las-mejores-piedras-volcánicas

Las 5 Mejores Piedras Volcánicas Que Darán Mejor Sabor A la Parrilla

Después de años de pasar mis fines de semana preparando carnes asadas en mi barbacoa de carbón me ha surgido una molesta alergia a la brizna, así que el médico me ha sugerido dejar las parrillas para ocasiones especiales.

Además, me ha dicho que el uso desmedido de la parrillera puede causarme algunos problemas de salud así que parecía destinada a comidas a la plancha, pero mi vecina me ha mostrado su método de asado que incluye las mejores piedras volcánicas.

Resulta que este simpático invento de montaje sencillo es más efectivo que el carbón y también menos costoso. Las hallaréis blancas y de diversos colores.




¿Cuáles son las mejores piedras volcánicas?

Es necesario hacer una buena comparativa entre fabricantes y productos a la hora demejores-piedras-volcánicas seleccionar un buen saco de piedras volcánicas de manera que escojáis justo lo que os hace falta.

En la oferta hallaréis de todo en cuanto al precio, desde lo más barato hasta un buen saco asequible que, además os resulte de calidad superior.

Lo importante es comprar según vuestras expectativas y en una cantidad adecuada para cubrir el tamaño de vuestra barbacoa sin que queden espacios descubiertos y donde las rocas puedan tapar la fuente de calor de la caída de jugos y residuos para no causar obstrucciones.

Si tenéis algunas dudas, tal vez un vistazo a esta breve lista pueda aclararos un poco y ayudaros a elegir lo más adecuado para vosotros:

A continuación te presentamos las mejores piedras volcánicas: 

1. Roca volcánica Dolcevita BBQ

Higiénicas y seguras

Disponible en una presentación de saco de 3 kg, esta bolsa de piedra volcánica marrón y gris para barbacoa es ideal para obtener una distribución homogénea del calor y lo mejor es que evita las llamas.

Deberéis colocarlas sobre la fuente de calor y recordar que la superficie llena de poros de estas rocas es el principal transmisor de calor.

2. Piedra volcánica G432 Sochef

Útiles y duraderas

El saco de roca volcánica roja que la marca Sochef ha sacado al mercado os servirá para el asador a gas y, en una rejilla sobre ellas podréis poner a cocinar diversos tipos de alimentos e incluso apagar el fuego con la seguridad de que estas piedras retienen la temperatura.

Cocinar con piedra volcánica os resultará mejor que el carbón.

3. Piedras volcánicas Landmann

Con poca arenilla

Ideal para brasa, estas piedras son lo más recomendado para asar carne y preparar otros alimentos con el uso de una barbacoa.

Son piedras que no acumulan olores y sabores y os resultarán de muy buena calidad y muy fáciles de limpiar.

También sirven para otros usos como generar vapor en el horno y lograr una mejor cocción del pan.

4. Piedras de lava Campingaz

Evitan las llamaradas enormes

Adecuadas para barbacoa a gas, estas piedras de superficie porosa son capaces de mantener la temperatura de vuestra barbacoa por múltiples usos sin renovarlas mucho.

Al daros el suficiente calor para que podáis cocinar con el combustible apagado estas rocas se convierten también en un producto de alta eficiencia energética adecuado para los amantes de la comida a la parrilla.

5. Piedras de lava volcánica Maurer Papillon

Para uso doméstico

OFERTA
Maurer - Lava Volcanica Papillon (Saco...
2 Opiniones

Especialmente indicadas para grill de uso doméstico y para cocina de casa con pocos comensales e invitados, estas rocas se calientan rápidamente y son adecuadas para asar de manera saludable.

Estas en particular se usan exclusivamente en barbacoas a gas y distribuyen uniformemente el calor.

Tienen propiedades energéticas al necesitar menos combustible y os darán un excelente sabor a vuestras comidas.




¿Por qué usar una roca volcánica?

La roca volcánica ha resultado ser un gran aliado de las barbacoas y la parrilla, entre otras cosas porque al ser colocadas como superficie que mantienen el calor, los jugos de las carnes y otras comidas se concentran en ellas y éstas las devuelven al alimento para darle mayor sabor y aroma. Los fabricantes de parrilleras han incorporado a sus creaciones barras de roca volcánica, también llamada roca de lava porosa para evitar que las superficies del equipo se calienten en exceso y generen algún incendio, la mejor parte de todo esto es que las rocas devuelven e intensifican el sabor ahumado a los alimentos.

Beneficios de usar las rocas volcánicas para asar

Son innumerables los beneficios que obtendréis de usar roca volcánica en vuestra parrillera de gas. Una de sus grandes ventajas es que podéis encontrarlas en establecimientos donde venden alimentos y de verdad son una gran opción para azar alimentos, sin embargo, esto no es lo único, acá os explicamos también otros beneficios:

Almacena calor para la cocción

Tenerlas en la parrillera os garantizará un área de cocción más extendida, dada su naturaleza porosa, estas piedras no sólo son buenas para retener el calor sino para propagarlo de manera uniforme a lo largo de toda la parrilla. El proceso de cocción y asado será más amplio y uniforme en vuestros alimentos porque el calor se extenderá por cualquiera de las áreas que esté cubierta por las piedras volcánicas y tendréis una mayor superficie de cocción.

