Los 5 Mejores Cafés Descafeinados Deliciosos Con Aroma y Sabor

Siempre he sido una amante del café, es una bebida deliciosa de la que disfruto varias veces al día, pero recién en las noches me estaba dando más energía de la debida y estaba hasta las tantas trabajando sin conciliar el sueño.

Este exceso de actividad me está desgastando y al final de la semana siento más agotamiento del usual lo cual es nuevo para mí, he caído en cuenta que no estoy descansando como es debido, así que necesito una solución que no sea dejar de tomar café.

Por esa razón creo que podré resolver esto con el mejor café descafeinado son tan sabrosos como el tradicional, pero sin estimulantes así que, llegado el momento, dormiré como un bebé.



¿Cuál es el mejor café descafeinado?

Decidir cual es el mejor descafeinado, tiene que ver con vuestros gustos.

Pero como las preferencias son personales, hay cualidades que sí deberían estar incluidas en esta bebida para que puedan ser considerada de las mejores.

Por ejemplo, un buen descafeinado, si ya está molido, debe ser como mínimo versátil, adecuado para los diversos tipos de cafeteras existentes, incluso debería venir en presentación de cápsulas de café, para este tipo de cafeteras.

Además, lo ideal es que haya sido descafeinado mediante un proceso limpio y natural, sin exceso de químicos, vuestra salud y organismo os lo agradecerán. Si además tiene cuerpo, aroma y gran sabor, estaréis frente al mejor.

Si tenéis algunas dudas, tal vez esta lista comparativa puede ayudaros a aclarar el panorama.

A continuación te presentamos las mejores cafés descafeinados:

1. Café descafeinado en grano CoolBrazil Brown Bear

Suave y cremoso

Si sois de los que prefieren una bebida baja en cafeína, pero suave y deliciosa como el café más clásico esta versión os gustará.

Se trata de un café en grano descafeinado utilizando el proceso suizo de lavado, que, además, lo convierte en apto para cualquier tipo de cafetera.

Está hecho con granos 100% arábica lo que la convierte en una bebida gourmet de gran calidad, cuerpo, aroma y sabor.

2. Café molido “Decaffeinato” Happy Belly

Con cuerpo y sabor

Tostado de forma natural, el “Decaffeinato” de la marca Happy Belly os ofrece una mezcla de cuerpo y aroma afrutado bastante sutil que lo convierten en una bebida elegante y de gran sabor.

Este café molido es lo más recomendado si sois de los que gustan disfrutar de una bebida con buen sabor, pero con menos estimulantes que el tradicional.

Es adecuado para cafeteras de émbolo, italianas o de filtro.

3. Descafeinado molido supremo Café Fortaleza

Aromático y elegante

Desde su mismo empaque y diseño el descafeinado del fabricante Café Fortaleza os ofrece sabor, aroma, cuerpo y equilibrio en una pequeña taza.

Se trata de un producto de buena calidad y con un sabor pleno y puro a pesar de que es un café sin cafeína.

Ha sido fabricado con intensidad 5 y la molienda con grosor sencillo ofrece facilidad de preparación en cafeteras italianas, melitas y de émbolo.

4. Café Costa Rica descafeinado de San Agustín

Clásico y delicado

Procesado por la vía húmeda y con notas dulces y afrutadas, el descafeinadoCosta Rica es clásico, equilibrado y con dulzor adecuado para quienes prefieren tazas grandes, pero son enemigos del exceso de energía que a menudo proporciona el café.

Su proceso de descafeinado se ha hecho colocando los granos de café verde en químicos saturados de componentes solubles lo que libera los granos de cafeína casi en su totalidad.

5. Café soluble descafeinado Classic de Nescafé

Natural y delicioso

Envasado en cápsula protectora, la bebida soluble del fabricante Nescafé es bastante aromático y de doble filtrado, lo que, además le proporciona un gran sabor.

Es de los más populares del mercado y lo podéis encontrar en las tiendas con diversas presentaciones, lo mejor es que no necesitáis una cafetera para prepararlo, un poco de agua o leche caliente para disolver y ¡voilà! ¡bebida lista!Es cremoso y con cuerpo.



¿Qué es un descafeinado y cómo se hace?

café-descafeinado

Se le otorga esta denominación a la bebida que, como su nombre lo indica, le ha sido extraída toda o un gran porcentaje de la dosis de cafeína que tiene en cada uno de sus granos. Muchas personas aman el sabor del café, pero deben afrontar los efectos de la cafeína en su organismo, entre otras cosas, excesos de energía que no les permiten descansar correctamente o que les afectan en determinadas condiciones nerviosas, recurren entonces al descafeinado que, suele conservar lo mejor de la bebida y evita, además, los efectos de la cafeína.

Para retirar la cafeína de los granos de café hace falta someterlos a un proceso de lavado con el que se puede eliminar hasta más del 90% de este componente e inclusive todo. El proceso de descafeinización debe hacerse antes de que los granos sean tostados y molidos conservando un valor nutricional casi idéntico al de los granos completos, pero sin la presencia del estimulante.

