mejores-esterilizadores-de-toallas

Los 5 Mejores Esterilizadores de Toallas Para Mantenerlas Limpias

Sofía, mi hermana experta en temas de estética y belleza, y yo nos hemos liado para echar a andar un pequeño negocio de manicura y pedicura. Hemos contratado incluso expertos que hasta hacen limpieza facial.

Las primeras semanas tuvimos una carga de trabajo arrolladora y hasta tuvimos que ejercer funciones de limpieza de los accesorios del trabajo. Notamos que las toallas tienden a dañarse rápido si no se les cuida porque están en contacto con la humedad.

En vista de esto hemos decidido buscar el mejor esterilizador de toallas disponible en la oferta. Son aparatos muy útiles que prolongan la vida útil de las toallas y las mantiene descontaminadas y libres de bacterias.

Invertir en uno de estos a la larga resulta menos costoso que renovar toallas cada dos por tres.




¿Cuál es el mejor esterilizador de toallas?

No es muy complicado conseguir una buena versión de estos aparatos, sólo debéis tener conciencia de que no os saldrá barato y, por el contrario, gastaréis un pastón, pero también deberéis tener claro que valdrá la pena la inversión.

Lo primero a mirar es qué exactamente necesitáis, algo doméstico, un aparato de uso en comercios y que sea de calidad, los que están hechos en acero inoxidable son muy populares por su versatilidad, resistencia y gran rendimiento.

Hay otros que incluso no sólo esterilizan los paños tradicionales, sino también toallas desechables, debéis mirar si esta cualidad os hace falta.

El precio también es un detalle a considerar, dependiendo del uso que le daréis siempre podéis encontrar algo asequible, pero de modelos realmente económicos encontraréis pocos y con calidad dudosa.

Establecer una comparativa entre costos, fabricantes, cualidades y características puede resultaros de gran ayuda al momento de seleccionar vuestro aparato ideal.

A continuación te presentamos los mejores esterilizadores de toallas: 

1. Esterilizador de toallas spa SterilizerStar Towel Warmer

Para uso comercial o familiar

El toallero de la marca SterilizerStar tiene capacidad para 46 litros y recibe en su interior hasta 110 toallas para su esterilización.

Tiene temperatura de control en promedio de 158 °F

Resulta completamente apropiado tanto para estéticas, spas, salones de belleza y áreas de limpieza facial, como para ser empleado dentro de casa.

Se trata de un dispositivo que resulta adecuado para toallas tradicionales y desechables a las que calienta de manera uniforme.

Además, podréis respirar tranquila porque el dispositivo viene con esterilizador UV incorporado, herramienta que os da garantía de que las toallas se mantendrán libres de gérmenes.

2. Esterilizador de toallas calentador Brino 8I3ZSXAG6W

Efectivo y fácil de usar

Limpiar, descontaminar y esterilizar las toallas nunca fue tan sencillo como con este aparato que el fabricante Brino ha puesto a la venta en el mercado.

Se trata de un calientatoallas muy recomendado no sólo para que uséis en la casa, sino también para emplear en centros de belleza y estética como peluquerías y locales de manicure y pedicura.

Viene con lámpara UV incorporada, herramienta con la cual elimina de tajo las bacterias, además es un producto que no requiere ensamblaje y es muy fácil de usar siempre que sigáis al pie de la letra las instrucciones del manual.

3. Esterilizador de toallas desinfectante ultravioleta Elitzia ETD207M

Para salones de belleza

Si hay algo con lo que deben tener cuidado los centros de belleza es con la limpieza y la contaminación de las herramientas que emplean para brindar servicio a sus usuarios, es por eso que un esterilizador siempre será una buena opción a la hora de comprar.

El aparato de Elitzia es exclusivamente para uso comercial, sirve para mantener libre de bacterias las toallas e inclusive herramientas de limpieza y agujas para tatuar a las que proporciona una esterilización segura.

Tiene puerta transparente para monitoreo del material a esterilizar y viene con fusible protegido para evitar sobrecargas y accidentes.

