mejor-monitor-de-estudio-activo

Los 5 Mejores Monitores de Estudio Activos Para Lograr Geniales Mezclas de Sonido

mejor-monitor-de-estudio-activoSiempre me ha gustado la edición y la música, me había dedicado a eso como un pasatiempo, pero ahora que acabo de conseguir un curro extra editando sonido necesito el mejor monitor de audio activo que me permita mezclar y editar como debe ser.

No puede decirse que tenga un estudio de grabación en casa, de hecho, mis inicios los tuve con un altavoz que, aunque daba buen sonido después descubrí que no obtenía con él lo que estaba buscando, la calidad variaba de un equipo a otro y eso es fatal.

Un colega del insti me explicó que el problema estaba justo allí estaba utilizando el equipo inadecuado que me daba un sonido que reparaba un punto focal en un equipo, bajos, por ejemplo, y uno distinto en otro sin saber la pureza real de la mezcla.

Ahora lo que necesito es un equipo asequible que cumpla mis expectativas.

¿Cuál es el mejor monitor de estudio activo?

Si estáis buscando un buen monitor de estudio deberéis tener claro que estáis requiriendo calidad y el artículo menos costoso del grupo seguramente no os dará los resultados. Si bien es cierto que no necesariamente un equipo caro es la solución, un chollo tampoco.

Aquí lo más aconsejable es que hagáis una comparativa de fabricante, cualidades, costos, ventajas y desventajas, para que toméis las decisiones acertadas según vuestros requerimientos y necesidades.

Si necesitáis, por ejemplo, monitores con pocas fuentes de alimentación, tal vez os vendrían bien algunos con conexiones inalámbricas, tal vez bluetooth. Lo importante al momento de comprar es que estéis seguros de lo que os hace falta. Si aún no lo sabéis bien, esta lista os ayudará mogollón.

A continuación te presentamos los mejores monitores de estudio activos:

1. Monitor de estudio activo M3-8 de A M-Audio

Potentes y de instalación sencilla

Dotado con un triple amplificador de clase A /B y entradas balanceadas tipo XLR y TRS de un cuarto de pulgada, este monitor de estudio activo es muy recomendado para dispositivos como teatros en casa y televisores de plasma.

Tiene ecualizador de tres bandas con anulación, drivers de medios de 5 pulgadas y agudos que os ayudarán con un mejor sonido estéreo.

Quienes lo tienen destacan su potencia, la belleza de sus formas y su facilidad de instalación. Es duradero.

2. Monitor de estudio activo Rokit RP5 G3 de KRK

Gran rendimiento y calidad profesional

Con un nuevo diseño de bordes redondeados, hechos con materiales de buena calidad, este monitor de estudio, biamplificado de Clase A, es lo ideal para la ejecución de trabajos y proyectos de talla profesional.

Tiene apantallamiento magnético, volumen de sistema de -30 a +6 decibelios, entradas no balanceadas XLR, Jack y RCA, y también las balanceadas.

Os ofrecerá una respuesta de frecuencia de hasta 35 kHz que da gran luminosidad en respuestas bajas y, en especial, en las pistas vocales.

3. Monitor Autoamp Hs-7 de Yamaha

Sonido limpio y muy fuerte

Los altavoces de la serie Hs de la marca Yamaha se diseñaron para ser usados tanto en el hogar como en estudio, en ambos casos dotados de gran calidad de sonido y potencia.

Son monitores de campo cercano de dos vías, con woofer de cono de 6.5 pulgadas y tweeter de cúpula de una pulgada

Tiene rango de frecuencias de entre 43Hz -30kHz con un sistema biamplificado de 60 vatios de alto rendimiento. Viene con tecnología de reducción de ruidos.

4. Monitores multimedia de estudio Mackie

Rendimiento perfecto

Fabricados exclusivamente usando componentes de alta calidad, estos monitores activos son perfectos para PC e ideales para creaciones multimedia y aplicaciones de entretenimiento.

Con un sonido potente y de altísima calidad, estos monitores se venden en pares y tienen una potencia de 50 vatios

Quienes ya los tienen destacan que no son altavoces excesivamente grandes, pero sí de gran rendimiento ya que tienen una gran capacidad de respuesta en graves y, por su configuración destaca por completo la respuesta plana.

5. Monitores autoamplificados de sobremesa VL-S3 Tascam

Ideal para espacios pequeños

El fabricante Tascam ha sacado al mercado este modelo de monitores de tipo amplificado de dos vías, con potencia de 14 vatios por salida, entrada estéreo, mini Jack y control de volumen. Viene con LED de encendido y apagado.

No se trata de un equipo de gran tamaño, así que si estáis en la búsqueda de algo para fiestas o para un gran salón deberéis pasar de este modelo.

Sin embargo, para lugares reducidos son muy adecuados. Resultan perfectos también para monitorear edición de sonido y video desde el ordenador.




Cómo funcionan los monitores de estudio

Son llamados monitores de referencia, se usan para reproducir pistas y mezclas no masterizadas. La pureza de este sonido permite a técnicos, músicos, productores e ingenieros comenzar con una base original para crear una pista de audio completa e irle agregando múltiples capas de sonido.

La cualidad de estos monitores es que reproducen el sonido sin distorsiones ni mejoras, esta característica los hace perfectos para trabajos de edición y grabación de sonido, también para los técnicos o músicos de manera que pueden escuchar la calidad original del sonido y, sobre eso, hacer los ajustes que hagan falta.

