mejor-comida-para-agapornis

Las 5 Mejores Comidas Para Agapornis Nutritivas y Balanceadas

Si habéis comenzado a criar agapornis y lo estáis notando decaído, tanto, que su canto ya no es el mismo, una de las razones podría ser que algo en su alimentación no está bien; y por ende, es momento de que vayáis a por comprar la mejor comida para agapornis.

Y es que yo pasé por lo mismo. Con el añadido de que a mi agapornis se le notaba hasta sobrepeso y parecía no tener energía.

Realmente, me sentía muy triste. Incluso, hasta pensé que mi ave estaba en sus últimas porque hacía un tiempo que a un amigo se le murió su agapornis y presentaba un cuadro similar al del mío.

¡Uy! ¡Qué angustia!



¿Cuál es la mejor comida para agapornis?

Independiente de que se trate de una comida para agapornis barata o menos asequible, e incluso si es de una marca reconocida, lo importante es que cuente con una reputación que os garantice buena calidad y sea 100% comestible porque de ello dependerá el bienestar del ave.

Es por ello que la mejor comida para inseparables es aquella que procure un equilibrio adecuado de carbohidratos, proteínas, grasas, vitaminas, minerales y agua, teniendo en cuenta que dependiendo a la especie se podría hacer menester factores específicos.

Antes de apostar por alguna de las opciones del mercado, echadle un vistazo a esta comparativa de alimentos para agapornis, entre los cuales podríais encontrar el que mejor se adapte a las necesidades de vuestro ejemplar.

A continuación te presentamos la mejor comida para agapornis: 

1. Comida para agapornis ZuPreem FruitBlend flavor

Licuado de frutas que contiene 21 vitaminas y minerales

Se trata de un prometedor pienso que además de venir con las formas y colores de manzanas, plátanos, naranjas, uvas y melones, es ideal para colocárselo al ave en las tardes, luego de que por las mañanas haya disfrutado de su dieta de frutas y verduras.

Otro dato interesante de este producto, es que garantiza nutrición equilibrada y completa, por lo que no se hace necesario el uso de suplemento alguno.

2. Comida para agapornis Yagu NUTRIPLUS

Garantiza frescura y equilibro

En formato de 5 kg, se trata de una atractiva opción para alimentar de forma equilibrada y sana tanto a agapornis como a ninfas.

Y es que además de su composición, este producto ha sido envasado con un sistema que garantiza frescura en cada porción.

3. Comida para agapornis JARAD DELITY PLUS

Incluye un suplemento de vitaminas, proteínas y oligoelementos

Es un alimento que viene en formato de 4 kg, compuesto por semillas seleccionadas, como, alpiste, cañamón, avena pelada, alforfón, cártamo, además de mijo rojo y amarillo.

Es ideal para establecerle una dieta base a agapornis, junto con raciones de frutas y verduras, entre otros alimentos blandos.

4. Comida para agapornis Versele-Laga Loro Parque Mix

Asegura una alimentación natural

Este pienso para agapornis también es ideal para papagayo africano, ya que además de estar compuesto por una mezcla de semillas seleccionadas, viene enriquecido con aminoácidos, vitaminas y minerales.

En formato de 1 kg, esta comida para aves es una estupenda opción para complementarla con otros alimentos blancos, en pro de una alimentación balanceada que fortalezca la buena salud del agapornis.

5. Comida para agapornis Tropimix 100% comestible

Cierre zip de conservación

Este alimento va más allá de la mezcla de semillas tradicional y ofrece frutos secos, nueces, papayas, legumbre y gránulos tropicales para un extra de proteína. Todo es súper natural y sin colorantes artificiales, cáscaras viejas ni químicos peligrosos. Es bastante completo y lo podréis usar como un complemento para su mixtura regular o como su comida diaria. Cada grano es fácil de masticar y la variedad de tamaños lo hace apto para diferentes edades.




¿Qué es un agapornis?

Un agapornis no es más que un pequeño género de loro del cual se desprenden ocho especies mejor-comida-para-agapornisoriginarias del continente africano y su variación de cabeza gris es procedente de Madagascar.

