Los 5 Mejores Archivadores Tipo Acordeón (Guía 2019)

Tener el mejor archivador tipo acordeón disponible en la oferta puede significar la diferencia entre perder documentos importantes y mantenerlos intactos.

Recientemente me he llevado un buen mosqueo cuando encontré manchados y llenos de moho casi todos mis diplomas y certificados del insti.

Este descuido ocurrió dentro del archivo donde tenía guardados todos los documentos importantes ¡venga que las cosas de la universidad se han salvado de milagro!

Mi madre me ha dicho que esa área de mi armario presentó humedades el verano pasado y, aunque repararon, algún daño causó. El archivador barato que tenía terminó de colapsar y con la humedad generó un moho destructor.

También me ha dicho que lo correcto es guardar los documentos en carpetas que puedan resistir no sólo al tiempo sino también a la humedad así que necesito uno de esos.

¿Cuál es el mejor archivador tipo acordeón?

Hallar en la oferta un modelo asequible de archivador no es un trabajo en extremo difícil si ya tenéis en claro qué es lo que os hace falta y el uso que le daréis a esta herramienta de oficina.

Si estáis trabajando, por ejemplo, en organizar los documentos de una oficina formal, nada mejor que la sobriedad de los archivadores tradicionales con los colores crema y marrón tan conocidos por todos.

Entre lo disponible, uno de los modelos menos costosos, es precisamente el tradicional que nada tiene que ver con los modernos archivadores coloridos.

Sin embargo, si estáis, por ejemplo, trabajando en una agencia de publicidad un restaurante o una oficina de creativos, no es necesario pensar tan dentro de la caja. Allí los modelos coloridos vendrán de perillas, con rotuladoras y hasta carpetas colgantes.

Si aún no estáis muy seguros de cuál de todos los modelos puede servir a vuestros propósitos, tal vez os convendría echar un vistazo en esta lista comparativa donde, seguramente, encontraréis justo lo que estáis buscando.

A continuación te presentamos los mejores archivadores tipo acordeón: 

1. Separador de 12 posiciones Pagna 

Práctico y cómodo

Para archivar papeles actualizados y documentos viejos que debéis llevar de un lugar a otro, una buena opción para vosotros puede ser este clasificador tamaño Din A4.

Es una carpeta de tapa dura, color rosa oscuro o amarillo que os vendrá de perillas si queréis organizar el jaleo de la oficina. Tiene gomas, 12 compartimientos y está hecha en cartón laminado.  Estas carpetas son también un muy buen equipamiento escolar.

2. Archivador de tipo revistero 15171 Snopake 

Sencillo y organizado

Fabricado en polipropileno resistente y de muy buena calidad, este cómodo archivador tipo revistero puede ser vuestra salvación si queréis tener los documentos organizados.

Viene con lengüetas de fijación y códigos de color para el índice con los que podéis hacer vuestros propios ficheros.

Se trata de un organizador robusto, fácil de limpiar, de almacenamiento sencillo y que os ahorra espacio valioso tanto en la casa como en la oficina.

3. Clasificador tipo acordeón de Carchivo 

Resistente y duradero

Ampliamente recomendado para oficina y para guardar documentos importantes en casa, este archivador expandible de tipo tradicional, os sacará de problemas.

Está hecho de cartón forrado y viene con separadores de 20 bolsas interiores, es fácil de almacenar, sirve para dossiers y es uno de los más robustos del mercado.

Quienes lo tienen destacan su practicidad y facilidad de uso. Podéis llevarlo a donde sea y guardarlo en cualquier parte.

4. Archivo organizador portátil de EF772 de Gossip Boy 

Para el hogar y la oficina

La marca Gossip Boy ha puesto en venta este archivador extensible que se puede ajustar a papel oficio, tamaño carta, A4 o incluso a papel especial.

Es un archivador translúcido tipo maletín que podéis colocar de sobremesa en vuestro estudio, la casa o la oficina. Podéis colocarle etiquetas para identificar y usarlo, incluso, como portafolio.

Hecho en plástico de alta calidad, tiene gran capacidad y un diseño práctico y moderno.

5. Archivador tipo acordeón Redvers 

Fácil de almacenar

Si estáis buscando un archivador que os ayude a poner un poco de orden alfabético entre tanto papel regado y sin ocupar mucho espacio, esta opción tal vez os venga bien.

