mejor-banco-de-jardin

Los 7 Mejores Bancos de Jardín Para Disfrutar Del Aire Libre En Casa

OFERTAEl más vendido No. 1
Keter Eden Garden Bench - Banco y arcón...
135 Opiniones

Desde que me propuse decorar mis espacios exteriores siento que mi casa ha ganado terreno, puedo extender nuestras reuniones y fiestas al aire libre de forma cómoda y sencilla. Y es que de nada sirve tener un lindo patio trasero si no se puede disfrutar de él y para poder hacer esto es fundamental tener el mejor banco de jardín en casa.

Pero acondicionar el patio puede ser agotador. Hay demasiadas opciones en el mercado de tumbonas, hamacas, mesas y hasta de sillas.

Así que debemos tener cuidado porque toparse con productos frágiles, que se oxidan rápido, incómodos  o que no han sido diseñados para exteriores es un problema común.  Os sorprendería la cantidad de veces que he pedido devoluciones por un banco que se parte en la primera sentada.

Pero no temáis que si comenzáis la experiencia bien documentado, podréis decorar el jardín como todo un experto.

¿Cuál es el mejor banco de jardín?

Al escoger un buen asiento, la compra final dependerá de varios factores de espacio y gusto personal. Y si ya habéis intentado hacer vida en un jardín sin un banco seguro estaréis buscando una alternativa cómoda y contra insectos para poder entretener a invitados y familia sin problema.

En mi búsqueda incesante por el mejor banco he encontrado los estilos más divertidos y útiles, como aquellos que incluyen un baúl debajo de la silla, y otros mucho más modernos y finos, como los que se venden con figuras intrincadas en sus brazos y respaldares.

El problema será que si escogéis una fórmula ganadora, su uso os llevará a comprar más. Así que mejor estéis preparados para  pensar no en una pieza sino en todo un juego de muebles, porque sé por experiencia que esta puede ser la primera de muchas compras para tener un nuevo ambiente para disfrutar por años.

A continuación te presentamos los mejores bancos de jardín: 

1. Banco de jardín ES84B-0090731 Outsunny

Diseño de dos plazas

Una gran alternativa para equipar el jardín o el porche de la casa es este banco para exteriores diseñado por Outsunny.

 Se trata de un encantador asiento de dos plazas que además de ser funcional es un mueble ornamental que lucirá estupendo en cualquier parque, jardín o terraza. El diseño ostenta un patrón de hiedra que le da al asiento un aspecto vintage, clásico y tradicional.

El banco tiene una construcción muy robusta ya que ha sido elaborado en hierro fundido, también posee un acabado en color negro que complementa cualquier decoración.

Es un mueble ideal para exteriores con una larga vida útil al ser resistente a la corrosión y al desgaste generado por la intemperie. El modelo es capaz de soportar hasta 180 kg de peso y tiene unas dimensiones de 127 x 60 x 85 cm.

2. Banco de jardín 15346686 Bespoke Garden

Funcional y encantador

Es uno de los bancos para exteriores más hermosos del mercado y promete ser una estupenda opción para decorar y equipar el jardín de la casa.

El diseño ha sido elaborado con listones de madera, hierro fundido y resina de plástico. Tiene un estructura sólida y estable que se adapta estupendamente a la lluvia, el sol intenso y las heladas.

El asiento es funcional y espacioso, permite que tres adultos puedan compartir el banco con comodidad mientras se relajan al aire libre.

El diseño se ensambla fácilmente y tan solo pesa 16 kg, así que si te provoca moverlo de lugar y no quieres desarmarlo, trasladarlo no será una tarea titánica. Tiene unas dimensiones de 126 cm x 56 cm x 74 cm de altura.

3. Banco de jardín exterior Keter 

Almacenamiento disimulado

OFERTA
Keter Eden Garden Bench - Banco y arcón...
135 Opiniones

Con un aspecto de paneles de madera y de estilo antiguo blanco, este banco es una opción genial para decorar y dar durabilidad al mismo tiempo. Su estructura de plástico puede no ser tan pesada y robusta pero garantiza resistencia al agua de lluvia o piscina. Al ser un asiento baúl esa característica impenetrable también me ha  permitido que guarde en él mis materiales de jardinería y hasta unos juguetes de los niños.

