Portada » Salud » Los 5 Mejores Cepillos De Dientes Eléctricos Para Niños Con Una Boca Sana

Los 5 Mejores Cepillos De Dientes Eléctricos Para Niños Con Una Boca Sana

por Equipar
nina-cepillando-los-dientes

Comprar el mejor cepillo de dientes eléctrico para niños te ayudará a afianzarle uno de los hábitos de higiene más importante a tu hijo, pero al que frecuentemente les cuesta tanto adaptarse.

Todos los padres se preocupan por la higiene bucal de sus pequeños ya que la mayoría de los niños se resisten a hacerlo o sencillamente cuando se disponen tienen dificultades para llegar a la parte de las muelas o a la lengua, dando como resultado un cepillado ineficiente que podría causar caries en el futuro.

Un cepillo de dientes eléctrico podría ayudar a los pequeños a cuidar mejor su boca, ya que estas piezas generan movimientos y vibraciones que hacen más fácil alcanzar las áreas inaccesibles de los dientes y que además hacen el proceso mucho más rápido.

Es por esto que adquirir un cepillo eléctrico para los niños se ha vuelto una necesidad, que aparte de las ventajas para su salud vocal, en ocasiones vienen en divertidos diseños que a los chicos les encanta, al mismo tiempo que lo incentiva a usar cada vez que les toque cepillarse.




¿Cuál es el mejor cepillo eléctrico para niños?

Inclusive, para un adulto es difícil elegir un cepillo de dientes eléctrico, algunos son muy grandes, otros son pesados y otros no ofrecen energía suficiente.

En el caso de los niños funciona igual y por eso debemos considerar varios factores para hacer la elección correcta. El mismo debe ser un cepillo pequeño, fácil de agarrar por sus manitos, con cerdas suaves y movimientos sutiles para sus delicadas encías.

Por suerte, en el mercado hay varias opciones que van para los niños más pequeños hasta los más creciditos, de diferentes formas, motivos y tamaños, pero lo realmente importante es encontrar uno con el que tu hijo se sienta realmente cómodo.

A continuación conocerás las mejores opciones que cumplen con las características mencionadas y resultan una buena inversión:

#1 Oral-B Stages Power Kids 

La prestigiosa marca de salud bucal presenta este cepillo eléctrico de dientes con el llamativo diseño de Los Vengadores de Marvel.

El aparato tiene un cabezal giratorio con cerdas en forma circular que limpian a profundidad los dientes del niño.

Con este aparato el pequeño disfrutará de la limpieza y la hará más extensa, disminuyendo los restos de comida y la posibilidad de aparición de placa y caries.

El equipo funciona a batería y una carga completa dura hasta  cinco días.

 

#2 Philips Sonicare HX6322/04 

La innovadora pieza se conecta vía Bluetooth  para enlazarse con la aplicación que motiva a los niños a cepillarse.

Tiene un mango texturizado al que tu niño tomará fácilmente y no se le resbalará, además incluye divertidas etiquetas intercambiables para personalizar el equipo según el estilo del pequeño.

Las cerdas están dispuestas de forma ovalada y en zigzags para garantizar un alcance efectivo en los espacios entre los dientes.

Este modelo es especialmente recomendados por lo profesionales, es un producto novedoso y de calidad que definitivamente invertir en él valdrá la pena por sus múltiples ventajas.

 

#3 Oral-B Braun D2010 Power Stages 

Es un modelo básico, barato y súper eficiente; si no quieres gastar demasiado, pero recibir un producto de calidad ésta será la mejor opción.

Tiene el diseño de las princesas de Disney y lo mejor es que cuenta con un temporizador de dos minutos que le indicará al niño por cuánto tiempo se debe hacer el cepillado.

Sus cerdas son circulares y suaves y cuando éstas se desgasten podrás adquirir los recambios fácilmente y a precios bastante asequibles

Es un cepillo que funciona con dos pilas AA incluidas en la compra y es perfecto para las niñas de más de 3 años, asimismo es práctico, bonito y que cumple con su función correctamente.

 

#4 Philips Sonicare HX6311/07 

El cepillo de dientes cuanta con una tecnología sónica patentada exclusiva de este producto, el cual emite un agradable sonido para hacer de la limpieza de los dientes un proceso más divertido.

