mejor-rastrillo-de-jardín

Los 7 Mejores Rastrillos de Jardín Para Quitar Las Malas Hierbas Eficazmente

Llega el otoño y muchos pensamos en las noches y días de brujas que están por venir. Es que, al no tener el mejor rastrillo de jardín, la faena de quitar las hojas que caen a vuestro césped o a la entrada de vuestra casa puede ser realmente un dolor de cabeza constante.

No importa cuando lo odiéis, toca hacerlo y no hay de otra. Desde que he aprendido algunas maneras de darle la vuelta a la actividad y desde que le he dicho adiós al viejo rastrillo oxidado de mi garaje, rastrillar se me ha vuelto muy entretenido.

Enfrentarse a la compra de un nuevo rastrillo es algo un poco personal. Por ejemplo, hay quienes la han pasado fatal con rastrillos de dos partes porque se les despega con frecuencia el cepillo del mango. Sin embargo, hay quienes adoran este modelo porque pueden reemplazar una de las partes cuando lo deseen.

Todo es cuestión de gustos y necesidades. En lo que sí estamos todos de acuerdo es en que vale la pena ir a por el menos costoso. Como yo no sacrifico la calidad, os he dejado una lista comparativa con cinco modelos de precio asequible y de gran calidad que han sido el resultado de la prueba y la revisión exhaustiva que he hecho a varios rastrillos.

A continuación te presentamos los mejores rastrillos de jardín:

1. Rastrillo de jardín 235803 Silverline Tools

Construcción robusta

Rastrillar las hojas muertas del patio no solo mantendrá tu jardín impecable sino que además te ayudará a mejorar la salud de las hierbas y plantas que has cultivado. Para hacerlo necesitas contar con la herramienta adecuada y en este caso el rastrillo de Silverline Tools se planta como una opción estupenda.

Su buen precio, durabilidad y desempeño le ha ganado el visto bueno de muchos usuarios, el diseño cuenta con un mago de madera de fresno que resiste muy bien el desgates y la intemperie.

El cabezal de la herramienta se ha elaborado en acero al carbono y ha pasado por procesos térmicos para brindarle mayor resistencia al óxido, la humedad y los minerales presentes en los suelos orgánicos.

Tiene una longitud de 1.50 cm y pesa tan solo 1.2 kg lo que permite manejarlo con comodidad al barrer las hojas y desechos del jardín.

2. Rastrillo de jardín 2718 Theo Klein

Juguete ligero y seguro

OFERTA
Theo Klein-2718 Bosch utensilio de...
7 Opiniones

Tus niños se divertirán un mundo y aprenderán las tareas básicas de la jardinería al usar este rastrillo de juguete.

Puede ser el regalo ideal para incentivarlos a pasar más tiempo al aire libre y también para enseñarles el valor que hay detrás del cultivo y los cuidados que requiere mantener un jardín, un huerto o un vergel en casa.  

Es un juguete adecuado para niños mayores de tres años y es recomendable que los pequeños jueguen con el bajo la supervisión de un adulto responsable.

El diseño es súper ligero y tiene el tamaño adecuado para que los niños puedan manejarlo con facilidad.

3. Rastrillo para hojas Light Fiskars 

De calidad profesional

Ya quitaros el dolor de cabeza de las hojas caídas sobre vuestro césped sin mucho esfuerzo con esta herramienta de jardinería fabricada con materiales de buena calidad y muy fácil de usar. Este rastrillo para hojas está conformado por 25 dientes de máxima resistencia que arrastran y sacan las hojas de vuestro jardín y un mango de aluminio bastante largo que lo hace ligero y cómodo de usar.

