Los 5 Mejores Colchones de Látex (Guía 2020)

Cansada de las contracturas y dolores de espalda que a diario me hace el colchón ortopédico que compré a principios de año he decidido buscar el mejor colchón de Látex disponible en la oferta.

Laura, mi vecina que es quiropráctico, me los ha recomendado para tener un descanso adecuado y reparador y le he cogido la palabra porque ya estoy harta de despertar más agotada que cuando me fui a dormir.

Quiero poner fin a todas las molestias para dormir y dar alivio a mi cuello y columna vertebral.

Los Mejores Colchones de Látex

¿Cuál es el mejor colchón de látex?

Cada persona, obviamente, tiene una idea muy específica de cual producto puede ser considerado el mejor, sin embargo, un buen colchón de látex debe cómo mínimo permitiros en la posición deseada sin causaros dolores y molestias.

Si sois del grupo de los alérgicos a esta lista hay que agregar que debe ser anti bacterial y anti ácaros para evitaros episodios alérgicos durante vuestro tan preciado sueño.

Dependiendo de vuestras medidas, considerar el tamaño también es una opción importante. Si aún tenéis algunas dudas, tal vez un vistazo a esta lista pueda resultaros de utilidad.

A continuación te presentamos los mejores colchones de látex:

1. Colchón de látex LATT 20120190 Marcapiuma

Antialérgico y antiácaros

Marcapiuma - Colchón Látex Cuerpo y...

Ver precio en Amazon

Os proporcionaréis un sueño natural y saludable tanto para adultos como para niños con uno de estos ya que tiene firmeza de 6/10 y es indeformable y transpirable.

Se trata de un colchón 100% ergonómico que da buen soporte tanto al cuello como a la columna vertebral. Es un producto de buena calidad, fabricado completamente en Italia.

Viene con funda acolchada de aloe vera desenfundable fabricada con iones de plata y con relleno anti alérgico que es capaz de mantener a raya a más de 400 tipos de bacterias diferentes.

2. Colchón especial Kama Haus LATEXP14

Higiénico y transpirable

Dreaming Kamahaus COLCHÓN 100% Latex...

Ver precio en Amazon

Fabricado en látex natural y con elevados estándares de comodidad y ergonomía, un colchón de estos es lo ideal para dormir plácidamente cuidando de vuestra salud.

Es muy duradero y completamente transpirable, ideal para dormir frescos y sin excesos térmicos. Se trata de un producto 100% orgánico, libre de sustancias tóxicas.

Está dotada con funda lavable desenfundable mediante el uso de una cremallera lo que lo convierte en un producto verdaderamente higiénico.

Es más que adecuado para quienes padecen de alergias ya que tiene recubrimiento antibacterial. Es completamente antiácaros.

3. Colchón reversible Naturalex DELUXE

Propiedades térmicas de primera línea

Naturalex | Deluxe | Colchón 90x190 Cm...

Ver precio en Amazon

Una de las cualidades más llamativa de estas colchas es que son reversibles, podéis usarlas en invierno y manteneros cálidos lo mismo que emplearlas en verano, gracias a su tejido 3D que evita concentración del calor en las noches.

Para las épocas de frío contáis con su compuesto de lana que os mantendrá calientes durante la noche y os proporcionará dulces sueños.

Tiene 7 zonas de confort para un buen descanso y grosor de entre 19 y 20 centímetros y, además, se trata de un modelo compatible con somieres eléctricos.

4. Naturalex ART3299

Perfecta circulación de aire entre tejidos

Naturalex | Thermosoft | Colchón 90x190...

Ver precio en Amazon

Disponible en cuatro diferentes tipos de firmeza, este colchón viscoelástico es lo más apropiado si necesitáis dormir de forma saludable y eliminando todo el exceso de presión que afecte vuestra circulación sanguínea.

Viene con núcleo compuesto de blue látex, lo que lo convierte en un producto resistente, flexible y con niveles de duración superiores a las de otros similares en la oferta.

Tiene propiedades térmicas, es adaptable y recupera su forma al instante, luego de que os habéis levantado de la cama. La solución perfecta para calmar dolores de espalda.

5. Colchón Naturalex ergolatex

Con espuma adaptativa y relajante

Naturalex | Ergolatex | Colchón 135x190...