4. Esterilizador con botón de ozono BPM STER618/C/O

Práctica y útil

El calefactor que BPM es uno de los más seguros y populares de la selección que hemos hechos para vosotros. Se trata de un calentador de toallas de uso profesional donde podéis calentar y descontaminar herramientas y paños.

Viene con rejilla desmontable para que coloquéis en ella, de manera organizada, los paños y toallas a esterilizar.

Una cualidad interesante de este modelo es que cuenta con un botón de ozono opcional que os ayuda con la esterilización.

Es un producto de buena calidad, muy robusto ideal para barberías y otros comercios de la misma naturaleza. El liviano y muy seguro.

5. Calentador y esterilizador de toallas Kenley TW-001

Cómodo y fácil de ajustar

Con capacidad para 16 litros y para llevar en su interior hasta 50 toallas faciales, el aparato de Kenley viene equipado con luz ultravioleta.

Se trata de un dispositivo pequeño y liviano, muy portable, apenas del tamaño de un horno de microondas, pero con bastante espacio interior para colocar las toallas de manera organizada.

No podéis olvidar que, para usar este aparato, deberéis colocar las toallas húmedas, condición que los convierte en aparatos muy seguros de usar.

Es un producto muy popular, desmontable, fácil de transportar y quienes ya lo tienen alaban su eficiencia y efectividad en el trabajo.




mejor-esterilizador-de-toallas¿Qué es un calentador de toallas?

Se trata de un dispositivo que os servirá para mantener, en vuestro negocio las toallas limpias, cálidas y libres de contaminación y bacterias. Se trata de un dispositivo parecido, según su tamaño a una heladera o a un horno de microondas donde podéis no sólo guardar las toallas como en un toallero convencional sino, además, calentarlas para que se sequen y, en el camino liberarlas de bacterias, hongos y agentes contaminantes. Si tenéis, por ejemplo, un negocio de peluquería o estéticas, en lugar de colocar las toallas que vayáis usando guindadas en un toallero convencional para que se sequen, lo mejor será que lo hagáis en uno de estos dispositivos que las seca por calentamiento en corto tiempo y, además, las higieniza.

Beneficios de los calentadores para toallas

Al usar un calentador para toallas os encontraréis con mogollón de beneficios que os facilitarán la vida. Se trata de una serie de cualidades que van desde un servicio más eficiente en determinados establecimientos hasta un verdadero alivio del dolor. Acá os explicamos de qué van cada uno de ellos:

Conveniencia

Esta es una de sus ventajas más llamativas porque están hechos para calentar varias toallas a la vez, es decir, en su interior podéis meter decenas de toallas y, dependiendo del tamaño del aparato y de la toalla, hasta un centenar para que se calienten todas de manera uniforme. Ningún toallero o cuerda es tan grande para retener a la vez decenas de toallas, eso sin contar que la temperatura nos siempre nos brinda suficiente brisa o un sol radiante para calentar como es debido. Son muy apropiados para peluquerías, estéticas y spas.

Versatilidad

Es precisamente esta cualidad la que los hace perfectos para ser instalados en negocios y locales comerciales ya que, aunque fueron creados para calentar toallas, la realidad es que permiten calentar cualquier otro elemento como sombreros, ropa de bebé, guantes y hasta ropa interior, esta cualidad es una gran ventaja que le da un valor adicional a los calentadores para toallas y los hace muy diferente con respecto de esos calentadores que van fijos e instalados a la pared.

Rentabilidad

Sin duda, tal vez la mejor cualidad de estos aparatos es el pastón que os ahorraréis en servicios de secado o en energía eléctrica ya que se trata de un dispositivo que, comparativamente, consume menos electricidad que su par el secador. Los calentadores tienen un consumo mínimo de electricidad lo que hará que podáis mantenerlos encendidos hasta por 24 horas continuas. Esto los convierte en aparatos ideales para tener en cualquier negocio o comercio porque os garantiza que tendréis a la mano con mucha facilidad toallas limpias y calientes tantas veces como os resulte necesario. Como plus extra son en realidad muy fáciles de usar y presentan un riesgo muy reducido de fallas eléctricas.

