Los 5 Mejores Puffs Tipo Pera (Guía 2020)

Me flipa mogollón la idea de darle un toque moderno a mi piso, pero también soy fan de la comodidad, así fue como decidí introducir un par de puff tipo pera a mi decoración. Y es que ¿quién no está ya un poco harto de los taburetes o sillones individuales rígidos?

Cuando se trata de leer o pasar horas viendo series con mi chico, lo que me gusta es poder tirarme sobre un asiento que realmente se ajuste a mí. Había dejado un poco atrás los puff porque había tenido decepciones con aquellos a los que se les salía el relleno por los lados, pero vi la luz ahora que he dado con el mejor puff tipo pera y me he llevado varios de ese mismo modelo a casa.

Los Mejores Puffs Tipo Pera

¿Cuál es el mejor puff tipo pera?

Ya os he dicho que he encontrado el mejor y seguro os estáis rayando pensando en cuál será ese modelo y si también será conveniente para vosotros. ¡No os preocupéis! Mi búsqueda ha sido tan extensa y cuidadosa que, por fortuna, he dado con más de puff tipo pera que puede considerarse el mejor y os los dejo todos en mi comparativa a continuación.

Así como yo que lo he bordado con mi compra, vosotros también saldréis muy satisfechos. Pero, antes de continuar, os recomiendo tener a la mano las medidas del espacio en donde lo deseáis colocar y ser consientes del usuario en cuestión, si deseáis que sea para vuestro uso exclusivo o si será vuestra mascota o un niño el usuario principal o secundario del mismo. Son consideraciones previas que os hará mucho más satisfactoria vuestra compra. Al final se trata de que sea el mejor para vosotros.

A continuación te presentamos los mejores puff tipo pera: 

1. Puff pera Happers

Cuidado simple

Happers Pera Estampado Puff XL, Tela,...

Ver precio en Amazon

¿Un largo día de trabajo? Este puff pera estampado es ideal para recargar todas las energías después de un día agotador. Está disponible en tres tamaños, para toda la familia, al tiempo que ha sido fabricado cuidadosamente en tela de tejido antimanchas con tratamiento especial de resinado textil que ofrece mayor resistencia y fácil mantenimiento.

2. Puff pera XLFUC-135 Loconfort

Amplia variedad de colores

Los sillones puff tipo pera son un infaltable en vuestra casa y este modelo está disponible en una variedad de colores impresionante para combinar exactamente con vuestra decoración y personalidad. Está disponible en talla L para niños y XL para adultos. Además, es un producto completamente nacional que puede ser personalizado con vuestro nombre o un dibujo.

3. Puff de Pera de Hand Fotos

¡Ideal!

HAPPERS Puff de Pera Hand Fotos, Piel,...

Ver precio en Amazon

Este modelo ha sido completamente fabricado en polipiel de alta resistencia, lo cual nos habla de una durabilidad altamente deseable. Cuenta con un interior amoldable de poliestireno expandido ignífugo de alta recuperación y gran volumen, para vuestra comodidad. Sus medidas son 130x80x80, por lo que es lo suficientemente cómodo para grandes y chicos por igual. ¡Y su color naranja es electrizante y muy guay!

4. Puff de pera TH-PERA-XL-3 de textil-home

Con doble cremallera

textil-home Pera-XL-Chocolate Puf - Pera...

Ver precio en Amazon

Disponible en atractivos colores. Además, todo está confeccionado con doble pespunte para mayor resistencia. En la parte superior del asa tiene unos pequeños agujeros para que pueda salir el aire y se adapte perfectamente a todas las posiciones. ¡Un total acierto dentro del mercado!

5. Sillón tipo puff 000HBKFL002 Hi-BagZ® reg

Elegancia y comodidad

Hi-BagZ® - Sillón Tipo puf (Especial...

Ver precio en Amazon

Podéis ir diciéndole adiós a vuestro viejo taburete para darle la bienvenida a este puff tipo pera que os ofrece una mayor comodidad y que permite que adoptéis una postura erguida gracias a su respaldo alto. Ha sido fabricado en piel sintética de gran calidad para darle un toque elegante a vuestro hogar.


¿Qué hay en un puff?

Generalmente está hecho de tela y en su interior encontraréis cientos y cientos mejor-puff-tipo-perade bolitas que parecen granos de judías, pero son de poliestireno. Más allá de eso, la ciencia de este modelo de asiento tan cómodo radica en su diseño y tamaño.

En algunos lugares se les conoce también como sacos de frijoles, o judías, porque cuando empezaron a aparecer, por allá, por la década de 1970, eran literalmente sólo bolsas de frijoles que se hicieron inmensamente populares como muebles, sin embargo, no fue sino a finales de la década de 1990 cuando aparecieron nuevos patrones ergonómicos y se actualizaron las técnicas de fabricación, agregando así nuevos colores y tipos de telas.

¿De qué está hecho el puff?