Existen diversas maneras de retirar la cafeína de los granos, se trata de un proceso que suele emplear, entre otras cosas, dióxido de carbono, agua y hasta solventes orgánicos, sin embargo, se han puesto muy de moda los procesos de descafeinado naturales sin una gran presencia de agentes químicos.

En el proceso químico los granos se lavan con solvente para extraer la cafeína y, una vez liberados de este componente se les elimina el solvente y queda la bebida lista para ser consumida y especialmente para aquellos que son sensibles al amargor del café y a su olor, el sabor del descafeinado suele ser más suave que el del café tradicional, al igual que su aroma.

¿Cuánta cafeína hay en un descafeinado?

Aunque los procesos de disminución de este alcaloide del café han ido evolucionando, en realidad los descafeinados no es que no contengan cafeína, sino que tienen un porcentaje considerablemente menor al que tiene un café que no ha sido sometido este proceso.

Un descafeinado no suele contener más de 7 mg de este componente, algunos fabricantes en las etiquetas de sus empaques se refieren a “0 cafeína” aunque esta cifra en realidad es poco probable, los más realistas hablan de una cantidad cercana a los 3 mg en cada taza de café.

En contraparte, una taza tamaño promedio de café completo puede llegar a tener hasta 140 miligramos de cafeína, esto, por supuesto, según haya sido preparada la bebida, los granos utilizados para tales fines y el tamaño de la taza.

El descafeinado es, por lo tanto, el mejor amigo de los que odian el exceso de energía en el café normal y de quienes no toleran el amargor de una taza de humeante café negro, sin embargo, esta cualidad no lo hace precisamente más barato, el descafeinado es, pues de una gama más costosa que el tradicional.

El “decaf” está cargado de antioxidantes y contiene nutrientes

La abreviatura “decaf” es comúnmente utilizada para referirse a una bebida sin cafeína y, aunque a muchos no les guste del todo la idea, lo cierto es que éstas son bastante similares a un café normal, obviamente salvando las distancias y reconociendo un par de cambios.

En primer lugar, habría que decir que un café tradicional es rico en antioxidantes, de hecho, en las dietas accidentales es considerado una de las más grandes fuentes de antioxidantes como los ácidos hidrocinámicos y los polifenoles, lo cual trae como consecuencia numerosos beneficios: reduce el estrés oxidativo, neutraliza los radicales libres y con esto combate patologías como la enfermedad cardíaca, la diabetes tipo 2 y algunas variedades de cáncer.

La buena noticia es que el descafeinado conserva parte de los antioxidantes, sin embargo, en el proceso de descafeinización puede llegar a perder un porcentaje de estos, de forma que esta bebida sin cafeína tiende a tener por lo menos un 15% menos de antioxidantes que la tradicional y esta es una información de utilidad que deberéis tener en cuenta al comprar el producto.

Por otro lado, también es útil agregar, que el decaf está dotado de algunas pequeñas cantidades de nutrientes como magnesio, potasio y vitamina B3.

Cómo elegir un café descafeinado

Elegir un buen descafeinado tiene su ciencia, sobre todo si sois amantes del café tradicional porque este, aparte de estar libre del alcaloide, solamente por esta cualidad suele tener precios más elevados, de modo que si queréis comprar un producto asequible debéis mirar bien antes de decidiros por el primero.

Otro tema de interés es el sabor, al retirar la cafeína del producto suelen generarse algunos desequilibrios en la bebida, problema que algunos fabricantes tratan de resolver lo mejor posible, el descafeinado, además suele carecer de amargor y tener un sabor más suave de forma que tendréis que elegir con cuidado si sois de los que valora este gusto.

Un truco muy común que os ayudará a seleccionar algo de calidad es que hagáis lo contrario a lo que soléis hacer con el café tradicional: muchos amantes de esta bebida suelen preferir paquetes elaborados con granos de origen de determinadas regiones y variedades gourmet que tienen mayor aroma y acidez, pues bien, para un decaf la idea contraria suele daros buenos resultados, esto es, en lugar de granos de origen, una buena mezcla estaría bien.

Esta afirmación se explica porque al retirarles la cafeína la mayoría de los granos suelen tener una acidez diferente, entonces para evitar el predominio de estos sabores una mezcla de granos diferentes puede ayudaros a equilibrar el sabor y los aromas.

«Decaf» ya no es un sinónimo de «malo»

Para los amantes del café, en el pasado tener que conformarse con un pobre sucedáneo de este producto sin cafeína era más o menos el equivalente a morir, pero en la actualidad beber descafeinado puede ser casi tan bueno como deliciosa taza de la bebida tradicional. Esto se explica porque los procesos de retiro de la cafeína han mejorado notablemente con los años dejando unos granos casi totalmente libres del alcaloide, pero muchas veces rico en aromas y sabores. Además, el llamado “decaf” no se elabora con granos especiales que estén libres de cafeína desde su siembra lo que indica que, sin duda, ha ido mejorando la descafeinización hasta hacerla bebida casi tan buena como la tradicional.