Fabricado en plástico de larga duración este organizador es un gran aliado escolar, podéis guardar en él cartulinas, papeles y documentos de todo tipo, sobres con fuelles y hasta reglas e instrumentos planos de uso de oficina. Trae soporte.

Archivos expansibles

Son archivos con muchos bolsillos de carpetas diferentes dentro de un paquete portátil. Son ideales para almacenar de forma alfabética, por tema o por colores documentos importantes o de diversos tipos. Son ideales para estudiantes de carreras donde puedan guardar exámenes, informes e investigaciones. E incluso para que las mamás guarden documentos escolares, actas de nacimiento e historias médicas, así como documentos de propiedad y papeles del hogar.

Cómo comprar carpetas de archivos

Antes de comprar una de estos archivadores para carpetas es esencial que tengáis bastante claro el uso que le daréis. No es lo mismo un archivador para exámenes, clases o incluso propósitos artísticos como canciones, partituras y otros documentos de manera que comprarlos implica una decisión donde deberéis tener en cuenta una serie de consideraciones importantes a saber, entre ellas:

Tamaño

En cuanto al tamaño de estos equipos, habría que decir que vienen en medidas estandarizadas de tamaño de papel. Los tamaños más comunes son carta de 11 ¼ pulgadas de ancho y tamaño oficio 14 ¾ pulgadas de ancho, a estas variedades de tamaño también se les conoce por su nombre en inglés “letter” y “legal” respectivamente. Suelen traer pestañas surtidas.

Características especiales

Con el paso de los años estas carpetas se han ido perfeccionando para hacerlas más adaptables a las necesidades de las personas y para mejorar su condición de conservadores de los documentos que tienen en su interior. Una de las cualidades más interesantes de estas carpetas es que ahora tienen propiedades anti microbianas, es decir resisten el crecimiento de bacterias y moho que daña los documentos y, además, previene las manchas y olores.

Otra cualidad especial que encontraréis en algunas de estas carpetas es que tienen bordes más suaves y son resistentes al agua, ideales para cuidar los documentos que llevan en su interior de los derrames de líquido, además, si se derrama algo puede limpiarse fácilmente y sin mayor problema. Lo mejor de este material que, aunque es impermeable, permite que rayéis con bolígrafos y marcadores.

En la actualidad también están libres de ácido que os permitirán guardar sin que los documentos en su interior se vayan poniendo amarillos con el paso de los años.

Colores

Aunque inicialmente estos archivadores conservaban el mismo patrón de color que las carpetas manila y las versiones marrones, en la actualidad este equipo de oficina ha diversificado el uso de los colores para hacerlo más atractivo a los usuarios.

Si bien las rígidas y serias oficinas aún hoy utilizan las variedades color marrón y crema o amarillo claro tan comunes en el pasado, hay lugares donde cada vez más se ha optado por el uso de archivadores de carpetas con colores más vivos, pero siempre respetando un patrón de colores que le da seriedad al orden y no lo hace parecer un carnaval.

De hecho, en la actualidad, la variedad de colores obedece a un código que os ayuda a organizaros mejor. No obstante, a favor de los colores tradicionales, hay que agregar que las carpetas que los llevan son más resistentes a las manchas y a las rasgaduras.

Tarea pesada

Dependiendo del tipo de archivo que querréis tener deberéis seleccionar archivadores y carpetas de materiales realmente resistentes. Los materiales más comunes son cartón prensado y polipropileno. Los primeros son los más populares e ideales para el uso constante, mientras que, en los segundos, podréis observar cualidades impermeables, no sólo que los hacen resistentes al agua sino también a la tinta, el tóner e incluso a las rasgaduras.

Pestañas

Existen diferentes opciones de pestaña en cuanto a tamaño y ubicación, el corte de pestaña se refiere a qué tan grande es la pestaña de la carpeta. A menudo veréis un corte de un tercio o un quinto que significa que la pestaña es un tercio o un quinto la longitud de la carpeta. También hay algunas con corte recto, sin pestañas. A la hora de almacenar es determinante que seleccionéis cuál os vendrá mejor y esto dependerá de cómo almacenaréis las carpetas de archivos. Hay carpetas de pestañas superiores y también laterales e inferiores.