Ver precio en Amazon

Este fabricante, uno de los más populares en la construcción os dará 10 años de garantía, así que, por la durabilidad, esta es una opción bastante aconsejable, es sólo acompañarlos con almohadas igual de saludables y tendréis una excelente cama por mucho tiempo.

Es muy transpirable, ergonómico y está compuesto por 7 zonas de confort que se adapta proporcionando apoyo progresivo a diversas partes del cuerpo mejorando el sueño y reduciendo posibilidades de dolores y contracturas.

Su espuma adaptativa de blue látex os dará una mejor calidad de sueño.

¿Qué es un colchón de látex natural?

 

 

colchon latex

Es un tipo de colchoneta elaborada, como su nombre lo indica, con látex y, en ocasiones, otras fibras naturales que lo hacen completamente elástico, lo que os permitirá tener un sueño más cómodo debido a que por el material utilizado el colchón se adapta a la forma de vuestro cuerpo manteniendo la columna en su forma natural sin importar la posición en la que acostumbréis a dormir.

Debido a sus características, el producto laborado con látex es mejor que un colchón de resortes porque os asegura una mejor circulación en el cuerpo durante las horas del sueño, al mejorar la forma de dormir adaptándose a la forma de vuestro cuerpo también contribuye a reducir la presión excesiva que afecta naturalmente vuestro cuerpo al dormir.

¿Cuáles son los beneficios de un colchón de látex?

Hallaréis mogollón de beneficios al momento de empezar a usar uno de estos para dormir, esto por supuesto debido a sus características y las fibras de origen con las que se fabrican, acá os hablaremos de unos cuantos de los beneficios de estos productos

Origen natural

Tal vez una de las primeras razones por las cuales hallaréis algún beneficio en usar una colchoneta fabricada en látex para dormir es precisamente tener en cuenta su fibra de fabricación. Esta fibra es libre de químicos dañinos porque está hecha con el uso del árbol de caucho, esto no sólo os augura que vuestro cuerpo no estará sometido a materiales procesados industrialmente, sino que, además, si sois del tipo alérgico tendréis menos probabilidades de desarrollar reacciones a este material, claro, hay que reconocer que en el mundo también existen los alérgicos al látex, pero esta estadística es asombrosamente baja.

Apoyo progresivo

Si sois de los que sufren constantemente de problemas de columna y cervical, contracturas por malas posturas al dormir y eternos dolores de espalda, uno de estos os vendrá de perillas porque los colchones fabricados con látex son suaves desde el principio, lo mejor es que, al adaptarse a la forma de vuestro cuerpo os brinda un soporte total a medida que os asentáis en el colchón y mantenéis alineadas vuestras vértebras y en general la columna. La suavidad del material también os proporciona soporte a la espalda y cada punto del cuerpo de manera suave y sin presiones extra.

Excelente distribución de la presión

Nuevamente, la elasticidad del producto os proporcionará mogollón de beneficios, dado que se adapta a la forma de vuestro cuerpo entonces esto hace que se distribuya mejor la presión del colchón en cada parte de vuestro cuerpo, adiós a esas noches donde os despertáis con una pierna dormida por mala circulación, el hecho mismo de que vuestro cuerpo y peso en la cama tenga una distribución uniforme mejorará mucho el comportamiento de vuestro sistema circulatorio al dormir.

Elástico

El que este producto os proporcione un soporte adecuado en cada punto de vuestro cuerpo está vinculado directamente con la elasticidad. Algunos estudios indican que las propiedades elásticas del látex están vinculadas con la presencia, en esta fibra de miles de millones de resortes moleculares, lo cual, además os brindará un excelente soporte y, lo mejor de todo, un sueño reparador.

Anti ácaros y anti polvo

Si sois del grupo de los alérgicos, entonces uno de estos es lo más recomendado para que pongáis fin a la agonía de las noches con estornudos múltiples, con ataques de asma, dolores hasta en la garganta o con la nariz tapada. Otra de las ventajas de este tipo de colchones es que la fibra con la que se elaboran es antibacteriana y antimicrobiana.

Sabemos que, al dormir, muchas de las bacterias que están en el cuerpo pasan a la cama y a las sábanas, la fabricación de este producto impide precisamente que esto sea posible y mantendrá a raya las molestas alergias.

