mejor-dispensador-de-jabón

Los 5 Mejores Dispensadores de Jabón Para Decirle Adiós Al Jabón Tradicional

mejor-dispensador-de-jabónSi estáis esperando no cometer errores en vuestra compra e iros a por el mejor dispensador de jabón, habéis llegado al lugar indicado. Y sí que puede sonar exagerado, pero si alguien ha tenido experiencia con varios modelos de dispensadores he sido yo.

En esta búsqueda me he conseguido modelos indeseables. Seguro que algunos de vosotros también han encontrado dispensadores automáticos o manuales que botan un chorro muy cargado o demasiado poco. ¿Qué hay de esos que se vuelven locos y empiezan a derramar todo el jabón? ¡Un desastre!

Para quitaros estos dolores de cabeza, os recomiendo seguir leyendo.




¿Cuál es el mejor dispensador de jabón?

Vamos, que en la variedad está el gusto y para escoger el mejor sí que hay algo de gustos personales, pero también puede que algunos sean mejor que otros porque se ajustan mejor en vuestro espacio o a otras necesidades.

Por ejemplo, los dobles o triples son ideales para el baño porque también funcionan para dispensar champú o acondicionador. De pronto para la cocina no son tan necesarios. También los hay con accesorios integrables que puede optimizar la experiencia al usarlos.

Si buscáis que sean fáciles de instalar, podéis ir a por los modelos con vetosa. Por el precio no os preocupéis que todos los que veréis a continuación en mi lista comparativa son asequibles, uno menos costoso que otro.

A continuación te presentamos los mejores dispensadores de jabón: 

1. Dispensador de jabón triple BT1029 de Simplehuman

Elimina el desorden

Está diseñado totalmente para haceros la vida en la ducha mucho más fácil. Es de fácil instalación, colocadlo en la pared con algún pegamento de silicona resistente o simplemente perforando la pared y atornillándolo para mayor seguridad. Son tres dispensadores en uno, donde podréis colocar el champú, el acondicionador y el jabón, así no necesitáis frascos molestos.

2. Dispensador de jabón 629025CHR de Schock

Práctico y elegante

Aportará sutileza y os será muy conveniente gracias a su diseño empotrable. Tiene un color cromo muy elegante ideal para cualquier decoración. Magnífico para colocar en el fregadero y así poder aprovechar el poco espacio en esta área, pero también está recomendado para lugares como el baño. Además, cuenta con una buena capacidad para almacenar el jabón.

3. Dispensador automático de jabón V-480D de Helpmation

Excelente tecnología

¿Os gustaría dar un toque moderno y sofisticado a vuestro espacio? Pues aquí tenéis una gran opción para ello. Este dispensador automático viene con sensor inteligente infrarrojo para flipar, con el que no os preocuparéis de tocar nada más. Os facilitará lavaros las manos o trastes. Es antigoteo y antiderrames, os garantizará cero residuos y nada de desastres.

4. Dispensador de jabón 40535000 de Grohe

Os brinda comodidad

OFERTA
Grohe - Dispensador de jabón Para...
42 Opiniones

Totalmente diseñado para usarse en el fregadero y brindar facilidad a la hora de limpiar los platos. Además, es ergonómico, inoxidable y fácil y seguro de instalar. Con este dispensador os garantizaréis mayor orden y menos desastres de jabón alrededor de vuestra cocina. Es de cromo, para una mayor durabilidad, calidad y una apariencia elegante.

5. Dispensador de jabón automático SZ-0728 de yooap

Con sistema infrarrojo inteligente

Eliminad el jabón tradicional con este moderno y versátil dispensador de jabón líquido y gel. Va bien en baños, en cocinas y tantos otros espacios. También es impermeable, resistente a las salpicaduras de agua. Su sensor tiene dos modos de ajuste, mientras que, en general, tiene una gran capacidad de 480 ml rellenables. ¡Lo amaréis!




Dispensadores de jabón automáticos vs. manuales

Estos dispensadores pueden representar una gran ventaja en cualquiera de sus dos formas, ya sea manual o automáticos. Pero claro que podéis sacarle partido a uno sobre otro según vuestras necesidades, preferencias o expectativas.

A primera vista, en la comparación directa se puede decir que el dispensador de jabón automático es mejor o más práctico que el otro. Y es que a pesar de que básicamente los dos se usarán de la misma forma, recargándose con el jabón líquido, uno le lleva ventaja al otro.

La ventaja más notable al dispensador automático sobre uno manual, es que el automático puede ser más limpio ya que no necesita del contacto con las manos para dispensar jabón, por lo que puede ser más funcional para cocinas, incluso para el baño, porque a menudo cuentan con lectores que detectan la presencia de vuestra mano o de los trastes. Por eso es que se pudiera decir que los dispensadores automáticos, en gran medida, suelen ser más fáciles de usar. Generalmente se encuentran en dos versiones: eléctricos y a pilas.

