mejores-lámparas-de-escritorio-baratas

Las 7 Mejores Lámparas de Escritorio (Guía 2019)

Todo el mundo necesita una luz de trabajo o de lectura, y por lo tanto merece la pena dar un vistazo a lámparas de escritorio baratas. Este objeto aparentemente simple puede dejarnos sorprendidos por la importancia que su buena elección tiene en nuestras labores diarias.

De hecho, al no ser para nada fácil encontrar la justa temperatura de luz para las diferentes actividades que se pueden desempeñar con ella, las nuevas tecnologías táctiles permiten elegir entre muchos niveles de brillo e intensidad, para no fatigar los ojos y adaptarse a nuestro propio gusto.

Después de haber visto estas pequeñas joyas luminosas os entrarán ganas de tirar las viejas que tenéis, que os dejan ciegos y cansados en poco tiempo.



¿Cuál es la mejor lámpara de escritorio?

Esbeltas y muy modernas, estas luciérnagas de enchufe no os darán simplemente luz, como estáis acostumbrados a ver, sino que proporcionarán funciones accesorias muy atractivas y útiles. El sistema de control táctil permite seleccionar manualmente el brillo deseado o atenerse a los consejos puestos en el producto y en los manuales de uso. Si quieres leer, estudiar, relajarte o tan solo dormir, tienes que saber que hay maneras diferentes de hacerlo. Vamos a verlas.

A continuación te presentamos las mejores lámparas de escritorio: 

1. Lámpara de escritorio de madera DL1004EUW de Tomons

Fácil de usar y almacenar

Con un diseño muy majo, para colocar en estudio o en la habitación, esta lámpara os dará la iluminación adecuada, ya sea para trabajo de oficina como para lectura nocturna.

Tiene acabados elegantes y un diseño simple que la hacen a la vez minimalista y atractiva, su ángulo de iluminación se gradúa de dos maneras diferentes lo que, además, ayuda a almacenarla con mayor facilidad.

Tiene sistema de iluminación LED con circuito fiable compatible con bombillas de 110 y 240V.

2. Lámpara de escritorio LED de Hihigou

Protege los ojos evitando la fatiga ocular

Dotada con batería de litio de 1800 mA y brazo flexible para ajustarla a cualquier espacio, esta lámpara es muy adecuada para cualquier tipo de actividad, desde una iluminación tenue hasta usarla para horas de lectura.

Es multifuncional y tiene cuatro modos de lectura: estudio, relajación, niños y dormido, aportando en cada una diversos niveles de brillo, lo que ayuda a evitar la fatiga ocular.

Tiene alta eficiencia energética, os ahorrará el 75% de la energía. Trabaja con puerto USB.

3. Lámpara de escritorio Aigostar

Un objeto de última generación encima de tu mesa. Rojo y potente gracias a su bombilla de ahorro energético, dará un toque de modernidad y estilo a tus estudios.

Características :

  • Bombilla LED de 5W. El máximo de la potencia para el máximo ahorro. Además tiene una duración increíble de hasta 50.000 horas. Esto es lo que garantiza esta pieza de eficiencia energética A.
  • Diseño estilizado y moderno. El cuello se puede poner en diferentes posturas por su flexibilidad.
  • Podemos elegir entre 3 intensidades de luz, según lo que tenemos que hacer y el ambiente en el que nos encontramos.
  • Se enciende gracias a un sistema táctil.
  • No se calienta, así que no vamos a tener el miedo que quemarnos las manos si queremos cogerla por la parte de arriba.

Lo que nos gusta

  • Tiene larga duración y aun a intensidad baja da mucha luz.

Lo que no nos gusta

  • Para apagarla tenemos que pasar antes por las demás intensidades de luz.

4. Lámpara LED TaoTronics

Esta no es solo una lámpara. Es una verdadera experiencia tecnológica que te hará flipar. El diseño es espacial y sus funciones muchas y variadas. Enchufa tus dispositivos electrónicos gracias a su puerto USB y vete tranquilamente a la cama: a ella le gusta apagarse sola.

Características :

  • Disponible en blanco y negro, con una ligera variación de precio. Lo más elegante para tu cuarto.
  • Tiene una verdadera computadora táctil que permite ajustar la intensidad del brillo y seleccionar la modalid: lectura, estudio, relax y sueño.
  • Dándole al botoncito de 60 m se activará el timer, para apagarla desde lejos sin levantarte.
  • Tiene un puerto USB para tu móvil.
  • Su cuello flexible, junto al cabezal, se pueden ajustar para llegar al ángulo de luz deseado.
  • Sistema de control táctil, el futuro en una simple lámpara.
  • Bombilla LED, para un gran ahorro energético.