 4. Banco de jardín de 3 plazas DanDiBo Ambiente 

Elegante y fácil de combinar

Delicado en aspecto pero súper resistente en peso y acabado. Esta banca de hierro forjado es perfecta para dar un aspecto más sofisticado a cualquier jardín.  Al tener más de metro y medio es bastante amplio así que incluso puede servir para recostaros por las tardes. A mí me encanta que no mate las plantas y que a través de él se pueda seguir apreciando el verdor general  del patio.

5. Banco de jardín con almacenaje Toomax Florida 

Con espacio para candado

Lo compré porque me hacía falta más almacenamiento y ha resultado ser un gran asiento. Está hecho de resina dura que aguanta hasta tres personas sentadas y puede ser cubierto con una manta si hace falta darle un toque colorido. La apertura de la caja es súper cómoda porque los pistones mantienen la tapa abierta para sacar cualquier herramienta.  Ha resistido un año de sol y lluvia sin desgastarse ni decolorarse.

6. Banco de jardín de madera Ultranatura Canberra 

Excelente relación calidad/precio

Creo que este es un indispensable para la comparativa ya que es de los mejores que he probado. Ayudé a mi hermano a instalarlo en su terraza y el montaje es sencillo. Os recomiendo darle una capa de teca para extra protección si lo pondréis en un lugar muy soleado. Otra cosa genial es que es parte de una serie de muebles para jardín siendo fácil de integrar a cualquier ambiente exterior.

7. Banco de jardín de metal de Olive Grove diseño de pájaros 

Detalles en hierro

Lo mejor de este modelo es su espaldar con entramado de forja  súper mono. Todo el sillón está pintado con un efecto cobre que da un toque retro muy guay. Es un banco más ligero de lo que parece lo que facilita su montaje y ubicación. En él caben dos personas cómodamente e incluso tiene la altura justa para incluir un cojín en la parte inferior que da una sensación más suave.

Guía de compra: Los mejores bancos de jardín de 2019

mejor-banco-de-jardin¿Qué es un banco de jardín?

Hablamos de un banco al referirnos a esos asientos alargados donde varias personas se pueden sentar juntas en un mismo espacio. Esta función la puede cumplir una superficie plana y estirada de cemento o una silla más sofisticada y confortable que tenga apoyabrazos y con respaldo.

Su uso en los jardines domésticos además es súper recomendado para crear zonas de descanso que integren el paisaje natural con la comodidad de un ambiente hogareño interior.

Tipos de asientos de jardín

Junto con los bancos existen muchas opciones para sentarse y relajarse al aire libre. La distinción principal de los bancos sobre otros tipos de butacas es su capacidad de uso simultáneo, algo que ayuda a ahorrar espacio y facilitar la interacción social.  Aunque esto también se puede conseguir en algún modelo menos rústico y más delicado.

Seguro estáis más familiarizados con esos muebles y sofás de terrazas que dan la apariencia de una sala de estar exterior. Estos son ideales para espacios abiertos y techados o decoraciones más formales, pero no serán tan buena idea si queréis dejarlos instalados en cualquier estación.

Para combinar con los bancos otra buena alternativa son las sillas adirondack, que son diseños individuales perfectos para pasar mucho tiempo.

Si, por otro lado, sois de los que prefiere aprovechar el espacio abierto para la relajación, seguro os conviene comprar una hamaca o un columpio para colgar bajo los árboles. Y  si queréis tomar el sol, podéis elegir una tumbona con cojines o simplemente optar por una manta.

Ventajas de los bancos sobre otros tipos de asientos al aire libre

Aunque la combinación de distintos tipos de asientos puede ayudar a crear un ambiente cómodo y  amigable que encaje con nuestra decoración general de la casa, los bancos tienen características que pueden hacerlo más favorables para nuestros jardines antes que otros muebles.

Menos espacio

Si vuestro jardín no es tan grande como para tener una mesa para ocho o dos sofá de tres plazas, quizá vuestra mejor opción sea un banco de buena calidad. Las personas estarán más juntas pero de una forma acogedora y cómoda ya que el banco ahorra espacio de muchas sillas individuales. Incluso podréis escoger modelos con modo convertible en mesa para diversificar el ambiente según la ocasión y no añadir bulto innecesario.

