Los 7 Mejores Cortacéspedes Eléctricos Rápidos y Eficientes

Soy una maniática del jardín, paso literalmente horas cuidando de mi césped y de las plantas de mi jardinera.

Por mucho tiempo tuve una podadora a gasolina, pero con los años el trasto tuvo una falla en el chasis y fue necesitando otros repuestos, no sólo era un pastón, sino que podar el césped era una pesadilla.

Después de varias reparaciones y tras semanas de esfuerzos inútiles y pocos resultados satisfactorios he decidido buscar el mejor cortacésped eléctrico de la oferta.

Aunque sé que son más caros que los convencionales, un modelo asequible con buenas funciones servirá a mis necesidades.

¿Cuál es el mejor cortacésped eléctrico?

Al buscar un buen aparato deberéis fijaros en algunos detalles que os ayudarán a hacer una selección adecuada. Por ejemplo, si lo usaréis para trabajos a destajo necesitáis uno profesional, pero si sólo es para vuestro jardín algo simple estará bien.

En cuanto a la potencia, en terrenos pequeños un dispositivo de 1200 vatios será suficiente, pero si el terreno es mayor, deberéis pensar en más.

Si sois de los que prefieren que el dispositivo haga todo el trabajo, tal vez os convendría echarle un vistazo a un robot cortacésped, pero si lo que queréis es capacidad de respuesta para terrenos grandes un tractor cortacésped puede ser la solución.

No olvidéis hacer una comparativa entre modelos, eso siempre ayudará:

A continuación te presentamos los mejores cortacésped eléctrico:

1. Cortacésped eléctrico ELM3800 de MAKITA

Con 1400 vatios de potencia

Si tienes jardines en tu casa o bien tu empresa tiene un jardín promedio, este es el modelo que debes tener y la razón es que no es demasiado grande y puede trabajar con toda la potencia y efectividad en terrenos de hasta 500 m2 sin dar problemas. No necesitas más, pero no te permitas menos para que puedas tener los resultados que deseas en tu césped.

Este cortacésped de 38mm con motor eléctrico también le vendrá bien a tus oídos y a los de tus vecinos, ya que es silencioso y, además, sin emisiones de gases. Es bastante práctico y cómodo, especialmente por su mango ergonómico para plegado fácil y asa de transporte integrada.

2. Cortacésped eléctrico 112856 Classic 3.82 SE de AL-KO

Seguridad ante todo

Con este modelo de cortacésped puedes ajustar fácilmente el eje de la altura de corte, cosa que te permite mayor funcionalidad y comodidad. A todo le puedes sumar un factor muy importante, el de la máxima seguridad a través de los interruptores que están dispuestos para este fin, además de que su motor se para automáticamente cuando lo dejas de utilizar y tiene un soporte de alivio.

Otro de sus muy buenos beneficios es que es muy cómodo y fácil de almacenar, lo cual es bastante importante especialmente para aquellos que carecen de espacio en la cochera o en la casa en sí. Y tiene un asa que facilita su transporte y su uso.

3. Cortacésped eléctrico de Einhell 

Potente y seguro

Podar grandes y densos jardines ya no tiene por qué ser un problema con este potente aparato que tiene sistema ajustable a seis niveles de altura y volante también regulable.

Esta cortadora de césped eléctrica tiene diseño con motor de torque alto que le da la tracción suficiente para trabajar en espacios hasta de 800 metros cuadrados y acabar dominando rápidamente loa hierba alta.

Está dotado con 4 ruedas grandes y gruesas, que hacen de este equipo lo ideal para terrenos irregulares. Tiene armazón resistente hecho en plástico de buena calidad y cuenta con una agarradera integrada de fácil transporte.

4. Cortacésped eléctrico de Bosch 

Sólido y ergonómico

Recomendado para jardines medianos y grandes, el cortacésped de la marca Bosch, es un gran aliado para mantener el jardín limpio.

Tiene motor de 1400 watts de potencia capaz de cortar grandes cantidades de hierba, ya sea alta, tupida e incluso húmeda, y lo mejor es que lo hace sin esfuerzo.

Viene equipado con cuchillas de acero endurecido muy afilado, que permite un corte rápido, sencillo y muy preciso.  Es un aparato con empuñadura ergonómica, detalle que lo convierte en un equipo cómodo para trabajar por horas.

Es un equipo robusto, ligero, de gran rendimiento y muy fácil de maniobrar.

5. Cortacésped eléctrico Turbo 400 de Gardena 

Sencillo y fácil de limpiar

Dotado con cuchillas de metal, Gardena ha sacado al mercado este cortador de césped que, según los datos del fabricante, funciona también a batería, muy adecuado para superficies de tamaño mediano. Usa pila Litio Ion.