4. Rastrillo de jardín 3042 CM Bellota 

Con mango telescópico

OFERTA
Bellota 3042 CM - Escoba Regulable
4 Opiniones

Ideal para recoger hojas y para limpieza de césped, tanto restos de césped cortados, como residuos porque gracias a sus púas planas de anchura regulable entre 385mm y 480mm, es bastante eficaz. Es de acero de alta calidad, con tratamiento térmico para evitar deformaciones. Su mango es de madera barnizada, ligero y de tacto agradable. Con una longitud 1200 mm, puede ser ajustado a vuestra medida.

5. Rastrillo de jardín Papillon 

Eficacia y calidad garantizadas

Totalmente metálico, tanto su mango como su punta de ancho regulable que se ajusta por medio de pinza. Este cepillo de jardín es grande pero bastante manejable. Cumple perfectamente su rol, no sólo es permitirá sacar las hojas de vuestro jardín sino también para quitar malas hierbas. Se siente bastante ligero, pero tiene una apariencia robusta y duradera. Es bastante fiable, incluso otros usuarios lo respaldan.

6. Rastrillo de jardín FLOR57405 Connex 

Práctico

Si lo que buscáis es una herramienta para el mantenimiento óptimo y manual de vuestro pequeño huerto o jardín doméstico, este pequeño rastrillo de jardín es justo lo que estáis buscando. Su mango telescópico seguro que os vendrá como anillo al dedo porque se podrá ajustar a vosotros y a vuestras necesidades. Está recomendado por su fabricación resistente que garantiza una larga duración, pues de aluminio de alta calidad.

7. Rastrillo de jardín Maiol 

Para una cómoda y eficiente jornada

Vendrá de maravilla para jardinero doméstico que necesite un rendimiento profesional y alta durabilidad. Y es que hablamos de un rastrillo de 14 dientes curvos de acero barnizado epoxi y caña cónica. Es para césped y tierra por igual. Su mango de madera es de 130cm y permite trabajar en una posición cómoda, sin forzar la espalda. Sus dimensiones son de 8 x 35cm.

Guía de compra: Los mejores rastrillos de jardín de 2019

¿Qué es un rastrillo de jardín?

mejor-rastrillo-de-jardínPartamos de su significado, esta es una herramienta de uso externo y manual que tiene forma de escoba y a la que se le puede dar mucha caña con diferentes utilidades. Y es que viene siendo una escoba de jardinería, consiste en una barra dentada fijada transversalmente a un mango.

Su uso habitual es el de recoger hojas, heno, hierba y afines, y funciona incluso perfecto para arrancar malas hierbas, aunque en la jardinería también es de gran ayuda para aflojar el suelo, desherbar y nivelar y otros propósitos propios de la actividad agrícola en general.

Tipos de rastrillos de jardín

Antes de comprar es importante saber que no hay un solo tipo de rastrillo de jardín y seguramente no los necesitéis ni os vengan bien todos los modelos que se presentan en el mercado. Los hay desde el rastrillo clásico hasta el rastrillo de jardín japonés. Así varían también en marca y en precios.

Rastrillo de hojas

También se le conoce como rastrillo para césped y se encuentra en diferentes anchos, de hasta 76,2cm aproximadamente, tiene un mango largo con púas que se abren formando un triángulo. Particularmente tienen dientes de metal de acero inoxidable, de plástico o de bambú.

Tipo raqueta

Tiene cierta similitud con su antecesor, aunque tiene un abanico más pequeño de púas. Esto permite un mejor acceso en zonas estrechas como entre los arbustos o alrededor de la cerca.

Raza de arco

Se le conoce también como rastrillo de proa y generalmente se utiliza para actividades más pesados ​​que mover hojas entre las que están el nivelar tierra, mantillo, grava o arena. Sus púas son gruesas, cortas y hechas de metal, también con mayor separación entre sí que en otros modelos.

Rastrillo de mano

Su diseño es como el de un rastrillo de arbusto, pero mucho más pequeño de un rastrillo de arbusto o rastrillo de arco. Cabe perfectamente en la mano porque su mango es bastante corto, como del tamaño de una paleta. Funciona perfecto para esas plantaciones pequeñas que tenéis en casa, flores o hasta para jardín zen de tamaño mediano. Por lo general, lo encontráis con mango de madera.

