la-mejor-bicicleta-eléctrica

Las 5 Mejores Bicicletas Eléctricas Que Os Permitirán Pedalear Sin Cansancio

Las travesías en bici se han convertido para mí en una oportunidad increíble para recorrer cualquier paisaje abierto o ciudad. Pero cuando viajo con carga ir en dos ruedas se vuelve un ejercicio extremadamente pesado, por ello me he animado a comprar la mejor bicicleta eléctrica del mercado.

Y aunque al principio me he sentido un poco traicionero al mundo del deporte, la verdad es que este medio es solo una

bicicleta-eléctrica

asistencia al pedaleo y es más práctico de lo que pensaba. Mis amigos y yo incluso hemos encontrado opciones ecológicas, autorecargables, que ahorran el mal rato de quedarnos varados por falta de fuerza.

Y es que las bicicletas con motor eléctrico no han significado dejar el pedaleo sino que me han permitido embarcarme en viajes largos de manera más inteligente y más ligera, con menos paradas y sin importar el peso en la espalda de una carpa o dos.

¿Cuál es la mejor bicicleta eléctrica?

Para asegurarnos de rendir al máximo nuestra inversión lo mejor es buscar un motor de buena calidad y prestar atención a su tiempo de carga, capacidad de las baterías de litio  y tipo de asistencia. Lo demás es adaptar nuestro presupuesto al uso que le daremos.

Si lo que buscáis es algo que os ayude en colinas no asfaltadas y paseos de montaña, os recomiendo mejor una bici mtb que también las hay con motor y asequibles.  Pero si queréis facilitar vuestros paseos diarios, idas al súper o trabajo hay opciones más sencillas, plegables para subirlas al tren o bus, con sistemas compactos como el motor Bosch  y de tres ruedas.

Aquí os dejaré la comparativa de los modelos que mis compis de bici y yo hemos comprado y así podréis escoger el que más os llame la atención para asistir vuestros viajes largos y cortos.

A continuación te presentamos las mejores bicicletas eléctricas: 

1. Bicicleta eléctrica Gekko de Bibóo Bikes

Sillín y puños de cuero

Esta bici no solo es hermosa sino que tiene un motor súper discreto, ideal para las travesías urbanas como ir al trabajo o recorrer una nueva ciudad.  Su motor de 250w y batería de 160Wh están en el buje trasero y no contienen cables por lo que podréis configurarlos por bluetooth a través de la pantalla de vuestro móvil ¿a poco no mola? También viene con un freno regenerativo y acabados en aluminio pulido.


2. Bicicleta eléctrica Ibiza LCD de Littium By Kaos

Alta durabilidad y potencia

Esta e-bike es un modelo plegable que cuenta con 5 niveles de asistencia que podrán asistiros hasta por 75 km. Su batería es una pasada pues está fabricada por Samsung y es extraíble aunque está integrada dentro del cuadro con un cierre de seguridad. También tiene unos cambios shimano de lujo, siendo toda ella de una calidad increíble. Pero además viene con acelerador adicional que podréis montar y no tendréis siquiera necesidad de pedalear.


3. Bicicleta eléctrica plegable RT700 de Rich Bit

Luz LED y monitor integrado

Una bici urbana equipada como una todo terreno. Esta bicicleta plegable a mí me ha funcionado de maravilla en cualquier carretera de asfalto en especial por sus frenos de disco mecánico y sus ruedas de 20” capaces de aguantar todo. Su motor Hubless Hub de 250 W me ha ayudado en muchos paseo porque alcanza hasta unos 35km adicionales de potencia en más de 7 cambios. Viene además con soporte y cargador para el móvil.


4. Bicicleta eléctrica de paseo Shimano 26″ de Moma Bikes

Ruedas medianas de 26”

Es una bici que no pasará de ser percibida. Su mejor pro es que el motor dura encendido muchísimo, hasta podría ayudaros unos 80km, y su tiempo de carga es de unos 4 horas. El controlador de velocidad está genial porque viene con pulsador y una pantalla capaz de indicar velocidad, distancia, carga y en cuál de los 5 niveles de asistencia está.  Trae también acelerador de potencia variable, luces y timbre, un pack súper completo.


