no comments

¿Estás Listo Para Tener Un Perro?

Adoras a los perros y no puedes resistir acercarte a alguno. Ya sea en la calle o en una tienda de mascotas, esas narices frías son tu debilidad, por eso, tomaste la decisión de darle todo tu amor a un pequeño peludo de ahora en adelante.

Pero no todo es miel sobre hojuelas. Por muy adorables que parezcan los perros, tener uno en casa implica una gran responsabilidad. Recuerda que su vida, su felicidad y su salud dependerán ahora de ti.

Tranquilo, no te rayes, aquí te mostramos algunas consideraciones para que decidas si en realidad estás preparado para tener un perro como mascota.

 

¿Estás listo o solo encariñado?Estás-listo-o-solo-encariñado

La primera consideración es que ser un dueño responsable no necesariamente va de la mano con amar a tu perro. Toda la culpa de lo que haga tu peludo amigo será tuya, tanto buenas como malas acciones serán tu responsabilidad.

Considera que tendrás una vida a cargo todos los días, a cualquier hora y en cualquier circunstancia y deberás adaptarte a las consecuencias que acarree esta decisión hasta que se ambos se acoplen sin morir en el intento.

 

¿Puedes pagar por una mascota?

Puedes-pagar-por-una-mascota

Tener un can como mascota no es económico, eso es un hecho. Si no te mola pues entonces ni lo pienses pues mantener a un perro puede ser bastante costoso.

Necesidades básicas como vacunas iniciales, esterilización o castración, cuidado preventivo, juguetes, alimentos, seguro para mascotas y productos de limpieza, sin olvidar la atención veterinaria de rutina durante toda su vida pueden desequilibrar tu presupuesto mensual.

Además, siempre es buena idea tener un fondo destinado a casos de emergencias. Así que saca cuentas antes de llevarlo a casa.

 

¿Tu hogar es apropiado para un perro?

Tu-hogar-es-apropiado-para-un-perro

Si crees que la respuesta es afirmativa porque ya tienes niños y has tomado todas las previsiones anteriormente, debes saber que los niños y los animales se comportan de manera diferente así que las reglas de seguridad no siempre se aplican para ambos.

Una casa a prueba de mascotas no es la misma que a prueba de niños. Los animales suelen ser mucho más enérgicos, activos y traviesos, sobre todo si nos referimos a los cachorros.

Coge dato pues no todos llegan entrenados así que los accidentes no se harán esperar, sobre todo si la raza que escogiste es traviesa.

También recuerda que un perro aburrido es a menudo un perro destructivo. Si no le das a tu nuevo amigo una buena manera de quemar energía extra, es posible que descubra como usarla en tus zapatos nuevos o en tu jardín de flores.

Si vives arrendado, no olvides preguntar a tu casero si están permitidos los animales en el inmueble; nadie quiere pasar un mal rato después de haberlo planeado tanto.

Otro aspecto importante es el espacio que dispones para el nuevo integrante de la familia. La raza y el tamaño son aspectos que no debes pasar por alto. No es lo mismo tener en un departamento a un Gran Danés que a un Chihuahua.

De igual manera, que tú ames a los animales no quiere decir que todos lo harán. No siempre tu pequeña bola de pelos se llevará bien con el resto de los integrantes de la casa, sobre todo si son niños u otras mascotas.

De nuevo, la raza tiene un lugar preponderante a la hora de escogerlo y no solo eso, con frecuencia hay características especiales dentro de cada una. Averigua primero y luego decide.

 

¿Alguna limitación?

Alguna-limitación

Ya has evaluado todas las variantes anteriores y hasta ahora todo indica que te puedes ocupar de darle amor a un hermoso cachorrito, sin embargo, una condición de salud crónica o una lesión pueden dificultar su cuidado.

Si te enamoraste de una raza grande y tu limitación es física, puede que no sea buena idea. Todos comienzan siendo dulces y pequeños, pero en pocas semanas pueden crecer hasta tres veces su tamaño.

Venga, si el amor ganó la batalla no me queda más que aconsejarte que te asegures  de tener a alguien que pueda ayudar cuando sea necesario.

Si estás incapacitado de alguna manera, considera la posibilidad de obtener un perro de asistencia especialmente entrenado para que puedas tener un acompañante y un ayudante al mismo tiempo. La experiencia será enriquecedora para ambos.

 

Alergias a la vista

Alergias-a-la-vista

¿Sabes si eres alérgico a ellos? Algunas razas son hipoalergénicas aunque sean peludas pero no todos cumplen con esa premisa. Debes inclinarte por los de pelo corto y buscar asesoría si aún mantienes la duda.

Las alergias pueden debilitar seriamente a una persona, a menudo dando como resultado la opción de renunciar al perro. Si usted o alguien de su hogar tiene alergias, pase algún tiempo con él para ver si los síntomas se pueden controlar.

Las alergias se pueden controlar en la mayoría de los casos. No es justo dejar un perro por este motivo, sobre todo si es un problema que se pudo  prevenir manejando una correcta información.

 

¿Puedes adaptar tu estilo de vida a un nuevo integrante?

adaptar-tu-estilo-de-vida-a-un-nuevo-integrante

Debes disponer del tiempo que una mascota requiere para satisfacer sus necesidades básicas. Ese pequeño cuadrúpedo dependerá de ti para que lo alimentes, lo bañes, juegues con él, lo lleves al médico y muchas cosas más.

Si tu estilo de vida no te lo permite, por motivos de negocios, trabajo o placer, es mejor que reconsideres la idea de tener un perro en casa o al menos elige la raza y el temperamento adecuado.

Al igual que los seres humanos, los canes necesitan compañía y se estresan si los dejas mucho tiempo solos.

Y si lo tuyo no son las relaciones duraderas, ¡olvídalo!. Un perro puede estar contigo por más de 15 años, – incluso más que cualquier pareja-.

Un jubilado que busca un acompañante relajado que no necesita hacer mucho ejercicio y un atleta que busca un compañero de carrera, no deberían escoger al mismo tipo de perro.

Antes de tener uno, piense en su rutina de ejercicios, su edad y, en general, cómo la mascota se adaptará a su estilo de vida.

Considera a los demás miembros de la familia, ellos también tienen derecho a opinar sobre el nuevo integrante, sobre todo a los más pequeños de la casa.

Hacer a los niños cómplices de esta aventura los hará crecer con responsabilidades y empatía. Puedes incluirlos en la rutina como llenar el cuenco de agua y ejercitarlo, eso hará que lo pasen bomba, pero la mayoría del trabajo recae sobre usted, el adulto.

Quizás no sea la hora de tener una mascota si no estás dispuesto a realizar cambios en tu estilo de vida. No en vano es llamado “el mejor amigo del hombre”, se merece el mejor de los dueños. Sé uno de ellos.

Ahora bien, si después de leer nuestros consejos decides seguir adelante, debes preguntarte  si podrás responder SÍ a estas preguntas todos los días del año.

Reply