Portada » Belleza » Los 6 Mejores Correctores de Ojeras Para Un Maquillaje de Estrella

Los 6 Mejores Correctores de Ojeras Para Un Maquillaje de Estrella

por Equipar
REBAJADOEl más vendido No. 1
Maybelline Maquillaje El Borrador Corrector...
176 Opiniones
El mejor corrector de ojeras es un cosmético indispensable que marcará la diferencia en un maquillaje eliminando cualquier imperfección en el rostro, ya sea granitos, manchas, diferencias de tono de piel, zonas enrojecidas y especialmente las ojeras de cualquier tono.

El también llamado concealar se puede encontrar en varias presentaciones, algunos vienen en crema, otros son líquidos, también vienen en polvo o tipo lápiz, variando además el nivel de cobertura y el color, por lo que es importante analizar las correcciones faciales que se requieren para elegir al más apropiado.




Los mejores correctores de ojeras

¿Cuál es el mejor corrector de ojeras?

Como te lo mencionamos antes, la calidad es el factor más importante, y para que tu inversión merezca el esfuerzo indagamos acerca de los correctores mejores posicionados del mercado haciendo una comparativa entre ellos.

Los productos mencionados son muy buenos y aunque varían de presentación, cantidad y precio los siguientes son los concealer que ocultarán cada detalle de tu rostro.

#1 Corrector de Ojeras El Borrador Maybelline B1832501 

El mejor para camuflar pequeñas arrugas

La fortaleza de este producto es que además de corregir es capaz de disimular las primeras señales de la edad, del mismo modo que trabaja sobre casi cualquier imperfección, cicatrices de acné o manchas.

Por otro lado la formula contiene colágeno que le brinda un tratamiento antienvejecimiento devolviéndole a la piel elasticidad y fuerza, al mismo tiempo que la protege del sol con su SPF 18.

Es uno de los más fáciles de usar, gracias a un aplicador exclusivo de la marca, con una punta curveada con la que será fácil llegar a las partes más difíciles sin desperdiciar producto.

El color es nude y es el ideal para las pieles más claras. Te encantará el efecto de luminosidad que aporta, lo rápido que seca y el precio bajo que tiene.

 

#2 Corrector de Ojeras Max Factor Erace Cover Up Concealer Stick 

El mejor para cubrir ojera intensas

Al ser un corrector en barra ofrece una de las coberturas más fuertes, por lo que éste es el más indicado como tapa ojeras  o para atenuar manchas oscuras.

La presentación es práctica y la aplicación es precisa,  también tiene un efecto perdurable que no se desvanecerá con el calor. El producto viene en varios tonos e incluso será rendidor.

El mismo es uno de los que tiene más tiempo en el mercado, con una fórmula que le ha funcionado desde las mujeres más inexpertas hasta los maquillistas profesionales.

Es un producto barato y de buena calidad por lo que tiene la mejor relación precio – calidad entre nuestras recomendaciones.

 

#3 Corrector de Ojeras Rimmel Hide The Blemish 

El más económico

Este concealer además de ser asequible tiene una calidad que lo destaca sobre otros. El producto es de textura cremosa y hace su trabajo en casi cualquier tipo de piel.

La presentación en stick es práctica y los 18g son duraderos. Es de cobertura media y se usa para las pequeñas manchitas en el rostro.

Si no tiene demasiadas ojeras o imperfecciones en tu rostro este es el más adecuado para ti, por eso se recomienda para las pieles más jóvenes.

El producto deja un acabado liso, que se extenderá a  largo de una jornada. Asimimo está bien referenciado por la opinión de los usuarios y es una inversión baja y conveniente.

 

#4 Corrector de Ojeras Moni Gutezeit Profiline 

El mejor para disimular el acné

Es un corrector profesional con un subtono verde perfecto para tapar zonas enrojecidas de la piel. Es recomendado por maquilladores por su alta cobertura y por su efecto antiojeras.

Al tener textura ligera no marcará líneas de expresión y solo basta aplicar pequeños puntitos para conseguir el efecto deseado.