El diseño es tanto para niños como para niñas, con un cuerpo celeste con blanco muy bonito y un mango cómodo de sujetar.

Así mismo tiene dos modos de potencia que se ajustan según las necesidades del pequeño, una suave recomendada para los menores de seis años, y la más fuerte para los más creciditos.

De igual forma es un aparato recargable con una pila de litio que dura para varias cepilladas. Los clientes lo califican como un estupendo cepillo dental con un buen funcionamiento y excelente relación precio – calidad.

 

#5 Oral-B Advance Power 

Este cepillo de dientes eléctrico es el más básico de la marca y el más económico de esta lista, sin embargo, mantiene una calidad que representa la Oral-B. La pieza accede a los espacios más difíciles de la boca y ofrece una potencia de 5600 rotaciones por minuto.

Sus cerdas suaves tratarán a tus dientes y encías bien, dándole una limpieza profunda sin debilitar el esmalte.

Lo mejor es que su cabezal es intercambiable y podrás adaptarle otros cepillos con diferentes funciones de la misma línea.

Es fácil de usar, solo tiene un botón on/off y el motor funciona con dos pilas AA.




¿Por qué los niños necesitan un cepillo de dientes eléctrico?

Si no estáis del todo convencidos de que necesitáis comprar un cepillo eléctrico, por el coste que puede implicar en comparación que uno tradicional, en las siguientes líneas voy a comentaros algunas razones por las que estos dispositivos pueden ser beneficiosos para el bienestar de vuestros hijos.nina-cepillando-los-dientes

Enseñan buenos hábitos

El cepillo de dientes eléctrico siempre ha estado a la vanguardia de la tecnología de la higiene bucal, y esa tendencia continúa en la era digital. Además de ello, su  compatibilidad con APP, ha convertido esta característica en una utilidad clave que muchos dispositivos nuevos están incorporando, ya que han llegado a diseñar entrenamientos para que tanto niños como adultos puedan practicar unos hábitos correctos de cepillado.

La combinación del cepillo electrónico con la tecnología APP puede por ejemplo programarse para que os aseguréis de cepillaros durante los minutos recomendados por el odontólogo; otros controlan las zonas de la boca que deben reforzarse en el proceso de limpieza para obtener un máximo efecto y cobertura.

Hacen divertido el cepillado de los dientes

A los niños a menudo no les gusta lavarse los dientes. Seguramente recordaréis que hace tiempo, cuando fuisteis un niño pequeño, detestabais los pocos minutos que pasabais frente al espejo con un cepillo en la mano; no obstante, una de las grandes ventajas que presentan los dispositivos de higiene bucal actuales, es que resultan mucho más divertidos para los niños.

La función literal del pincel es atractiva, pero muchas empresas de pinceles que se dirigen a los niños intensifican aún más el juego con características como calcomanías o soporte de APP que están diseñadas para atraer a los niños.

Hay otros modelos que algunas empresas destacadas igualmente han lanzado al mercado, en donde el equipo incorpora al pincel de higiene, una APP y juegos con calcomanías que premian el esfuerzo del chiquillo.

Ofrecen una limpieza a fondo

Además de lo mencionado, estos equipos son asombrosamente más efectivos que los cepillos manuales. En algunos casos, un buen dispositivo eléctrico puede eliminar hasta un 100% más de placa y bacterias que un cepillo manual. Esa es una diferencia bastante significativa, pero lo más importante, es que sus hijos tendrán muchos menos gérmenes en la boca.

Igualmente existen otros aspectos que deberíais considerar antes de proceder a la adquisición de este cepillo dental eléctrico.

-Por ejemplo, debéis tener en cuenta que el cabezal del cepillo se mueve mucho más rápido que el de un cepillo manual, por lo cual los padres deben saber que la edad recomendada para introducir al niño en este tipo de dispositivo es a los 3 años.

-Un cepillo de dientes en las manos de un pequeñín siempre puede representar un riesgo para sus encías, pero con el cepillo eléctrico, necesitaréis ser aún más cuidadoso. Más recordad: con la supervisión y la técnica adecuada, el proceso debe transcurrir sin problemas, así que adelante!

¿Cómo elegir un cepillo de dientes eléctrico para niños?