Buena transpirabilidad

Si hay algo que caracteriza al látex es que tiene buenos orificios de ventilación y estructuras de celda abierta lo que quiere decir que no sudaréis como un pollo si os ocurre tener uno como estos en pleno verano, de hecho, os sentiréis completamente frescos durmiendo en ellos, desde luego, un colchón de esta naturaleza no es precisamente barato, pero, sin duda, se trata de una inversión que vale completamente la pena.

Alta durabilidad

Es la elasticidad lo que le da a este producto una alta durabilidad porque sus materiales no vencen, como sí suele ocurrir con los colchones de otros materiales. Los que son de resortes, por ejemplo, tienden a perder la fuerza o, cuando el resorte es más fuerte que las fibras que conforman el colchón en sí, entonces sois víctimas de horas de sueño perdidas o mal aprovechadas porque pasáis media noche tratando de ubicaros en una posición donde los resortes no os resulten especialmente molestos para vuestro cuerpo. Con uno de látex no tendréis estos problemas y os durará más.

¿Cuál es la firmeza ideal?

Por supuesto, la firmeza de cada colchón dependerá de ñas necesidades de cada persona al momento de dormir, sin embargo, las recomendaciones de firmeza os servirán para que tengáis una idea clara de lo que os hace falta al momento de dormir para que paséis una noche agradable y tengáis un sueño reparador.

Muy duro:

Los colchones muy duros no son la opción más adecuada, éstos tienen apenas dos puntos de presión lo que afecta vuestra circulación ya que el producto no se adapta a la forma de vuestro cuerpo. Si sois de los que sufren de dolores de espalda y cuello, uno de estos sólo empeorará las cosas.

Muy suave:

Si en vez de algo extremadamente duro os decidís por lo opuesto estaréis caminando a los extremos y el único afectado es vuestro cuerpo. Si bien no es buena idea dormir sobre una “piedra”, tampoco lo es hacerlo en una “hamaca” de manera que los extremos siempre son malos. Un colchón en el que os hundáis al acostaros o sentaros hará mucho mal a vuestra espalda, es mejor pasar de él.

Lo correcto:

No tiene que ser en extremo duro, ni en extremo suave, para decidiros por un colchón lo que debéis hacer es mirar que os dé el soporte y la comodidad adecuadas. Esto es una adecuada mezcla de suavidad con comodidad, que el cochón se hunda para dar a vuestro cuerpo la alineación correcta de la columna y la presión correcta del cuerpo, a esto se le llama soporte progresivo y es lo ideal para cualquier colchón. Vuestro tamaño y peso también os ayudará a elegir.

Tipos de colchones de látex

En el mercado hallaréis mogollón de colchones, no obstante, los de látex suelen ser de dos tipos específicos que son:

Natural

También llamado NR, este látex se produce a partir del uso de la savia del árbol de caucho. Es importante aclararos, que sin importar lo que os digan los fabricantes, ningún colchón de látex es 100 por ciento natural, el que más se acerca sólo es natural en un 95 por ciento aproximadamente. Estos colchones no son precisamente económicos, pero sí que son una inversión que valdrá la pena.

Sintético

Es el menos costoso del rubro de los colchones de látex, están hechos de látex sintéticos o SBR que se derivan de diversos petroquímicos. En realidad, la mayor parte de los colchones de látex son sintéticos, una mezcla de NR y SBR que es una sensación bastante agradable para los consumidores

Atributos clave para colchones híbridos y de látex natural

Aunque uno de estos modelos sea más asequible que el otro, la realidad es que ambos son buenos y cómodos y serán una verdadera pasada para los usuarios. Todos ellos comparten una serie de cualidades muy buscadas en los colchones y que os ayudarán a tener un sueño completamente relajado y cómodo, éstas son:

Conformidad

La conformidad de un colchón tiene que ver con la adaptabilidad que estos colchones proporcionan a vuestro cuerpo. Por lo general alinean bien la columna porque os dan un soporte adecuado, adaptándose a los contornos del cuerpo.