¿Quién necesita un calentador de toalla de todos modos?

Seguramente quedaréis sorprendidos de saber la cantidad de personas o establecimientos a los que les vendría de perillas el uso de un calentador para toallas, como ya seguramente sabéis los principales usuarios de estos aparatos son los centros de belleza, gimnasios y las estéticas, sin embargo, la presencia de estos dispositivos puede ser también un gran acierto no sólo en casa sino también en otros comercios o áreas de servicios que no están ligadas directamente con la belleza o la relajación. Por ejemplo, una toalla calentada puede brindar comodidad a un paciente convaleciente después de una cirugía, una enfermedad o un accidente, de manera que en clínicas y hospitales también resultan útiles.

Son, además, ideales también para terapia y recuperación después de lesiones. Una persona con ligamentos, rodillas y articulaciones afectadas os tendrá en una alta estima si, después de unas de estas sesiones de terapia le colocáis en el punto afectado una de estas toallas calientes para reducir el dolor.

Por último, no es menos esencial usar uno de estos aparatos en casa ya que os facilitará mogollón la vida, de hecho, una vez que lo tengáis os aseguro que os sorprenderéis pensando como es que habéis vivido hasta ahora sin tener a disposición uno de estos aparatos.

Cosas a considerar al comprar un vaporizador de toallas

Al momento de compraros uno, es necesario que tengáis en cuenta una serie de factores que son esenciales para que hagáis la selección adecuada del aparato:

Capacidad máxima del gabinete

Esta cualidad será más necesaria de mirar en cuanto sepáis con exactitud el uso que le daréis al aparato, es decir, si al comprar el calentador este será destinado, por ejemplo, a un spa o un centro de estética, lo más conveniente será que tenga capacidad para calentar a la vez mogollón de toallas de manera que su funcionamiento esté acorde con la operatividad del lugar. Hay gabinetes que tienen capacidad para 20 o 25 toallas, otros que reciben más de 40 y hasta 50 y algunos que, inclusive, pueden meter más de 100, todo dependerá de las características del establecimiento donde lo utilicéis. Si es en casa incluso hay modelos bastante simples capaces de calentar hasta 6 o 10 toallas de una vez. Si no son una familia demasiado numerosa y será un aparato de uso doméstico, con uno de estos será más que suficiente.

Temperatura máxima

Entre más alta la temperatura del dispositivo más calientes quedarán las toallas una vez las coloquéis en su interior para calentar. Entre mayor sea la capacidad del aparato para calentar, más calientes saldrán las toallas como resultado final del proceso de secado con calor.

Tecnología UV para desinfectar toallas

Esta es una cualidad que sin duda querréis en vuestro calentador, ya que la luz Ultra Violeta (luz UV) es reconocida por matar bacterias y, por consiguiente, descontaminar de microorganismos y mohos en las áreas donde se dirige o proyecta, por lo que para asegurar que vuestras toallas queden realmente calientes, limpias y estén libres de bacterias, es posible que os guste la idea de optar por una unidad con un esterilizador UV incorporado, características que, simplemente os facilitará la vida mogollón.

Tamaño de la unidad

Para definir esto será necesario que tengáis en claro dos puntos, el primero de ellos será en qué parte de vuestro negocio irá ubicado el aparato, para esto es esencial que consideréis el tamaño y, lo siguiente, es la cantidad de toallas que, en un mismo uso, pretendéis calentar, entre más grande el aparato, mayor cantidad de toallas para calentar recibe en su interior, así que si estáis pensando en adquirir uno de estos para estética, salón de belleza o spa, más os valdrá que tengáis uno grande con un espacio lo suficientemente cómodo para colocarlo sin que estorbe o resulte incómodo. Es necesario que la unidad seleccionada se ajuste con facilidad al espacio asignado y, además, responda como debe ser a vuestra necesidad de toallas a calentar por cada vez que sea utilizado.