mejor-bote-a-control-remoto

Los 5 Mejores Botes a Control Remoto Que Corren A Toda Velocidad

Los barcos de carrera a radiocontrol son muy populares en mi localidad pues el lago del parque brinda la oportunidad de manejarlos y competir. Por ello me quise comprar el mejor bote a control remoto, para entrar a la diversión con mi hijo.

Pero antes de conseguir una lancha de buena calidad tuve que pasar por unos modelos que eran más de juguete para niños pequeños o que les entraba agua con facilidad a la electrónica.

Además, podía ver cómo otros modelos sencillos funcionaban de maravilla y agarraban altas velocidades. En fin, una total frustración que tomó tiempo de búsqueda.

¿Cuál es el mejor bote a control remoto?

Un buen bote con mando a distancia debe incluir un control de direcciones fácil de operar para grandes y críos, una batería de carga rápida y una potencia de motor que acelere a toda velocidad.

Por suerte, hay mogollón de opciones que veréis en esta comparativa que preparé, desde la más profesional doble motor y de marca, hasta un barco asequible y  menos costoso que corre como ninguno.

Ya hablar de botes en miniatura no es sinónimo de juguetes sino de modelos de guerra o alternativas de estilo barco pirata. Algunos incluso pueden adaptarse con cebo para pescar en medio de un lago.

Echadle un vistazo a esta guía y seguro os interesáis por probar alguno en vuestro tiempo libre.

A continuación te presentamos los mejores botes a control remoto: 

1. Barco de carreras a radiocontrol FT012 de FeiLun

Ligero y rápido

Este modelo alcanza una super velocidad de 45 km por hora, lo que supera a otros botes de carreras del mercado. Podréis dirigirlo desde unos 150 metros de distancia por lo que son súper útiles sus puntas anti-colisión extraíbles. Otro plus es la hélice de repuesto que podréis instalar vosotros mismos en casa, si sufre un accidente.

2. Bote a control remoto de deAO

Con alerta de batería baja

OFERTA
deAO Bote con Super Velocidad a Control...
3 Opiniones

Se activa a contacto con el agua y se puede manejar hasta a 200 metros de la orilla así que es perfecta para lagos grandes. El control de 2.4 GHz es muy potente  y viene con un timón de dirección automático. Me encanta que sea impermeable pues nada se moja cuando mi hijo lo voltea.

3. Barco de alta velocidad TKKJ H105 de Goolsky

Hasta 30km/h

El mando teledirigido de este bote funciona sin interrupción gracias a su canal 2 CH. Tiene mayor precisión en la dirección, así que les encantará a los amantes del automovilismo. Además, la lancha cuando se voltea ella automáticamente se gira y pone en posición correcta, permitiendo que no tengáis que bajar la velocidad en vuestras maniobras.

4. Bote Venezia a control remoto de Jamara

Replica diseñada en madera

Es un barco de colección de 17 pulgadas con doble hélice. Está construido con mucho detalle y el control inalámbrico asemeja la forma del yate. Como es un modelo más sencillo puede funcionar para piscinas grandes sin perder diversión en la velocidad así que puede ser un regalo perfecto para vuestros críos.

5. Bote radio control CM-670m007 de Comtechlogic

Trae protección contra salpicaduras

Si lo buscáis únicamente para vuestro hijo, este es un barco barato que podréis comprar y funcionará igual a alta velocidad. Además, el kit incluye su batería, hélice, cargador y escaparate para guardar el barco. El control soporta muchos canales de frecuencia así que si estáis manejando con otros botes cerca, no habrá problema.

Tipos de botes a control remoto

Existen varios diseños de barcos a control remoto según sus características físicas, técnicas y el nivel de experticia del operador. Pero no os preocupéis, todos los modelos pueden aprender a manejarse si así queréis.

Veleros miniatura

Estos modelos de vela suelen funcionar como uno a tamaño real y, aunque cuentan con motor para arrancar, el diseño brinda un sistema de navegación que asemeja la experiencia de ser un capitán de velero pero desde una banca a la orilla de un lago.