Un dato interesantísimo, es que el agapornis se distingue de otros periquitos por ser social y afectuoso. No en vano, etimológicamente el nombre de agapornis proviene del griego agape (amor) y όρνις ornis (pájaro), mientras que en inglés se les denomina “lovebirds”.

Todo ello, en adición a que su génesis se deriva de la fuerte unión monógama de los loros y de los extensos períodos en los que pasan juntas las aves apareadas.

Lo triste de esta historia, es que la vida promedio del agapornis oscila entre los 10 y 15 años.

¿Qué les gusta comer a los agapornis?

En esta parte, la especie a la que pertenece la tierna ave en cuestión tiene mucho que ver.

Y es que en general, a los agapornis les encanta comer semillas, frutas y verduras, así como hierbas; no obstante, los agapornis de alas negras también se deleitan con higos e insectos.

Aparte de ello, un caso particular se suscita con los agapornis de cuello negro y su exigencia dietética especial para los higos nativos que podría ponerlos en riesgo si se mantienen en jaulas.

¿Debería causaros preocupación lo que come vuestro agapornis?

La respuesta en dos palabras: ¡Por supuesto!

Y la razón viene dada a que descuidaros con ese tema podría causar diversos problemas de salud a vuestro agapornis.

Es menester que os dejéis guiar por la sabiduría de vuestro veterinario de confianza y estéis en disposición de ir –continuamente- mejorando la dieta de vuestro pequeño loro en pro de bienestar.

¿Qué comen los agapornis?

En adición a variedad de semillas, vegetación, bayas y frutas, algunas especies de agapornis son consideradas como plagas en su hábitat natural porque atacan a los cultivos de agricultores.

¿Con qué deberíais alimentar a un agapornis?

A modo general, con una dieta que además de equilibrada sea variada para aportarle a vuestro agapornis una fuente eficiente de nutrientes y evitarle una mala salud que incluso podría acortarle la vida de manera potencial.

Seguramente, estáis recordando que más arriba os he apuntado que a los agapornis les encantan las semillas; sin embargo, no deberíais apostar por ellas para la dieta completa de vuestra ave.

Y es que a menudo las mezclas comerciales contienen entre 4 y 10 tipos de semillas diferentes. Muy tentador, sí. Pero todo ello podría fácilmente traducirse como “banquetes para agapornis altos en grasas e hidratos de carbono”.

Por otra parte, están las ramas de mijo y barras de semillas; las primeras –al igual que los spray de mijo- conducen a una mayor desnutrición; y las segundas, producto de muchas semillas generalmente compactadas con miel y azúcar que no guardan relación directa para fortalecer al agapornis.

Ante estos escenarios, deberíais plantearos establecer –con ayuda del veterinario- una dieta básica a vuestro agapornis, con semillas y hasta con spray de mijo, pero sobre todo, con nuevos alimentos, como frutas y verduras, entre otros, para no arriesgar su aparato digestivo ni su bienestar general.

¡Clave definitiva! La mejor manera de alimentar a un agapornis

En esta parte, la cantidad y variedad tienen la última palabra.

Pero antes de entrar en materia, es importante que cojáis dato de que si tenéis más de un ave en la jaula, es ley que utilicéis platos separados a modo de que el ejemplar que esté en la parte inferior de la jerarquía también pueda comer.

Ahora bien, dependiendo del tamaño de vuestro agapornis, podríais apostar por colocarle de una a una y media cuchara de semillas al día en un plato convencional; y encima de éste, un plato poco profundo con alimentos blandos, como raciones de frutas y verduras o hierbas, por ejemplo.

Claro está, también es válido que saquéis de la jaula el plato de semillas y lo cambiéis por uno con los alimentos mencionados.

En caso de que además de agapornis tengáis ninfas en la misma jaula, se armaría un escenario prometedor para que el ave protagonista de esta entrega se aventure a probar nuevos alimentos siguiendo el modelo de su similar con copete.

Y bueno, si veis que al final del día han quedado alimentos en el plato, la razón podría ser que pusisteis mucha cantidad. Eso sí, jamás dejéis de ir al veterinario y seguid sus recomendaciones.