La variedad de telas con las que están hechos los pufs es verdaderamente impresionante, estas son algunas de ellas:

  • Cuero de imitación: Es un material bastante elegante y no implica el sufrimiento animal, pues está hecho de PVC. Una imitación casi idéntica, al cuero, excepto por su precio que es más barato.
  • Gamuza sintética: Suave al tacto, hecha de poliéster que imita la parte inferior aterciopelada de la piel real de los animales. Se siente prácticamente igual a la gamuza real, pero requiere de menos cuidados y es menos costosa.
  • Pufs para exteriores: Este modelo de pufs es ideal para tenerlos al aire libre porque pueden resistir al agua y al calor, y son fáciles de limpiar. Disponibles en una gran variedad de colores y hechas de poliéster.
  • Algodón: Suave, fuerte, práctico y colorido. Normalmente tienen fundas extraíbles que se pueden lavar a máquina.

¿Qué tan grande es un puff?

Los modelos para niños son ideales exclusivamente para chavalines que estén en una edad entre los 3 y 10 años. Ya que no sólo su tamaño sino su diseño está pensado para que niños de este rango de edad que se puedan sentar cómodamente.

Para aquellos niños que son particularmente altos o que ya entran en el grupo de niños de 9 a 11 años, lo mejor será ir directamente a por los modelos para adultos, a los que les sacaréis el máximo provecho.

Pero incluso los pufs para adultos varían en tamaños, dentro de este grupo encontraréis que los modelos más pequeños están pensados para sentarse ocasionalmente, mientras que los modelos medianos ya están diseñados para pasar más tiempo en ellos, quizá degustando un vino o leyendo un poco durante la tarde. Ahora bien, su lo que deseáis es descansar en él o pasar horas frente a la televisión o jugando videojuegos, lo mejor es que penséis en grande: ¡Cuanto más grande, mejor!

Descifrando el concepto de un puff

Su concepto principal y palabra clave, a mi juicio, al menos, es comodidad. Y es que tan sólo se trata de una enorme bolsa de tela que se llena con perlas de poliestireno o cualquier otra sustancia de naturaleza similar y que es capaz de adoptar la forma de nuestro cuerpo.

Los usos de los pufs

Podéis elegir cualquier tipo, por lo que la elección depende completamente de vosotros. Por ejemplo, un modelo sobrellenado puede servir para una cama perfecta para acostarse. Mientras que, para sentarse, un modelo más blando será mejor, o, en todo caso, deberéis sentaros cerca del frente y comenzar a retroceder lentamente. Algunos lo usan como el artefacto perfecto para pasar el rato y descansar, mientras que otros dejan que le aporte un toque de frescura y modernidad a la decoración. Los usos son muy variados, pero nos centraremos ahora mismo en dos que son clave:

Para jugadores

Son muchos los que adoráis la idea de pasar horas frente al ordenador o a la consola para jugar videojuegos y, vamos a admitirlo, no es cosa de chicos o de adolescentes, es un pasatiempo importante para una gran parte de la población, especialmente de hombres que han crecido en la época del Nintendo.

Quizá no lo sabíais, pero este tipo de asiento es verdaderamente popular entre quienes aman pasar hora y horas jugando porque proporciona el rango perfecto de movimiento del brazo para jugar con comodidad.

¿Sois un jugador con mascotas? Pues seguro que os mola la idea de mimar a vuestras mascotas en este puff que puede ser la cama perfecta.

Bebés y niños

Cuando se piensa en niños y bebés hay que ser el doble de cuidadosos, por lo que lo mejor será asegurarse de que escojáis un puff que ha sido doblemente cosido y que esté completamente cerrado para proteger al bebé.

En general, los pufs le dan la comodidad que vuestro chavalines necesitan, pero cuando se trata de ser atractivos, lo que sobran son modelos atractivos y están disponibles en una variedad de colores que de seguro serán muy guais para vuestros chiquillos y para la decoración de sus habitaciones.

Cosas vitales para recordar al comprar

No paséis de estos detalles al comprar vuestro puff porque, definitivamente, harán la diferencia:

Manguito externo extraíble

Las bolsas que cuentan con manga externa extraíble suelen estar acopladas con revestimientos que son resistentes al agua, y tienden a contener el relleno también.

Relleno de Poliuretano

Hay que recordar también que el relleno a menudo se escapa de los pufs debido a problemas de durabilidad, por lo que, para hacerle frente a este problema, lo mejor será ir a por rellenos duraderos como el de poliuretano. ¡Adiós problemas de fuga!

Tamaños según el espacio

Lo mejor es que estéis consientes del ligar en donde deseáis colocarlo, que el mismo no se quede corto ante el tamaño del puff. Una buena opción puede ser dejar los modelos pequeños para las habitaciones o zonas limitadas y dejar los de doble plaza o los modelos muy grandes para zonas abiertas como la sala de estar o la terraza.

Material o tela

El material debe ser aún más resistente sí será usado al aire libre, con mascotas o con los niños, por lo general, deberá ser incluso impermeable.

Limpieza y cuidado del puff

Con estos simples consejillos, alargaréis la vida útil de vuestro puff.

