Las 7 Diferencias Entre Desodorantes y Antitranspirantes Para que Elijáis Cuál Os Va

El olor corporal siempre ha sido motivo de preocupación para la mayoría de las personas. No en vano, las compañías cosmetológicas han copado el mercado de variedades de desodorantes y antitranspirantes con ganancias millonarias.

Seguro que pensáis que es lo mismo y que da igual cuál elegir en la tienda, pero no es así y ahí es donde muchos fallan. Aunque aparentemente sirven para el mismo fin, la diferencia entre uno y otro repercutirá en el sudor y mal olor.




¿Conocéis la diferencia entre desodorante y antitranspirante?

desodorantes

Como ya sabéis, el mal olor es algo a lo que todos le huyen y tanto es así que antes de que se inventara el desodorante, la opción era rociarse con perfume. Sin embargo, eso no detenía la sudoración, sobre todo en épocas calurosas.

#1 Olor vs. Humedad

Lo primero que debéis saber es que una cosa es el olor corporal  y otra es la humedad que generamos. El sudor es húmedo y no tiene olor. El mal olor que algunas veces destilamos bajo las axilas es causado por las bacterias. Así como son cosas diferentes, requieren de productos diferentes.

El olor corporal ocurre cuando las proteínas y la grasa en su sudor se mezclan con las bacterias de la piel. Además, debido a que algunas partes del cuerpo son más propensas al crecimiento de bacterias, también son más propensas a los olores no deseados. Las áreas que no son los principales lugares de reproducción de las bacterias pueden sudar, pero no apestan.

Las axilas y el área púbica tienen miles de pelos. Estos pelos retienen las bacterias y el sudor, por lo que, cuando se trata del olor corporal, estas son las áreas más problemáticas del cuerpo.

#2 Cero Bacterias

El desodorante previene la acumulación de bacterias (y por defecto, olor corporal). Sin embargo, no protege contra la transpiración o la humedad.

#3 Reconoced los ingredientes

Aunque cada producto debería anunciar su función, si no es así, coged la lista de ingredientes y fijaros si contiene Cloruro de Aluminio, solo los antitranspirantes lo tienen.

#4 El olor es importante

Los desodorantes poseen en su lista de componentes parabenos, fragancias y agentes antibacterianos para enmascarar el olor o matar las bacterias. Los antitranspirantes pueden no contener perfume.

#5 Si es antitranspirante aunque no lo parezca

Si en la descripción observáis que una de sus funciones principales es «protección contra la humedad» y  contiene un ingrediente activo llamado aluminio zirconio, este producto es un antitranspirante aunque la promoción diga desodorante.

#6 ¿Cosmético o medicamento?

El desodorante es considerado un producto cosmético, ya que solo se usa para enmascarar o neutralizar el olor corporal causado por las bacterias, mientras que el antitranspirante, por otro lado, se considera un suplemento médico porque en realidad cambia temporalmente la función de la piel, suprimiendo el flujo de sudor.

#7 Base Importante

El principal ingrediente de los desodorantes es el alcohol y del antitranspirante es el aluminio

Leed las etiquetas

Si tenéis dudas acerca de uno u otro, optad por leer las etiquetas. Algunos ofrecen doble protección y esto puede incrementar el costo a pagar.

Si sois de piel sensible, tratad de usar los que agreguen humectantes a los ingredientes. En los naturales o caseros, el aceite de coco es el más popular.

¿Cómo funcionan?

Desodorante:

El propósito del desodorante no es detener el problema del exceso de sudoración, sino enmascarar el resultado, que es un aumento en las bacterias de las axilas y el olor corporal que desencadena.

Tomando en cuenta que las axilas son un caldo de cultivo para las bacterias puesto que en ellas se encuentras muchas glándulas sudoríparas que regulan la temperatura corporal, se le ha agregado a los desodorantes ingredientes ácidos o salados que evitan la fermentación de las sustancias que excreta el cuerpo.

Como  eso no garantiza su eficiencia total, también se les añaden perfumes para tratar de tapar un poco el olor.

Algunas mujeres también usan el desodorante debajo de sus senos, en la parte superior interna del muslo o el área del bikini, para ayudar a ocultar los olores y evitar las rozaduras.

Pero es importante recordar que estos no son lugares que el desodorante debe ser usado. Para estas partes del cuerpo, el polvo para bebé es una opción mucho mejor y más segura.

Antitranspirante:

A diferencia del desodorante, el antitranspirante puede usarse en cualquier parte del cuerpo. La idea central de este producto es reducir o evitar la sudoración. Para ello, el aluminio que se encuentra entre sus componentes se encarga de tapar los conductos sudoríparos, deteniendo así el sudor. Por esta razón, los antitranspirantes son considerados un medicamento.

