mejor-pulidora-para-coche

Las 4 Mejores Pulidoras Para Coche que Harán Brillar Vuestro Vehículo

Cuando me decidí a comprar una pulidora no tenía idea de cómo se usaba, mejor-pulidora-para-cochesolamente quería proporcionarle un tratamiento de lujo a mi coche por mis propias manos. Al final, terminé comprando un producto súper profesional y complicado en lugar de la mejor pulidora para coche que pudiera usar en casa.

Pero no os asustéis, pulir vuestro auto es mucho más fácil de lo que hacen creer los expertos, siempre y cuando se tenga el instrumento correcto. Además, debéis conocer bien el modelo que tenéis en casa y cuáles son los lugares que requerirán más trabajo que otros. Así no os dañareis la espalda intentando pulir a la perfección sitios que nadie notará jamás.

Las pulidoras que ofrece el mercado vienen en diferente marca, precios y usos. Así que para conseguir buena calidad a un monto asequible debéis mirar bien que es lo que os puede servir a vosotros.

¿Cuál es la mejor pulidora para coche?

Si ya tenéis un kit de microfibra, un limpiacristales, champú y acondicionadores de plásticos y neumáticos seguro echáis en falta en vuestra colección de cuidado para coches una buena máquina pulidora para dejar el automóvil reluciente con vuestras propias manos.

Pero para elegir la mejor debéis tomar en cuenta aspectos técnicos como los tipos de platos de rotación y sus medidas, o las revoluciones del motor, lo que os dará mayor potencia y un manejo más cuidadoso.

Esto detalles también determinarán que tan más o menos costosa es vuestra herramienta. Aunque la pulidora más recomendada no siempre es la mejor, todo dependerá de qué tan profesional buscáis el acabado, cómo es vuestra pericia manual y el tiempo y estado de la pintura que vais a trabajar, solo así podréis escoger la máquina perfecta. Pero para ayudaros un poco más acá os dejo la comparativa de las mejores que he probado.

A continuación te presentamos las mejores pulidoras de coche:

#1 Pulidora profesional  373680 de Flex

Mango ergonómico y  ambidiestro

Es la pulidora orbital de doble acción que os encontrareis de mayor calidad. Cuenta con un control de velocidad variable y un cepillo de carbono que harán que cada centímetro pulido quede impecable y os aseguro que, apresar de ser de una calidad profesional, es fácil de manejar y cómoda. Su motor es de 7,8 amperios lo que garantiza capacidad para cargas pesadas y el diámetro del disco es de 7 pulgadas haciéndola también súper potente.

 

#2 Máquina pulidora excéntrica DAP 6800 T de Vossner

Fácil de usar para novatos

Esta pulidora es a prueba de fallos, está diseñada para que a los principiantes no se les vaya de la mano y terminen gastando toda la pintura. Con ella podréis ajustar la velocidad de rotación y elegir entre sellar, dar brillo o afilar arañazos más profundos. Además, la podéis comprar con un juego de platos de velcro de distintos tamaños, que incluyen tres de 180mm, y otras esponjas de distintas formas y grosores variables.

 

#3 Pulidora profesional de TecTake

Con empuñadura ajustable 180º

Esta es una pulidora súper intuitiva y sencilla de usar, de hecho, tiene un botón que la mantiene funcionando de forma continua sin disminuir velocidad ni tener que apretar el gatillo. Pero su principal ventaja es la potencia, que llega hasta a 3000 rpm (rotaciones por minuto). Su estructura es ergonómica por lo que podrás manejar con facilidad sus 3 kilos de peso. Además, cuenta con dos agarres, una manilla lateral y el clásico volante en arco.

 

#4 Pulidora Lijadora CC-PO 1100/1E de Einhell

Con display digital para controlar velocidad

Os encantará si sois fanáticos de todo tipo de bricolaje como yo. Esta rotativa no solo os va a funcionar como lustradora para vuestro coche sino que podréis lijar madera y otro tipo de piezas. Por ello, también es vendida con dos bonetes sintéticos y papeles de lija de diferentes granos. Otro punto extra para este modelo es que no tiene un gatillo, permitiendo que vuestra mano descanse de tanta presión y vibración.





¿Qué es una pulidora para coches?

Básicamente lo que estáis comprando es una máquina eléctrica diseñada para pulir, lustrar y limpiar la superficie de la pintura de vuestros coches al quitarle una fina capa y casi transparente que lo recubre y que puede verse dañada con el tiempo.

Estos aparatos funcionan a través de un cabezal giratorio que puede rodar en forma orbital o rotativa (sobre sí mismo) y que se adhiere a unas almohadillas especializadas. Esas mopas esparcen sobre el automóvil un químico, usualmente llamado polish, en tres fases distintas: una de corte, una media y la etapa de acabado, dejando vuestro auto reluciente y sin raspones.

