Los 5 Mejores Cascos de Bici Para Niños que os Darán Diversión y Seguridad

Si sois una madre que se preocupa por la seguridad y la diversión de los pequeños, habréis notado que cuando comienzan a experimentar sus primeras andadas en triciclos, pueden ocurrir caídas y lesiones desde ligeras hasta las realmente muy graves. Por ello, los mejores cascos para bicis para niños, vienen a garantizaros la tranquilidad de que no tendréis que salir corriendo por una emergencia de este tipo.

Por ello, conscientes de esta problemática, algunas marcas especializadas han creado recubrimientos redondeados con sistemas de ventilación para asegurar que el yelmo, no solo luzca cool, sino que realmente resguarde la cabecita de nuestros pequeñines.



¿Cuál es el mejor casco de bici para niños?

Como habéis visto, los cascos no son solo accesorios de moda, constituyen un equipo esencial para asegurar la máxima protección del área de la cabeza de nuestros pequeños cuando disfrutan de sus bicis.

¿Pero cómo determinaréis que el que vais a comprar es el mejor?

Pues los que reúnen las condiciones más propicias deben ser capaces de proteger al infante de la luz solar mientras permiten que tenga una línea de visión amplia, además deben  estar provistos de unas ranuras para el aire y por su puesto lo más importante, que cuenten con una superficie protectora lo suficientemente resistente para amortiguar cualquier tipo  golpes en la cabeza y oídos.

A continuación te presentamos los mejores cascos para bici:

1. Casco Infantil florido para niñas – talla XS (48-52 cm), Nutcase Little Nutty

Con visera desmontable para el sol y la lluvia

Si estáis buscando el mejor casco de bici para niñas sin importar el coste, sino su buena calidad, os sugiero que optéis con los ojos cerrados por el distinguido sello de Nutcase, ideal para los primeros pasos de nuestras hijitas en el triciclo, gracias a su revestimiento de espuma interior eps, un sistema de cierre magnético de fácil ajuste, así como un diseño divertido y floreado.

2. Casco rojo de ciclismo para niños – talla (51 – 55cm), Uvex Kid 3

Con almohadillas lavables. Extra seguro

Otra de las grandes casas manufactureras que se ha distinguido por un diseño urbano, profesional y más asequible en cuanto a los cascos para niños ciclistas es Uvex, quien ofrece un producto con tecnología inmould almohadillas X-fit intercambiables con velcro, un sistema de ajuste 3D IA 3.0 con correas FAS de cierre monomático y 10 ventanillas de ventilación ideal para las jornadas de carreras en días calurosos.

3. Kit de casco, coderas y rodilleras de Mickey Mouse, Disney k865507

Diseño atractivo

Cuando ya sabéis lo que es caer y lastimarse, no queréis que vuestros pequeñines de 2 y de 3 años, pasen por experiencias peligrosas durante sus corridas. Es por ello que el reconocido sello de Disney ha diseñado un kit completo para ese ciclista explorador. El pack incluye un casco ventilado y ajustable en la parte delantera y trasera, coderas y rodilleras acolchadas que brindarán la máxima seguridad y prevención.

4. Casco BMX de skate y bici para niños, talla S, Skullcap

Ligero y casual. Con 8 canales de aire

Skullcap trae en esta ocasión un exclusivo casco aireado y ligero de tan solo 400 gramos, pero que es extremadamente estable y capaz de protegerá a vuestros pequeños aun cuando las caídas son sobre objetos afilados o bordes de aceras. Ha sido diseñado con una tecnología que incluye policarbonato en el exterior y espuma EPS inyectada en el molde interno, resultando un  producto ergonómico que se siente como un guante en la cabeza.

5. Cascos de seguridad para bicicleta con diseño de Minnie, talla S, Stamp

Para niñas coquetas y deportistas

Cuando deseáis que vuestra pequeña ciclista luzca hermosa y protegida mientras juega con la bici, pensad en los accesorios de bicicletas y patines que ha creado el sello Stamp, quien ofrece un casco ligero menos costoso, con almohadillas de espuma y un sistema ajustable para los tamaños de cabeza de 2, 3, 4 y 5 años. Incluye rejillas de ventilación para que su conducción sea fresca y cómoda.

Todo lo que necesitáis saber antes de comprar un casco de bici para niños

Todos los padres sabemos lo importante que es contar con un accesorio que sea capaz de mantener la cabeza de nuestros niños bien segura cuando juegan con sus bicis, patines y patinetas, de allí que sea tan relevante que os fijéis en el ajuste preciso del casco, el cual dependerá no solo de los años de edad, el diámetro de la zona del cráneo, sino de un diseño que guste a vuestro chiquillo.