Un problema recurrente reportado por los usuarios frecuentes de antitranspirantes es que se forma una película blanca en la ropa, en ocasiones muy difíciles de quitar. La tecnología ha avanzado ante esta queja y ha creado estos productos en forma de gel con muy buenos resultados.

La cosmetología también ha acudido a la aplicación de botox en las axilas (toxina botulínica) sí, ese mismo que se usa en la estética para reducir las señales del envejecimiento también es usado para prevenir la sudoración.

Se trata de obstruir esos conductos, evitar que salga el sudor a la superficie y obtener el efecto a largo plazo. Aunque esa opción se usa en caso de hiperhidrosis  solamente y bajo prescripción médica. El efecto dura entre 6 y 9 meses.

Entonces, ¿Cuál debéis elegir?

Aunque para la mayoría ésta es una decisión intrascendente, la verdad es que elegir uno u otro producto depende de las necesidades de cada quien.

Puede que seáis de los que suda aún estando sentado en la oficina frente al computador o de los que necesita correr una maratón para poder sentir algunas gotas sobre la piel. De igual manera se manejan las bacterias.

Las bacterias al ser producidas por el cuerpo, se generan de manera y en cantidades diferentes en cada persona. Por ello, debéis decidir cuál aspecto deseáis tratar: el sudor o el mal olor.

La mayoría opta por usar solo desodorante. En ese caso, elegid si tendrá o no fragancia y si dejará una sensación húmeda o seca al contacto con la piel.

Los antitranspirantes funcionan mejor cuando se aplican la noche anterior, no justo antes de salir. Para obtener los máximos beneficios su vuestra sudoración es copiosa, os aconsejamos usar un antitranspirante antes de ir a la cama y el desodorante por la mañana.

¿Las fórmulas antitranspirantes clínicas son una opción?

Para aquellos con hiperhidrosis (sudoración extrema),  las fórmulas antitranspirantes clínicas puede ayudar a reducir la transpiración y el olor que viene con ella.

Teniendo en cuenta que ningún producto elimina el 100 por ciento el sudor, podéis elegir los desodorantes con “calidad extra” o “máxima potencia” y así obtener una protección avanzada en caso de una entrevista de trabajo y para ir al gimnasio.

¿Los desodorantes y antitranspirantes producen cáncer?

axilas afeitadas

La FDA, la Sociedad Americana del Cáncer y el Instituto Nacional del Cáncer han dicho que no se ha encontrado evidencia científica o médica que vincule estos productos de aseo personal con el cáncer de seno.

El motivo por el que se cree que son un producto cancerígeno es por la recomendación que se le hace a las mujeres de no utilizar desodorantes ni antitranspirantes antes de hacerse una mamografía.

La razón es que las partículas de aluminio pueden permanecer en la piel y confundirse con una anomalía, sólo por eso, así que hasta los momentos no hay nada que temer.

Siempre hay un Plan B

Si tenéis reservas en cuanto a los químicos o vuestra piel es sensible a ciertos elementos, las opciones naturales siempre están a la mano.

Como sustituto del desodorante podéis usar sales minerales. Anteriormente se encontraban en forma de roca pero en la actualidad las podéis encontrar en diferentes presentaciones pero en gel es la más común.

Algo que debéis sabes es que mantener las axilas secas y limpias como parte de una rutina de aseo personal es necesario para evitar la proliferación de bacterias. De ninguna manera un desodorante o antitranspirante podrá hacer el trabajo aislado.

Si no tenéis acceso a las sales minerales, otro dato es rozar las axilas con un paño húmedo rociado con bicarbonato de sodio.  Os ayudará a neutralizar el olor y evitará la humedad al mismo tiempo.

Los desodorantes naturales y caseros no tienen un antitranspirante. Esto significa que a menos que sudéis muchísimo, también necesitaréis usar un antitranspirante.

La mayoría de las opciones naturales se elaboran con ingredientes de origen vegetal y perfumado con aceites esenciales pero si tenéis la piel sensible, considerad comprar o hacer un desodorante natural sin fragancia.

En cuanto al antitranspirante no hay mucho que hacer pues sudar es un mecanismo de eliminación del cuerpo humano y no hay manera natural de evitarlo. Bajo las axilas hay muchas glándulas sudoríparas y por lo tanto habrá sudor, queráis o no.

Mientras que muchos ingredientes naturales como limón, sales minerales, lúpulo, bicarbonato de sodio y talco pueden reducir el sudor, el aluminio es el único ingrediente reconocido por la FDA como antitranspirante.