Las 5 Mejores Semillas de Chía Para Que Tengáis Una Alimentación Saludable

mejores-semillas-de-chiaEn busca de remedios caseros para quemar grasas he ido a por el agua con limón, con jugo de naranja y lino y muchos otros atajos. Pero no hay atajos, todo se trata de llevar una alimentación saludable. Lo que sí es cierto es que hay aliados dentro de la naturaleza que os pueden ayudar, como las mejores semillas de chía.

Os lo dice alguien que sí que ha visto los resultados. Mientras más naturales son, más nos pueden ayudar incluso con cosas como la insuficiencia renal o la menopausia. ¡No os arriesguéis con semillas procesadas o con químicos!




Las Mejores Semillas de Chía

¿Cuáles son las mejores semillas de chía?

Vamos por lo primero, en idioma Inca, la chía es energía, así que ya tenemos una idea del valor que puede aportar. Pero incluso es más versátil que, por ejemplo, la quinoa, otro valor agregado que mola un montón.

Ahora bien, la pregunta se resume a lo siguiente: ¡Mientras más naturales mejor! ¿Parece fácil? La verdad es que distinguir entre cientos de opciones disponibles en el mercado puede no ser tan sencillo como parece.

Sin embargo, llevo bastante tiempo probando varias y me he desecho de las que no sirven para ofreceros una comparativa con las opciones de buena calidad y asequibles. ¿Estáis listos?

¡A por ellas!

A continuación te presentamos las mejores semillas de chía: 

1. Semillas de chía crudas 7hstdchia3 de Sevenhills Wholefoods 

De la naturaleza a vuestro plato

Las semillas de chía seleccionadas han crecido de forma natural en pequeños huertos y semilleros de Sudamérica, son totalmente crudas y han sido procesadas a temperaturas inferiores a los 45°C para conservar las vitaminas y los minerales, así que es apta para ser consumida cruda o molida, en una gran variedad de opciones. No tienen contraindicaciones y son aliadas perfectas para bajar de peso.

2.  Semillas de chía ECO de VidiFood 

Adecuado para veganos

La más alta calidad ha sido puesta en este producto de origen natural y sin toxinas. Así es, estas semillas son una fuente confiable e increíble de nutrientes, fibra y proteínas que bajan el colesterol y los triglicéridos, mejorando vuestra salud. Son una excelente opción para el estreñimiento y producen saciedad, lo que es ideal para adelgazar. Son una opción versátil para quienes siguen una dieta vegana.

3. Semillas de chía de NATURACEREAL 

Listas para consumir

Ya que son libres de gluten y no poseen ingeniería genética, son completamente recomendables para consumir durante el embarazo.  Vienen directo de la planta de chía, completamente naturales y un suplemento ideal que podéis agregar fácilmente a la mayoría de vuestras comidas, lo que, combinado con un buen entrenamiento, os ayudará a aumentar la musculación de vuestro cuerpo y ofrecen un efecto adelgazante.

4. Semillas de chía de NortemBio 

¡Para todos!

Vienen tan bien empacadas que pueden mantenerse por mucho más tiempo frescas. Su envase es tan cómodo que os encantará. Las semillas que están dentro proceden de agricultura ecológica, lo que significa libre de gluten y de GMO, es por eso que están completamente recomendadas para toda la familia. Ya sea que toméis agua con chía, té de chía o que agreguéis estas semillas a vuestros alimentos.

5. Semillas de chía de Benessence 

100% Natural

Vienen en una presentación muy cómoda de usar y muy orgánica. Todas las semillas contenidas dentro del empaque son totalmente naturales, por lo que proporcionan los ácidos grasos esenciales y hasta un 20% de la fibra dietética que necesitáis, además de todo el valor vitamínico que tienen. Están listas para consumirse solas o para ser agregadas en vuestros platillos favoritos.




¿Qué es la chía?

Las semillas de chía son provenientes de América, muy ligadas a la cultura de México.  Aunque estéis acostumbrado a ver que son negras, las semillas de chía pueden ser blancas también. Ambas saben igual y se pueden combinar armoniosamente tanto en preparaciones saladas como en platillos dulces o postres.

Pero, ¿qué nos aporta? La chía es una excelente fuente de fibra, antioxidantes y proteínas, también es rica en omega 3. De hecho, se le llama superalimento. A diferencia de la semilla de lino, las semillas de chía no necesitan ser trituradas para la absorción de sus nutrientes, es decir que las podéis consumir sin moler. Además, pueden durar un largo tiempo si se guardan bien.

¿Cómo se comen las semillas de chía?

El cielo es el límite cuando se trata de estas maravillas. Y os lo digo porque lo pongo en práctica, no sabéis lo delicioso que es comerse un tazón de frutas por la mañana con un poco de semillas de chía enteras o molidas para darle un toque crocante y agregarle más nutrientes al bol.

No es obligatorio, pero algunas remojan la chía antes de consumir o, incluso otros la consumen molida. Esto proporciona una mejor absorción de sus ácidos grasos y proteínas, además que la hace más versátil. Por ejemplo, cuando está triturada, puede servir como harina en algunas preparaciones o puede espolvorearse sombre ensaladas. En caso de que decidáis remojarlas, está recomendado remojar 1.5 cucharadas de la semilla en una taza de agua durante una hora o dos.

¿Cuánto es suficiente?

Vamos, que de límite no se ha dicho mucho. Pero, la verdad es que una onza de estas semillas es capaz de satisfacer la mitad de fibra diaria necesaria. Además de proporcionar un gran impulso vitamínico a vuestro cuerpo. Podéis comerlas solas o agregarlas a vuestras recetas favoritas de mogollón de maneras.

