya que, si bien lo enfría, a medida que se derrite lo diluye. Además, adormece el paladar y embota lo sabores. Pero, si quieres tu whisky bien frío, colócale un cubo de hielo grande para que no se derrita tan rápido. Incluso, puedes agregar cubos de whisky refrigeradas.

8. Prueba cocteles de whisky

Si después de todas las pruebas llegas a la conclusión de que no te gusta el whisky o simplemente deseas experimentar nuevos sabores, puedes optar por los cocteles, con el whisky como ingrediente principal. Los expertos recomiendan para este tipo de mezcla los que tienen centeno gracias a su asertividad y capacidad para mantenerse.

Claro, si quieres un coctel dulce y sencillo puedes hacer un Old Fashioned clásico. Y lo mejor, es que este abuelo de los cocteles lo puedes preparar con cualquier whisky que tengas en casa, desde un borbón dulce hasta los más sutiles y picantes de centeno. Todo es cuestión de gustos cuando de cocteles se trata.

Si buscas algo refrescante, no dudes en probar un julepe fresco de menta. Este clásico de Kentucky se prepara con whisky borbón dulce. Mientras mejor sea el whisky, mejor será la bebida.

Un Manhattan es perfecto si quieres una combinación de sabores dulces y ligeramente amargos. Si deseas que resalte más ese sabor dulce, opta por un whisky con estas características, por ejemplo, un borbón dulce. Lo amargo o dulce que quede tu bebida dependerá del whisky que uses.

Si estás muy ansioso por comenzar, puedes preparar un Bourbon Collins o una Limonada de Lynchburg. Cocteles fáciles de preparar y con ingredientes que seguramente tendrás en tu hogar. Hay una larga lista de cocteles que puedes hacer a base de whisky, con los que puedes ingresar en el mundo de esta deliciosa bebida.

Solo recuerda que, lo que decidas es lo que funciona para ti. Experimenta y decídete por lo que es mejor y no permitas que nadie te diga cómo vas a disfrutar tu destilado, si solo, con agua, con hielo, o mezclado.

9. Disfrútalo

Una vez que hayas definido cual, y cómo tomarás tu whisky, solo resta disfrutarlo. Tomar un vaso de whisky requiere de calma para degustar a plenitud la bebida. Parte de lo interesante del whisky es su sabor, por lo que es más seguro que lo disfrutes si lo bebes lentamente y no de un solo golpe como si bebieras un tequila. Tómate tu tiempo para terminarlo, lo ideal es ingerirlo en un lapso de una hora, claro, todo depende de la cantidad que hayas servido.

En caso de que gustes tomarlo como un trago, no hay problema, lo puedes hacer, pero saboreándolo. Prueba las dos formas para que determines si lo bebes de un golpe o lentamente.

Para percibir los aromas antes de sorberlo, agítalo e inhala el olor. Toma un pequeño sorbo y saboréalo unos segundos. Luego bébelo con lentitud. Esta es la forma correcta de beber un whisky para conocer su personalidad. Recuerda que, el carácter de un whisky se manifiesta al final, es decir, en el sabor que se desarrolla en la boca una vez que lo has bebido.

10. Otros tips

A pesar de que algunos “expertos” recomiendan algunas formas de tomar un whisky, no existe una norma que te diga cuál es la manera correcta. Solo tú y tu paladar determinan como te gusta. Sea en las rocas, puro, con agua o mezclado.

Una excelente recomendación es degustarlo con alguna comida, dependiendo del destilado. Por ejemplo, si estás tomando uno ligero y dulce, el acompañante perfecto es el salmón o el queso de cabra. Evidentemente, hay otras opciones como el sushi. En cambio, los whiskies de medio cuerpo se saborean mejor con pescado ahumado, pato o carne de venado, mientras que los de mucho cuerpo son perfectos cuando comes carne de res y de cerdo en cualquiera de sus presentaciones.

Recuerda que, si vas a conducir, no debes beber más de uno o dos tragos, sobre todo si tiene un alto contenido de alcohol.

¿Listo para comenzar a explorar el mundo del whisky? ¡Adelante!