mejor-calzador-de-zapatos

Los 5 Mejores Calzadores De Zapatos: Una Herramienta Útil Y Funcional

OFERTAEl más vendido No. 1
PREMYO Calzador pequeño metálico...
43 Opiniones

Pocos son los que conocen de lo ideal que es el contar con el mejor calzador de zapatos en casa, un instrumento que desde hace mucho tiempo se ha dedicado a hacer de nuestras vidas algo mucho más sencillo.

Desde los más pequeños, hasta los adultos mayores de casa se pueden beneficiar con esta herramienta, que se os digo yo, que con tantos zapatos a los cuales había deformado su parte de atrás, me puse en la búsqueda de una solución para cuidar mi calzado y no perder tiempo durante mis mañanas antes de salir al curro.

¿Cuál es el mejor calzador de zapatos?

Modelos de calzadores de zapatos hay un montón, tenéis un mercado en el que encontraréis gran variedad de productos, pero seguramente os preguntaréis ¿cómo elegir el mejor?

Dar con una opción que satisfaga vuestras necesidades no será complicado, sobre todo si tomáis en cuenta las características más importantes que estas herramientas deben poseer, en primer lugar, no olvidéis que el material de fabricación debe ser resistente, por ello, el acero inoxidable es un gran favorito.

Para ayudaros a elegir un calzador de buena calidad y que además sea asequible para no afectar vuestros bolsillos, encontraréis una comparativa con algunas de las mejores opciones que podéis encontrar.

A continuación te presentamos los mejores calzadores de zapatos: 

1. Calzador de zapatos MOSSLIAN

Higiénico y fácil de usar

No tendréis que perder más tiempo en las mañanas al tratar de poneros vuestras botas de trabajo, ya que con este calzador de la marca MOSSLIAN podréis estar listos en solo minutos.

Su diseño antideslizante hace que su uso sea bastante sencillo, permitiendo que el zapato entre fácilmente en vuestros pies sin desfigurar su la forma del calzado.

2. PREMYO

42 centímetros de largo

OFERTA
PREMYO Calzador largo metálico elegante...
31 Opiniones

¿El agacharse al momento de poneros los zapatos os ha dejado con dolores de espalda? Si este es vuestro caso o el de alguien en vuestra casa, podéis encontrar la solución con un calzador largo, ya que no tendréis que doblar vuestro cuerpo en una posición incómoda.

Este calzador, de la mejor calidad, evita la fricción resguardando el diseño del zapato.

3. Calzador de zapatos CSTOM

Diseño clásico

Un calzador mucho más económico que los modelos anteriores y que hará muy bien el trabajo de ayudaros en el momento de ponerse los zapatos.

Su largo hace que sea ideal para personas mayores con problemas en la espalda baja y su fabricación en acero lo hace resistente al daño, bacterias y olores, además, es sumamente resistente y puede limpiarse con agua y jabón.

4. Calzador de zapatos PREMYO pequeño

Una versión para viajeros

OFERTA
PREMYO Calzador pequeño metálico...
43 Opiniones

La marca PREMYO también os ofrece una versión compacta que podéis llevar en vuestra maleta a cualquier parte, ya que su tamaño es sumamente compacto y ayudará a que podáis poneros vuestros zapatos sin demasiado esfuerzo en el lugar que os encontréis, ayudando además a prolongar la vida y el material del calzado.

5. GAINWELL

Con correa de cuero

Al igual que el modelo anterior, se trata de un calzador perfecto para llevar en la maleta de cualquier viaje, ya que tiene un tamaño pequeño que no ocupará demasiado espacio.

Es el menos costoso de la lista y uno de los más recomendados, ya que cuenta con una gran calidad, tiene un agarre cómodo y su mango en cuero hará que el uso sea sencillo.

¿Qué es un calzador de zapatos?

calzador-de-zapatos

Un calzador de zapatos es una herramienta utilizada para deslizar la horma del calzado fácilmente dentro del pie, ya que actúa como una rampa que empuja hacia atrás la parte posterior del zapato, haciendo que vuestro tobillo entre de una forma sencilla sin deformar el diseño de aquél.

En menos palabras, es un instrumento que os ayudará a poneros los zapatos sin tener que agacharos o terminar deformando la forma de vuestro calzado.

¿Por qué utilizar un calzador de zapatos?

Un calzador puede ser utilizado por todos en casa, sobre todo para adultos mayores que tengan dificultar para entrar en sus zapatos, ya que con uno de estos que cuente con el largo adecuado no tendrán que agacharse o terminar en posiciones incomodas para lograrlo, haciéndolos más independientes.

Estos calzadores no solo harán de vuestra vida algo más sencillo, también os ahorrarán tiempo y permitirán preservar el diseño, material y alargar la vida útil de vuestros zapatos.

Eligiendo la textura adecuada

El material con el que son creados estos calzadores puede variar su textura, cambiando también la forma en que hacen entrar los zapatos en vuestros pies, por esto resulta importante tomarlo en cuenta al momento de elegir.