Se trata de un equipo con gran limpieza de corte cuyo ancho alcanza incluso los 40 centímetros, es liviano y puede usarse sin riesgos a una potencia de 1500 watts.

Quienes lo tienen destacan su gran capacidad y mantenimiento sencillo, además es un aparato que podréis transportar de un lugar a otro sin mayores problemas. Es plegable, así que tampoco ofrece pegas para su almacenamiento.

6. Cortacésped EMAX34I de Black+Decker 

Reduce el número de vaciados

Con una anchura de corte de 34 cm y un práctico sistema sin cable, que os ayudará a evitar mogollón de indeseados accidentes, este cortacésped es lo que necesitáis si sois de los que odian parar cada dos por tres a vaciar el cubo.

Este aparato de arranque eléctrico cuenta con un depósito que, aunque luce realmente pequeño, tiene dimensiones suficientes para almacenar hierva por largo tiempo. Un total de 40 litros de capacidad.

Tiene niveles de corte y altura que puede ser regulada y está diseñado para podar en cualquier superficie, cualquier tipo de maleza. Es fácil de limpiar.

7. Cortacésped eléctrico de Ryobi 

Práctico y fácil de manejar

El cortacésped manual con funcionamiento eléctrico de Ryobi, trabaja con potencia de 1300 watts y viene dotado con sistema mulching muy práctico y útil que tritura la hierba haciéndola más pequeña y de almacenamiento más simple.

Se trata de un aparato duradero, con diseño ergonómico, para trabajar más cómodamente y muy fácil de manejar, con una impecable capacidad de corte y un motor eficiente que podéis echar a andar con el uso de corriente alterna.

Quienes lo tienen destacan su gran rendimiento en superficies pequeñas, para diversos tipos de suelo, sus cuchillas funcionan con total autonomía cortando a gran velocidad.

Tipos de cortacésped eléctrico

En el mercado hallaréis diversos tipos de cortacésped eléctricos, entre los grupos más populares de cortacésped encontraréis los siguientes:

Cortacésped eléctrico de Cilindro

Cortan la hierba en un movimiento de tijera y suelen ser las adecuadas para usarlas en aquellos jardines o campos donde el césped requiere ser cortado con cierta frecuencia.

Cortacésped tipo Hover

Este tipo de equipo resulta muy efectivo cuando se trata de reducir el césped de terrenos de tamaño medio o superficies irregulares. No es precisamente barato, pero es una gran opción, así que, si tenéis como pagarlo, no dudéis en iros por esta opción.

Giratorio

Usa una cuchilla giratoria paralela a la superficie del césped proporcionando así un corte rotativo ideal para pastos largos.

¿Por qué comprar una cortadora de césped eléctrica?

Existen diversos factores que deberían haceros pensar seriamente en la idea de usar un cortacésped eléctrico. Para algunos usuarios (y sus vecinos) es una verdadera bendición que este aparato sea en extremo silencioso, de manera que no molestaréis a nadie mientras os dedicáis a poner en orden vuestro jardín. Otro punto a favor de estos aparatos es que realmente necesitan poco mantenimiento, así que sería una pasta bien invertida. No obstante, aparte de estos dos, hay otros factores que también os resultarán de gran interés, acá os mencionamos algunos:

Amigable con el medio ambiente

A diferencia de los engorrosos modelos a gas o combustible, un cortacésped eléctrico no causará estragos en el medio ambiente. Podréis cortar vuestro césped sin contribuir a la lluvia ácida o el calentamiento global, esto se explica porque con un cortacésped eléctrico no hay riesgo de contaminación por derrame de combustible y tampoco contribuiréis a llenar el aire que respiráis con emanaciones tóxicas

Menos gasto

Aunque deberéis invertir una pasta para tener un modelo eléctrico de cortacésped la realidad es que, a la larga, os saldrá menos costoso que sus homólogos de combustible porque, aunque sale más caro finalmente no tendréis que invertir tanto en su mantenimiento y en la compra de combustible. Mientras que un cortacésped tradicional cueste tal vez la mitad de lo que vale uno eléctrico, no tendréis que gastarle más nada al eléctrico mientras que el otro requiere inversión constante.

Mejor mecanismo de arranque y características de seguridad

La mayoría de estos aparatos tienen un botón o mango de inicio, no necesitáis tirar de ninguna cuerda o cable para encenderlo, además, la mayoría de estos equipos cuentan con mecanismos de seguridad que minimizan el riesgo de accidentes.

