mejores-comederos-para-perro

Los 5 Mejores Comederes Para Perro Para Cualquier Alimento Y Fáciles De Limpiar

Restos de comida por doquier, vuelcos inesperados, agua por todos los alrededores del recipiente son algunos de los problemas que tenía con mi Laika. Hasta que mi hermana, que es médico veterinario, me visitó y me hizo entender que todo lo estaba haciendo mal yo.

Si os pasa igual, puede que, como yo, hayáis escogido un modelo sin antideslizante o muy pequeñito para el tamaño del hocico de vuestro perro y así muchos errores más. Si estáis preparados para hacer un cambio completo, ha llegado el momento de echarle ojo a esta comparativa para conseguir el mejor comedero para perro.




¿Cuál es el mejor comedero para perro?

Hay tazones de pared, unos personalizables que vienen con nombre de vuestra mascota, con sistema antihormigas, el novedoso tazón de fuente y mucho más. Ante esta variedad tan grande, ¿creéis que es tan fácil como decir que sólo un modelo es el mejor?

Y es que a eso habría que sumarle la diversidad de gustos y situaciones. Navegando en esas variables me he topado con cinco modelos muy diferentes entre sí, pero que cumplen los estándares de calidad que vosotros y vuestros perros necesitáis. Ya sea para ponerlo a una esquina de vuestra cocina o fuera de una casa para perro, seguramente encontraréis en breve ese recipiente ideal. ¿Y lo mejor? Sin afectar vuestro bolsillo. Entonces, ¡a por él!

A continuación te presentamos los mejores comederos para perros: 

1. Comedero para perro Milk Cow Petkit

Ideal

La báscula integrada que pesa con precisión os permitirá ofrecerle una dieta balanceada a vuestro perro. Además, con la app de la marca podréis ver en vuestro móvil la cantidad diaria recomendada. Ha sido construido con Bioclean ACT, totalmente antibacteriano, por lo que se evitarán las diarreas. Ideal para perros y para gatos por igual. Sirve para cualquier alimento y puede lavarse con agua, sus partes electrónicas son impermeables.

2. Comedero para animales Super Design

Se puede meter al lavavajillas

OFERTA
Super Design Comedero para animales...
4 Opiniones

Ideal para mascotas como perros y gatos, viene bien incluso si acostumbráis a servir comida para perros callejeros por su resistencia y por su tamaño que es estándar. Está disponible en varios colores. Está altamente recomendado por ser dos en uno. Al retirar el recipiente de acero inoxidable, tendréis un doble recipiente para comida y agua, usando el soporte como recipiente extra. ¡Es antideslizante!

3, Tazones para perros HOU006 InnoGear

Todo en un solo lugar

Se trata de un comedero doble, pues también cuenta con bebedero. Ambos son de acero inoxidable, pero vienen con bandeja de silicona negra en forma de huesito que permite que sea totalmente seguro y antivuelco. Este modelo puede albergar 700ml por tazón, pero hay disponible un tamaño más pequeño. Ambos tazones son extraíbles y lavables en el lavavajillas, pero también manualmente si lo deseáis.

4. Comedero y bebedero portátil Happilax

¡Listos para llevar!

OFERTA
Comedero y bebedero portátil para...
84 Opiniones

Si vuestro compañero de cuatro patas también es vuestro cómplice de aventuras, no podéis dejar pasar esta maravilla. Y es que son un comedero y un bebedero de silicona. Ambos de color azul y de tamaño súper práctico, pero lo que lo más los hace convenientes es que son plegables, fáciles de limpiar y también vienen con su propia bolsa de transporte. Ideales para el exterior.

5. Cuenco de alimentación para perro Healthy Green Bowl Mier Pet

Evita la hinchazón

OFERTA
Hubulk lento Cuenco de perro de...
2 Opiniones

Si tenéis un glotoncillo en casa, os recomiendo ir a por este comedero de perro antivoracidad que lo ayudará a ir más despacio gracias a que cuenta con sistema antitragado, reduciendo así todo peligro al comer. Lo podéis encontrar en azul, verde y rosa, todos muy seguros porque han sido fabricados con plástico y libre de ABS. Es ideal para el alimento seco y húmedo por igual.




mejor-comedero-para-perro¿Cuáles son los tipos populares de cuencos para perros?