Resistencia al desgaste

A pesar de estar diseñados para una instalación permanente sin movimiento, los bancos están protegidos contra el uso intenso y la vulnerabilidad ambiental gracias a su robustez y acabado limpio. Son ideales para aguantar años  sin movimiento.

Menos vulnerabilidad al robo

Si pensáis instalarlos en un espacio abierto sin seguridad debéis apreciar su construcción pesada como medio de defensa. Por ello, los materiales que os encontrareis pueden ir desde un fuerte hierro forjado hasta una cargada base de piedra.

Decoración

Los bancos logran complementar el ambiente natural con un mobiliario acogedor de manera perfecta. Son elegantes y tiernos sin llegar a ser demasiado refinados o formales y según el material y forma pueden combinar con muchas piezas decorativas distintas.

Ahorro de costo

Por supuesto lo asequible o no de cada banco dependerá del patrón de diseño y la marca. Sin embargo, uno banco siempre representará un costo más barato que comprar sillas individuales para la misma cantidad de personas que entrarían en un asiento compartido.

¿Qué factores tener en cuenta al comprar un banco de jardín?

Superficie

Según la cantidad de espacio disponible en vuestro jardín podréis optar por bancos de más o menos capacidad. Cada uno debe soportar el peso y ancho de al menos dos adultos de forma cómoda. Así que, si vuestra idea es comprarlos para ser anfitrión de grandes fiestas, es mejor que busques más de uno o que vayáis por un modelo más ancho.

Materiales

De estos dependerá la apariencia final, el acabado y la resistencia de cada pieza.

Madera

Es la elección perfecta si preferís un estilo natural y de integración con el ambiente. Son consistentes y si están recubiertos requieren poco mantenimiento en las estaciones.

Las opciones más resistentes son aquellas hechas de madera de teca y jarrah australiana, que se caracterizan por un tono rojo cobrizo muy llamativo.

El cedro o pino son otras maderas resistentes que pueden ser sellados o pintados para mayor duración y prevenir el envejecimiento. Y si preferís un acabado mucho más silvestre también podréis ir por cortes de troncos de madera 100 % naturales pero que durarán un poco menos.

Metal

Constituye un material genial para resistir el paso del tiempo, las estaciones y las inclemencias del clima aunque son un poco más difíciles de combinar. Por suerte los adornos y patrones de estos modelos pueden ser el factor más vistoso y conveniente para aprender a emparejarlos con otras piezas.

En acabado metálico os podréis conseguir con construcciones de aluminio extruido, aluminio fundido, hierro adornado o metal vintage. Cada uno de estos es resistente, pesado y menos costoso.

Otros materiales

Existe una variedad cada vez más grande de estilos de fabricación. Entre ellos, es posible comprar muebles de mimbre, de bambú o caña, para dar un look más tropical y veraniego a todo el patio.

Para los ambientes más industriales podréis reciclar materiales viejos y crear bancos con palets o cajas de vino.

Aunque si sois más prácticos, un banco de resina plástica también cumplirá su función y será más sencillo de cuidar.

Estilo

Dependiendo de cómo os guste ambientar vuestro jardín podréis optar por el  más moderno acabado pulido, con cojines y formas curvas de aspecto redondo o ir por un estilo inglés de época más tradicional y retro.

No tenéis limitaciones en este campo, podréis crear contraste con vuestra decoración interna en casa o seguir un mismo patrón de ambientación.

Comercial o residencial

El tipo de uso que le daréis influirá en el tamaño, calidad y robustez de cualquier banco. Por ello es mejor que no intentéis buscar el mismo estilo de vuestro centro comercial preferido para un jardín privado.

Costo

Los bancos  pueden ser una inversión monetaria que no todos están dispuestos a asumir pero sin duda valen el dinero. Cada una de estas piezas que os he presentado y descrito es capaz de durar años de vida sin más que mantenimiento mínimo cada tanto.

Así que además del estilo, material y espacio debéis tener en cuenta que cada característica impacta en el pago y si queréis un buen jardín no podréis ir tras cualquier banco en oferta.