Lo que nos gusta

  • Las modalidades, el timer, la base con controles táctiles, el puerto USB, vamos, ¡todo!

Lo que no nos gusta

  • El plástico puede parecer un poco frágil.

5. COOCHEER

Materiales de gran calidad los de este Coocheer, cuyo diseño se parece al de la propuesta anterior. Puerto USB, timer y cuatro modalidades, sobre una base ancha y robusta. El tipo de luz se encarga de proteger nuestros ojos, a prueba de garantía.

Características :

  • Diseño moderno y esencial. Queda muy bien cerca de tu ordenador.
  • Bombilla LED de 15W que no solo te permite ahorrar energía sino que también protege los ojos.
  • Cuello y cabezal flexibles.
  • Gracias a la pequeña pantalla táctil se puede elegir entre 4 modalidades: lectura, estudio, relax y sueño.
  • Además la intensidad del brillo se puede ajustar.
  • Si quieres irte a la cama pero todavía necesitas un poco de luz, selecciona el timer de 60 minutos.
  • No te separes de tu móvil ni cuando estudias; puedes cargarlo en tu preciosa lámpara, gracias al porto USB.

Lo que nos gusta

  • La luz es uniforme y se puede regular la temperatura.

Lo que no nos gusta

  • Cuando se apaga se queda una lucecita roja que puede molestar.

6. TaoTronics Lámpara Escritorio LED 7W Flexo Escritorio

Básica y elegante, esta será vuestra compañera de lectura. Su cuello alto y flexible, nos proporciona un brillo a 7 niveles de intensidad. Solo hay que elegir.

Características y funciones:

  • Base de plástico duro y cuello ajustable. Se rige perfectamente y se queda en la posición deseada.
  • Su bombilla LED da una luz uniforme y ecológica; además piensa en tus ojos gracias al panel protector que bajará tu nivel de cansancio.
  • El producto viene con manual de instrucciones, alimentador, garantía y paño para la limpieza, un detalle inesperado y muy útil.

Lo que nos gusta

  • Es pequeña pero cumple bien su función con suficiente potencia.
  • El precio es genial porque viene con características imprescindibles como la orientación del cuello y la regulación del brillo.

Lo que no nos gusta

  • No tiene todas las posibilidades de una más grande y menos barata, como por ejemplo el timer.

7. Lámpara Led Usb August LEC215

Apagón. Y examen mañana. Si estás obsesionado con esta imagen tienes que entregarte a nuestra última pequeña joya de luz. Gracias a su batería interna recargable se puede usar sin estar atados a un enchufe. La intensidad se regula y su cuello cambia se mueve hasta cerrarse completamente.

Características y funciones:

  • Blanca o negra, tiene un estilo y unas líneas modernos y armoniosos.
  • Funciona en dos modalidades: enchufada o en autonomía, gracias a su batería de litio.
  • Duración en función: 3,5 horas. El mismo tiempo lo necesita para cargarse.
  • Ligera y potente, tiene luz directa ajustable, con varios niveles de intensidad.
  • La bombilla LED tiene una tecnología que nos permite tanto ahorrar y respetar el medio ambiente como cansarnos menos los ojos.

Lo que nos gusta

  • Es pequeñas y la podemos llevar a cualquier sitio sin necesitar enchufe.
  • Se transporta fácil debido a su diseño de cierre total.

Lo que no nos gusta

  • Es tan bueno lo de la batería que pagaríamos un poco más para tener más funciones.

Las lámparas de escritorio: nuestros aliados en salud y decoración.



¿Para qué sirve una lámpara de escritorio?

Pocas veces nos detenemos a precisar cuáles son los elementos necesarios que debemos tener en nuestro puesto de trabajo para que la jornada sea provechosa. Uno de estas herramientas es la lámpara de escritorio, artículo que nos ayuda a desempeñarnos eficientemente sin comprometer nuestra vista, postura o concentración.

En el mercado podemos encontrar muchas opciones interesantes, pero debes saber que este dispositivo de iluminación tiene que reunir ciertas características para que puedas crear un ambiente adecuado, y que se adapte a las tareas que vas a desarrollar.

