13 Consejos Para Tu Primera Pelea de Boxeo Que Te Harán Ganar en el Primer Round

Si eres nuevo en esto del boxeo, tus primeras peleas serán un poco difíciles. No porque no tengas chance de ganar, sino porque estarás nervioso y no sabrás qué hacer.

Y bueno, boxear es duro, pero no difícil. Con una buena estrategia, puedes ganar o al menos aguantar la pelea, y sin necesidad de tomar lecciones de boxeo.

Así que presta atención, porque te daré varios tips básicos de boxeo, para que te destaques en tu primera pelea.

1. No te pongas nervioso

Esto es lo más importante.

Si dejas que los nervios te dominen, no tendrás ninguna oportunidad. Tu concentración pasará a tratar de calmar tus nervios, en lugar de estudiar a tu oponente, y tu fuerza se descontrolará.

Como tal, los nervios tienen una razón particular. Sea por falta de seguridad, miedo a la exposición, miedo a pelear o falta de entrenamiento, busca la razón de tus nervios y acaba con ella.

También te aconsejo que, durante el entrenamiento de boxeo, aceptes la posibilidad de perder. No porque seas derrotista, sino porque estar en paz con eso te ayudará a mantener la concentración.

Tu objetivo no será ganar, sino darle guerra a tu oponente, y si logras eso, quizá puedas ganar.


2. Consigue el equipo apropiado

Guantes-de-boxeo-amarillo

Durante el entrenamiento, aprovecha de conseguir todo el material necesario, y familiarízate con este.

Arma un kit de boxeo, con los siguientes objetos: guantes de boxeo (obvio), shorts de boxeo, zapatos de boxeo, casco de boxeo, medias calientes, protector bucal, almohadillas de nudillos, gasa, vendas para manos y cinta deportiva.

Este equipo es importante, ya que te protegerá ante cualquier mal movimiento o golpe fuerte del contrincante. Si quieres evitar lesiones fuertes, consíguelo.

3. Ve a un gimnasio

Entrenar solo, cuando eres novato, es ridículo. Necesitas de alguien que te guíe, te presione e introduzca al boxeo. En resumen, necesitas un entrenador, y solo lo encontrarás en un gimnasio de boxeo.

Pero más allá del entrenador, allí encontrarás sacos, peras de boxeo y demás objetos útiles para tu entrenamiento. Y si tienes problemas para armar tu kit, allá te pueden ayudar a completarlo.

En el gimnasio también encontrarás a un sparring, que en el mundo del boxeo, es un compañero que te ayuda a entrenar.

El sparring te presiona, y recibe muchos golpes tuyos, ayudándote a encontrar una estrategia. Pero ojo, son compañeros, no oponentes. Así que no los golpees tan fuerte.

4. No te quedes sin energías

Es importante que te comprometas en el entrenamiento. Pero a medida que se acerca la pelea, lo mejor es bajarle un poco la intensidad, y ahorrar energías para el encuentro.

Un entrenamiento intenso quemará todas tus energías, y te dejará menos concentrado. Por lo que, cuando falten 2 semanas para el encuentro, es mejor que reduzcas tu entrenamiento a saltar la cuerda, golpear el saco y la pera de boxeo.

Reducir tu entrenamiento, a unos cortos ejercicios clave por día, servirá para seguir fortaleciéndote, pero sin drenar tus energías.

5. Entrena mentalmente

Como dije antes, entrenar la mente es una parte importante de la preparación. Así que no la descuides.

Primero, trata de dormir bien. Especialmente la noche antes de la pelea. Así tu cuerpo recuperará suficientes energías, y tu cerebro se mantendrá enfocado.

Antes de comenzar, distrae la mente con algo de música o buenos recuerdos. No te abrumes ni obsesiones con esto.

Y llénate de pensamientos ganadores. Tú sabes lo duro que entrenaste, y por ende, sabes que mereces ganar. No solo mereces, vas a ganar.

Y si no ganas, al menos darás un excelente rendimiento, y caerás como un oponente duro de vencer.

Llegarás lejos con esos pensamientos. Te lo aseguro.

6. Prepárate

boxeador-entrenando-con-guantes-rojos

Antes de ir para la pelea, reúne todo el equipo que necesitas para esta.

Recoge tu kit de boxeo, con todo lo que mencioné antes. Lleva toallas, para secarte el sudor durante la pelea. Lleva un kit de primeros auxilios. Ten una botella de agua, con una bebida deportiva que te mantenga enérgico.

También trae contigo una barra potenciadora de energía. Pero al igual que con la bebida, no consumas mucho o afectará tu desempeño.

Tu última comida debe ser dos horas antes de la pelea, y si acaso, come un aperitivo minutos antes de esta.

Al llegar, ponte los shorts, cubre tus manos con las vendas, y mentalízate.

7. Calienta antes del encuentro

Al igual que en todos los deportes, calentar es una parte importante del boxeo.

El calentamiento prepara tu cuerpo a una intensa actividad física, ya que incrementa el oxígeno para los músculos, además de evitar fracturas y lesiones debido a músculos y articulaciones inactivas.

Una buena forma de calentar, es estirarse, golpear los sacos de boxeo y cubrirte con toallas calientes. Es importante que termines de calentar minutos antes de comenzar la pelea, no dos horas antes de esta, y que sudes un poco.

