La-Mejor-Guía-Para-Practicar-Snorkel-Fácilmente-Sin-Ser-Un-Profesional-Del-Buceo

Guía Para Practicar Snorkel Fácilmente Sin Ser Un Profesional Del Buceo

La idea de adentrarse en las profundidades del mar no es del todo llamativa para muchas personas, en especial si eres de los que le temen al agua. En este caso, el snorkel puede ser la solución.

Si eres uno de ellos, esta guía para principiantes puede ayudarte a llevarte mejor con la idea. De un momento a otro te verás disfrutando del paisaje marino y viviendo una experiencia inolvidable.


Consejos para bucear

1. Verifica que cuentes con el equipo correcto

Visores-de-buceo-con-snorkel

Además de un cómodo traje de baño, una la máscara, snorkel y aletas también forman parte del equipo más básico con el que debes contar para poder iniciarte en el mundo del buceo.

Máscara: Antes de pensar en la marca o el modelo, lo más importante de este equipo es que encaje perfectamente. No querrás por ningún motivo que se filtre el agua cuando estés buceando. Por ello, debes medirte la máscara de buceo antes de lanzarte al mar.

Otro detalle importante es que debes saber cómo desempañar la máscara de snorkel o cómo vaciar el agua en caso de que se filtre.

También existen otros modelos más cómodos y pequeños como las gafas de buceo, pero generalmente las usan los profesionales del buceo o de apnea, sin embargo,  ambas cumplen la misma función, solo en diferentes modelos.

Aunque puedes bucear sin gafas, la experiencia mejorará si las usas.

Si planeas practicar snorkel constantemente, debes comprar una máscara. Si sólo lo harás ocasionalmente, puedes alquilarla en la mayoría de los lugares que brindan el servicio.

Aletas: si planeas nadar grandes distancias, debes considerar usar aletas, de lo contrario, al igual que con la máscara, puedes prescindir de ellas pues la idea es que ayuden en la propulsión del nado.

Las aletas también deben encajar perfectamente o pueden salirse en medio de la experiencia, causando un problema.

En el caso del buceo libre, debes considerar la distancia entre los manglares o arrecifes de coral para así no desprender ninguno con alguna patada.

Protector contra la erupción: Aunque nades bajo las profundidades, puedes sufrir de erupción en la piel. Para ello es mejor usar una camiseta o un protector contra erupción.

En el caso que desees colocarte protector solar, asegúrate de usar del tipo biodegradable, así no dañarás los arrecifes. La mayoría que no es compatible con el medio ambiente, puede causar decoloración en los corales e incluso intoxicación en algunos peces pequeños.

Este tipo de protector solar contiene solo óxido de zinc o dióxido de titanio que proporcionan una barrera entre la piel y los rayos UV.

Traje húmedo: Los trajes de buceo no son simples accesorios de moda. Ellos cumplen la función de protegerte de los rayos solares aún debajo del agua.

Los de neopreno están especialmente diseñados para tal fin pues se adaptan perfectamente al cuerpo y permiten facilidad de movimiento.

Snorkel: Sin este utensilio no podrás practicar buceo. Se trata de un tubo largo que supera el nivel del agua que colocarás en tu boca y por el cual respirarás.

Aunque también los puedes alquilar, es mejor que tengas tu propio snorkel ya que como va en la boca, su uso debe ser personal.

2. Inhala y exhala

Acostumbrarse a respirar por un tubo no es cosa fácil. De hecho, muchas personas pueden entrar en un estado de pánico o ansiedad así que si no eres parte de los profesionales del  buceo, no te lances al mar sin haber dominado la técnica primero.

Un excelente comienzo sería practicar la respiración bajo el agua en una piscina o al aire libre. Si no hay posibilidad de experimentar la sensación antes y debes ir directo al mar, no te sumerjas en las profundidades; prueba en los alrededores primero para que te vayas acostumbrando.

Recuerda mantener el tubo siempre a flote. Si entra agua, debes saber cómo expulsarla.

3. Flota

Bucear es muy parecido a flotar, de hecho, cuando se bucea no se utilizan las manos para impulsarse.

Relájate, flota y deslízate utilizando las aletas. Es importante que no te muevas enérgicamente o tu respiración se agitará. Nada a un ritmo que te permita seguir respirando normalmente.

Si aún no dominas la técnica o te cuesta flotar, puedes utilizar un chaleco salvavidas. Así te concentrarás en el paisaje y por supuesto en tu respiración.

4. Define la ubicación

Aunque el buceo recreativo está diseñado para principiantes, no debes realizarlo en lugares que no estén demarcados para tal fin.

Intentar bucear en un sitio con una fuerte corriente es más difícil de lo que piensas y hasta puede llegar a ser peligroso.

Si eres un buceador novato, elije un lugar que tenga aguas tranquilas. Nada de playas con grandes olas.