Antes de adquirir un cepillo de dientes eléctrico para chiquillos, los padres deben considerar varios aspectos primero. Esto se debe a que, a diferencia de los dispositivos para adultos, los que han sido creados para niños, están diseñados específicamente para atender sus boquitas pequeñas. Por lo tanto, los padres deben tener cuidado al momento de adquirir la pieza correcta. Veamos un poco más al respecto:

El tamaño

Como habréis visto, lo primero a considerar es el tamaño. Los cepillos dentales eléctricos manufacturados para chiquillos son más pequeños que los de los adultos, para que los niños puedan manejarlos con facilidad. Además, los cabezales de estos equipos deben ser más pequeños, ya que permitirá que entren en sus bocas sin lastimarlos. Otra prestancia que debéis observar es el largo del mango. Este debe facilitar que el niño lo sostenga y manipule cómodamente en su mano durante el cepillado.

Los niños son gente delicada

Los cepillos para niños no deben ser la excepción. Por lo tanto elegid cerdas suaves y redondeadas. Si el pincel es demasiado firme, entonces será fácil que se dañe el esmalte así como la línea de las encías. Además, debido a que los pequeños no saben cuánto tiempo deben cepillar los dientes, sería bueno que elijáis uno que venga con temporizador. Esta característica les ayudará a que limpien su dentadura durante el tiempo justo, y formará parte de su rutina de cepillado, además, no tendréis que luchar para que duren el tiempo necesario de higiene.

El modelo

Al mismo tiempo, necesitáis escoger el modelo del dispositivo adecuado. La mayoría de estos cepillos eléctricos presentan variedades que están diseñadas para adaptarse a las necesidades y gustos más personalizados.

¿Cómo cepillar correctamente los dientes de un niño?

Independientemente del tipo de cepillo dental que elijáis, resultará tan bueno como la manera en que vosotros o vuestros hijos lo usen. Recordad que mientras le reforcéis una correcta educación acerca de la higiene bucal desde una temprana edad, le permitiréis que tenga una salud dental de por vida mucho mejor, minimizando la aparición de caries y otras enfermedades bucales.

Es probable que su hijo necesite supervisión para limpiarse los dientes hasta los siete u ocho años de edad. Comenzad cuando le salgan los primeros dientes, y seguid estos consejos para aseguraros de que lo están haciendo bien:

-Los niños, al igual que los adultos, deben cepillarse los dientes durante 2 minutos 2 veces al día, una de ellas justo antes de acostarse.

-Usad una pasta dental que contenga fluoruro; por lo menos 1,000 ppm para niños de hasta seis años de edad y de 1,350 a 1,500 ppm desde los 6 en adelante.

-Usad sólo una poquita cantidad de pasta de dientes hasta los tres años de edad; luego una gota del tamaño de un guisante entre los tres y los seis años de edad.

-Pasar tiempo suficiente en la superficie de cada diente.

-Haced que vuestro niño se acostumbre al movimiento de la mano del cepillado sosteniendo su manita en la vuestra mientras lo ayudáis a cepillarse.

-Usad un espejo para que podáis ver qué partes de su boquita están alcanzando.

-No enjuaguéis con demasiada agua después del cepillado (esto elimina el fluoruro).

-Reemplazad el cepillo cada tres meses (o antes si su chiquillo tiende a masticarlo).

Problemas para cepillarse los dientes

Si vuestro hijo no se suele  concentrar durante los dos minutos completos o si le cuesta trabajo meterse un cepillo de dientes en la boca, debéis tratar de hacer el proceso más divertido para él. Una buena idea es usar un temporizador de huevos para cronometrar los dos minutos, inventar una canción para cantar o poner un cartel en la pared al lado del lavabo para que se concentren.

Mas tened cuidado, por muy difícil que sea mantener a vuestro peque quieto durante los dos minutos, no lo dejes correr o caminar con un cepillo de dientes en la boca. Si se caen, podrían causar lesiones graves en los dientes o la boca.

Es en este punto en donde las diferentes características de algunos modelos de cepillos dentales de buena calidad pueden ser útiles. Por ejemplo, los dispositivos que incorporan un temporizador les dirán durante cuánto tiempo deben limpiarse la zona bucal, e incluso existen los que poseen grabaciones con la voz de su personaje de dibujos animados favorito, el cual les motivará a hacerlo bien.

