mejor-almohada-antiácaros

Las 7 Mejores Almohadas Antiácaros Para Descansos Libres De Alergias

OFERTAEl más vendido No. 1
Savel, Almohada Antiácaros con tejido...
358 Opiniones

Desde hace bastantes años que conozco de mi alergia a los ácaros, estos son animalillos microscópicos que hacen vida en el colchón y demás ropa de cama, entre estas cosas la almohada y que pueden ser bastante molestos cuando se es alérgico, ya que pueden causar rinitis y otras afecciones.

Y como mi cama siempre debe estar muy limpia, no puede faltar también la mejor almohada antiácaros que, al ser tratada contra estos, se encargue de eliminarnos y protegerme durante toda la noche para dormir tranquila.



¿Cuál es la mejor almohada antiácaros?

Los ácaros del polvo pueden causar bastantes molestias, como picazón, estornudos, flema y otros síntomas que afectan las vías respiratorias, de allí la importancia de prevenir su formación en nuestras camas.

Elegir una almohada antiácaros va más allá de buscar un precio asequible, también debéis fijaros en el material de su relleno, que este sea suave, por lo que son recomendables los rellenos nórdicos o las plumas de imitación, en el caso de que seáis vegano.

Buscando una almohada de buena calidad que cumpliera la función de eliminar ácaros, me encontré con un mercado lleno de opciones entre las cuales elegir y que ahora conoceréis gracias a la comparativa que he armado.

A continuación te presentamos las mejores almohadas antiácaros: 

1. Almohada anti ácaros de BedStory

Blanda y confortable

Obtener un sueño reparador será cosa de nada con estas almohadas diseñadas como las que tienen en los hoteles más lujosos y exclusivos.

Se trata de un producto hipoalergénico, ideal para personas con muchas alergias, que os proporciona apoyo firme en el cuello y la cabeza para un descanso reparador.

Con estas podéis adoptar cualquier postura a la hora de dormir, en todos casos ayudan a mejorar la alineación y la postura

Están fabricadas con rellenos 3D de fibras clásicas.

2. Almohada anti ácaros con tejido de algodón 40090 de Savel

De fácil mantenimiento

OFERTA
Savel, Almohada Antiácaros con tejido...
376 Opiniones

Especialmente creada para asmáticos o alérgicos, esta almohada tiene relleno de fibra hueca, lo que facilita la circulación del aire, además su tejido hecho 100% de algodón natural mejora la transpirabilidad.

Es un producto suave, ideal para mejorar la postura y tener un descanso reparador. Lo mejor es que es de fácil mantenimiento: tanto el relleno como la almohada pueden lavarse a máquina sin mayores inconvenientes.

Elimina la humedad acumulada en las noches dando al producto más higiene y frescura.

3. Pareja de almohadas antiácaros GUI16ADB Goldflex

De espuma de látex

OFERTA
Goldflex - Pareja de ALMOHADAS altas de...
56 Opiniones

Para que podáis dormir tranquilos y evitéis el picor y enrojecimiento que pueden causar las alergias a los ácaros, qué mejor opción que llevar a casa un par de almohadas que cuenten con un revestimiento interior que sea antibacterias y antihongos de esta forma estaréis más que protegidos.

Estas almohadas no solo son muy seguras, sino que, además, brindarán confort mientras descansáis.

4. Almohada ergonómica antiácaros TAMPOR

Hipoalergénica y muy cómoda

OFERTA
Almohada Ergonómica de Memoria Forma de...
21 Opiniones

Si buscáis una almohada que, además de ser tratada contra ácaros, sea adaptable a la forma de vuestro cuello para poder dormir con comodidad durante la noche, esta puede ser la mejor opción para comprar.

Con esta almohada estaréis protegidos contra ácaros y será perfecta si padecéis de dolores de cuello, ya que ayuda a aliviarlos.

5. Almohada de bambú antiácaros MP2 Makimoo

Relleno extra suave

Con una combinación de poliéster y bambú esta almohada os brindará la comodidad necesaria al dormir y además, si sois alérgicos a los ácaros, será ideal ya que cuenta con una funda antiácaros que es removible para que la lavéis siempre que sea necesario.

Su relleno de bambú al eliminar la humedad, hace que desaparezcan malos olores que pueden albergar las almohadas, haciéndolas muy higiénicas.

6. Almohadas de fibra antiácaros Pikolin Home

Funda lavable antiácaros

OFERTA
Pikolin Home - Pack de 2 almohadas de...
125 Opiniones

Si queréis una almohada menos costosa, con este par de la marca Pikolin Home os irá muy bien ya que cuentan con una gran calidad y os brindarán comodidad, además de protección contra ácaros.

