mejor-medidor-de-luz2

Los 5 Mejores Medidores de Luz Para Verdaderos Amantes de La Fotografía

mejor-medidor-de-luz1Siempre había pensado que los medidores de luz eran cacharros inservibles y que con el medidor incorporado de mi cámara sería suficiente. Claro, es que en ese momento no tenía el mejor medidor de luz, sino cualquier otro aparato de baja calidad que ni rezándole echa a andar.

Inclusive, llegué a usar algunos que nunca te daban la misma medición. Es decir, los dejaba inmóviles sobre un mismo punto y, tras un par de intentos, veía que cada lectura era diferente. Ahí fue cuando me di cuenta de que comprar el más asequible sin ver sus características era mal plan.




¿Cuál es el mejor medidor de luz?

Vale, finalmente me dejé de tonterías y comencé a investigar un poco más. En poco tiempo pude ver qué hacía bueno a un medidor de luz y son esos pequeños secretos los que vengo a compartir contigo. Es que en el mercado te puedes encontrar con modelos que aseguran ser inteligentes, otros bidireccionales y hasta algunos que dicen que sirven para la industria de la construcción o hasta para ingenieros y arquitectos. Así que seguro te preguntarás cuál es realmente el mejor para ti.

Primero, veamos esta lista comparativa. En ella te hablaré sobre todos esos modelos de alta calidad y ampliamente recomendados. Luego aprenderemos sobre cómo funcionan estos aparatos y todo lo que debes saber para aprovecharlos al máximo.

A continuación te presentamos los mejores medidores de luz:

1. Medidor de luz Digipro F Gossen

Con ajuste de exposición programable

No sólo es sencillo de usar, es práctico. Esencial para que puedas hacer buenas fotos, tanto en el estudio como en el exterior. Además, posee distintos modos de medición, incidente y luz reflejada, tiene una cabeza giratoria, medición de flash con indicación del nivel de luz ambiental, controlado por microprocesador. Puedes hacer una lectura digital gracias a su pantalla LCD donde también se visualizan todas las posibles combinaciones de velocidad de obturación/apertura.

2. Medidor de luz L-308DC Sekonic

¡Súper fácil de usar!

Ideal para controlar consumo eléctrico, trabaja con una batería AA. Si quieres trabajar con un producto simple y cómodo, esta es una gran elección. No es complicado ni demasiado técnico, aficionados y expertos pueden valerse de él. Dispone de tres ajustes personalizados, con los que puedes jugar en cualquier momento. El display es especialmente utilizado para la cinematografía, teatrales y otras aplicaciones. ¡Justo lo que necesitas si te inicias en el uso de medidores de luz!

3.

Para aficionados y profesionales

Totalmente ajustable para lecturas rápidas y sencillas. Este medidor posee una precisión máxima de ± 3%, tiene una medición de alcance hasta 20000 lux, gracias a su potente luxómetro interno. Nada mal, sobre todo al iniciarse en la fotografía como profesión, para arquitectura o ingeniería. Como ves, es muy versátil, también sirve a nivel avanzado o para trabajos para casa. De igual forma, se caracteriza por su diseño ergonómico. Se alimenta de una pila de 9V.

4. Medidor de luz Digital Lux

Excelente rendimiento

¡Muy completo! Además de compacto y práctico. Su fuente de alimentación es una pila de 9V. No tiene complicaciones, puedes entenderlo fácilmente gracias a que posee una pantalla LCD grande en donde no se escapa ningún dato de medición. Con una precisión de ± 4%, este es un medidor que cumple con las necesidades más básicas, cuenta con rango de medición de 200, 2000, 20000 y hasta 200000 lux con modos de medición normal, media y máxima.

5. Medidor de luz MT-912 URCERI

Incluye baterías

Este es un medidor que lo puedes usar cómodamente en la escuela, en fábricas, en almacenes, en tu oficina o en tu cómodo hogar para cualquier proyecto de fotografía. A los usuarios les encanta que está fabricado bajo un diseño ergonómico, práctico y ligero lo que lo hace fácil de transportar. Por su amplio rango puedes medir la luminosidad que va desde 0 a 200000 lux y la temperatura ambiental de -20℃ a -70℃ con resultados muy precisos.




Hablemos del medidor de luz

Su nombre ya es un spoiler por sí mismo. Hablamos de una herramienta que muestra la cantidad de luz en una escena. Información importante que debes manejar en el estudio de fotografía. Con esto puedes establecer el tiempo de exposición adecuada. Estos artefactos se dividen en dos tipos: reflexivos e incidentes. Debes saber que los fotómetros de la cámara casi siempre son reflectantes porque reflejan la luz de toda la escena.

Un poco de historia sobre el medidor de luz

Desde el nacimiento de la fotografía medir la luz ha sido crucial para tener imágenes con una exposición equilibrada. Nuestros predecesores hacían todo tipo de actividades para medir los niveles de luz y todo se basaba en ensayo y error. Así, fabricaban sus propias emulsiones desde cero y experimentaban los tiempos de exposición medidos en minutos.

Llegó el momento de fabricar en masa y es a principios del siglo XX cuando estos instrumentos empezaron a aparecer de manera analógica. El más popular se llamaba actinómetro, utilizaba un papel especial que se oscurecía al exponerse a la luz, sin el uso de productos químicos.