Lo mejor es familiarizarse con la oferta disponible en el mercado para poder hacer una elección inteligente.

Tazones baratos

Si la durabilidad no es un problema, pero el presupuesto sí lo es, podéis ir directo a esta sección de lo barato. Por lo general son de plástico, livianos, y en una variedad importante de formas, profundidades y tamaños. Lo mejor es lavarlos en el lavavajillas.

De cerámica

Son más robustos, por lo que pueden soportar más manipulación del usuario. Son fáciles de limpiar, incluso algunos pueden ir al lavavajillas. Sólo debéis estar atentos a las astillas o grietas porque las bacterias pueden asentarse en estas áreas y la limpieza regular puede no ser suficiente para matarlas.

De acero inoxidable

Los de acero inoxidable son la combinación entre durabilidad, buena calidad y limpieza fácil. Su diseño puede ser simple y además se caracterizan por ser asequibles, incluso para los tamaños más grandes.

Alimentadores automáticos

Esta puede ser una buena inversión en casos en los que no sabéis si podéis llegar a tiempo a darle de comer a vuestro amigo peludo. Generalmente un comedero de perros automático se compone del cuenco en sí y un compartimento de almacenamiento para obtener más alimentos. Algunos tienen un diseño simple basado en la gravedad y otros con opciones programables que os permiten controlar el tiempo y la cantidad, suelen venir con temporizador e incluso con dosificador.

Cuencos de alimentación lenta

Está pensado para aquellos glotones que inhalan la comida en segundos. Comer demasiado rápido hará que trague aire mientras come, lo que lo pone en riesgo de hinchazón, una condición peligrosa y a veces fatal. Están hechos de plástico o cerámica y vienen en una variedad de estilos. Se dividen en diferentes secciones o tienen obstáculos sobresalientes que hacen que los alimentos queden más cerca de la taza cuando come vuestro perro.

Tazones elevados

Reduce la cantidad de aire que traga su perro mientras come y por lo general consisten en algún tipo de soporte que mantiene el tazón sobre el suelo. Estos soportes vienen en una variedad de alturas.

Portátiles

Generalmente están hechos de poliéster con un forro de nylon o plástico para facilitar la limpieza y el saneamiento. Por lo general, se pueden doblar o enrollar para facilitar el almacenamiento y la portabilidad. No sólo son ideales para viajar, sino que también tienden a ser bastante menos cotosos y durables.

¿Cómo escoger el comedero para perro?

Ya que sabemos qué hay disponible, ¿cómo sabemos qué nos viene bien? Pues, la clave está en los detalles y no todos los compradores parecen saberlo, así que es momento de que juntos repasemos esos detalles que tenéis que ver en el modelo que estáis tentado a comprar, peor también en vuestro perro y en el espacio o circunstancia en el que lo usaréis.

El tamaño del perro

Cuanto más grande es el perro, más profundo debe ser el recipiente porque ellos suelen tener largas facciones y si es muy pequeño, sus hocicos tendrán dificultades para comer.

¿Habéis considerado bandejas elevadas?

Los elevados no sólo son ideales para los más glotones porque le ayuda a no succionar tanto aire al comer, sino que es ideal para aquellos que tienen algún tipo de problema en las articulaciones. ¡Tendrán recipientes de comida y agua a su nivel!

Bases de goma

Lo que necesitáis para evitar desastres, al tiempo que evita que el recipiente se mueva conforme vuestro perro vaya comiendo. Son antideslizantes y sin derrame. No sólo desearéis tenerlas en vuestro comedero sino también queráis un bebedero antivuelco para perros después de que lo probéis por primera vez.

Cuencos plegables

Más portátil, fácil de transportar, fácil de limpiar y fácil de usar. Ideales para campamentos, caminatas largas o viajes en carretera. Lo más guay es que ahorran mucho espacio y son de poco peso para vuestra mochila.