Es de los poco productos que no hacen pruebas con animales, siendo el ideal para las personas veganas.

Es un producto de gama alta y por lo mismo no es el menos costoso, sin embargo valdrá la pena cada euro invertido en él.

 

#5 Corrector de Ojeras Omiera Labs Eye Care 

El mejor para un tratamiento completo

Más allá de corregir, este producto ofrece múltiple beneficios en la zona más delicada del rostro. El mismo con un uso continuo atenúa las arrugas y aclara la piel progresiva y definitivamente,

El suero no solo trabaja durante el maquillaje, sino que tiene un efecto antiimperfecciones faciales a largo plazo.

El suero humecta, blanquea y le da firmeza a la piel y los resultados los notarás en solo dos semanas.

Por otra parte tu inversión está garantizada en caso de cualquier inconformidad con el serum. Par algunos podría ser un poco costoso, pero es un producto duradero lleno de ventajas para la piel.

 

#6 Corrector de Ojeras Wet n Wild Coverall 

El mejor para todo tipo de imperfecciones

Lo mejor es su versatilidad, ya que el mismo al ser una paleta de correctores incluye los colores básicos para disimular cualquier tono de imperfección.

No importa si son rojas, moradas o azules con este correctivo 4 en 1 se cubre cualquier diferencia de tono respecto a tu piel, además que tiene efecto iluminador para sacar partido a los mejores ángulos de la cara.

El precio es súper asequible y los clientes lo recomiendan con frecuencia, además que por ser de una marca con trayectoria en el mercado es un producto que vale la pena comprar.




¿Qué es un corrector de ojeras?

Es un tipo de cosmético que se utiliza para enmascarar círculos oscuros, manchas de envejecimiento, poros dilatados y otras pequeñas imperfecciones visibles en la piel.mejor-corrector-de-ojeras

Es similar a la base, pero de consistencia más gruesa y se usa para ocultar diferentes pigmentos al mezclar la imperfección con el tono de la piel que la rodea. Vienen en diferentes presentaciones: corrector en crema, líquido o en polvo.

La principal diferencia entre ambas es la cantidad de pigmentos que contienen y en el área del cuerpo a aplicar. El corrector se usa principalmente en el contorno de los ojos y la base en el resto del rostro. Juntos tienen la función de que la piel tenga un color más uniforme.

Aunque son el dúo dinámico, también se pueden usar en combinación o por separado. El corrector es el antiojeras más efectivo que hasta ahora se haya creado.

Después de la base de maquillaje, el producto más importante de un buen look  es el antiojeras porque es el único producto que si se ha elegido bien es capaz de aportar luz al rostro al instante.

Los mejores correctores cubren las decoloraciones, aclaran las áreas oscuras y disfrazan las imperfecciones, a la vez que pasan desapercibidos en la piel. Esa es la idea principal del maquillaje, que al final de cuentas parezca natural.

El primero fue creado en los años 50 con la intención de tapar cicatrices y marcas en la piel como el vitíligo, posteriormente fue evolucionando hasta lo que conocemos hoy día, capaces hasta de disimular tatuajes a color.

La mayoría de las personas eligen un corrector con dos tonos más claros que su piel pero últimamente se han diseñado algunos colores que buscan parecerse a un tono de piel natural, mientras que otros están destinados a cancelar el color de un tipo particular de imperfección. Todo depende de la finalidad que se quiera obtener.

Aunque parezca extraño, las últimas tendencias se inclinan a utilizar el color opuesto en el círculo cromático para tapar la imperfección. Naranja, amarillo, verde y violeta son los más usados.

Por ejemplo, si tenemos ojeras muy azuladas, buscamos azul en la rueda de color y vemos que el naranja está en el lado contrario, lo que indica que para disimularlas debemos aplicar un corrector de ese color.

Los correctores con tonos amarillos se utilizan para ocultar las ojeras o los moretones. El verde y el azul son los más comunes por el tema de las ojeras y también porque pueden contrarrestar los parches rojos en la piel, como los causados por espinillas, venas rotas o rosácea.