Por último, un cepillo de dientes que se combine con una aplicación móvil, también puede proporcionar una motivación adicional, haciendo que cepillarse los dientes sea divertido.




Cepillos eléctricos vs. Cepillos manuales para niños

Aparte de las características de entretenimiento, sin duda querréis saber cual es el tipo de cepillo que resulta mejor para limpiar los dientes de los niños: ¿manual o eléctrico? Para responder a ello, primeramente os mencionaré las nociones básicas acerca de los dos tipos principales de cepillos de dientes eléctricos disponibles: los que funcionan con pilas y los recargables.

Cepillos dentales para niños que funcionan con pilas

Para los que usan un cepillo de dientes que funciona con baterías AA o AAA, recordad que debéis cambiarlas cuando las viejas se agoten, ya que mientras más baja sea la potencia, menos eficaces serán a la hora de limpiar los dientes.

Debido a que estos dispositivos se venden principalmente pensando en los chiquillos, por lo general se diseñan con colores llamativos y personajes de caricaturas.

Estos son el tipo de cepillo de dientes eléctrico más barato y rara vez ofrecen la misma potencia que uno recargable. Sin embargo, estos equipos son buenos para acostumbrar a los chiquillos a sentir las vibraciones en su boca.

Otra cosa que deberíais saber, es que el costo más bajo de un cepillo de con baterías puede resultar ser una economía falsa, sobre todo si optáis por los que no tienen cabezales reemplazables, esto os llevará a adquirir un equipo nuevo cada dos meses, lo que terminará costando mucho más a la larga.

Si no estáis seguros de cómo reaccionará el chiquillo ante un cepillo eléctrico, las versiones de pilas resultan ser adecuadas para probar la idea. Muchos padres han logrado sentirse más satisfechos ya que sus hijos han aprendido a utilizar correctamente el equipo, luego que se acostumbran, optan por dispositivos de gama alta a un precio mayor.

Cepillos dentales eléctricos recargables para niños

Algunos cepillos dentales infantiles funcionan con el mismo tipo de batería recargable que se utiliza en los cepillos dentales eléctricos para adultos. La diferencia principal es que los diseñados para los chiquillos generalmente operan a un nivel más bajo de potencia y presentan más características para atraer a los niños.

Algunos de estos modelos se cargan a través de una base de acoplamiento, que también actúa como soporte del cepillo de dientes. Otros tienen un cargador USB que se conecta directamente al mango del cepillo. En cuanto a la duración de una sola carga varía enormemente desde alrededor de 1 semana con un Oral-B hasta seis meses o más con FOREO ISSA.

Una de las ventajas es que Los niños mayores pueden ir poco a poco asumiendo la responsabilidad de cargar su propio cepillo cuando sea necesario. No obstante, para los niños más pequeños, constituirá parte del trabajo de los padres enseñarles esto. Como veréis, a la larga, este tipo de dispositivos otorga un gran beneficio para la familia.

Por último, otro de los distintivos de estas piezas, es que los modelos recargables tienden a tener más prestancias que los que funcionan a través de pilas. Por ejemplo, puede tratarse de un temporizador más avanzado o que posean conexión por Bluetooth, por ejemplo.

¿Qué dicen los expertos?

La Fundación de Salud Oral señala que ciertas características de los cepillos para niños, incluidos los eléctricos, pueden fomentar el cepillado adecuado. Lo más significativo, según dicen, es elegir un cepillo con cerdas suaves y un cabezal pequeño que se adapte a la edad de vuestro hijo.

Un artículo publicado en la revista americana de odontología RDH hace referencia a un estudio que encontró que los niños que usaban un cepillo dental eléctrico tenían tiempos de cepillado promedio “significativamente más largos” que los que usaban uno manual. Esto es probablemente gracias a su facilidad de uso, características entretenidas y temporizadores incorporados.

Cepillarse durante más tiempo, siempre y cuando el niño llegue a cada parte de la boca, debería resultar en una mayor eliminación de la placa. Además, cada vez existen más investigaciones que demuestran que los cepillos eléctricos son más eficaces para limpiar los dientes que los manuales. También facilitan la limpieza de los dientes posteriores, los cuales siempre han sido de difícil acceso, según las investigaciones.