Otra mejora del decaf es el precio, antes muy pocos fabricantes hacían suficiente cantidad de esta bebida, hoy los productores tradicionales lo incluyen en su rango de producto lo que, además ha hecho que seamenos costosoporque hay más oferta y demanda. Así que ¿con mejor sabor y mejor precio? Definitivamente no, actualmente Decaf no es sinónimo de malo.

Descafeinado y sin cafeína no son lo mismo

Ya os lo he dicho, aunque los conceptos se parecen no son necesariamente lo mismo. Un café descafeinado es al que se la ha reducido su dosis de cafeína, uno sin cafeína es que no tiene en lo absoluto este componente, es decir que le ha sido retirado en su totalidad, sin embargo, también os he dicho que, aunque algunos fabricantes tercamente se empeñen en colocar esta afirmación en sus etiquetas, lo cierto es que casi ningún producto es completamente libre de cafeína y sin duda, ninguno que conozca realmente. Debe habérsele retirado al menos el 97% de ésta para que se considere descafeinado.

La descafeinización no tiene que hacerse con productos químicos

En la actualidad no necesariamente a los granos de café se les ha retirado la cafeína mediante procesos químicos, en el pasado cuando esta bebida no solía ser tan común casi siempre la forma de retiro más sustentable era el uso de solventes muchas veces tóxicos que causaban graves daños en la salud, en la actualidad esto no es tan cierto, sobre todo las variedades de café suizo que han descubierto la forma de quitar la cafeína al producto con el uso de agua caliente extrayendo la cafeína a través de ósmosis.

Beneficios para la salud del café descafeinado

Aunque el café en sí mismo aporta numerosos beneficios a la salud, no es menos cierto que el consumo de descafeinado también se suele asociar con la desaparición o la poca incidencia de algunos padecimientos, ente ellos:

Diabetes tipo 2, función hepática y muerte prematura

Dado que la muerte prematura se da usualmente por enfermedades cardíacas o cerebro vasculares los antioxidantes aún presentes en el descafeinado pueden ser utilidad para prevenir este padecimiento, asimismo combate la diabetes tipo 2 cuyos beneficios se asocian a componentes diferentes de la cafeína y, en cuanto a las dolencias hepáticas, aunque no hay pruebas concluyentes el consumo de dacafse asocia a la reducción de enzimas, lo que sugiere un efecto protector.

Envejecimiento y enfermedades neurodegenerativas

Al tener antioxidantes que eliminan los radicales libres vuestra piel suele desarrollar más tono muscular y mejor elasticidad lo que evita las arrugas y el envejecimiento, por otro lado, son los mismos antioxidantes que protegen la función cerebral y las neuronas cuidándoos de enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer o el Parkinson.

Síntomas reducidos de ardor de estómago y riesgo reducido de cáncer de recto

Al retirar la cafeína del café y hacerlo menos ácido se reducen las posibilidades de padecer de ardor estomacal o reflujo gástrico, otros estudios atribuyen al “decaf” más de un 45% de probabilidades de incidir en la prevención de cáncer de recto.

¿El café descafeinado es tan saludable como el normal?

Estudios indican que, aunque no hay una respuesta firme para esto, en la actualidad el consumo de decaf es menos tóxico que en el pasado, además, en la actualidad el descafeinado os ofrece una buena cantidad de nutrientes y antioxidantes. Los expertos destacan también que quienes se deciden por el descafeinado suelen tener hábitos más saludables como más ejercicio y mejor alimentación, así que se trata de una afirmación relativa y condicionada a los hábitos y preferencias del consumidor.

¿Quién debería beber café descafeinado?

Las personas en extremo ansiosas o nerviosas deberían evitar a toda costa el café tradicional, al igual que aquellos que padecen de arritmias o enfermedades cardíacas en las que un ritmo anormal de actividad puede significar un peligro potencial.

¿Las mujeres embarazadas aún pueden tomar cafeína?

En general las mujeres embarazadas deberían evitar la cafeína, sin embargo, esta no necesariamente es una regla que hay que seguir al pie de la letra, la mayoría de las madres lo hace porque saben que lo que ingieren también lo consume el bebé en algunas dosis y al ser la cafeína un estimulante, es mejor evitarlo, pero una taza diaria no exagerada de café normal no os hará ningún daño ni a vosotras ni al bebé.

¿Es adecuado el “mitad descafeinado”?

Muchos se preguntan si la variedad conocida como “halfcaf” o con mitad de cafeína (para nosotros mitad descafeinado) es adecuada, la respuesta es que si queréis dejar la cafeína entonces rotundamente no porque al ser “mitad descafeinado” lo que queréis decir es que puede llegar a tener casi tanta cafeína como uno tradicional. Si queréis hacer un cambio real esta variedad no es la opción.

[ratings]