Pulir el coche vs. Encerar el coche

Si tenéis dudas sobre cual procedimiento es mejor lo primero que debéis saber es que son fundamentalmente complementarios. Así que no temáis estar empleando la técnica incorrecta. Pero antes de que comencemos a hacer algo en nuestras propias manos que pueda dañar a nuestros hijos de motor es mejor informarnos bien.

El encerado es básicamente colocarle una capa de cera superficial sobre la pintura. Este nuevo acabado busca proteger el coche y evitará que se estanque el agua o que le afecte los rayos solares  y otros contaminantes. Mientras que al pulir nuestro coche lo que hacemos es restaurar la superficie que ha sido dañada, eliminando una capa y dejando ver una nuevo plano que antes estaba oculto bajo la pintura dañada.

Ambos procedimientos dejan más brillantes nuestro coche sin embargo, los más viejos siempre requieren un pulido antes de una sesión de encerado.

Tipos de pulidoras

Pulidoras Rotativas

Estas máquinas funcionan con cabezas rotativas, es decir, giran sobre su propio eje. Las rotative son muy potentes por lo que alcanzas los 3000 rpm, por ello podréis usarlas en trabajos más profundos, como al eliminar rallones visibles en vuestro coche. Sin embargo, con estas el pulido debe ser en tres partes pues al principio su potencia comerá la pintura y luego es que logrará dejar el brillo realmente poderoso.

Pulidoras Orbitales

Estas máquinas son más suaves y tienen menos corte sobre la pintura, es decir, no son tan abrasivas. Esto es porque giran en forma elíptica, o en orbitas, haciendo el trabajo más fácil y sin posibilidad de dejar marcas, además son menos pesadas, sin embargo su acabado puede no ser tan profesional.

Pulidoras de doble acción

Estas pulidoras poseen unidades de disco que oscilan en movimientos circulares aleatorios y que hacen imposible que se aplique demasiada presión en un mismo sitio, permitiendo así que no se raye la pulitura. Con ellas se puede aplicar cera, sellante o darle brillo a la pintura. Es de menos revoluciones pero sin duda es vuestra opción ideal si no sois muy diestros en las actividades manuales.

Rotativa vs. Orbital vs. Doble Acción

Si tenéis el dinero y la habilidad la mejor opción es una rotativa pero si preferís iros por lo seguro animaos sin problema por una orbital o doble acción. Los acabados siempre se verán lustrosos y seguro irán mejorando a medida que las uséis más.

¿Qué buscar en una pulidora?

Hay ciertas cosas que son fundamentales si de verdad queremos encargarnos de nuestro pulido nosotros mismos. Lo primero es que la herramienta que vayamos a usar sea ideal para que queramos conseguir, bien sea un acabado brillante o corregir arañazos severos, cada modelo y tipo de pulidora podrá ajustarse a un uso más específico.

La variedad en las velocidades siempre es un buen atributo a considerar, pues aunque a más rotaciones por minuto el pulido queda mejor, lo cierto es que poder graduar esa velocidad hace posible que controlemos el acabado de cada parte del coche.

Además, por experiencia propia he aprendido a buscar máquinas que sirvan para derechos y para zurdos, si no sois los únicos que vais a utilizar estas pulidoras es importante que pienses en la comodidad de  vuestro posible ayudante. Pero también hay otros factores importantes a tomar en cuenta, como los siguientes:

Peso

A más pesada más difícil de controlar, así no os olvidéis que somos nosotros los que estaremos sufriendo dolores de comprar una máquina muy cargada. También debéis saber que el peso influye en la potencia y, en ocasiones, en la ubicación de los controles.

Velocidad

De esta dependerá la dureza del pulido, el calor que se desprende durante el procedimiento, la ficción y la eficiencia.

Vibración

Si vuestra pulidora funciona a tirones algo anda mal con ella. Las vibraciones excesivas o los cambios bruscos en las velocidades son factores que podréis controlar con la experiencia pero que debéis tener en cuenta en cada modelo pues podrá dejar marcas desiguales en el pulido del coche.

Ergonomía

Si bien buscáis una máquina fácil de usar y que deje brillo, lo cierto es que aquellas con menor velocidad o pulido más suave terminan por ser más grandes y difíciles para usar en lugares angulares, así que si tenéis un coche deportivo, tomadlo en cuenta.

Mantenimiento

No os pensáis que una herramienta de mantenimiento no requiere su propio cuidado o sí. Pues la primera vez que compré una pulidora la dejé perder por no usarla y nunca limpiarla ni preocuparme por cómo estaban sus componentes. Así que os pido que aprendan de mi error y lean las instrucciones de conservación.

Precio

Por supuesto, siempre hay que buscar productos que se ajusten a nuestro presupuesto. Sin embargo, yo siempre opto por buscar opciones que perduren en el tiempo, se ajusten a la cantidad de uso que le voy a dar y que representen una buena inversión.