Los 5 Mejores Bozales Para Perro Que Os Cuidarán de Accidentes

mejor-bozal-para-perroSultán suele ser muy dócil, pero desde un día en que me soltó la cadena en el parque y se perdió por dos días enteros le he visto algo nervioso.

Así que cada vez que lo saco a paseo debo estar pendiente de que no quiera atacar a otros caninos, aunque es un perro pequeño ha demostrado tener bastante mal carácter.

El veterinario me ha sugerido que tome medidas antes de que surja una emergencia o se produzca una situación desagradable, he decidido buscar el mejor bozal para perros que pueda encontrar y comprar en la oferta.

Los Mejores Bozales Para Perro

¿Cuál es el mejor bozal para perro?

Dependiendo del uso que le daréis y el tipo de perro, encontraréis uno o varios modelos asequibles que puedan serviros.

Si queréis evitar que muerda, lo aconsejable es uno de esos que son para perros peligrosos. Los que son de rejilla o vienen con soga para ajustar al collar o la cabeza son siempre una buena opción.

Otro punto es el precio, si necesitáis algo barato que se amolde a vuestro bolsillo debéis prestar atención a la calidad. Si buscáis con cuidado seguramente hallaréis un modelo menos costoso que cumpla la función.

Si echáis un vistazo a esta lista comparativa tal vez aclaréis algunas dudas.

A continuación te presentamos los mejores bozales para perros: 

1. Ultra Bozal 5 de Baskerville 

Comodidad y protección

Diseñado para perro grande, especialmente para aquellos que son de carácter agresivo y suelen ser mordedores como es el caso del bulldog francés y el Alaska Malamute.

La gran ventaja de este diseño es que permite que pueda tomar agua vuestro perro, además, el animal luce cómodo y puede seguir con su adiestramiento.

Es un bozal resistente, duradero, de muy buena calidad que se ajusta a una correa normal y tiene, además, una correa removible por encima de la cabeza.

2. Bozal para Amstaff y otros de Kaganiec 

Para perros de cabeza grande

Fabricado para distintos tamaños, este bozal es lo más recomendado para Pitbull y otros perros con cabeza y con dientes grandes.

Podéis saber la medida adecuada para vuestro perro si medís en pulgadas la distancia de los ojos a la nariz y luego el ancho del hocico, la idea es encontrarle uno que le ajuste sin lastimarlo.

Es un bozal antiladridos y especialmente hecho para que no coma del suelo. Este diseño tipo canasta es ajustable y fácil de limpiar.

 3. Bozal de piel para perro de Champion 

Duradero y cómodo

Si vuestro perro es de los que sufre de estrés o ansiedad por separación cuando tenéis que llevarlo al veterinario o con el peluquero, tal vez uno de estos bozales pueda serviros.

Es adecuado para ponérselo por cortos períodos de tiempo y moldear el comportamiento canino.

Es un bozal de cuero, robusto, pensado para perros chatos y braquicéfalos, éste los ayudará a respirar mejor. Viene en diversas tallas y también sirve para perra. Es seguro y trae hebillas de metal.

4. Bozal de cuero de Junmo 

Ayuda a controlar el hábito de masticar

A veces vuestro perrillo puede ser una verdadera dulzura, pero no es más que ladre para que todo el mundo corra despavorido.

Para esto, la marca Junmo ha sacado al mercado este modelo adecuado para perros que muerden y mastican de todo, además, el equipo también es lo indicado para que no ladre.

Hecho en piel, es ideal para galgo y otros perros como el pastor alemán o para doberman.

Es fuerte, no le molesta y el perro respira bien.

5. Bozal ajustable boca corta de Petacc 

Fresco y cómodo

Elaborado con malla transpirable de tela y de nylon este bozal es adecuado para mantener a raya el carácter de los perros que tienen temperamento agresivo.

Está hecho con hebillas de tipo metálico, es resistente, muy útil y respetuoso con la piel, evitará que vuestra mascota coma de manera compulsiva todo lo que se consigue en el suelo.

También puede ser la solución adecuada para los perros traviesos que lo muerden todo. Os aconsejo no ponerlo por demasiado tiempo seguido.


¿Qué son los bozales de perros?

Son instrumentos que se colocan en el hocico de los perros para evitar que muerdan o coman. Su función es mantener la boca del animalillo cerrada, sin embargo, algunos están hechos con orificios que permiten que el can respire, beba y en algunos casos hasta coma.

La forma y el diseño de los bozales dependerá de la función que se le quiere atribuir, algunos son para perros no entrenados, otros para canes con instinto de presa, otros para animales agresivos e incluso para perrillos que sufren de alguna enfermedad y no deben comer ciertas cosas, de hecho, a algunos perros se les pone bozal para evitar que coman alimentos de cebo que se colocan en las casas como trampa para matar animalejos como ratas y ratones.

Usualmente las leyes de algunos países obligan a los dueños de perros a que éstos usen bozal en lugares públicos, la norma obliga de acuerdo a la raza, complexión, forma de la cabeza, tamaño y peso del perro. Es un excelente método de entrenamiento de perros.