Este tipo de lámpara ha sido diseñada con el propósito de ofrecer luz directa y exclusiva sobre una superficie de pequeño tamaño, y no para alumbrar toda un área. Se ubican en un sitio fijo para que te permita leer, escribir o trabajar en el portátil sin afectar tu visión.

Son también un gran aliado en para iluminar un poco tu cama para ir al baño a medianoche o para atender cualquier otra situación que así lo requiera.

Igualmente, estos artículos de diseño de interiores sirven como un complemento de equipos o juegos de iluminación. Es posible acondicionar una habitación amplia con luces potentes en cada uno de sus rincones, pero con la inclusión de esta lámpara de escritorio,  podrás darle uso solo en momentos especiales, para no malgastar las bombillas que tengas en el área.

Hay quienes buscan darle un toque de elegancia y distinción a una biblioteca o área pequeña de la casa con la colocación de una lámpara de escritorio y muchas veces no la utilizan, pese a lo multifuncional que puede resultar.

Tipos de lámparas de escritorio

Brazo oscilante:

Una lámpara de escritorio con un brazo oscilante es aquella que te permitirá dirigir la luz hacia el lugar que desees, para concentrar mayor brillo y nitidez.  El cuello o cuerpo de la lámpara normalmente la puedes mover en cualquier dirección para así ajustarla y enfocarla hacia el área de interés.

Es muy buscada para trabajar en mesas de dibujo, diseño o costura.  Son recomendadas para aquellas personas que pueden pasar horas seguidas trabajando, en el día o en la noche y requieren de una iluminación que no le agote o sature sus ojos.

Ajustable:

Es posible que tenga similitud con la anterior. Pero en este caso nos referimos a aquellas lámparas de escritorio plegables que podremos ajustar hacia arriba o hacia abajo. Son un poco mecánicas y controladas con broches de seguridad para que se mantenga la dirección o altura seleccionada. Pudiésemos decir que es un modelo robótico.

Fuente de alimentación con baterías o alternativa:

Como sabrás, el sistema de alimentación es un aspecto con muchas alternativas. Las lámparas de escritorio pueden enchufarse a una toma de corriente para funcionar, mientras que otras usan energía de batería o alguna fuente de energía ahorradora. Existen modelos de lámparas de escritorio súper modernos que se conectan a un puerto USB de una portátil. Usualmente se puede configurar su encendido y apagado. Este tipo de artículos acostumbra usarse en oficinas o áreas de estudio.

Salida / cargador incluido:

La lámpara de escritorio con cargador, es una opción un tanto moderna de tipo inalámbrica que se conecta con los teléfonos inteligentes. Es una excelente elección, que te evitará la exhibición de cables enredados junto a tu área de trabajo. Para hacer esta compra debes cerciorarte que tu móvil permita aparearse para ofrecer la carga sin contratiempos.

Lámpara de escritorio organizador:

Este tipo de lámpara corresponde a un diseño multifuncional porque su base admitirá la organización de algunos pequeños artículos de oficina, como por ejemplo: grapas, sujetadores, lápices, borradores, pequeñas notas, entre otros. Por lo general son muy buscadas para las áreas de trabajo de estudiantes o costureras.

Lámpara de escritorio con lupa:

Son perfectas para usar en tareas que requieren de precisión y extrema claridad. Es común que las lámparas con lupa sean utilizadas en los salones de belleza para tratamientos que necesitan exactitud en la aplicación de un producto o procedimiento. Los odontólogos, manicuristas y dermatólogos son algunos de los especialistas que siempre cuentan con una de estas lámparas en sus centros de trabajo.

Lámpara de escritorio con gancho o clip:

Si buscas una lámpara sencilla esta es una buena opción. La puedes colocar por medio de un clip o tornillo a orilla de la superficie donde desees la iluminación. Se instala y retira con facilidad.

Estilos de lámpara de escritorio

Lámpara tradicional:

Una lámpara de escritorio tradicional dispone de líneas y materiales clásicos o convencionales. Normalmente están compuestas por una base circular, un brazo  móvil y el reflector con su bombilla. Podrás encontrar una gran diversidad en colores y tamaños.

Modelo de mediados de siglo:

Es un estilo más simple, de líneas finas. Por las características sencillas de cada una de las partes que la componen, los especialistas consideran  que está dentro del diseño minimalista. Afortunadamente es un tipo de lámpara que no pasa de moda y que combina con cualquier decorado que dispongas en casa. Por su simplicidad ha obtenido reconocimiento y gran demanda en el mercado. Es una opción que puede adaptarse a cualquier gusto o decoración.