No obstante, otros estudios han reportado un lado negativo, en el que algunos expertos advierten que introducir a un bebé al uso de un cepillo eléctrico demasiado temprano, significa que no desarrollarán las habilidades motoras necesarias para cepillarse manualmente. Más sinceramente veo esta afirmación como algo bastante exagerada, ¿no lo creéis?

Es cierto que como padre o madre, es posible que os preocupéis por la abrasividad que genera un dispositivo eléctrico sobre el esmalte dental y en las encías de vuestro hijo; sin embargo, esto no es algo de lo que debáis preocuparos. Debido a que requiere menos presión para que se ejerza una limpieza adecuada, el equipo eléctrico en realidad puede ser menos dañino para los tejidos blandos que el manual.

Si su vuestro tiene un historial de encías sensibles, os puedo sugerir con los ojos cerrados que optéis por la marca FOREO ISSA, ya que presenta unas cerdas suavecitas de silicona por lo que vale la pena intentarlo.

Beneficios de los cepillos eléctricos y manuales

A continuación os desplegaré una tabla sintética para que observéis a grandes rasgos cuales son las ventajas de emplear cada uno de estos equipos de limpieza dental.

 

BENEFICIOS DE LOS CEPILLOS ELÉCTRICOS Y MANUALES

Beneficios de los eléctricos Beneficios de los manuales
Eliminan mejor la placa Desarrollan habilidades motoras para el manejo y movimiento del cepillo
Fomentan un cepillado más largo Más baratos
Son más divertido de usar Siguen siendo efectivos para remover la placa si se usan apropiadamente
Menor presión sobre los dientes y las encías No hay necesidad de acordarse de cargar alguna batería
Ayudan a desarrollar buenos hábitos de cepillado Son los adecuados para los niños a los que no les gustan las vibraciones de un cepillo eléctrico

 

Vale la pena añadir que aunque no le compréis a vuestro pequeño un cepillo dental eléctrico con temporizador, podéis emplear otros truquillos como colocarle canciones y videos en línea para que los reproduzca mientras se cepilla su diente. Siempre y cuando escojáis un tema de dos minutos, serviría para el mismo propósito, ¡así que adelante!

FOREO ISSA Mikro Y Mini

La reconocida empresa sueca FOREO dispone de una gama de cepillos de dientes elegantes e innovadores para todas las etapas de la vida. Por ejemplo, el ISSA Mikro es adecuado para su uso incluso antes de que aparezcan los primeros dientes del bebé, esto es debido a que su diseño ergonómico ha sido pensado también para masajear sus encías durante la dentición.

Luego que ha crecido un poco, podéis emplearlo perfectamente para la limpieza de sus dientecitos hasta aproximadamente los cinco años de edad. Progresivamente podéis cambiar al modelo ISSA Mini ya que es más grande y un poco más potente.

Todos los cepillos de FOREO están hechos de silicona, que es un material suave y agradable al tacto con los dientes y encías. También es resistente a la acumulación de bacterias y a la masticación que es tan común cuando los niños están aprendiendo a limpiarse los dientes por primera vez.

Características acogedoras para los niños

Una cosa que debéis saber, es que este tipo de equipos para la higiene dental, vienen en una gama de colores divertidos y brillantes y utilizan la tecnología de pulso sónico para ayudar a desprender la placa de los dientes. También son completamente impermeables, por lo que pueden utilizarse a la hora del baño sin preocupaciones de seguridad.

En cuanto a su sistema de carga es fácil, podéis lograrlo a través de un cable USB que por lo general viene con el dispositivo. Tan solo bastará  con 1 hora de carga, eso os servirá para mantener el cepillo en funcionamiento durante varios meses.

Tanto el cepillo Mikro como el Mini tienen un práctico “ayudante para sonreír” que sirve para dos propósitos. En primer lugar, se muestra cuando el tiempo de cepillado sugerido de dos minutos, ha terminado por lo que muestra una cara sonriente. En segundo lugar, si el cepillo no se ha utilizado durante más de 12 horas, se iluminará una cara triste como un pequeño recordatorio. ¡Definitivamente es una función completamente útil para pillar a los chiquitines que han olvidado limpiarse los dientecitos!

En cuanto al modelo Mikro no tiene un cabezal reemplazable – esto es una ventaja para los padres preocupados por los riesgos de asfixia, pero también significa que tenéis que reemplazar todo el dispositivo cuando las cerdas se han desgastado. Tampoco es muy útil si deseáis que varias personas puedan compartir la parte del mando. Otra características favorable de FOREO, es que sus cabezales duran hasta un año.