Sobre el mantenimiento de los cuencos de comida y de agua para perros

Así como no todos los cuencos son iguales, tampoco tienen el mismo trato. Lo que sí es cierto es que todos, por igual, requieren de una limpieza continua y cuidadosa para que no afecte la salud de vuestro compañero fiel y para que se mantenga en el tiempo y os dure mucho más de lo que pensáis. Os dejo claves que, seguro que os ayudará a evitarle enfermedades y diarreas a vuestro peludo, pero también a optimizar vuestro tiempo.

Lavado a mano

No sólo es la forma más común de hacerlo, sino que os permite controlar la limpieza vosotros mismos. Lo mejor es usar un detergente suave y no tóxico, siempre revisad la etiqueta. También podéis ir a por los orgánicos o hacerlo vosotros mismos con un poco de bicarbonato de sodio, agua tibia y sal. Lo mejor es hacerlo desde el lavabo de vuestro tocador, en el fregadero de la cocina o en el patio con una manguera. Debéis restregar muy bien y usar mucha agua para poder sacar todo tipo de residuos de detergente. Por último, usad un paño seco o de papel para secar.

Con lavavajillas

La mayoría son aptos para el lavavajillas, lo que toma mucho menos tiempo y esfuerzo y la máquina usará agua caliente para matar las bacterias. Lo mejor es lavarlo separado de las cosas que vosotros o vuestra familia uséis. Algunos lavavajillas tienen una configuración que permite desinfectar, usadla.

Frecuencia

Lo idea es que sea todos los días. Cuando alimentéis a vuestro perro con comida mojada, o una combinación de alimentos húmedos y secos, o crudos, entonces debe lavarse después de cada comida. Si varios perros a la vez usan el tazón de agua, debe limpiarse varias veces al día.

El área de alrededor importa

También hay que mantener limpio el espacio en el que se ponen los tazones, sus alrededores porque ahí todavía puede caer restos de saliva, de comida, etc. Un buen plan es colocar los tazones sobre una estera. Es más fácil limpiar el tapete que limpiar todo el piso. Algunos modelos vienen con alfombrilla integrada.

Limpieza de tazones de plástico y cerámica

Ambos se limpian de la misma manera. Lo primero es revisar si son aptos o no para el lavavajillas. En caso de que no, optar por agua tibia y todos los detalles que os di en líneas anteriores, será lo mejor.

Limpieza de los tazones de acero inoxidable

Son más higiénicos que otros, pero pueden oxidarse o mancharse fácilmente si no se los cuida adecuadamente. Por el bien de la salud de vuestro perro, no debéis usar nada demasiado duro para fregar los tazones porque pueden rayar la superficie. Una esponja o una toalla suave bastarán. Antes de lavarlos, vale la pena remojarlos en una mezcla de vinagre y agua tibia.

¿Qué otras consideraciones son importantes para tomar en cuenta?

Líneas atrás considerábamos algunos factores importantes y decisivos al hacer esta elección, sin embargo, todavía hay cosas que podemos tomar en cuenta al hacer una compra tan importante como esta y es que, si os detenéis un segundo a pensarlo, estamos hablando de un recipiente que estará en contacto directo con el aliento de vuestro perro.

Platos separados para comida y agua

Lo primero es que un mismo cuenco para dos cosas diferentes como lo son la comida y el agua puede ser bastante complicado de limpiar. Por lo que es normal que de pronto os encontréis con croquetas flotando en el plato de agua. Es mejor que cada cosa tenga su lugar, por eso os invito a invertir en tazones separados, lo que ayudará a mantener fresca el agua de vuestro perro y facilitar la limpieza.

Un recipiente con lados cónicos

Los cuencos con esta forma tienen un gran beneficio, y es que evitan que las orejas largas de vuestro perrito queden colgando en el recipiente mientras la mascota está comiendo o bebiendo. Será mucho más cómodo de usar.

Un recipiente que evite que coma demasiado rápido

¿Habéis oído hablar de la dilatación gástrica? También se le conoce como vólvulo o hinchazón y los perritos aumentan sus probabilidades de contraer este terrible trastorno que los puede llevar a la muerte si comen demasiado rápido. Un modelo con clavijas en el centro evitará que traguen su comida con rapidez. Suelen estar hechos de plástico y su diseño puede considerarse como un factor muy importante en la salud del perro.