5. Bicicleta eléctrica MOD. SUNRAY 200 de BiwBik

Faro y suspensión delantera

Si se trata de viajar pesado de verdad esta opción estás más que recomendada porque, además de ayudar vuestro pedaleo con tres modos, la bici cuenta con un portabultos trasero comodísimo. Su sistema está aprobado por la legislación europea de medio de transporte, así que no trae acelerador pero podréis transitar tranquilos cualquier vía de la forma más rápida. Viene con un motor central tipo brushless de 250w, batería 36V10Ah y cambios shimano de 6 velocidades.





¿Qué es una bicicleta eléctrica?

Las bicis eléctricas básicamente son los vehículos eléctricos menos costosos que existen. Al igual que una bicicleta normal se acciona mediante el pedaleo circular pero las ruedas avanzan no solo con el impulso de los pies sino que se asiste por una batería y un motor.

No llegan a ser motos porque siempre es necesario el pedaleo para lograr impulsar la moto. Además, su diseño independiente de la marca permite que se les identifique visualmente como una bici.

¿Por qué comprar una bicicleta eléctrica?

Hay muchas razones para comprar una e-bike y no debéis sentiros mal por elegir una, al contrario para mí ha significado poder llevar una pasión mucho más allá de lo que mis capacidades físicas o las condiciones ambientales permiten naturalmente, como el viento en contra o las alturas. Incluso puede ser sinónimo de que por fin podrás llevara vuestra esposa de paseo y ella no se quejará de cansancio ni del peso.

Además, es súper útil para prevenir lesiones o para seguir pedaleando a pesar de una, porque disminuye el esfuerzo muscular al tiempo que te permite desplazarse sin problemas por los caminos empinados. Las opciones que vienen con varios niveles de asistencia son ideales justo para esto, a medida que os sentís más cómodo sobre las ruedas podréis ir usando menos potencia eléctrica y más vuestras recuperadas piernas.

Muchos también optan por una de estas motociclos porque es una opción fácil y práctica para ir al trabajo, os ahorra el tráfico pero es más rápida que una bici normal y no llegaréis sudado a la oficina.

Bici normal vs. E-bike

Pero no todo son ventajas. Ya os he dicho que tener una bici con motor os ayudará a llevar peso, llegar más rápido o aguantar más kilómetros. Sin embargo, hay ciertas características propias de estos vehículos que debéis tener en cuenta y estar siempre preparados para afrontarlas.

Lo primero es que no son productos muy económicos, por su tecnología, componentes eléctricos, baterías de litio, aceleradores y cambios son considerablemente más costosos que una bici normal de paseo. Aunque sí os digo que la inversión bien vale la pena.

Otro factor es que son más pesadas, aunque hay un rango estándar alrededor de unos 20 kg. Este no es un pero que cualquier pueda cargar mucho tiempo, algo que debéis saber si pensáis plegarla y bajar las escaleras con ella. Además, si algo falla, debéis cargar con todo ese peso a cuestas, así que procura mantener todos sus componentes con revisión al día.

Y sobre este último  punto también debo deciros que son más complejas, por lo que no es tan fácil de reparar averías en casa como con una bici normal, así que os recomiendo tener a mano el número de un buen técnico.

¿Qué tan rápido van las bicicletas eléctricas?

No penséis tampoco que podréis ir a la velocidad de un coche, vamos que es un motor mucho más reducido. Sin embargo, si elegís un buen modelo la ventaja será considerable en comparación a no tener uno.

En Europa la legislación permite que no sobrepasen los 25 km por hora o sino deberán ser consideradas motocicletas y tener permisos adicionales. Las bicis en regla no pasan de esa velocidad por ello, de hecho, algunas al llegar a ese límite enseguida apagan el impulso del motor. Sin embargo, hay otras que pueden asistir hasta unos 45km adicionales y para ello cuentan con más potencia en su batería. Por ello, es importante que chequéis ese dato, de ello dependerá la cantidad de energía, su duración y potencia.