Ajuste

Esta cualidad está vinculada con la anterior, una de las mejores bondades de este producto es que es capaz de ajustarse perfectamente al cuerpo del usuario, esto es de gran ayuda porque os dará comodidad y un buen apoyo. A medida que los usáis notaréis como el soporte y la adaptabilidad es mayor. Este punto marca una diferencia con el tipo de colchón de memoria de espuma tradicional que se hunde debajo del peso, por esta razón los colchones de látex son considerados muy adecuados para personas con dolor crónico de espalda y hombros y para quienes duermen de lado.

Elasticidad y punto de aislamiento de movimiento

Este punto es muy interesante si sois de los que disfrutan de comer o tomar algunas bebidas estando en la cama. El látex es elástico en el punto específico sin hacer transferencia de movimiento, es decir que si se hunde donde colocáis, por ejemplo, una pierna, no transferirá ese movimiento a otro punto donde podéis derramar algo. Esto también es una gran ventaja para la postura en algunas áreas del cuerpo.

Sin ruido

Si hay algo maravilloso que tiene este producto es que no tiene ruidosos muelles que molestarán vuestro sueño o que, incluso, pueden despertar a los vecinos. Estos colchones son en extremo silenciosos así que sobre ellos podéis moveros todo lo que os guste sin que eso sea una molestia para alguien más. Si sois de los que tienen un sueño agitado y prácticamente mueven su cuerpo en la noche conforme a las agujas del reloj, con uno de estos nadie lo notará.

Otras consideraciones importantes

Antes de comprar cualquiera de los estilos de colchón que podéis hallar en la oferta, es aconsejable que tengáis en cuenta algunas consideraciones que os ayudarán en la selección del producto adecuado a vuestras necesidades y hábitos de sueño. Así que antes de llevaros cualquiera a casa, es esencial que prestéis especial atención a:

Núcleos de soporte

Este es el punto más importante del colchón, en los que están hechos de fibra de látex 100% natural el núcleo de soporte es completamente de espuma, en los híbridos suele hacerse de espuma de polietileno o bobinas embaldosadas. El núcleo de soporte mantiene el rebote y proporciona el alivio de la presión corporal así que, sin duda, es un aspecto en el que debéis fijaros bien.

Elementos de enfriamiento

Los colchones de látex suelen ser más fríos que otros modelos, esto tiene que ver con la transpirabilidad de esta fibra que, sin duda os hará sentir más cómodos y frescos. Si sois del grupo de los que no les gusta dormir en colchones calientes que retienen humedad, esta es una opción a considerar.

Capa de confort

Existe alguna diferencia entre la comodidad que os proporciona un colchón híbrido a uno de látex en su fibra natural, los naturales tienen un tacto más suave y colchado y los híbridos suelen ser más durables y resistentes.

Grosor general

Si hacéis una comparativa, los colchones híbridos suelen tener grosores de 20 a 31 centímetros, mientras que los de fibra natural los conseguís desde los 15 centímetros en adelante. Si sois adultos y pesados, un buen colchón debe tener cómo mínimo unos 22 centímetros de grosor.

Funda

Las fundas de estos productos son hechas de algodón o lana o de algodón sintético. Son económicas, muy cómodas y cuidan el medio ambiente, por eso muchos usuarios las prefieren.

Diferencia entre un colchón de látex natural y uno sintético

Existen varias diferencias, tal vez las más notables están vinculadas con los compuestos de fabricación. Mientras los naturales se hacen con látex NR, los sintéticos se elaboran con látex SBR que es un sustituto del caucho y, según estudios, es un químico seguro. El natural también es más duradero.

Precio

No os mentiré este es un producto caro, todo dependerá de la marca y el tamaño. Los dobles pueden costar entre €720 y €3.450 según la fibra. Los de tipo King pueden haceros gastar un verdadero pastón. Desde €1.360 hasta más de €6.100.

¿Cómo se hace un colchón de látex?

Se conocen en la actualidad dos métodos para la fabricación de estos colchones, estos son:

Método Talalay. Relleno parcial de molde y sello de vacío

En este se vierte la savia del caucho a la mitad en un molde, lo demás se llena con aire sellado al vacío quedando una densidad uniforme en todo el colchón.

Método Dunlop. Relleno completo de molde

En este el molde del colchón de llena completamente dejándoos una espuma más densa al final y una parte superior más suave.