El acero hará que vuestro pie se deslice fácilmente, mientras que la madera será duradera y amigable con el medio ambiente, también podéis escoger el plástico que será mucho más barato u optar por un modelo clásico fabricado y de colección, podréis encontrar calzadores hechos con cuernos de animales.

Eligiendo el largo adecuado

¿Será un calzador para usar en casa o para viajar? ¿Lo usará una persona mayor, un niño o un adulto? Estas son preguntas que debéis haceros antes de elegir el modelo que queráis llevar a casa, por ello no podéis pasar por alto el largo de este instrumento.

Un calzador más largo os permitirá poneros los zapatos sin tener que agacharse, mientras que uno pequeño o más corto será perfecto para llevar de viaje, ya que son portátiles, también podéis encontrar un calzador que sea extensible y retráctil.

¿Cómo usar un calzador de zapatos?

El uso de estos calzadores dependerá del largo y modelo de los mismos, por ello tenéis que:

Para calzadores cortos:

Es importante que tengáis a vuestro alcance una silla, el calzador y vuestros zapatos, para luego seguir una serie de pasos muy sencillos:

Sentarse en la silla:

De esta manera podréis estar cómodos mientras hacéis el procedimiento.

Poned el calzador en posición:

Es necesario que el calzador se encuentre dentro del zapato, en la zona de atrás del mismo y que permanezca allí, sostenido por vuestra mano, hasta que vuestro pie se encuentre adentro en su totalidad.

Pie dentro del zapato:

Ya casi termináis, solo debéis introducir vuestro pie dentro del zapato y empujar hacia atrás la parte trasera del este, ayudando a que vuestro talón entre fácilmente.

Quitar el calzador:

Una vez que vuestro pie se encuentre adentro, podréis sacar el calzador y proceder a hacer vuestras agujetas.

Para calzadores largos:

El procedimiento para este tipo de calzadores es similar, solo que no necesitaréis de una silla o banco, de igual manera al seguir estos sencillos pasos estaréis calzados en pocos segundos:

Estar de pie:

A diferencia de los calzadores cortos, con un calzador de mayor largo podréis permanecer de pie al momento de colocar vuestros zapatos.

Poned el calzador en posición:

Al igual que con los calzadores cortos, debéis poner el calzador largo en la posición correcta, es decir, en la parte trasera del zapato donde vuestro talón se encuentra con el borde.

Sostener el agarre y deslizar el pie:

Al hacer uso de este tipo de calzador, debéis sostener el agarre o mango del mismo, empujar hacia atrás la zona trasera del zapato y deslizar vuestro pie dentro del mismo.

Quitar el calzador:

El último paso será quitar el calzador y estaréis listos para comenzar con vuestro día.

Materiales que buscar en calzadores de zapatos

Algunos materiales de zapatos serán más resistentes, otros costarán menos y otros serán una buena combinación de las mejores características, siendo su material una de las más importantes, siendo los más utilizados:

Metal:

El metal es de los mejores materiales que podéis encontrar para calzadores, ya que, al ser de acero, no solo durarán un montón de tiempo, además evitaréis la corrosión y será muy sencillo deslizar el pie por su superficie.

Plástico:

Los calzadores fabricados en plástico pueden ser igual de resistentes que uno de acero, solo que serán mucho más ligeros, haciéndolos perfectos para llevarlos en vuestra maleta.

¿El tamaño del calzador realmente importa?

El tamaño es un factor a tomar en cuenta si necesitáis el calzador porque no podéis agacharos o realizar diferentes movimientos para poner vuestros zapatos, ya que, un calzador que sea más largo, os evitará el tener que bajar la parte superior de vuestro cuerpo y cuidaréis vuestra espalda.

Si por el contrario no tenéis estos problemas, podéis optar por un calzador corto.

¿Usar un calzador podría dañar mis zapatos?

Esto dependerá del calzador, ya que, a pesar de que están diseñados para preservar la forma de los zapatos, existen calzadores con puntas filosas que podría terminar por dañarlos; por ello es necesario que elijáis un modelo que sea circular o redondeado en lugar de cuadrado.

Qué debéis buscar en un calzador para zapatos

Si ya tenéis en casa un calzador de medias y lo único que os hace falta es un buen calzador de zapatos que lo complemente, primero debéis tomar en cuenta algunas características y factores importantes antes de hacer vuestra elección, como lo son:

Material resistente y construcción:

Al elegir un calzador debéis estar seguros de que su material sea resistente, de esta forma evitaréis que llegue a romperse después de algunos usos.

Superficie suave:

Una superficie suave y sin texturas hará que vuestros pies se deslicen fácilmente dentro de los zapatos y el proceso será mucho más cómodo.

Mango o empuñadura:

Para evitar que el calzador pueda deslizarse de vuestras manos es conveniente que este cuente con textura o un recubrimiento que lo impida, también hará que el uso sea más cómodo.

Largo práctico:

El largo, como ya sabréis, dependerá de vuestras necesidades, ya que un calzador corto o pequeño será ideal para llevar a cualquier lado por su tamaño compacto y uno que sea más largo ayudará a que no tengáis que agacharos o sentaros para hacer uso de este al momento de ponerse los zapatos.