Un corrector lavanda /púrpura puede hacer que la tez amarillenta como la que queda después de los moretones o alrededor de la nariz desaparezca.

¿Cómo escoger el corrector adecuado?

Lo primero que debes hacer es reconocer cuál es tu tipo de piel y luego el tono que posee. Elije un color que sea uno o dos tonos más claro que el natural de tu piel.

Así como la base se compara con el dorso de la muñeca, el corrector se compara con el color de la parte superior de la mano.

Si no quieres parecer mapache, no abuses del color. Jamás debes permitir que el contorno de tus ojos se vuelvan demasiado claros, generando el efecto contrario y al final solo atraerá más atención hacia el área indeseada.

Un consejo que no está de más es adquirir productos de calidad. Escoge una marca que sea amigable con tu piel. Como ya te hemos dicho, la mayoría de las personas utilizan el corrector en el contorno de los ojos y esta zona es extremadamente delicada.

Prueba la mercancía antes de comprarla o, si la compras en línea, asegúrate de que exista una política de devolución en caso de que falle la compatibilidad.

No olvides leer las etiquetas y si el producto contiene parabenos , ftalatos, sulfatos y fragancias sintéticas, pasa de largo. Por el contrario, inclínate hacia los que contengan minerales, extractos botánicos y humectantes.

Vamos, no estamos para regalar la plata así que intenta obtener el mejor valor por tu dinero mediante la búsqueda de diferentes opciones y la comparación de características. Opta por la que se adapte a tu presupuesto, recordando que las más económicas generalmente se disipan o engruesan arruinando todo el maquillaje.

Aunque no todo es blanco y negro. Muchas mujeres optan por variar los correctores según la ocasión aunque esto vaya en contra de lo que opinan los expertos. Usuarias han descrito como una técnica para ahorrar dinero aplicar un corrector caro con una base barata y visceversa.

Como todo en esta vida tiene su final, los productos de belleza no escapan a esa realidad. Es recomendable desechar el corrector de ojeras en barra luego de 6 meses de uso, ya que a estas alturas habrá acumulado bastantes bacterias.

Si, por el contrario, utilizas la versión en polvo te durará hasta un año después de abierto.

¿Aplicas primero la base o el corrector?

Listo, te equipaste con el mejor corrector, el que se adapta a tu tipo de piel y a tu tono; tienes el cutis limpio e hidratado pero ahora no sabes cómo empezar a usarlo.

Hay opiniones encontradas sobre qué producto usar primero, si la base o el corrector. Por nuestra parte recomendamos el uso de la base en primera instancia, ya que con la misma se equilibrará el color y será mucho menos la cantidad de corrector que tendrás que usar.

Piénsalo, después de tener un tono parejo en todo el rostro y cuello, serán pocos los espacios oscuros que modificar o imperfecciones que corregir, así no tendrás que malgastar tanto maquillaje. Solo unos pequeños toquecitos serán suficientes.

Por otra parte, al colocar doble cantidad de producto, el maquillaje quedaría con un aspecto grueso y nada natural así que al final de cuentas no es necesario realizar doble trabajo.

Aunque toda regla tiene su excepción, algunos correctores sirven también como iluminador si lo colocas después de la base, respetando siempre las cantidades. Solo es cuestión de que pruebes. Esperamos tus comentarios para saber si te funcionó o no.

¿Cómo saber cuál es el corrector indicado?

Como te habíamos contado antes, debes primero identificar tu tipo de piel.

Si tu piel es seca, aléjate del corrector en barra o líquido con acabado mate ya que cuando se seque dará la apariencia de resequedad, justo lo contrario a lo que quieres.

Para aplicarlo, puedes utilizar los dedos ya que la grasa de las manos te ayudará a desplazarlo fácilmente por la cara. Luego de colocar un poco sobre la piel, puedes esparcirlo y darle pequeños golpes con el dedo índice.

Caso contrario sucede con la piel grasa y de poros abiertos. Si es tu caso y escoges un corrector cremoso, se magnificará la apariencia de los poros y te dejará un aspecto oleaginoso y brillante bastante desagradable.

