mejores-fundas-para-sillón

Las 5 Mejores Fundas Para Sillón (Guía 2019)

El más vendido No. 1
Funda de Sillón Relax elástica modelo...
143 Opiniones

Me he mudado con mi esposo hace un par de veces y como nuestro piso es bastante grande mi suegra nos regaló unos muebles adiciones, el problema es que el tapizado estaba en sus últimas, así que decidimos comprar la mejor funda para sillón y así renovar cada pieza manteniéndonos dentro del presupuesto.

Por supuesto, el proceso no fue fácil, al inicio quisimos hacer unas a medida pero el precio era casi igual a un tapizarlo completo y en el mercado los diseños no eran bonitos o, los que parecían decentes, terminaban por salirse cada vez que alguien se sentaba, nada práctico.

Finalmente los modelos adaptables terminaron por ser la solución. Nos gustaron tanto que compramos un par más para combinar mejor y alargar la vida de nuestros muebles nuevos.

¿Cuál es la mejor funda para sillón?

Cuando buscamos protección y estética es difíciles tener un solo estilo que cumpla con estos dos requerimientos.

Muchos suelen ser resistentes y firmes pero muy ásperos al tacto además de sosos. Mientras que otros traen los más lindos diseños pero son muy vulnerables y terminan siendo una capa extra de debilidad.

Por eso muchos optan por cubrir su muebles con telas o jarapas sueltas que puede funcionar como mantas en invierno pero que en verano terminan sudando la tela original.

Así que lo mejor es elegir una funda bien confeccionada, fácil de colocar y que permita un margen de ajuste adecuado. Estas características junto con un lindo patrón harán que os enamoréis de nuevo de vuestro hogar.

Y como en casa he probado muchos estilos, acá os dejaré mis favoritos para cada tipo de sillón, así la comparativa os será útil sin importar vuestro estilo de decoración.

A continuación te presentamos las mejores fundas para sillón: 

1. Funda para sillón relax de Martina Home Tunez

Cuatro piezas separadas

Sé que las butacas relax son demasiado usadas y por ello son las primeras en necesitar cobertura, en especial para reposa pies que suele recibir daño y suciedad de zapatos. Encaja perfecto en los modelos sin orejas y de tamaño regular. Esta opción es suave al tacto así que no perderá comodidad y al ser elástica ajusta mejor que muchas otras.

2. Funda para sillón orejero de Eysa Ulises

De 60 a 90 cm

Es el estilo indicado para sillones más formales como de oficina o estudio. Me encanta que se puede combinar con un modelo similar para sofá de más plazas aunque también queda increíble con cojines. Vienen 2 cuerpos de tela elástica para un ajuste increíble. Por mi experiencia os digo que es súper fácil de colocar y se lava perfecto en una bolsa para la colada.

3. Funda para sillón reclinable de JM Textil Mercurio

Entallado perfecto

Una de mis opciones favoritas por lo bien que ajusta y luce. Su tejido texturizado lima la sensación incómoda de los arañazos en la tela original. Viene en más de 3 cuerpos así que cada pieza independiente se puede amoldar mejor, casi parecerá que lo habéis llevado a un tapicero. Todo este ajuste permite que el movimiento del espaldar se de sin que se salga la cubierta.

4. Funda para sillones elástica de Textil-Home Marian

Renovación rápida

Es el tipo de  estilo perfecto si lo que buscáis es protección diaria antes que una estética precisa, a mí me ha funcionado perfecto para cuidar el sillón de mi gato. Al ser de una pieza es súper adaptable a diferentes longitudes y su tela suave incluso favorece la función de masaje de algunas sillas. Lo mejor es que es fácil de poner y quitar para su lavado.

5. Cobertor para sillón de Safari Homeware

Desmontable completamente

Este modelo lo tiene mi madre para usarlo cuando llevo a los niños ya que hacen mucho desastre. Tiene una forma de cruz abierta que permite adaptarlo a diferentes longitudes y grosores. Sirve también para esos formatos de relax eléctrico que pueden ser difíciles de proteger con otros forros, además da una capa acolchada extra para más confort. Y si se resbala puede ser ajustado con tiras elásticas.

mejor-funda-para-sillón¿Qué es una funda para mueble?

Una funda es una especie de ropa para mueble, consiste en una cubierta removible o suelta que se adapta a vuestro sofá para protegerlo y mantenerlo limpio. Son hechas de tejidos naturales que envuelven a la tapicería de fabrica, y os hablo de que se pueden usar en cualquier parte de vuestro mueble, bien sea los cojines, la base, los reposabrazos o hasta los almohadones.

Esta capa adicional permite que el sofá o sillón resista la suciedad, se limpie con más facilidad si ocurre un accidente o no se sude en épocas de verano. Además, puede dar un aspecto alternativo y personalizado a los acabados para variar la estética del hogar.