Peso

En el período infantil un casco ligero es lo más recomendable, ya que será más cómodo a la hora de vestirlo. Al respecto, es preferible seleccionar los que han sido construidos en molde, es decir los que poseen un interior de espuma inyectada en el interior de la propia horma, ya que os garantizará ligereza y seguridad.

Orificios de ventilación

Esta parte del diseño permite que al aire fresco de los alrededores circule por la cabeza del chiquillo, lo que evitará las incomodidades ocasionadas por el calor y el sudor.

Otra característica que observaréis es que algunos artículos de bebé vienen con mallas adicionales, lo que evita que los insectos entren por las ranuras.

Visera

Algunos de estos productos de ciclismo vienen con viseras incorporadas. Si bien este elemento del diseño puede ser útil para protegerlos del sol, también podría obstruir su campo visual. Por tanto, verificad que el modelo que compréis otorgue visibilidad, comodidad y protección.

Correa para la barbilla

Un protector de barbilla así como las correas de ajuste que van sobre esta parte tan delicada de la cabeza, podrían ocasionar algunas irritaciones. Esto se debe a que los pequeños poseen la piel sensible. Así que recordad, que este sistema no solo sea seguro, sino suave.

También deberíais buscar las tiras de ajuste que brindan una protección contra pellizcos. Los modelos más recientes incorporan un mecanismo de agarre en forma de un dial que se debe girar para enroscar o aflojar la correíta, hasta llegar a la sujeción adecuada.

Otra versión la veréis con las correas tradicionales, es decir las que permiten pasar el tirante a través de un anillo o hebilla.

¿Cómo encontrar la talla adecuada del casco de bici para vuestro niño?

En primer lugar tomar una cinta métrica y medir horizontalmente el tamaño de la cabeza de vuestro hijo justo por encima de sus orejas y dos dedos por encima de las cejas.

Si bien algunas medidas puedan variar entre una marca y otra, como regla general tenéis los siguientes perímetros cefálicos:

-Los de bebés: 44 y 50 cm.

-Los de niños pequeños: 48 y 55 cm.

-Los cascos junior: 52 a 58 cm.

Debéis recordar que los rangos se basan en la circunferencia de la cabeza del niño y no simplemente de su edad. Otro punto a considerar es que no es recomendable adquirir un casco que le quede más grande con la intención de que pueda usarlo cuando el sea más grande, simplemente no lograréis el ajuste correcto y no tendréis el nivel de protección esperado.

¿Cómo colocarle correctamente el casco de bici a vuestro niño?

-Paso 1: Aseguraos de haber elegido el tamaño correcto de casco, acorde al diámetro cefálico de vuestro hijo.

-Paso 2: Colocad el casco de tal manera que quede por encima de las orejas y nivelado en la mitad de la frente. Revisad que la parte delantera tenga 2 cm de ancho por encima de las cejas. Esto ayudará a que en el caso de que el niño caiga al suelo, el yelmo será lo que hará contacto con el piso, y no su cabecita.

-Paso 3: Levantad las correas de la barbilla, verificad que estén seguras más no tan apretadas, de modo tal que quepa un dedo por debajo de las cintas una vez ajustadas.

-Paso 4: Animarlos a mantener una postura correcta cuando cabalguen en su bici.

Normas de seguridad para el uso de cascos

Todos los cascos deben cumplir con normativas básicas de seguridad. Una de los más estrictos es el Snell B90.

Estos artículos están diseñados para estar protegidos y absorber el impacto de un choque. Una vez que tenéis un accidente, el casco no os servirá de nada, la espuma se comprimirá, por lo cual tendréis que reemplazarlo cuanto antes.

En el caso del patinaje en línea y el skateboarding, los yelmos están manufacturados para recibir múltiples impactos y caídas desde distancias más cortas, pero la espuma es menos protectora y más delgada, lo que los hace inadecuados para el ciclismo.

Diseño y estilo

En el mercado existen varios estilos diferentes de yelmos que podéis elegir para los pequeños de la casa, no obstante hay algunas unas prestancias que pueden ayudaros a incrementar el nivel de seguridad, por tanto os sugiero tener en cuenta los siguientes aspectos.

Color

Siempre es fantástico lograr combinar el estilo con un buen color, nada como cuando nos sentimos a gusto con una composición en particular, sin embargo, si queréis evitar accidentes y más aún aumentar la seguridad de los pequeños, los colores brillantes, reflectantes e incluso el blanco, son los que logran destacarse en ambientes nocturnos o en una carretera oscura.

Viseras

Siempre y cuando no tengáis una competencia para MTB, una característica de lujo es buscar un yelmo que tenga visera. Esto es debido a que si hacéis ciclismo de montañismo podéis restringir el campo de visión en los trayectos curvos; pero cuando lo vuestro es un ambiente urbano y soleado, podéis elegir perfectamente un casco con visera desmontable, ya que os dará una protección adicional contra los rayos solares.