Tiffany:

Es una de las lámparas menos costosas porque son fabricadas de materiales baratos, pues casi siempre sus creadores realizan una mezcla perfecta entre hierro y espejos. Muchas veces están compuestas por mosaicos coloridos. Es la preferida de quienes tienen gustos excéntricos. Pueden utilizarse como elemento decorativo de un set o área. Si deseas darle vistosidad a un ambiente especial este modelo puede ser una buena elección.

Contemporáneo:

Son aquellas lámparas cuyo diseño combina líneas rectas y curvas poco convencionales. Se les conoce por el calificativo de “raras”. Por lo general son fabricadas en materiales robustos y  de buena calidad. Las buscan mucho para decorar espacios modernos y con mucha distinción. Puedes encontrar una de ellas en la exhibición de una tienda o en un consultorio, pues son buscadas para estos espacios por lo llamativas que son.

Cuello de ganso:

Es la más común que puedes conseguirr en el mercado. El cuello de ganso es el nombre que se le da al metal pulido, flexible y a la vez fuerte que permite girar o ubicar la luz en el lugar que desees. Esta manguera le ofrece gran flexibilidad y movilidad a la lámpara. Es bastante común y forma parte del diseño inicial que tuvieron las lámparas de escritorio.

Industrial:

Es un modelo donde predomina el hierro o metal. Su diseño es clásico con líneas simples y detalles sencillos. Puede utilizarse en áreas de trabajo, ya sea en casa o en la oficina. Los diseñadores de interiores las recomiendan para ofrecer un elemento sofisticado a un espacio cálido.

Rústico / Country:

Por lo general su tipo de fabricación es artesanal. Suele componerse por trozos de madera o material orgánico. Su apariencia es rústica y muchas veces este tipo de lámpara es utilizada para realizar decorados al estilo country. Tienen vistosidad y encaja en ambientes naturales o rurales.

Lámpara tipo banquero:

Es considerada una lámpara de colección y por ello difícilmente la encontrarás en las tiendas modernas que distribuyen lámparas de escritorio. Su nombre original es “Emeralites”, por la combinación del verde esmeralda con el que se fabricaban sus piezas, y la luz.  Con el tiempo, fueron fabricadas en diversos tonos o multicolores.

Cómo encontrar la lámpara correcta con estas 3 preguntas

¿Dónde pondré la lámpara de escritorio?

Aunque la lógica indique que es un artículo para colocar en un escritorio, puedes hallar numerosos lugares donde ubicarla de manera funcional. Muchos la utilizan en la mesa de noche, otros en un área del recibo o para reforzar la iluminación en una oficina. También, es posible ubicarla en el centro de un pequeño taller donde se trabaje con la manipulación de pequeñas piezas. Hay quienes incluso las sitúan en el baño, para aplicar tratamientos faciales o de afeitado, proceso que requiere de máxima precisión e iluminación.

Como son un elemento decorativo, sus compradores ofrecen especial fijación en detalles como líneas, colores, tipo de bombilla, sistema de encendido y la combinación que pueden exhibir con los demás elementos que componen el área donde será ubicada.

¿Cómo usaré la lámpara de escritorio?

Esta pregunta se relaciona con el uso que le darás. Si es para utilizar en un área de estudio o trabajo, lo mejor es ubicarla cerca del lugar donde leerás o escribirás. Como ya hemos descrito, su función principal será el iluminar el lugar donde fijarás la vista.

Si su función será decorativa, cerciórate que esté en una linda mesa que le permita destacar entre los demás objetos.

¿Cuál es el mejor estilo a escoger?

Indudablemente el estilo lo definirán todos los objetos que agrupes en la habitación u oficina donde colocarás la lámpara de escritorio.

Es recomendable  tomar en cuenta el tipo de cama, sábanas, muebles y demás elementos decorativos de tu espacio para saber cuál será el modelo de lámpara de escritorio que mejor lucirá. Recuerda que puedes conseguirla tipo clásico, moderna o contemporánea.

En caso de que la ubiques en la oficina, trata de combinarla con el escritorio, silla y lámpara principal. Es importante ajustarla a los materiales que predominan en su alrededor. Por lo general las áreas de trabajo están compuestas por piezas de madera o de acero inoxidable brillante. Para ambos casos, hay una gran diversidad que te ayudará escoger la más apropiada.