El tiempo avanzó y es a finales de los años 20 que entró en escena el imán de Alnico, inventado por Tokushichi Mishima. Se han usado desde entonces hasta nuestros días, en la era electrónica y digital. Estos son un tipo de imán permanente que permite que los medidores fotoeléctricos midan la cantidad de corriente que fluye a través de ellos.

Configurando un medidor de luz para usar con una cámara

Los fotógrafos profesionales o cineastas que se adapten a los medidores integrados en sus cámaras, pueden necesitar cierta orientación para comenzar. El primer paso es preparar la cámara. De manera casi obligatoria, debes programar la cámara al modo manual y posteriormente selecciona los ajustes ISO y de apertura que deseas. ISO es el nivel de sensibilidad que tendrá tu cámara con la luz disponible.

Las configuraciones ISO más altas son útiles en entornos más oscuros en los que las imágenes se verían subexpuestas. La apertura afecta el grado en que se abrirán las hojas de apertura de una lente determinada, permitiendo así que entre más o menos luz solar o de una lámpara. En palabras más simples, en situaciones donde haya mucho brillo, debes configurar el ISO a un nivel bajo, para que haya un equilibrio entre sombras y luces.

Si le subes al ISO, la imagen saldría quemada, que es sinónimo de un exceso de luz. Luego de preparar el medidor de luz, debes exponer el sensor a la luz para que funcione. El último paso es asegurarte de que el aparato esté en la configuración de modo adecuada. A partir de ahí, simplemente ajusta la configuración de tu cámara a medida que el medidor te avise y comienza a disparar.

Los dos tipos de medidores de luz

Puede que aquel medidor que hayas visto no sea el adecuado para ti, ¿cómo lo sabrás? Revisando la información a continuación:

Medición de luz incidente

Estos miden la luz que cae sobre el sujeto u objeto que quieres fotografiar y luego proporcionan a la cámara los ajustes que hacen que la imagen sea exactamente como apareció.

Medición del punto de luz reflejado

Por otro lado, este tipo te ayudaría a enfocarte mejor en el sujeto. Se refiere a la luz reflejada por el ambiente o luz ambiental que estás fotografiando.



Utilidades que puedes esperar en un medidor de luz

Además de saber qué tipos de medidores hay disponibles, es importante que descubras sus funcionalidades y las compares con tus necesidades. Para ello, aquí te ayudaré a esclarecer tus ideas y nociones.

Introducción de datos

Esta conveniente característica ayuda a descargar imágenes de prueba en la computadora, por lo que convertirá tus archivos RAW a TIFF para el posterior análisis. La función de transferencia de datos también ayuda a graficar el rango dinámico de cualquier cámara DSLR.

Spot viewfinder

Independientemente de qué marca sea, esta característica estará presente en todos los medidores de luz. Ayuda a tomar las decisiones de exposición correctas gracias a su gran pantalla de datos de información completa y el visor con corrección de dioptrías.

Modo de memoria y visualización de latitud

En el mercado actual, todo medidor de luz trae consigo un modo de memoria y una pantalla de latitud. Tras la programación, la pantalla de latitud refleja el rango dinámico de la cámara que te puede ayudar a tomar decisiones sobre los ajustes de exposición en el momento.

Uso de medidores de luz

Si quieres dedicarte al mundo de la fotografía con seriedad y responsabilidad, los medidores de luz son muy necesarios. La mayoría de las cámaras de mano y casi todas las cámaras DSLR vienen con un fotómetro incorporado. Sin embargo, muchas personas creen que tener un medidor de luz de mano brindará una precisión superior, además de comodidad, ya que no se deja engañar por fondos claros u oscuros, el color del sujeto o las cualidades del sujeto que reflejan la luz.



¿Qué es la medición de flash?

Tal vez no habías escuchado este término pero la verdad es que es menos complejo de lo que parece. La medición de flash es un tipo especial de medición que solamente se aplica a aquellos fotógrafos que trabajan con flashes y al tipo específico de luz que emiten, que suele ser en formas de ráfagas de luz muy cortas y que los medidores convencionales no logran captar.

¿Qué es la medición puntual?

La medición puntual es un método para medir la cantidad de luz que llega a una porción muy pequeña del marco de la imagen. Todo se basa en la medición reflectiva, pero aún requiere un tipo diferente de medidor, ya que un medidor reflejado tradicional sería expulsado por todas las fuentes de luz diferentes en la escena y no sería capaz de obtener una lectura muy precisa de la cantidad de luz encontrada en tu lugar deseado.

¿Debo comprar un medidor de luz?

Debes considerar que hoy en día, existe una amplia variedad de cámaras que traen consigo una funcionabilidad básica de un medidor de luz. Sin embargo, si piensas dedicarte al mundo de la fotografía de manera profesional, es recomendado tener en mente comprar un buen medidor de luz, existen unos menos costosos que otros, es obvio.

No obstante, debes tener en cuenta que, si vas dedicarte al campo de la fotografía, lo barato casi siempre resulta más costosos a la larga. Por ende, deberías invertir un poco más de dinero para así adquirir un medidor de buena calidad.

Los flashes de las cámaras y videocámaras de alta gama son muy buenos, pero todavía hay demasiados casos de uso en los que los fotómetros integrados no serán suficientes. La ventaja de tener un medidor de luz, expandirá tus capacidades y creatividad, obteniendo así imágenes de a tope.