Para evitar deshidratarte, bebe solo sorbos de agua. Si tomas mucha, te sentirás pesado y mareado.

Y tampoco gastes muchas energías en el calentamiento, ya que las necesitaras para la pelea.

8. Sé agresivo

Suena obvio, pero precisamente por eso, muchos lo dan por sentado e ignoran en el ring. Tú no cometas ese error.

El objetivo es simple: sé agresivo. O mejor dicho, luce agresivo. Realmente no necesitas serlo, ya que simplemente con parecer agresivo, puedes intimidar a tu oponente.

Míralo fijamente a los ojos. Cuando lo persigas, hazlo como si estuvieras a punto de pegarle. Cuando vayas a lanzar un golpe, hazlo con fuerza y determinación, como si tuvieras un gancho derecho peligroso. Y cuando él te golpee, pon cara de que se lo devolverás 100 veces peor.

De nuevo, no necesitas ser agresivo. De hecho, es mejor tener la cabeza fría. Así habrás intimidado a tu oponente, y tendrás el control de la situación.

9. No temas golpear

Muchos boxeadores caen en el error de esperar demasiado. Temen ser el primero en golpear, ya que eso ‘’abriría oficialmente’’ la pelea y los golpes que te esperan.

Si te vas a tardar, que sea porque eres cauteloso y estás analizando sus movimientos. Una vez lo analices, procede a golpearlo.

Mira, no tengas miedo. Aguantaste muchos golpes en el entrenamiento, así que quizás aguantes más ahora que estás en el ring. Ten fe en ti y tu fortaleza.

10. No te aceleres

Este es uno de los consejos de boxeo más importantes, ya que muchos tienden a precipitarse en la pelea. Sí, sé que suena contradictorio, tras lo que mencioné antes, pero deja que me explique.

Si tienes la oportunidad de golpear, no temas aprovecharla. Sin embargo, no te vuelvas loco. No te obsesiones con pelear, o vas a perder.

Primero, derrocharás muchas energías haciendo eso. Segundo, si derrochas energías, no podrás seguir lanzando golpes, así que te limitarás a moverte.

Tercero, si solo te mueves en la segunda mitad de la pelea, vas a perder, ya que parecerá que estás desinteresado o asustado.

Y cuarto, si peleas muy pronto, habrás expuesto tu estrategia y movimientos no solo ante tu contrincante, sino también ante su entrenador de boxeo, que te habrá analizado, y le dará tips al contrincante para vencerte.

Sí, pelear pronto es una terrible idea. Por ende, lo correcto es hacer que tu contrincante sea quien pelee primero. Que él se obsesione con lanzar mil golpes, mientras tú esquivas o aguantas.

De nuevo, ten fe en tu fortaleza. Sabes aguantar golpes, y es mejor analizar su táctica. Una vez esté cansado, y sepas cómo vencerlo, debes pelear con todo lo que tengas.

Quizá los boxeadores profesionales tengan otras estrategias. Pero para un novato, lo mejor es moverte, lanzar uno que otro golpe (para que no te vean asustado ni desinteresado), y luego pelear. ¿O es que acaso no has visto Rocky?

11. Llévalo a las cuerdas

boxeadores-en-el-ring

Muchos novatos cometen el error de boxear en el centro del ring. Digo error, porque el oponente tiene suficiente espacio, para esquivar fácilmente tus golpes.

En vez de eso, tu objetivo es llevarlo contra las cuerdas. Allí tendrá poco espacio para escapar, y si le descargas una lluvia de golpes, estará encerrado y desesperado.

Para llevarlo a las cuerdas, sé inteligente y muévete. Esquiva sus golpes, pero mantén paso firme hacia él. Hazlo retroceder sin que lo note, y sin que sufras daño.

Pero mantén los ojos abiertos, ya que él podría aplicarte la misma técnica a ti. Y si terminas contra las cuerdas, necesitarás mucha agilidad para salir de allí.

12. Camina

Moverte en el ring puede ser agotador. Así que, para recuperar algo de energías, camina un poco cada vez que puedas.

Si tu oponente está lejos, camina un poco para descansar las piernas. Si no estás lanzando golpes, camina un poco.

Incluso si te están pegando, solo aléjate de él caminando. A medida que te alejes, sus golpes perderán fuerza, así que el impacto será menor.

Si de verdad quieres aguantar, debes ahorrar energías, y caminar cada vez que puedes es una buena opción.

13. No imites al sparring

Por último, ten en cuenta que al entrenar, es probable que hayas copiado movimientos del sparring, como cubrirse prolongadamente o hacer un movimiento de cabeza hacia abajo.

Esto es entendible, ya que eres nuevo y estás encontrando tu táctica. Pero el sparring está allí para aguantar tus golpes. Si recibes 15 golpes continuos de tu oponente, estarás frito ante los jueces.

Sí, debes aguantar algunos golpes en la primera mitad. Pero también debes lanzar uno que otro golpe y esquivar.

Si te dedicas solo a recibir golpes, estarás perdido.



Fuente:

Consejos para tu primera pelea de boxeo – Facebook
Mi Primera Pelea – Youtube