Si necesitáis que os diga un límite de consumo, os digo que expertos aseguran que lo ideal es ir de una a dos porciones en el día, estas pueden repartirse en el desayuno o en cualquier otra comida durante el día. Si le sacamos verdadero provecho, podemos incluso agregarlas a nuestras meriendas, lo que nos ayudará a tener fuerza durante nuestro entrenamiento o a recuperarnos después.

¿Cómo comprar semillas de chía?

No importa si alguna vez habéis comprado chía o no, estoy segura de que estos consejillos os sentarán de maravilla al comprar. Además, son realmente fáciles de poner en práctica para que hagáis una compra mucho más inteligente y conveniente.

Es muy fácil dejarse engañar por opciones que parecen ser buenas, pero que no lo son, sobre todo cuando todo el rollo de las semillas de chías o de la alimentación vegana o simplemente saludable y limpia es algo nuevo para nosotros. Estos tres datos que os doy son bajo mi propia experiencia y también lo avalan especialistas. Seguro que no os defraudarán:

Comprad semillas enteras

Las semillas enteras pueden ser significativamente menos costosas que las molidas y hacerlo en casa es coser y cantar, se puede hacer hasta en un molinillo de pimienta.  Además, enteras se conservan mejor, manteniendo sus propiedades nutricionales y vitamínicas intactas.

Comprad semillas de chía sin productos químicos

Para esto, lo mejor es recurrir a tiendas naturistas o de comidas saludables. Alejaos de las que vienen preempacadas, aunque hay marcas que cumplen con la seguridad alimentaria y son libres de químicos. Recomiendo siempre leer las especificaciones, los métodos de cultivo y la información nutricional, además de los comentarios y consejos de personas que ya las consumieron.

Comprad cantidades más grandes para ahorrar dinero

Sacadle venta al hecho de que se mantienen en perfecto estado por muy bien tiempo, comprar las semillas de chía a granel es excelente para ahorrar. Claro que hablamos de la cantidad justa, de algo que se corresponda a vuestro nivel y regularidad de consumo. Porque sí que es verdad que, si pasan años guardadas, puede que no den el mismo beneficio.



10 deliciosas recetas de semillas de chía

Si os estáis preguntando cómo tomar chía o cómo comer chía, ¡no os desesperéis! Una dieta con chía es más fácil y versátil de lo que creéis. No será nada aburrido ni para adultos ni para niños, todo se trata de usar un poco la imaginación y el ingenio.

Con las recetas que veréis a continuación o los pequeños consejillos que os doy se os abrirá todo un mundo nuevo de oportunidades y opciones para agregar la chía en muchas de vuestras comidas. Contrario a lo que se cree comúnmente, no sólo son buenas para los desayunos y meriendas, sino que también son fáciles integrar a vuestros almuerzos y cenas. ¿No me creéis? ¡Echad un vistazo!

En pudín

Por la propiedad de absorción de líquido de la chía, con dejarla reposar toda la noche en agua o leche, obtendréis una especie de delicioso pudín de chía. Sólo debéis darle vuestro gusto con un poco de miel, u otro edulcorante natural y listo. Es una opción muy completa.

Como topping

Si os gusta lo crujiente con yogurt, avena o helados, unas semillitas de chía esparcidas por arriba dejará un toque especial. Pero recordad que si lo dejáis mucho tiempo comenzará a absorber líquido, hacedlo justo al comer.

Agrégalos a los refrigerios de vuestros hijos

Si algo tienen a su favor estas excelentes semillas naturales es que no tienen un sabor demasiado fuerte o particular, lo que reduce las oportunidades de que vuestro crío las rechace. Si queréis que vuestros chiquillos se alimenten de manera saludable, incluidla en sus meriendas.

Hornearlos en pan

Las semillas de chía combinadas con semillas de sésamo, girasol y linaza, junto a otras semillas comestibles pueden ser agregadas para darle valor a una completa receta de pan integral, sabrosa y muy saludable. Ideal para quienes no pueden ingerir gluten.

Barras energéticas

En el mercado hay muchas barras de energía naturales que son a base de chía, mezclada con otros productos naturales muy buenos que os entregan excelentes propiedades nutritivas y propiedades medicinales. Van bien durante un café, antes de entrenar o después.

Batido de chía, chocolate y pistacho

Es bien espeso, así que también puede hacer las veces de un helado suave. Se hace con el pudín de chía que os he explicado anteriormente, pero le agregáis almendras, luego se mezcla con fecha de medjool, pistachos tostados, plátano congelado, cacao en polvo, yogur y el extracto de vainilla. ¡Listo! Un postre saludable.

Batido de papaya de piña serrano con chía

Si os gusta el toque picante y la frescura de una buena bebida fría, este es para vosotros. Un poco de chile serrano, jengibre fresco, junto a la chía y la piña, resulta en una gran explosión de sabor.

Pollo sin gluten

Son unas deliciosas croquetas de pollo al horno empanizadas con chía, linaza, queso parmesano y hierbas, totalmente libre de gluten y fitness.

Super Bowl de Chia Oat Pitaya

Avena, semillas de chía, maca y espirulina os darán como resultado un desayuno único y sabroso. Unos arándanos congelados y frambuesas le darán un toque de frescor.

Bebida fresca de chía

Tan sólo necesitáis agua de coco, jugo de piña y las semillas de chía. Con esta mezcla recuperaréis todas las energías que habéis dejado durante un largo entrenamiento en el gimnasio.