Tipos de funda para sillón

Como habéis podido notar en la comparativa existen estilos y diseños distintos según las necesidades que tengamos en casa.  Lo bueno es que cada estilo viene en diferentes patrones,  colores, tejidos y tallas, así que pueden acomodar vuestros gustos estéticos así como las particularidades del mobiliario.

Ajuste personalizado

Para lograrlo, cada cliente debe darle fotos y medidas exactas de su sofá a la empresa que confeccionará la funda. A partir de esta información se crearán patrones a la medida exacta de las costuras de vuestro mueble. Estos acabados pueden tener una excelente calidad si se ordenan a diseñadores profesionales y si se toman bien las medidas iniciales. Son embargo, no son nada asequible.

Ajuste sobre el sillón

Es una técnica más rápida y sencilla de hacer un modelo a medida. En este tipo de cubiertas, uno va a una tienda directamente selecciona una tela disponible y esta se mide y corta sobre el mismo sillón. Así, se le pueden añadir detalles más particulares como faldas o ribeteados. Yo usé este formato para mi silla de lactancia que , a pesar de ser un modelo individual sus medidas parecían no quedar con ningún modelo moderno, así que un tapicero por encargo hizo las fundas. El problema, es que por este método pueden quedar un poco flojas y son menos durables.

Prefabricadas

Son las cubiertas más fáciles de encontrar y es el método menos costoso. Solo hace falta saber el número de plazas y el tipo de acabado, si es esquinero o con orejas y buscar una funda ya diseñada para ese estilo de sofá. Notaréis que la mayoría son lavables, fácilmente intercambiables y requieren cuidado mínimo.  Es una opción muy recomendada si tenéis en casa un modelo genérico.

Semi personalizadas

Es una variedad de las fundas prefabricadas. Estas se compran listas, igual que las anteriores, pero con la especificidad de que son diseñadas por la misma marca de nuestro sillón o bien para un diseño determinado. Son duraderos y muy prácticos.

Beneficios de tener una funda en vuestros sillones

Mantenimiento

Comprar una funda es sinónimo de mantener la tela del material original intacta. Esto es especialmente importante cuando le dais mucho uso diario a un mueble pero queréis mantenerlo para ocasiones especiales. Además, es seguro contra derrames y accidentes de críos revoltosos (como los míos) o de pelo de mascotas.

Limpieza

Las mayoría de las cubiertas se pueden lavar a máquina y conservar la buena calidad del tejido y costuras. Son una opción sencilla de desprender y limpiar si vuestro mobiliario es de cuero o no desenfundable.

Ahorro

Aunque para muchos comprar una cubierta es sinónimo de gastar extra en el mobiliario la verdad es que pueden ser la opción más económica para una transformación de hogar, para renovar una pieza vieja de mueble como ha sido mi caso o hasta para comprar 1 plaza de sillón barata con un feo diseño pero que luego podréis cubrir a vuestro gusto.

Decoración nueva

Si sois de los que gustan tener decoración estacional o estáis buscando combinar o renovar la apariencia de vuestro salón, nada mejor que unas buenas fundas. Solo necesitareis cambiar el forro y ya tendréis un aspecto completamente diferente.

¿Qué se debe tener en cuenta al comprar una funda para sillón?

Solo un cambio estético

Lo primero que debéis saber es que una funda solo cambiará la forma en que se ve vuestro sillón pero la estructura debajo será la misma. Así que si queréis una renovación, la pieza que vais a cubrir no debe tener huecos, bultos o resortes salidos, porque esto no cambiará por más gruesa que sea la tela que escojáis.

Escoger un estilo

Dependiendo de si vuestra sala es más casual o más formal podréis ir por un aspecto más suelto y fluido o uno entallado y firme.

Considerar la tela

Las opciones pasada como la felpa o el terciopelo pueden ser difíciles de ajustar. Una funda solo de algodón se puede encoger al lavar y una de lino es más propensa a arrugarse, así que yo os recomiendo una mezcla entre algodón y poliéster. Esta opción además dejará todo cubierto y no se verá lo que hay debajo.

Elegir una textura

También os podéis divertir un poco con la textura. Los acabados suaves, tejidos o de jean añaden interés visual y disimulan arrugas.

Cuidar la forma

Escoge cubiertas que solo tapen la parte de tela y zonas suaves o acolchadas, pues si debajo se esconde un brazo de madera la sensación de dureza se traspasará y no será agradable. En esos casos es más conveniente ir por un modelo de forro sin brazos.oda de los arañazos en la tela original.igo que e colada. de convir con un modelo similar para sof especial para reposa pies qu

Longitud adecuada

Las cubiertas nunca deberían alcanzar el suelo, incluso las más largas, es mejor esconder los bordes en esos casos.

Añadir detalles

Unos acabados con botes, trenzas, flecos o faldas pueden ayudar a la renovación que buscáis, así que no os limitéis en esto. Las fundas pueden ser tan divertidas y únicas como vosotros queráis.