Al elegir la ubicación correcta, toma en cuenta las bellezas que el paisaje te ofrece. Al final de cuentas, ese es el objetivo primordial de este deporte acuático.

5. Relájate y disfruta

Hombre-flotando-sobre-el-agua

Practicar snokel es una de las actividades más relajante del mundo marino pero si no cuentas con la suficiente experiencia puedes estresarte o incluso sufrir ataques de pánico.

Sabemos que respirar bajo el agua es algo que puede hacerte sentir miedo pero una vez que aprendes, se convierte en una actividad inolvidable.

Conocer la fauna y la flora marina es uno de los grandes beneficios de bucear. Investiga sobre lo que te puedes encontrar en el lugar para que no te tomen por sorpresa.

Lo que SÍ debes hacer y lo que NO a la hora de practicar snorkel

1. Nunca bucees solo

Si eres un buceador novato, nunca practiques solo, sobre todo si estás en medio del mar, expuesto a fuertes corrientes, arrecifes afilados o la fauna marina.

2. No toques nada

Cuando de fauna marina se trata, la gran cantidad de especies que existen en el planeta hacen prácticamente imposible que un novato las reconozca a todas. Es por ello que es mejor no intentar tocar ningún animal que te encuentres durante el buceo.

Por muy llamativo que sea el cardumen o hermoso que se aprecie el coral no los toques. En algunos casos puedes dañarlos o ellos a ti. Es mejor ser precavido.

3. No te asustes

Si de pronto el pánico te ataca, no trates de aferrarte a la primera persona que te encuentres pues puede ser contraproducente tanto para ti como para la otra.

En su lugar, prueba tumbarte sobre tu espalda, trata de flotar, respira y pide ayuda.

4. Conoce el área

Si es primera vez que vas a explorar esa área, averigua primero si es una zona segura. Verifica que haya otros buceadores en la zona.

También puedes preguntarle a los lugareños acerca de las aguamalas, corrientes o algún otro dato que signifique peligro.

Otros consejos a tener en cuenta

Perfecciona tu técnica de natación

Recuerda que estás practicando un deporte acuático y por lo tanto debes tener un mínimo de conocimiento sobre natación.

Antes de empezar a hacer snorkel en alta mar, practica en tu piscina local. Aunque para bucear no necesitas nadar en un estilo en particular, el movimiento de las piernas que utilizas en el estilo libre, te será de gran utilidad a la hora de avanzar.

También, podrás deshacerte del chaleco salvavidas que en muchos casos, entorpece el movimiento o impide que te puedas sumergir un poco más para practicar otras actividades como la pesca submarina.

Practica

Mujer-practicando-snorkel

Para bucear bien necesitar practicar mucho. Puede parecer sencillo pero el peso adicional que aportan las aletas, el uso del chaleco salvavidas y respirar a través de un tubo, son factores que si no dominas, pueden terminar por arruinar la experiencia.

Mejora tu respiración

Si no manejas por completo la respiración por el tubo, puedes distribuir el tiempo entre la superficie y las inmersiones ocasionales, hasta que logres dominar la técnica y te sientas cómodo.

Recuerda que los movimientos bruscos o una ola inesperada pueden hacer que el agua entre por el snorkel. Para que no caigas en pánico, aprende a controlar la respiración. Así saldrás a flote sin consecuencias.

Conserva la energía

Debido a que la capacidad de calor del agua es mayor a la del aire, bucear está considerado como un ejercicio muy completo que involucra un gasto calórico y energético importante.

A su vez, utilizar equipo extra durante el nado, aumenta el gasto de energía que debe imprimir el cuerpo para poder llevar a cabo el movimiento.

Para conservar la mayor cantidad de energía, relájate, déjate llevar por las aletas, no patees demasiado fuerte y disfruta del paisaje.

Ahorra el aire

Respirar a través del snorkel no es tan fácil como parece. Debes acostumbrarte a la idea y programarte para llevarlo a cabo sin que te falte el aire.

Para economizar la energía, respira profundamente. Además de llenar tus pulmones de aire, también hará que se regule tu ritmo cardíaco y te relajes.

Practica el snorkel profundo

Si eres de los que no se conforma con bucear en la superficie y prefieres sumergirte a explorar desde lo más profundo, debes tomar en cuenta lo siguiente:

Debes estar calmado: toma unos minutos para relajarte en la superficie y controlar la respiración.

Respira profunda y lentamente: Llena tus pulmones con suficiente aire, luego el diafragma, el pecho y por último la parte superior del torso.

Dobla el torso a unos 90 grados hasta que esté sumergido, levanta las piernas para que queden paralelas al agua. Ahora mueve las piernas para que vayas ganando poco a poco profundidad.

Regresa a la superficie antes de que sientas que te falta el aire. Con la práctica irás mejorando el tiempo.