¿Qué factores debo tener en cuenta al elegir una lámpara de escritorio?

Área de trabajo:

Si tienes un escritorio grande necesitarás usar una lámpara de escritorio articulada de amplio enfoque para que no haya distorsión o distracción mientras te desempeñas. Es fundamental que la luz cubra toda el área de trabajo, bien sea pequeña o grande.

También puede elegir uno que pueda montarse en una pared o sujetarse a tu escritorio o mesa. Si realizas una selección equivocada y la lámpara no logra cubrir toda la superficie donde desarrollarás tus tareas, en poco tiempo se verá afectada tu visión y rendimiento. Por ello, es un elemento que debes tomar en cuenta antes de comprar, independientemente de la marca y diseño que escojas.

Posición y dirección:

Lo más recomendables es que la luz de la lámpara esté por encima de tu cabeza y fuera de tus ojos, de lo contrario tendrás afecciones visuales o dolores de cabeza.

Es fundamental seleccionar un buen ángulo que te ayude a tener una buena visión.

Por ejemplo, si tienes una superficie de escritorio de vidrio o de algún material brilloso que genere un destello, ten en cuenta que se puede generar el fenómeno denominado contraluz. Para un mayor rendimiento, coloca la lámpara en un ángulo de 30 grados, de manera que no recibas ningún rayo directo o punto caliente en tu campo de visión.

La cantidad correcta de luz:

Es importante mantener una visión clara y que la luz no agote o brinde pesadez a tu mirada. Si seleccionas una lámpara de escritorio con la capacidad de regular la intensidad de su emisión, será una excelente opción. De esta manera podrás graduar y usar la cantidad de luz que necesitas.

La intensidad de la luz debe ser acorde al área de trabajo, pues la saturación o la deficiencia, serán perjudiciales y contraproducentes.

Tamaños de bombilla:

En el mercado existen seis estilos básicos de bombilla que se ajustan a las lámparas de escritorio y otros artículos del hogar. Algunas lámparas de escritorio necesitan de un modelo en específico mientras que otras se adaptan a la extensa variedad.

Para que conozcas un poco sobre el tema, podemos explicarte que la más básica es la bombilla incandescente. Son las más comunes y baratas, porque su vida útil es muy corta, aunque garantizan el ahorro energético.

Igualmente, están  las bombillas fluorescentes compactas, las cuales tienen mayor eficiencia energética, duran mucho más, pero generan mucho calor, aspecto que no es agradable al momento de utilizarla en una lámpara de escritorio.

Las lámparas de escritorio sin cable y con luces LED seguro que las habrás visto en alguna tienda. Son los más modernos, sofisticados y de alto rendimientos. Te encantarán porque en ahorro energético son eficientes al igual que su vida útil. Por ejemplo, pueden tener un período de uso ininterrumpido de 20 años.

Con seguridad encontrarás calidad y economía si escoges alguna con este tipo de luz. Quizás pueden ser un poco más costosas que las de otro grupo, pero el ahorro que obtendrás haciendo esta inversión de seguro lo podrás percibir a corto, mediano y largo plazo.

Otra opción son las bombillas de halógeno, que son un tipo de iluminación incandescente. Como tienen gas halógeno, cuentan con un tamaño y una forma especial. Eso significa que no se puede utilizar en cualquier tipo de lámpara de escritorio. Al sustituirse debe hacerse por un modelo igual. No permite realizar cambios.

Las bombillas de gas de Xenón corresponden a la línea de las incandescentes. Tienen una vida más larga en comparación con las bombillas tradicionales. Lo bueno de ellas es que no se calientan mucho y se pueden manipular con seguridad incluso después de dejarlas encendidas durante un tiempo. Puedes considerar esta opción para colocarla en el escritorio de tu peque, pues no son peligrosas y tienen alto rendimiento.

Las fluorescentes es otra opción asequible y duradera. Por lo general, son un poco más compactas y vienen en forma de tubo. Si tu lámpara es de este tipo de bombilla, no le podrás hacer una sustitución diferente sino de su misma clase. Son las más recomendadas para utilizar en consultorios médicos.

Material de base de la lámpara de escritorio:

Dependiendo del material de fabricación de su base sabrás calcular  su capacidad de resistencia. Las puedes conseguir de metal, las cuales son más duraderas y fuertes.  A muchos les encanta porque se ajustan a cualquier decoración.