Preocupaciones de salud

Otra de las grandes ventajas de las piedras volcánicas reside en que son menos proclives que el carbón a la retención de agente carcinógenos que puedan causar daños en vuestra salud. Exponer a los alimentos al carbón y el humo, por el contrario, puede resultar más peligroso, sin embargo, la misma porosidad de las piedras volcánicas más el exceso de calor que acumulan hacen posible que los alimentos reduzcan su exposición a los agentes carcinógenos de la parrilla. Mientras más calientes estén las piedras, mayores serán los tiempos de cocción y menor la exposición a agentes que pueden resultar nocivos para la salud. El tipo de calor que generan estas piedras también permite que podáis cocinar lentamente y con las ollas tapadas sin temor al exceso de humo.

Usadlos en parrillas de gas

Las piedras volcánicas se usan específicamente para parrillas a gas, aunque también pueden usarse con parrillas de carbón, no es lo común, principalmente porque debido a la fuente de calor que genera tanto el carbón como la leña, no son necesarias. El tema con estas piedras es que retienen y distribuyen el calor en la parrilla extendiéndolo, de manera que son ideales porque los mantendrán en las parrillas a gas incluso cuando el combustible esté apagado.

Armar la parrillera

El proceso de configuración de una parrillera con la que pretendéis usar rocas volcánicas no es tan complicado, pero sí que deberéis prestar atención a las distancias entre la fuente de calor, las piedras y los alimentos para asar. Lo que recomiendan los entendidos en la materia es usar una rejilla que esté a distancia de una o dos pulgadas de los quemadores para colocar encima las piedras volcánicas, otra rejilla más a tres o cuatro pulgadas de las piedras servirá para colocar los alimentos, debe haber espacio suficiente para que el aire circule entre los quemadores que generan la fuente de calor, las piedras y la parrilla donde son colocados los alimentos para su cocción.

Más barato

Una de las ventajas más notables que podréis obtener del uso de las rocas volcánicas es que estas son reutilizables, de manera que os ahorraréis un pastón si sois de los que están acostumbrados a correr a la tienda a buscar cada dos por tres una bolsa de leña o carbón vegetal para usar en la barbacoa convencional. O si sois de los que gastan mogollón de combustible, esto, con las piedras volcánicas, no es en esencia necesario ya que colocándolas en la parrillera podréis ahorraros en combustible ya que estas siguen calentando, y cocinando vuestros alimentos, una vez apagado el fuego.

Lo mejor es que, al compraros una bolsita de piedras volcánicas podréis usarlas mogollón de veces antes de tener que reemplazarlas por otras, porque obviamente se desgastan, pero por decenas de bolsas de carbón aún podréis seguir usando vuestras mismas piedras por un rato más.



La comida sabe mejor

Otra de las razones que están haciendo que las piedras volcánicas generen adeptos es que no sólo son más baratas de usar, sino que, además más sano y más sabroso. Generalmente cuando colocáis alimentos a la parrilla, éstos suelen soltar una serie de jugos que, combinados con el humo, os darán un mejor sabor, con las piedras volcánicas tenéis esto también, con la ventaja de que no regresan los jugos con elementos ahumados, sino que las piedras pueden absorber la grasa así que comeréis con un sabor delicioso, pero asombrosamente más saludable. Lo que, a la larga os resultará en menos colesterol y menor tendencia a padecer de enfermedades cardíacas o hasta cáncer.

Hacer el cambio de una parrilla de gas a las piedras de lava

El truco de esto es conseguiros una parrilla que sea del tamaño adecuado para que podáis colocar bien las piedras de manera que ajusten al espacio que hay entre los quemadores y la parrilla de cocción. Aquí los pasos son los siguientes, lo primero es conseguiros las piedras de lava y una rejilla, quitad luego la rejilla de la parrilla a gas y colocar la rejilla nueva entre los quemadores y la de la cocción, aquí debéis dejar espacio entre las rocas y distribuirlas de manera uniforme, de forma tal que el goteo de los líquidos de grasa no llegue a los quemadores, es necesario también que dejéis espacio suficiente entre las piedras, los quemadores y la parrilla de cocción para que el aire circule y fluya normalmente entre los tres.

Cómo usar rocas de lava en una parrilla eléctrica

Aunque os parezca mentira, estas rocas también pueden usarse en barbacoas eléctricas, la idea es mantener el calor por más tiempo y evitar la contaminación que se genera con el humo y el carbón. Acá os dejo una serie de consejos que os enseñarán a usarlos:

  • Debéis colocar las piedras de manera uniforme, no apiladas, sobre una rejilla, preferiblemente de acero.
  • Esta rejilla debe ser colocada encima, pero sin tocar el factor que genera la fuente de calor en vuestra parrillera eléctrica.
  • Si son varias, las rocas no deben tocarse entre sí, debéis recordar que éstas necesitan un espacio para que puedan sacar el calor y el oxígeno que se genera sin tocarse. Lo ideal es que estén distantes al menos a una pulgada la una de la otra
  • La parrilla metálica que viene con el aparato eléctrico debe colocarse en la parte superior de las rocas
  • Encended a la configuración deseada. Una vez que el aparato temperatura y el alimento inicie la cocción podréis apagarlo, las rocas volcánicas harán el resto
  • Una vez frescas os recomiendo guardéis las piedras volcánicas en una lata metálica listas para ser usadas nuevamente en la siguiente ocasión.