Barcos de carrera

Estas piezas son como las que visteis en la guía. Son muy divertidos porque agarran altas velocidades y debéis maniobrar con el control las curvas y dirección de la nave. Son los más populares entre los niños pero también entre los adultos que los usan para competencias reales.

Modelos a escala

Estas piezas son ideales para los fanáticos de los barcos. No van a gran velocidad ni con precisión en la navegación pero su apariencia y realismo es lo más importante. Es una gran forma de introducir a vuestros críos en el mundo marino sin el peligro de las profundidades.

¿Cómo elegir un bote a control de remoto?

Entender los términos

Para poder comprar un bote con componentes de calidad hay que entender de qué se está hablando, en especial con lo electrónico. Por ello, muchos confunden los tipos de motor o la potencia del control.

Para que no os pase eso, lo primero que debéis saber es qué significa tener un motor de cepillo. Esta forma de motor es la más barata y suele sobrecalentarse. Por ello es que los modelos más costosos traen un método de refrigeración por agua que refresca el sistema.

Otro formato que os vais a encontrar son los motores sin escobillas, comúnmente identificables como los más eficientes. Estos harán que vuestro barco tenga más velocidad y consuma menos.

Por último, es fundamental que entendáis que el transmisor es la unidad que se recibe las señales de radio de forma remota a través de una frecuencia de 2.4 GHz.

Tipos de casco

Podréis encontrar tres formas de cuerpo. Los monocasco se refieren a los modelos en forma de V de una pieza y que viajan a más velocidad.

También están los de hidroavión que cuentan con dos cascos pequeños a los lados de la embarcación más grande y que funcionan en aguas tranquilas. Y por último, está el catamarán en el que el barco está suspendido sobre dos cuerpos alargados del mismo tamaño que se colocan a ambos lados.

Actualizaciones

Los mejores barcos son desarmables. De esta forma podréis cambiar piezas a medida que seáis más experto y busquéis una versión de más potencia. Podréis hacer esto con las baterías, con el cuerpo y el motor.

Si bien el tamaño promedio es de 17 pulgadas las extensiones llegan hasta las 36 pulgadas. Mientras que el motor puede pasar de ser eléctrico a uno de gas que os dará más duración en el agua y mayor rapidez.

Rendimiento

La precisión en el manejo y la capacidad de aceleración viene dada por el tipo de funcionamiento que tiene el bote. Uno de alta gama permite un arranque y conducción limpios.

Control

Los tipos de giros, paradas y saltos que del barco no solo están en la pericia del usuario sino en el sistema de manejo que incluye. Una recomendación es buscar piezas de metal que le den durabilidad y fuerza a todo.

Velocidad

Parecen números pequeños pero en un barco miniatura unos 20 km/h equivalen a una altísima potencia. A más velocidad más difícil es su control, así que si sois novatos no os entusiasméis demasiado con la alta resolución.

Tiempo

Las baterías tanto del control remoto como del motor tienen un tiempo de duración y carga. Esto es indispensable para que el bote no se quede en medio del agua por no haber prestado atención, sin embargo, la mayoría tarda un par de horas en estar listos y funciona solo por unos minutos.

Giro automático

Esta característica permite que los volcamientos no signifiquen una parada en la diversión pues el bote se endereza solo. Además, es muy chulo de mirar así que no dejéis de buscar esta función.

Accesorios

Es importante que el producto incluya todos sus equipos, desde las baterías hasta las cintas para cerrar las escotillas y los repuestos. Así garantizaréis más tiempo de vida.

Alcance

Si el bote está muy lejos perderá la señal del mando y dejará de funcionar, por ello es importante que midáis a cuanto puede operar y os divirtáis sin dejar vuestra pieza a la deriva.

Claves para cuidados básicos

Agua salada

La salinidad puede oxidar los componentes metálicos y estropear los circuitos.

Sellado

Usar silicón es la mejor forma de garantizar un cierre hermético que no permita entrada de agua a los componentes del barco.

Hundimiento

Para evitarlo, podréis hacer flotadores caseros con botellas plásticas llenas de aire.

Propulsor

Debéis mantener afilados los propulsores que le dan movimiento al bote.

Manual

Por último, siempre es importante que leáis el manual y no lo ignoréis.