Tipos de bozales de perros

En el mercado encontraréis varios tipos de bozales. Los tipos más comunes son:

Cerrado

Este tipo de bozales tiende a tensar la mandíbula del animal, pero le protege los dientes, suelen estar hechos con correas de cuero y, en la mayoría de los casos cubren todo el hocico del animal. Con éstos el perro respira bien ya que tiene un hueco en la punta de la nariz que facilita la respiración del animalillo. Generalmente se sujetan con un cinturón de frente y se amarran con correas en la parte posterior de la cabeza. Su desventaja es que los perros no pueden beber con ellos puestos.

De cesta de alambre

Es adecuado para perros grandes con pelo duro, tienen la ventaja de que los perros respiran muy bien y, además, pueden beber agua con el dispositivo puesto sin mayores inconvenientes. Este equipo, como su nombre lo indica está hecho de alambre en forma de cesta que se ajusta al hocico de forma cómoda hasta cerca de los ojos y se ajusta el equipo a la cabeza con el uso de unas correas de cuero, otra de sus grandes ventajas es que no aprieta las mandíbulas, sin embargo, no se recomienda su uso en climas de bajas temperaturas porque su escasa protección del frío puede romper o cuartear los labios del animal.

De cuero

Estos pertenecen al grupo de los bozales más cómodos que hayan hecho los fabricantes. Es rápido de colocar, cómodo, muy ligero. Cierra desde el hocico hasta los ojos y se une con remaches. Una de sus grandes ventajas es la comodidad del animal, sin embargo, como punto en contra habría que decir que los perros más inquietos los masticarán en un dos por tres y, además las correas del cuero tienden a secarse y agrietarse por lo que sería útil si las engrasáis o limpiáis con regularidad para conservar su vida útil.

Plástico

Este diseño es parecido a los de cuero, pero elaborado en plástico flexible, con ellos el animal respira bien no obstante se le dificulta beber, es fácil de lavar y puede ser bueno como primera opción de entrenamiento.


Razones por las que debéis tener un bozal para el perro

Un bozal es un gran equipo que demuestra vuestra responsabilidad a la hora de tener y cuidar un perro, de manera que tenerlo a la mano puede obedecer a múltiples razones, incluso, una de ellas y tal vez la más importante es que estáis cumpliendo con las leyes de vuestra región donde os exigen cumplir con mandatos obligatorios si tenéis animales.

Sin embargo, esta no es la única razón por la cual deberéis colocar un bozal a vuestro perro, también puede requerirlo porque está en entrenamiento, porque está asustado y queréis evitar que, en un instinto de defensa, se desate mordiendo y atacando a otros perros o personas.

También es útil –y responsable– que uséis un bozal si sacaréis al can a pasear en un sitio donde hay niños pequeños y otros perros y no tenéis la certeza de cómo reaccionará ante quienes estarán a su alrededor.

Otro motivo para usar un bozal puede ser durante un rescate o para hacer al animalillo alguna evaluación médica en la que no sabéis cuál será su reacción ante el chequeo. Igual es una gran opción para los perros con instintos de presa.

Ajuste del bozal para vuestro perro

A nadie le gusta algo que le esté apretado o le resulte incómodo, los perros no son la excepción así que antes de decidiros por uno, vuestro deber es medir varios tamaños, pues si no tomáis estas previsiones podríais estar eligiendo algo que le lastime y que le impida respirar y beber bien y esa no es la idea de un bozal. Debe ser un bozal lo suficientemente ajustado para que lo sujete sin lastimarlo y que no le esté tan suelto como para que lo mastique o se lo quite.

Entrenando a un perro para que acepte un bozal

El proceso de que un perro acepte llevar un bozal puede ser tan traumático como se lo hagáis. Generalmente los perros se dejan hacer cuando asociáis la experiencia a algo gratificante. Los entrenadores proponen empezar dejando que el perro huela el bozal y dándole un obsequio, una croqueta, por ejemplo. Los pasos es luego colocarle brevemente el bozal y retirarlo inmediatamente, siempre gratificando al animal. Este paso hay que repetirlo dejando cada vez más tiempo el bozal en el hocico del perro, se sostiene el collar y al retirarlo siempre se le gratifica, podéis acompañar la práctica con mimos en la cabeza y palabras de alabanza como “buen chico” o “buen perro” pero esto último es sólo opcional, la idea siempre es que el animalillo asocie el bozal con gratificación.

¿Cuándo debería mi perro usar un bozal?

Si someteréis al perro a personas extrañas, un viaje o algún análisis médico lo ideal es que lleve bozal, esto también es buena idea en caso de que el animalillo esté estresado o asustado y tengáis temor de que ataque a alguien en su instinto por defenderse. También es útil en situaciones de emergencia y como entrenamiento.

¿Qué debo cuidar al poner un bozal?

Hay mogollón de aspectos a los que deberéis prestar atención a la hora de colocar un bozal a vuestro perrillo, lo primero es el ajuste, debéis aseguraros de que no lo maltrate, no le irrite y pueda respirar, deberéis tener cuidado especial con los golpes de calor, si notáis alguna reacción de angustia deberéis retirarlo de inmediato. Al ponerlo también debéis infundir seguridad y respeto, un paso más para la indumentaria del perro, si vuestra energía lo confunde y también estáis asustados, tenderéis a confundirlo.