Si acostumbráis a dormir boca arriba, este es el tipo de almohada que necesitáis, cuenta con una firmeza media que resultará muy agradable para quienes prefieren las almohadas más suaves.

7. Funda antiácaros UK203-01-4080 Mommesilk

Fabricada en seda natural

OFERTA
Mommesilk Funda de Almohada sin...
13 Opiniones

Si ya tenéis en casa una buena almohada y solo necesitáis una funda exterior que la proteja de los ácaros, habéis llegado a una muy buena opción, ya que esta funda funciona perfectamente para todo tipo de piel, es antialérgica y muy suave al tacto, por lo que brinda muchísima comodidad.

Es totalmente natural y anti-bacteriana, lo que la hace perfecta para combatir ácaros.



¿Qué son ácaros?

 

Si ni siquiera conocíais de la existencia de estos animalillos, os cuento qué son.mejor-almohada-antiácaros Estos son pequeños insectos, de un tamaño tan diminuto que resulta imposible saber que están ahí a simple vista, ya que, para poder verlos, hace falta un microscopio.

Los ácaros se alimentan de la piel muerta que nuestro cuerpo suele dejar en la cama, sábanas y almohadas, de allí lo común de encontrarlos en estos sitios.

Estos animalillos, con su tamaño indefenso, pueden causar reacciones alérgicas a su paso, por lo que es importante contar con ropa de cama, colchones y por supuesto, almohadas con acaricidas.

¿Cuál es la diferencia entre antialérgico e hipoalergénico?

Si os encontráis con diferentes modelos que en sus descripciones utilizan palabras como antialérgico o hipoalergénico, esto es lo que debéis saber antes de elegir la que llevaréis a casa:

Antialérgico:

Este tipo de productos os garantiza que ninguno de sus materiales ocasionará algún tipo de reacción alérgica, aunque, existan pocas probabilidades de que pueda suceder.

Hipoalergénico:

Por otro lado, este tipo de productos tienen menor posibilidad de provocar reacciones alérgicas, por lo que se podría decir que son más seguros.

Alergógeno:

Un alergógeno es una sustancia, material u objeto que puede causar una reacción alérgica, en este caso, los ácaros.

Ropa de cama anti-alergógenos:

Esto quiere decir que toda la ropa de cama como sabanas, fundas y almohadas han sido tratadas con algún tipo de producto que incorpora tratamiento antiácaros y otras bacterias u hongos.

Tipos de almohadas antialérgicas

Podéis encontrar dos tipos de almohadas antialérgicas entre las cuales escoger según vuestras necesidades y lo que estés buscando, donde una puede ser más barata que otra, por lo que es buena idea que sepáis cuáles son antes de elegir alguna:

A prueba de agua:

Una almohada a prueba de agua será perfecta para niños que puedan derramar sus bebidas sobre estas, son económicas y capaces de protegeros de ácaros, pelo de mascotas, sudor, tierra e incluso a los alérgicos al polen.

Transpirable:

Una almohada transpirable, suele estar fabricada de algodón o de microfibra, por lo que permite el paso de más aire por su interior y las hace mucho más frescas.

Estas son perfectas para combatir a los ácaros y sus heces, además de que hacen menos ruido al moverse sobre ellas, a diferencia de las almohadas a prueba de agua que suelen ser más ruidosas.

Caracteristicas esenciales de una almohada antialérgica

Para elegir la mejor almohada podéis tomar en cuenta las siguientes características, que os harán llegar al modelo ideal para vosotros. Entre estas características se encuentran:

Micrones:

También conocidos como el espacio que existe entre sus poros, los micrones son un factor muy importante a considerar ya que son los que definirián qué tan fresca es una almohada.

Por ejemplo, los modelos a prueba de agua no cuentan con micrones, por lo que no existe espacio entre sus poros, por ello tienen a ser almohadas más calurosas, mientras que, las que son transpirables, tienen un espacio aproximado de entre seis y diez micrones, lo que las hace más frescas.

Y no os preocupéis, ya que es imposible que los ácaros pasen a través de estos poros.

Cierre y funda:

El cierre debe ser de la mejor calidad para que el relleno de la almohada no se salga. En cuanto a su funda, estas varían de acuerdo al modelo, existen algunos con doble funda, otros que permiten removerla y lavarla con frecuencia, entre otras opciones que no afectarán vuestras horas de sueño.

Transpirabilidad:

Como ya lo habréis leído, este es un factor importante ya que marca la diferencia entre una almohada fresca y otra no tan fresca. Para climas cálidos, es conveniente que os vayáis a por un modelo que permita la transpiración, de esta forma serán más cómodas para dormir.

Garantía:

Estos productos suelen venir con una garantía de 10 años, por lo que es recomendable elegir aquellos que podáis cambiar en caso de algún desperfecto.