Rastrillo de paja

Está diseñado con cuchillas afiladas para los dientes en ambos lados de la cabeza, lo que permite que su uso es especialmente para quitar la paja del césped.

Consejillos para rastrillar como un profesional

Además de escoger el mejor tipo de rastrillo según vuestras necesidades, hay otros truquillos que no podéis perder de vista para optimizar el tiempo y el esfuerzo de la faena.

Usad el ingenio

Al rastrillar las hojas más chicas, es mejor apilarlas de a poco encima de una lona o un pedazo de plástico y luego arrastrar esa pila a vuestra pila principal o compost. Hacerlo todo al mismo tiempo puede ser complicado, al igual que mover una gran pila de vuestro césped a otra ubicación de una vez.

Usad el rastrillo correcto

El uso de las herramientas indicadas es importante. Así como escogéis el pico ideal para sembrar y para abonar el terreno, debéis escoger el cepillo de jardín más conveniente. Éste debe coincidir con el tipo de hojas, con las condiciones en las que soléis rastrillar y con el tipo de terreno. Una máscara antipolvos también os será de mucha ayuda.

El momento perfecto

Un día con poco viento será ideal porque el viento suele interferir con vuestro trabajo. Si no hay de otra, lo mejor es que rastrilléis las hojas en el mismo sentido del viento.

¿Cómo deshaceros de los restos?

Si estáis usando un contenedor, es bueno que lo mantengáis abierto durante la jornada para no duplicar el esfuerzo de cerrarlo y abrirlo a cada momento. Pero también podréis usar una segadora para triturar las hojas y trabajar en proyectos activos de compost.

Cuidad vuestro cuerpo

Usad guantes para evitar ampollas por el roce de vuestras manos con el mango. Para evitar el dolor de espaldas, lo mejor es practicar la técnica de rastrillado adecuada antes, durante y después de vuestro trabajo.

Antes de comenzar, debéis calentar vuestro cuerpo estirándolo. Durante la jornada debéis mantener una buena postura y estar de pie. Lo mejor es doblar las rodillas y no la espalda cuando toque agacharse para recoger una pila.

¿Puedo rastrear hojas mojadas?

Seguro que os lo estáis preguntando porque, sí, después de caer las hojas también puede caer una gran lluvia y ahí entra el dilema. ¡Todos lo hemos vivido! Pero, como seguramente, también os lo imagináis, puede ser una tarea muy difícil. Así que, si podéis evitarlo, optad mejor por esperar a que se sequen.

Si es verdad que habrá momentos en los que tendréis que rastrillar hojas mojadas porque no hay opción. Pero, las hojas secas serán mucho más manejables y ligeras pues el agua las puede adherir al piso. Estando secas se levantarán con mayor facilidad con rastrillos de dientes de cualquier material, lo cual será verdaderamente cómodo y os ahorrará mucho más esfuerzo e incluso tiempo.

¿Dónde dejo las hojas después de rastrillar?

Al terminar la jornada siempre queda y el ¿y luego qué? Porque lo primero que nos planteamos es salir de esas hojas secas que estropean nuestro jardín, vuestro césped, en fin, cierto espacio, y luego nos encontramos sin saber qué hacer con las hojas.

Una vez que hayáis terminado la faena, tenéis un par de opciones y a vuestra disposición entre las que están la basura, algún tipo de actividad artesanal muy guay. Pero hay otra posibilidad que de pronto no la tenéis presente y que es verdaderamente útil para vuestro jardín y es usar el moho de hoja.

Y es que hablamos de una increíble fuente de fibra para os ayudará a mantener la humedad en las áreas en las que vuestro jardín necesite una mano amiga. Entre otras cosas, ayuda a mejorar el drenaje del suelo y es un ingrediente fenomenal para mejorar vuestro suelo.