En este caso, lo mejor es aplicarlo con una brocha o cepillo para que tus dedos no aporten más grasa de la que tienes.

Recuerda que el tono que elijas no debe ser más de dos tonos por debajo de tu tono natural y por sobre todas las cosas aléjate de los colores rosa, melocotón, blanco o cobre, ya que ninguna base será capaz de cubrirlo y serán muy obvios a la vista.

En general, los correctores son económicos. El rango varía entre los 5 a los 15 euros en tiendas on line o por departamentos.

Beneficios del corrector

Apariencia perfecta

¿A quién no le gustaría tener el cutis de una muñeca de porcelana? Sin embargo, la genética, los factores climáticos, el daño solar y los restos de acné no le hacen la tarea fácil a todos.

Afortunadamente el corrector hace que tu piel se vea radiante, ya que oculta las imperfecciones tales como las marcas de nacimiento, de la edad e incluso las pequeñas cicatrices.

Adiós ojeras

Esos enormes círculos oscuros alrededor de los ojos son el dolor de cabeza de muchos. Dan la apariencia de cansancio y vejez hasta en el rostro más lozano

Por ser una de las principales quejas en las mujeres, es el uso más frecuente del corrector ya que instantáneamente te hará ver más radiante.

Por el afán de desaparecerlas, podemos caer en el exceso y es uno de los errores más comunes.

El exceso amplifica las líneas más finas, quitando toda naturalidad al maquillaje. Para corregir este error, baja un tono el corrector, usando uno más amarillo.

La manera más rápida de aplicar corrector de ojeras es esparciéndolo acariciando la piel. Sin embargo, de esta manera se están frotando los pigmentos y rompiendo la cobertura. Mejor es aplicar dando pequeños golpecitos.

Resaltando lo bueno

De igual manera que oculta lo que no nos gusta de nuestras características, también sirve para potencializar nuestras virtudes.

Al aplicar el corrector en ciertas partes del rostro, también puedes generar un efecto óptico que ensancha o adelgaza ciertas zonas como la frente, mandíbula o nariz. Fija con iluminador y destacarás al instante.

Ocultando lo malo

Las bolsas debajo de los ojos revelan un rostro abatido por el cansancio pero el corrector puede ayudar a ocultar la hinchazón en un santiamén. Esta imperfección hace que parezcas mayor, que estés enferma o que no te encuentres bien.

Esta área es tan delicada debido a su espesor. Esto es, cinco veces más fina que la del resto del rostro, que a su vez, es cinco veces más fina que la del cuerpo. Además, tiene una menor cantidad de fibras de colágeno, elastina y glándulas sebáceas.

Efecto regenerador

Debido al auge en su uso, las compañías fabricantes han dedicado más tiempo al mejoramiento del producto. Inclusive, algunos tienen efecto regenerador de cicatrices debido a los componentes antioxidantes y naturales con los que actualmente se preparan.

Algunas marcas tienen el agua de coco y el ácido hialurónico como sus ingredientes principales.

No obstante, muchos de esos ingredientes pueden causar reacciones en la piel. La concentración del producto, el tiempo de exposición, la humedad, el mal uso, emulsionantes, conservantes, antioxidantes, protectores solares, perfumes y colorantes, constituyen una fuente potencial de alergógenos, es decir que pueden producir una reacción alérgica.

Si observas algo de eccema, urticaria aguda o crónica, pigmentación residual o dermatitis luego de la aplicación del corrector, es probable que estés desarrollando una alergia al producto. Suspende su uso y acude al médico especialista lo antes posible.

Los efectos de las alergias estacionarias como nariz enrojecida, ojos llorosos y descamaciones se disimulan utilizando una base de maquillaje que no tenga nada de rosa en su composición, lo que usualmente a la vista se conoce como tonos beige o vainilla.

Con este pigmento lo que hacemos es quitar zonas rosadas de manera natural y no es necesario utilizar primero un corrector verde y después una base de maquillaje, queda muchísimo más natural y sin tanta sensación de cobertura en la piel.