Cosas a considerar antes de comprar un mejor dispensador de jabón

¿Cómo saber cuál modelo comprar con tantas opciones y marcas en el mercado? Pues, si estáis interesado en conseguir un dispensador de jabón de buena calidad, aquí os dejo unas cosillas a considerar para ir a por el mejor modelo.

Elegid uno con capacidad adecuada

Es importante que consideréis que tan constante se usará el dispensador para así elegir uno con la capacidad adecuada. Si el dispensador es para lugares bastante frecuentados como baños, deberéis escoger un dispensador con una gran capacidad para que el jabón os dure más tiempo y no tengáis que estar recargando a cada rato. Pero será mayor la capacidad que necesitaréis si ese lugar es público, como, por ejemplo, el baño de vuestro negocio.

Elegid uno que proporcione una comodidad óptima

Debéis tener en cuenta en qué lugar vais a poner el dispensador y el tipo de usuario que llegará a él. Si lo queréis para baños o para lavaplatos, tened en cuenta la forma adecuada para que no sea incomodo o molesto de usar. También recordad que existen dispensadores con diseños infantiles que atraen a los niños y son muy buenos para crearles el hábito de la higiene.

Pensad en el lugar

Unos modelos pueden ser más convenientes que otros, según el lugar donde lo uséis. Si es un espacio pequeño, un dispensador de pared puede ser ideal y práctico. En cambio, si no queréis perforar la pared y tenéis más espacio, un dispensador de bomba independiente montado en plataforma será perfecto.

Prestad mucha atención al material usado

Os estaréis preguntando por qué, pero la verdad es que es realmente importante porque afectará directamente en el tiempo que durará y el buen funcionamiento del dispensador.

Existen varios materiales para los dispensadores, pero la elección dependerá de vuestras necesidades. Un dispensador de acero inoxidable puede ser más costoso, pero de seguro os durará por mucho más tiempo que otros. En cambio, un dispensador de jabón fabricado en vidrio será ideal para espacios más elegantes y clásicos. También está el plástico, la opción más barata. De escoger estos, es mejor que os aseguréis de escoger un plástico grueso y resistente.

¿Cómo evitar un sensor que no funcione bien?

Puede parecer complejo, pero si os fijáis en las especificaciones y el funcionamiento del producto, tenéis más oportunidades de saber usar a la perfección el dispensador y sacarle el mayor partido.

Pero sí que también es bueno que os aseguréis de instalar bien el dispensador o dosificador de jabón líquido para que el sensor no quede obstruido o haciendo una falsa lectura. Lo segundo podría ocasionar que un derrame constante de jabón constantemente, lo que puede ocasionar un gran desastre o simplemente un malgasto del producto.

Por último, después de instalado tenéis que estar pendiente del sensor constantemente, debéis limpiarlo, cambiarle las pilas y darle un buen uso para que mantenga un funcionamiento óptimo. En caso de seguir todos estos consejos y que el dispensador siga fallando, recurrid a la garantía que debería tener el producto para que el fabricante arregle el desperfecto o cambie el artefacto.

Conoced vuestro jabón

No todos los dispensadores de jabón funcionan con cualquier jabón, algunos son especiales para los más espesos y otros para los de espuma. De no saber esto, estaríais expuesto a tomar malas decisiones. Así que debéis conocer vuestro dispensador y vuestro jabón porque también sucede que hay algunos modelos que trabajan exclusivamente con el jabón de la misma marca. En cambio, otros son más versátiles y funcionales, y aceptan cualquier jabón, acondicionador y champú, incluso jabones para carros. Estos pueden llegar a ser mucho más prácticos para vosotros.

Un dispensador limpio y seco es un dispensador de larga duración

Siempre que le des un mejor uso a un producto y lo cuides más, tendrá mayor duración. Podéis aplicar esto para alargar la vida útil de vuestro dispensador de jabón. Pero pueda que no sepáis cómo o por dónde empezar.

Por ejemplo, si es un dispensador a baterías, lo último que queréis es que le entre agua o jabón al compartimiento de las pilas. Por eso es mejor mantenerlo en una superficie seca, así como limpiarlo si le salpica agua durante el uso que le dais o los excesos de jabón que podrían quedarle en los alrededores.

También os recomiendo revisar si tiene fugas por donde se pueda botar el jabón, para evitar derrames innecesarios que hagan un desastre que después deberéis limpiar. Seguro que esos consejillos os ayudarán a darle una mejor y más larga vida útil.