Tipos de monitores de estudio

Existen dos tipos básicos de monitores de estudio, los activos y los pasivos, cada uno tiene sus características muy específicas, ventajas y desventajas. Acá os explicamos de qué va cada uno:

Activos

También se les llama monitores autoamplificados y vienen con su amplificador de potencia integrado. Requieren menos cuidado y mantenimiento y son considerablemente menos costosos, sin embargo, los muy expertos en el área ven como una desventaja su rendimiento, en comparación con los pasivos.

Pasivos

Un monitor pasivo, también llamado sin alimentación recibe ese nombre porque no tiene su propio amplificador de potencia. Para usar estos monitores deberéis tener por separado un amplificador de potencia para conectarlo al mezclador y luego a los altavoces. Son muy comunes entre los profesionales y expertos porque esta opción les permite elegir su propio amplificador. Suelen ser más caros y difíciles de mantener.

Campo cercano vs. Campo lejano

También existen los monitores de campo cercano o monitores de campo lejano, según sus capacidades:

Los monitores de campo cercano están diseñados para ser escuchados en distancias cortas. Debéis colocarlos a tres o cinco pies de vosotros con lo que escucháis un sonido directo y no uno de rebote, lo que reduce los efectos de la mala acústica que pueda haber en los espacios. Son ideales para quienes cantan o graban pistas de instrumentos de cuerda como la guitarra.

Los de campo lejano manejan volúmenes más fuertes, con estos, el sonido rebota en la sala y, como su nombre lo indica, se pueden escuchar en ambientes abiertos o salones grandes.



Guía de compra de los mejores monitores de estudio

Antes de llevaros a casa alguno de estos aparatos, es necesario que al momento de hacer la compra tengáis en cuenta una serie de aspectos que os ayudarán a hacer una selección idónea a vuestros requerimientos y necesidades:

Precio

No siempre lo barato es malo y no necesariamente lo más caro es lo mejor. Algunos de los mejores monitores cuestan hasta menos de 160 Euros, lo que os queremos decir con esto es que la clave está en revisar, si algo de gama media cumple vuestras expectativas sin gastar tanto ¡a por él! No es necesario que os quedéis en la ruina para tener un buen producto.

Tamaño del monitor

Esto dependerá de vuestro espacio disponible. En áreas pequeñas los altavoces pequeños producirán resultados precisos. Si contáis con un espacio más grande hasta podéis montarlos y deberéis configurarlos de la manera adecuada para producir el mejor sonido.

Rango de frecuencia

Este detalle es importante de mirar, ya que debéis aseguraros de que el aparato elegido pueda manejar todo el rango de frecuencia de vuestras pistas de audio. Los rangos de frecuencias bajas se miden en hertz y las más altas en kilohertz. Un buen monitor puede ofreceros un rango de frecuencia de 50 kHz a 20 kHz.

Potencia

Resulta de mucha importancia que prestéis atención a este elemento en particular, sobre todo para tener en cuenta la cantidad de vatios que os harán falta para un determinado espacio, a mayor espacio, mayor potencia y viceversa.

Woofers

Dependiendo del tipo de grabación podéis tener en cuenta la capacidad y tamaño de los woofers. Si se trata de grabar música ligera unos woofers de 4.5 o 6 pulgadas os vendrían bien con un monitor de campo cercano. Si la música es pesada como el hip hop o el rock podéis probar también con subwoofer de mayor potencia.

Conexiones

Aquí debéis aseguraros de la compatibilidad de conexión con vuestros otros equipos. La mayoría tienen entradas balanceadas, desequilibradas o ambas, y conectores TRS, XLR o RCA y ¼»

Sencillos, bi-amplificador o tri-amplificador

Hace referencia a las formas de entrada de la señal. Los monitores simples o sencillos con un sólo amplificador dividen la potencia de salida de un amplificador utilizando una red cruzada que envía las frecuencias correctas a cada monitor. En los monitores bi-amplificador, hay dos amplificadores separados: uno alimenta altas frecuencias y otro las bajas. El tri-amplificador divide la señal en 3 amplificadores para controlar frecuencias altas, medias y bajas.

Gabinetes

Deben estar hechos de un material rígido y resistente porque de él depende la calidad del sonido. Se estila madera fuerte y plástico denso.

¿Por qué son cruciales para crear excelentes mezclas?

Una mezcla que pueda sonar bien en cualquier parte es una puerta abierta al éxito musical, quienes las tienen han hecho una buena inversión en equipos de calidad que les permitan obtenerla y eso es precisamente lo que conseguiréis con uno de estos monitores. Muchas mezclas caseras, por muy bueno que sea el artista, no compiten con el grado de exigencia de los grandes estudios es por eso que, teniendo uno podréis mezclar mejor y enviar a los expertos copias realmente limpias que les permitan tomar las decisiones correctas sobre el sonido en cuestión. Podéis tener mogollón de equipos de gran calidad, pero si vuestros monitores no son de estudio, no estaréis contento con lo que estáis oyendo.

No podéis mezclar bien si usáis consumibles masivos

Esto se explica por sí sólo, así como os he dicho que las mejores decisiones de sonido se toman con una mezcla limpia, lo contrario ocurrirá si mezcláis el monitor, por ejemplo, con altavoces corrientes, así si creéis que vuestra pieza tiene mucho grave porque el altavoz tiene énfasis incorporado en los graves, cuando estéis mezclando tenderéis a bajarles y, cuando un experto la escuche, sonará débil y con graves bajos. Puede ocurrir lo mismo si nos escucháis suficientes bajos y colocáis más en la mezcla, al escuchar en un monitor de estudio quedará con bajos profundos que no os darán los resultados correctos.