Qué buscar antes de comprar un cortacésped eléctrico

Antes de comprar hay una serie de especificaciones que os convendría conocer para que seleccionéis justo el dispositivo adecuado

Cortacésped eléctrico inalámbrico o con cable

En la oferta encontraréis estos dos tipos de cortacésped eléctrico. Los que funcionan a batería y los que usan cable, éstos últimos tienen un alcance limitado por el largo del cable así que, al elegir uno de estos, necesitaréis uno o más cables de extensión. Con este tipo de cortacésped es necesario que tengáis cuidado con los accidentes, deberéis evitar podar los cables y cortarlos en dos o tropezaros con ellos, sin embargo, son muy útiles para jardines pequeños y si tenéis fuente de alimentación en exteriores y lo mejor no hay necesidad de preocuparse por una eventual disminución de potencia. Por otro lado, los de batería también tienen sus puntos fuertes: son ilimitados y su batería es rendidora, la desventaja es que no suelen tener poder con el césped muy grueso, éstas las encontraréis con batería extraíble o integrada.

Tamaño de la plataforma y franja de corte

Mientras más grande sea la plataforma del cortacésped más rápido será el corte porque podréis podar en menos pasos, con lo que además os ahorraréis tiempo y electricidad, lo que se traduce también en ahorro de dinero. Una podadora eléctrica con plataforma de 20 pulgadas cortará el césped en el 75% por ciento del tiempo, sin embargo, no todo es perfecto.

Un cortacésped grande también es más pesado y más difícil de maniobrar, sobre todo si es uno de esos modelos de 3 ruedas, probablemente os canséis más rápido y la pila dure menos porque, al cortar más hierba, también os será más difícil pasar sobre ella. Dependiendo de vuestras necesidades puede funcionaros un cortacésped grande, pero si no sois de constitución tan fuerte y vuestro jardín no es tan grande, una más pequeña os servirá.

Gestión de la hierba

Si queréis que vuestra podadora haga todo el trabajo por vosotros, os vendrá bien un modelo que tenga bolsa de basura adjunta. Como seguramente ya sabréis, las podadoras administran la hierba que cortan de diferentes maneras. La van arrojando a un costado, la acumulan para botarla o usan los recortes para cubrir de nuevo el césped. Aquí lo ideal es que seleccionéis aquel cuya función más os convenga. Ahora si no os decidís por alguna en particular, siempre podréis encontrar una que os ofrezca las tres opciones y trabajar según vuestro estado de ánimo.

Ajuste de altura

Este detalle es importante ya que, según los conocedores, nunca debéis cortar el césped a menos del 30 por ciento de su altura total. Esto lo debilita y lo hace propenso a la resequedad o a la adquisición de plaga y malezas, si no respetáis esta regla es probable que el jardín se vuelva amarillo o marrón y no con el maravilloso verde que debería tener.

Además, por las estaciones, generalmente la hierba crece a diferentes velocidades durante el año, de manera que la podadora seleccionada debe ser ajustable en altura para poder cortar apropiadamente. Algunos cortacéspedes os ofrecen un rango de altura y otros os darán varias opciones de altura para que graduéis.

Mecanismo de arranque y características de seguridad

A diferencia de sus homólogos que funcionan con combustible, las segadoras eléctricas no necesitan tirar de ningún cable pesado o cordel para que arranque el motor, esto la hace por supuesto más segura y potencialmente menos riesgosa a accidentes indeseados. Estos aparatos son más modernos para iniciar su funcionamiento: activación mediante una llave, botones, teclas, con arranque automático o incluso los mangos de arranque son los más comunes.

Además, la mayoría de estas máquinas tiene un mecanismo de seguridad que garantizará vuestra protección y os evitará sustos y molestias mientras estáis trabajando. Algunas, por ejemplo, se apagan cuando soltáis el mango de inicio, la ventaja de esto es que la posibilidad de accidentes es casi nula, sin embargo, no deberéis soltar el mango si no queréis parar por alguna tontería.

De empuje Vs. autopropulsado

Al momento de seleccionar tendréis que elegir entre uno y otro. Las podadoras de tipo autopropulsado son convenientes para terrenos grandes, con hierba gruesa y si vuestra podadora es grande haréis el trabajo con menos esfuerzo, tiene grandes ventajas sobre las de empuje, pero son más caras. Las de empuje vienen bien para terrenos pequeños y tienen, además, la ventaja de que casi no consumen dinero en mantenimiento.

¿El peso de un cortacésped es importante?

Dependiendo de vuestra contextura claro que es un punto de vital importancia. En primer lugar, hay que decir que, por regla general los podadores eléctricos son más livianos que sus homólogos de combustible, de manera que usarlo será menos incómodo, sin embargo, los que vienen acompañados de una batería suelen ser algo más pesados, así que es un detalle que deberéis considerar al momento de elegir.