Cero rayos

Hace unos años era impensable la idea de que el maquillaje sirviera también como protector solar pero ahora es una realidad. Al buscar el tuyo, escoge el que tenga un factor de protección solar mayor a 15

Si ya has elegido el corrector perfecto pero a la hora de maquillarte has cometido algunos errores, estos últimos tips te ayudarán a salirle al paso para que así no termines engavetando el producto:

-El contorno se mezcla con el corrector: tienes que eliminar el producto. Hazlo con algodón o una esponja. Deja secar y a continuación aplica de nuevo

-Aparecen grumos: es porque hay un desequilibrio entre el contorno de ojos y el corrector. Desmaquilla y maquilla otra vez.

-Te has pasado con el color, que es demasiado claro: Pon con ayuda de una brocha un poco de polvo bronceador. Así subirás de tono y no tendrás que empezar desde cero.

-El color es demasiado oscuro y terminaste con las ojeras a las que tanto le huiste: Puedes bajarle el tono con la ayuda de un poco de contorno de ojos o polvo traslúcido.

Tipos de correctores

La efectividad del producto dependerá de escoger el adecuado para la cara y piel, así que de manera orientativa se explicará su utilidad según el tipo de presentación:

Corrector líquido

La cobertura es mediana, generalmente es el primer tipo de corrector que toda mujer utiliza, este disimula muy bien las primeras imperfecciones de rostro ya sean ojeras o pequeñas manchas. Funciona bien en las pieles secas.

Corrector en polvo

Es el indicado para pieles grasas, que aunque por su textura se cuestiona su nivel de cobertura, trabaja bien sobre los granitos.

Correctores en barra

Es el más indicado para pieles jóvenes. Tiene buen nivel de cobertura y fijación, solo basta una pequeña cantidad que al contacto con el calor de la piel será fácil esparcir, algunos maquilladores recomiendan que sea un tono más claro que la piel, así hará la vez de iluminador.

Corrector en crema

Es de cobertura mayor, se usa para ojeras pronunciadas e imperfecciones más profundas como cicatrices o manchas muy oscuras.

Corrector en espuma

Es el menos popular, sin embargo funciona bien en casi cualquier tipo de piel, tiene una textura suave y cobertura de media a alta.

Colores de correctores y sus usos

Los colores de los correctores se usan opuestos al tipo de defecto, sigue leyendo para conocer el uso indicado según el tono:

Amarillos: Como color opuesto al morado se utiliza en esas zonas de oscuridad u ojeras más intensas.

Verde: Es el color favorecedor para tapar granitos o áreas rojas.

Anaranjados: Se usa para ocultar las ojeras que tienden a ser azules.

Los correctores del mismo tono se piel se utiliza en partes que por cualquier razón se necesita un mayor nivel de cubrimiento de manera que no se tenga que usar una base más fuerte.

Algunos consejos para aprovechar al máximo el corrector

Lo mejor que podemos hacer en cuanto a corregir el rostro es utilizar el producto oportuno y saber aplicarlo en nuestra piel, pero entre tantos tipos y tonos, aunado con la inexperiencia a algunas mujeres quizás lo resultados no sean los más profesionales, sin embargo tomando en cuanta algunos consejos se le sacará el máximo partido a estos productos:

Algunas veces la piel se encuentra limpia, lozana y con pocos detalles, pero de un día para otro está más afectada, lo mejor ante esta situación es graduar la cobertura mezclándola con una crema hidratante, asimismo esto también servirá para que el producto fluya mejor sin necesidad de hacer movimientos fuertes sobre el contorno de ojos, siendo esta la zona más sensible del rostro.

Por otro lado también se aconseja aplicarlo después de la base, así será más efectivo y además hacerlo con el dedo anular por ser el menos fuerte de la mano, así los movimientos serán menos intensos sobre la delicada área.

Para algunas es necesario tener más de un corrector y podría ser súper útil esas paletas correctoras que tienen varios colores, sin embargo siempre se recomiendan que sea de la máxima calidad por ser uno de los productos que más hará por ti cuando te maquilles.

También te puede interesar