Las 5 Mejores Perforadoras de Papel (Guía 2019)

mejor-perforadora-de-papelDurante años de trabajar por cuenta propia tuve en mi estudio la clásica perforadora barrilito con base de madera y palanca hidráulica que fue una verdadera salvación para encuadernar y archivar documentos.

Recientemente me lié con uno de mis hermanos en una sociedad para abrir una pequeña papelería por los lados del metro de Madrid, cerca de La Rambla y hemos descubierto que necesitamos una que sirva para imprenta.

Tratar de trabajar con los modelos domésticos ha sido un verdadero jaleo así que he decidido comprar la mejor perforadora de papel que pueda conseguir en la oferta.




¿Cuál es la mejor perforadora de papel?

No es imposible conseguir en la oferta una buena perforadora de papel, de hecho, si hacéis una comparativa entre fabricantes y modelos seguro que daréis con uno de gran calidad, que cubra vuestras expectativas y os resulte menos costoso.

Lo importante siempre es saber cuáles son vuestros requerimientos básicos para que hagáis una selección en consecuencia. Esto es importante porque de nada o servirá gastar una pasta en algo que no os sirva luego.

Tal vez esta pequeña selección pueda daros algunas luces.

A continuación te presentamos las mejores perforadoras de papel: 

1. Perforadora metálica Alu1015 de Rapesco

Rápida y robusta

Con capacidad para perforar hasta 63 hojas en un solo uso, la máquina de hacer agujeros de la marca Rapesco, es adecuada para el hogar o la oficina.

Suele ser la herramienta aliada de los maestros de escuela a quienes les facilita el trabajo a cada rato. Es completamente manual y tiene bandeja de confeti y guía ajustable.

2. Palanca perforadora de Artemio

Sencillo y de fácil uso

El agujereador de Artemio es, sin duda, muy versátil. Está recomendado ampliamente para hacer scrapbooking, belenismo y, por el corte circular que os ofrece está muy indicado para hacer manualidades.

Es capaz de cortar en círculos grandes, así que también podéis usarla para flores e incluso para pegatinas y hasta para papel comestible. Gran opción si trabajáis con las manos.

3. Perforadora de papel de Herlitz

Útil y eficiente

Fabricada en metal de buena calidad, la troqueladora de Herlitz está más que adecuada para hacer un trabajo profesional de perforación.

Tiene función para abrir 4 agujeros que bien podrían servir para anillar o incluso para encuadernar.  Viene en tamaño estándar, pero podéis ajustar la guía de posicionamiento a Din A4, por ejemplo. Perfecto para grandes volúmenes de folios.

4. Perforadora de papel NeXXt de Leitz

Robusta y de calidad

Con diseño tradicional pero disponible en variedad de colores, la perforadora del fabricante Leitz es un equipo de oficina robusto y muy eficiente, ideado para taladrar un volumen grande de hojas en cada uso individual.

Puede emplearse de forma rotatoria incluso para hacer 4 agujeros y formar esos diseños que se encuadernan con un espiral de anillo simple.

5. Perforadora de papel PA624 de MP

De distancia regulable

Elaborada en un material resistente de muy alta calidad, esta perforadora está diseñada para perforar un máximo de 8 hojas a la vez, es especial para bordes, los cuales luego pueden encuadernarse.

Incluye regla de 28 centímetros que podéis ajustar a distintos tamaños y posiciones. No perfora figuras, pero es un equipo ideal para la escuela y el hogar.




¿Qué es un perforadorde papel?

Es una herramienta básica y sencilla de oficina que se usa para abrir orificios a las hojas de papel con el objeto de colocarlas en carpeta y archivar los documentos. Las variedades de esta máquina para foami y otros materiales como cuero, metal, y tela también se le llama perforadora de agujeros, por eso las que están destinadas sólo a abrir orificios al papel han popularizado más el nombre de “perforador de papel”.

Mecanismo

Los perforadores pueden abrir uno o varios huecos en las hojas, todo depende del mecanismo con el que esté construido. La perforadora tiene una palanca larga que se usa para empujar un cilindro con cuchilla, el punzón, que corre directamente a través de una o varias hojas de papel y luego a través de un orificio de ajuste colocado en el troquel. Puede colocarse a un centímetro del punto de apoyo de la palanca. Se necesitan dos guías de papel para alinearlo, una opuesta donde se inserta el papel y establecer distancia de margen y otra del lado adyacente. Los perforadores de uso industrial funcionan igual, pero con brazos y palancas mucho más largos.

Hay otro mecanismo que utiliza taladros ahuecados que se bajan mediante una acción de atornillado en el papel, éste se corta y se empuja hacia arriba en el eje del taladro, este método permite cortar grandes volúmenes con poco esfuerzo.