  • ¿Tiene fundas extraíbles? Lo mejor será meterlas directamente a la máquina de lavar.
  • En el caso de que sea de vinilo, podéis limpiar vosotros mismos usando un paño sumergido en agua jabonosa.
  • Si la cubierta es de gamuza, bastará con usar un cepillo.
  • Para limpiar los modelos de felpa o terciopelo, podéis usar un paño húmedo.
  • Los modelos de cuero sólo necesitarán de una toalla limpia.

Aspectos básicos sobre el relleno

La mayoría de los pufs están rellenos de pequeñas bolitas de poliestireno que se amoldan a tu cuerpo y adaptan la forma más cómoda posible. Además, son resistentes al fuego y están hechas con plásticos reciclados. Aunque también se pueden rellenar con espuma de poliuretano, un material parecido a la espuma viscoelástica.

Cubierta interna y cubierta externa

Son elementos esenciales. La interna se ubica entre el relleno y la capa exterior, su función es proteger el relleno de agentes externos como humedad, polvo y otros alérgenos. Os permite remover la cubierta externa para lavarla, sin que se salga el relleno.

Por su parte, la cubierta externa puede ser de algodón, gamuza, de cuero y otras telas. Como adicional, también pueden tener portavasos, cierres de seguridad y costuras resistentes.

La forma del puff

Los podéis encontrar de mil formas, muchas veces depende de vosotros y vuestros gustos, también de la funcionalidad. Podéis encontrarlos redondos, como siempre, rectangulares, muy grandes, con forma de pera, con forma de sofá o incluso de personajes animados o de animé.

A la hora de escoger, lo mejor es que penséis en un par de cosas importantes como quién lo usará, qué espacio tenéis para colocarlo, si lo necesitáis para más de una función, como por ejemplo para que un invitado duerma un par de noches, también podéis pensar en la cantidad de personas que lo usarán, de todo esto dependerá la forma de vuestro puff ideal.

¿Qué buscar?

Si os estáis preguntando qué hace que unos modelos sean mejores que otros, debéis saber que, además de los precios, hay algunos factores diferentes que pueden influir. Claro que vuestro presupuesto es lo que debe ser considerado como la principal prioridad, aunque en general hablamos de un producto asequible, sí que es verdad que eso puede variar según la marca.

Una buena forma de buscar buena calidad es considerar las partículas y materiales dentro del puff, que se utilizan para hacer que el efecto de hundimiento. Aunque esto no suele ser determinante para muchos, puede incidir en la sensación que obtiene el usuario.

Hay casi una infinidad de estilos y apariencias para escoger, así que no os conforméis con el primero que veáis, es ideal que sea un modelo que se ajuste a vuestra personalidad.

Si es importante una buena postura por problemas en la espalda, por ejemplo, entonces debéis cercioraros que no se hunda demasiado, que sea firme y suave al mismo tiempo.

Puff vs. Silla de espuma

¿No tenéis una favorita? Seguro esto os ayuda a tener las cosas más claras.

Potencial para reducir el dolor de espalda

Si bien los pufs no tienen nada para apoyar la espalda y el cuello, os alientan a sentaros de manera uniforme y a mejorar vuestra postura porque se ajustan al cuerpo.

Más fácil para relajarse

El marco sólido que suelen tener las sillas pueden ser incómodo, lo que no sucede con un puff. Suave y comodísimo en todo momento.

Tecnología probada

Este sistema ha sido probado desde mucho tiempo atrás, sigue los patrones de los cojines de meditación, pero desde la década del 90 se ha venido mejorando enormemente.

Bueno para la salud

Los asientos bajos, como el puff, son beneficiosos porque obliga al cuerpo a poner en funcionamiento más músculos para al bajarse y subirse de ellos.

Resumen

Las sillas de espuma tradicionales suelen ser las que se venden como ergonómicas, pero la verdad es que si alguien se merece ese título es el puff. Tiene muchos beneficios, como el hecho de que no permite que el cuerpo esté rígido.

¿Cuáles son sus beneficios?

Tan sólo por enumerar algunos pocos, podemos destacar su fácil almacenaje, ayuda al usuario a relajarse, son más cómodos y le dan un look diferente a la decoración de un espacio en particular.

¿Qué material debo elegir para el relleno?

Lo más recomendado es comprar poliestireno expandido o EPS, en caso de que ya tengáis un puff en casa y deseéis reemplazar el relleno, podéis comprar el relleno aparte y volver a tenerlo como nuevo.

¿Cuándo se hizo el primer puff?

Hacia 1960 se comenzó a crear este modelo de asiento, comenzando como una pieza esférica, llena de espuma. Una vez que la década de 1970 llegó a su fin, este modelo de asiento fue un pilar en todas las tiendas de moda. Era hehco para durar, por lo que se usaban cuentas de espuma de poliestireno y fundas de cuero. Pero no fue sino hasta 1990 que se trajo una gama más variada de opciones.

¿Qué estilos están disponibles?

Podéis encontrarlos de todos los colores y patrones imaginables. Hay cúbicos y algunos con asientos anchos y respaldos cónicos. Hay modelos sólo para niños y también hay tamaños para adultos con capacidad para varias personas.

¿Son seguros para los niños?

¡Lo son! La clave es que estén hecho de materiales duraderos y que tengan una cremallera fuerte y doble costura.