La verisión Mini tiene cabezales reemplazables que se pueden comprar individualmente. Aunque ha sido concebido como un cepillo para niños, el mini cepillo en realidad luce igual de popular entre los adultos que prefieren un dispositivo de dientes más pequeño o tienen la boca sensible.

¿Vale la pena?

Lo que puede impediros adquirir un cepillo dental automático para vuestro hijo es que no es un producto muy asequible. Por lo general cuestan entre 85 y 95 euros cada uno, y si vais añadir un cabezal de recambio para el modelo Mini, tendríais que sumar alrededor de los 20 euros adicionales. Realmente los cepillos infantiles FOREO son los de mayor coste en el mercado.

No obstante, ningún otro cepillo eléctrico es adecuado para bebés y niños menores de 3 añitos, así que si deseáis que vuestro chiquillo se acostumbre a limpiar los dientes con un cepillo eléctrico desde una edad temprana, éste es el equipo adecuado.

Puedo deciros con propiedad que mi hijo de dos años luce tan feliz con su cepillo dental. Definitivamente está más interesado en cepillarse mejor y por más tiempo. Otra de las grandes ventajas que puedo reportaros personalmente y leyendo los comentarios de otros padres, es que es más higiénico y mantiene una carga durante ocho meses.

Otros revisores hablan de lo duradero e higiénico que es el material de silicona, una característica que actualmente es exclusiva de la gama FOREO ISSA, además, el hecho de que mantenga la batería cargada durante meses significa una cosa menos por la que los padres atareados debéis preocuparos.

Por lo tanto, si tenéis el dinero disponible, definitivamente es una excelente inversión, además obtendréis una limpieza efectiva con algunas prestancias divertidas para fomentar el cepillado. En cuanto a la más rentable, la Mini es el modelo preferido si planeáis que varios miembros de la familia, compartan la misma unidad base.

¿A qué edad un niño puede usar un cepillo de dientes eléctrico?

Los fabricantes aconsejan que los niños deben tener tres años de edad antes de empezar a usar estos dispositivos dentales eléctricos por sí mismos. Pero, ya sabéis, así como con cualquier otra cosa que vuestro hijo se lleve a la boca, debéis supervisarlo de cerca cuando hayáis decidido probar con un cepillo de dientes electrónico.

¿Por qué debéis cambiar del cepillo de dientes manual al automatizado?

Es frecuente que muchos pacientes reporten a sus dentistas que sus dientes no son buenos; no obstante, en la mayoría de los casos se debe a que la persona no lava sus dientes correctamente. Estos especialistas indican que para obtener una correcta higiene dental, todos y cada uno de los dientes y espacios en la boca, deben ser tocados y frotados por el cepillo durante el proceso de limpieza.

Para resolver este problema  es recomendable mudaros del uso de un cepillo manual, al empleo de un cepillo dental eléctrico. Al respecto, adicional al FOREO ISSA, otro sello reconocido es el Oral-B con su modelo CrossAction Power (Soft).

Acerca de este producto puedo deciros que funciona bien con una pila Duracell. Además, dado que el cepillado es automático, los usuarios sólo deberán asegurarse de que las cerdas toquen los dientes, la limpieza se realizará automáticamente.

Realizando una comparativa, después de cepillaros, ya veréis que sentiréis que habéis realizado una higiene bucal más completa, que la que proporcionan las piezas manuales. Esta sensación se debe a la rotación súper rápida del cabezal. Lo mejor de todo, es que esta parte del equipo es de excelente calidad, por lo que no tenéis que preocuparos por el reemplazo la cabeza con tanta frecuencia, sino cada 6 meses.

Consejillos adicionales

-Cepillaros 2 veces al día durante 2 minutos cada vez.

-Después de cepillaros los dientes, lavaros la boca 30 minutos después con un enjuague bucal como Listerine Original Mouthwash. Si resulta muy fuerte esta solución, diluirla en una parte de agua en caso de que vuestro odontólogo lo recomiende para sus niños.

-Después de cada comida, recordarle a vuestros hijos que deben lavarse la boca con agua del grifo, lo más rápido posible.

Ofertas de cepillo de dientes eléctrico para niños