También, puedes encontrarlas de plástico y aunque suelen ser las menos costosas y con mayor cantidad de tonos, quizás no serán las de mayor resistencia y durabilidad.

Otra opción que puedes evaluar es la de madera. Son populares porque  tienden a ser robustas y complementarias a los estilos country o naturales. Tienen gran demanda porque son combinables con muebles y escritorios del mismo material. Lo mejor de ellas es que nunca pasan de moda.

La cerámica y el vidrio también figuran como buenos materiales para las bases de las lámparas de escritorio. Aunque son frágiles son utilizadas mayormente con fines decorativos. Muchos fabricantes mezclan ambos materiales con alguno más fuerte, como el hierro o el metal.

Costo:

Antes de elegir, precisa tu presupuesto. La variedad de precios variará en cuanto a marca, materiales, diseño y tipo de iluminación. Podrás encontrar opciones baratas pero también otras mucho más costosas que sin duda te ofrecerán durabilidad y un estupendo objeto para presumir.

Preguntas frecuentes

¿Qué es una lámpara de escritorio y por qué debería usarla?

Una lámpara de escritorio es importante en cualquier ambiente de trabajo porque nos permite desarrollar todas nuestras funciones de manera plena sin que la oscuridad o exceso de luz nos genere cansancio, incomodidad o fallas en el rendimiento.

Estos artículos ofrecen cantidad y dirección correcta de luz. Son necesarias al momento de leer, escribir, trabajar, usar una portátil, hacer manualidades, cocinar, maquillarse o cualquier actividad en un área cerrada, que requiera que nuestra vista esté fija y cuidada.

Como recomendación debes saber que, no es eficiente ni efectivo usar la misma cantidad de luz en toda la habitación o en el entorno de trabajo, por eso necesitamos lámparas de escritorio o luces de trabajo.

¿Cómo decido qué tamaño debe tener mi lámpara de escritorio?

Para decidir el tamaño de la lámpara debes precisar tu área de trabajo. Es necesario que se complementen, a fin de que luego no encuentres dificultades por tener una lámpara algo chica, de pequeña bombilla en un área espaciosa.

¿Cuánta luz realmente necesito?

La cantidad de luz que necesitarás será aquella que tenga la capacidad de iluminar toda el área de trabajo. Si es ajustable en cuanto a posición, obtendrás mayores beneficios porque la podrás colocar de acuerdo a tu necesidad. Por lo general, las personas de edad avanzada necesitarán más fuerza de luz que los jóvenes. Por ello, toma en cuenta el campo visual de la persona que la utilizará.

¿Cuáles son las diferencias entre las lámparas halógenas y las lámparas de escritorio LED?

La iluminación de escritorio LED tiene más variedad en colores que las lámparas halógenas. Estas también suelen ser más calientes, mientras que las de luces LED solo emiten un quinto del calor que generan las otras.

Las lámparas led son recomendadas porque nunca se queman accidentalmente. Como ahorran energía, tu inversión la verás reflejada en la facturación del servicio de electricidad.

Otra gran diferencia entre las lámparas de escritorio LED y las lámparas halógenas es que las bombillas halógenas solo duran 2 mil horas mientras que las  LED duran más de 50 mil horas. Si tuvieras que usar la lámpara durante 5 horas al día, necesitaría cambiar la bombilla halógena aproximadamente cada año, mientras que el LED duraría casi 30 años. Con este ejemplo podrás establecer una amplia relación entre calidad, efectividad y rendimiento entre ambos tipos de luces.

En cuanto a diseño, las lámparas de luces LED son más elegantes, modernas y visualmente atractivas.  Las lámparas halógenas tienden a ser más grandes por lo que su base tendrá que tener un tamaño regular y en ningún caso pasan desapercibidas.

¿Cómo sé cuál es la mejor lámpara de escritorio para mí?

La mejor lámpara de escritorio personal será aquella que se adapte a tu estilo y necesidades. Como habrás leído existe una extensa variedad en diseño, colores, materiales y tipos de luz. Es necesario que precises si le darás uso en casa o en la oficina. Al determinar el ambiente donde la ubicarás podrás empezar a hacer una buena selección.

Es determinante que leas con detenimiento las funciones, alcances, características y accesorios que cada modelo puede ofrecerte, para que tu inversión valga la pena.