Historia del perforador de papel

Los orígenes de cómo fue creado el perforador no están muy claros, pero, los historiadores atribuyen par de patentes a sendos inventores que tenían herramientas metálicas capaces de agujerear el papel, pero el producto tradicional ha ido cambiando a lo largo de los años para incluir productos más pequeños, perforadores de agujeros múltiples e incluso productos que funcionan con baterías.

Invenciones extranjeras

No obstante, se puede decir que una de las primeras patentes de este producto es de 1886 cuando en Alemania un hombre llamado Frederich Soennecken creó el primer perforador de agujeros conocido, esta versión de perforadora, aunque cumplía, era rústica, así que inventores de otros países se dedicaron a perfeccionar esta primera idea.

Primera patente de EE. UU.

En el continente americano y, más específicamente, en los Estados Unidos, la primera patente de este invento la obtuvo un sujeto de nombre Benjamín Smith quién probó diferentes diseños antes de llegar al mecanismo conocido como “golpe de agujero”, para este diseño utilizó dos piezas de metal con un orificio en la pieza inferior y un implemento de corte afilado en el otro extremo. Unió ambas piezas a través del uso de un resorte que dio fuerza al mecanismo para hacer el agujero en el papel.



Charles Brooks

Una versión diferente de esta perforadora fue creada en 1893 por Charles Brooks, éste inventor hizo un diseño ligeramente diferente al de Smith porque incluía una pieza adicional que contenía las piezas cortadas en papel, por lo demás, el diseño guardaba bastante similitud con lo presentado en su momento por Smith

Avances del siglo XX

El siglo por excelencia del disfrute de las grandes invenciones no fue diferente para la perforadora, en principio en esta era el perforador no cambió mucho, pero luego de algo más de trabajo e invención los perforadores tomaron la forma de alicates, reajuste que los hizo más portables. También se hicieron algunas versiones de plástico dejando aún el cortador de metal. También se hicieron en esta época otros perforadores con formas distintas al cuadrado y el círculo, por ejemplo, rectangular, de estrella o corazón que son más decorativas.

Siglo 21

Desde el año 2000 han sido registradas nuevas patentes de perforadores, las invenciones han tenido lugar en el continente americano y más específicamente en los Estados Unidos. Uno de estos inventos usa anillos apilados y una placa de presión que permite perforar mogollón de papeles sin apenas esfuerzo. Otro usa espaciadores manuales de palanca que os dan la posibilidad de cambiar el tamaño de los agujeros y del espaciado entre los agujeros. Fabricantes como Swingline y Leverhand usan este tipo de diseños.

Guía de compra de la perforadora de papel

Si estáis seriamente interesados en comprar uno de estos productos ya para tener en casa o en la oficina es importante que tengáis en cuenta una serie de detalles que, sin duda, os ayudarán con la elección:

¿Eléctrico o Manual?

Los manuales son los más comunes, prácticos y se pueden emplear casi en cualquier lugar. Son ideales para la escuela, la oficina, el hogar y no ocupan mucho del espacio que tenéis disponible en vuestro escritorio, sin embargo, los eléctricos se han convertido en una gran comodidad para aquellos lugares y oficinas donde la perforación de papel es algo continuo y de todos los días. Como os imagináis una perforadora de papel eléctrica no es precisamente barata, así que tendréis que decidiros por lo que es bueno para vuestras necesidades y presupuesto.

De tres orificios

Es el tipo más común usado en la actualidad, esto se debe a que perforan creando un patrón que es compatible con las carpetas de tres anillos. Podéis encontrarlos en diseños manuales y eléctricos e incluso los hay de formato personalizable que permite ajustar los cabezales del cortador. Debido a su popularidad, en la oferta hallaréis más de un modelo asequible de esta variedad de 3 orificios.

De dos orificios

En el mercado también encontraréis los modelos de perforadores de dos agujeros. Y aunque ahora ya no son tan comunes como antes, fueron muy populares en el pasado para el archivo en las llamadas carpetas de gancho y aún hoy tienen bastante uso en el campo legal y médico. Sobre todo, porque en estas áreas son ampliamente usados los portapapeles de dos orificios. Son fáciles de usar y requieren menos esfuerzo.

De un solo agujero

Estos perforan grandes volúmenes de papel, pero no son tan comunes en realidad, se usan para perforaciones personalizadas y para unir rápidamente un volumen grueso de documentos.  Son bastante usados en los casinos donde, al deteriorase los mazos de cartas, se perforan para dejarlas fuera de uso, así, además, evitan que los timadores marquen las cartas para hacer trampa.

Personalizables

En la base del punzón hay una manija de riel donde se pueden colocar los cortadores, permitiendo a menudo una, dos o tres cabezas de punzón. Podréis incluso colocar hasta cuatro o cinco y hasta 6 agujeros en carpetas personalizadas, pero esta cualidad tenderá a reducir la cantidad de papel que podréis perforar en un solo intento.