Tipos de bicis eléctricas

Los modelos de bici eléctrica vienen con el motor en diferentes lados, ahora la mayoría lo trae integrado en el pedalier, el tubo horizontal o adaptado sobre el tubo vertical del asiento.

Bicicletas eléctricas de montaña

Estos modelos son los más populares pues el motor se presenta como una tractivo muy llamativo para los principiantes que desean subir colinas de tierra pero aún no cuentan con la condición física que requieren los senderos de terreno de montaña. Además, estos modelos cuentan con llantas adaptadas para el barro, suspensión completa, frenos de disco fuertes, un solo plato delantero y numerosos cambios traseros.

Bicicletas eléctricas de ruta

Estos modelos son un poco más livianos y estilizados que las bici todo terreno. Suelen ser más prácticas y discretas en cuanto al motor, lo que facilita que la dejéis aparcada con un candado mientras vais a hacer vuestra compra o descansar. Son buenísimas para viajes urbanos.

Bicicletas eléctricas híbridas

Esta es la alternativa ecológica de las eléctricas que funcionan con baterías cargables y que requieren gasto de energía. El término híbrido en este caso indica de dónde proviene la fuerza del motor y es que estas bicis no necesitan conectarse a la corriente sino que pueden cargarse mientras se pedalea a la inversa, con el sol con el reposo. Sí, se pueden cargar si las dejas sin hacer nada. Por supuesto, esto implica costo adicional.

Bicicletas eléctricas plegables

Este modelo ha seducido al mercado porque reduce el tamaño y amplía la practicidad. Es producto de un buen estudio de los usuarios, pues es la solución ideal para aquellos que requieren guardarla en un espacio pequeño o aparcarla en interiores e incluso para quienes hagan viajes mixtos en trenes o bus con sus e-bike.

Bicicletas eléctricas de carga

Son aquellas que se caracterizan por venir con adaptadores delanteros y traseros para llevar peso, como canastas, bolsos laterales o sillas de bebé. Sin duda, son las realmente utilitarias.

7 cosas que deberéis saber antes de comprar vuestra primera bicicleta eléctrica

Terreno

Como ya podréis haber notado los diferentes modelos se orientas a diferentes usos y estos normalmente dependen del entorno en que vamos a emplearla, bien sea un entorno rural de trechos largos, recorridos urbanos, montañas, paseos de nieve o arena, viajes o recorridos con carga. Por ello, siempre es bueno que reviséis el terreno en que la vais a sacar.

Tipo de manejo

Las bicis eléctricas pueden venir con dos sistemas. El más usado es el «pedelec» en el que el motor ayuda a añadirle potencia al pedaleo del conductor, esto mediante una activación por niveles o un sistema que monitorea la frecuencia y agrega automáticamente más velocidad. Y el otro modelo es el llamado “twist-n-go” que cuando se activa se puede dejar de pedalear y le motor hace todo el trabajo.

Montaje del motor

El motor eléctrico puede estar ubicado entre una de las ruedas, como una asistencia de cubo directamente al giro, o  montado en la zona de la manivela y el pedal que disminuye la resistencia del pedaleo. Pero en general la fuerza de impulso será similar si optas por las mejores marcas de motor que os recomiendo son Bosch, Yamaha, Shimano y 8fun.

Batería

Sobre ellas debéis tener en cuenta las marcas, decanta por las más de reconocida calidad como Sony, Samsung o Panasonic; que los ciclos de carga completa puedan superar los 800; la posible degradación con el tiempo y la garantía.

Rango o autonomía

Esto refiere a la distancia máxima que puede recorrer la bici con el motor encendido. Por ello, es muy importante que midáis vuestras rutas más frecuentes.

Viaje de prueba

La mejor recomendación final es que a penas recibáis vuestra bici hagáis un primer recorrido para aseguraros que todos los componentes funcionen y que no solo aparenten hacerlo. Yo os recomiendo elegir una ruta con bajas y subidas para probar cómo reaccionan los frenos, aceleraciones y cambios.