mejor-collar-antiparasitario-para-perros

Los 5 Mejores Collares Antiparasitarios Para Perros Protegidos y Contentos

El más vendido No. 1
Zotal Parasital Collar Antiparasitario...
149 Opiniones

Si sois padres de un poodle, de un bóxer o cualquier otra raza de peludo, seguramente disfrutáis de divertidas caminatas al aire libre; no obstante en numerosas ocasiones, está actividad puede llegar a convertirse en una pesadilla, ya que no sabéis como podéis proporcionarles una protección adecuada contra las peligrosas pulgas y garrapatas.

Por tanto como el equilibrio perfecto en cuánto a los cuidados de una mascota, no solo se logran al combinar una alimentación equilibrada y mucho amor, os presentaré varios consejillos útiles en cuanto a higiene y prevención, así aprenderéis a elegir el mejor collar antiparasitario para perros.

¿Cuál es el mejor collar antiparasitario para perros?

A sabiendas que os preocupa la salud de vuestro perrito, os mencionaré cuáles deben ser las características de dichos artículos para estar considerados entre los mejores.

Al respecto, elegid collares que contengan extractos naturales y que hayan sido testeados correctamente por laboratorios o empresas certificadas, a fin de evitar efectos adversos sobre el can. También es importante, que no expidan olores muy fuertes o desagradables, que sean hipoalergénicos, y que su caducidad oscile de 6 a 8 meses. Finalmente puedo deciros, que no subestiméis las ofertas, una opción barata en ocasiones puede sorprenderos y daros buenos resultados.

A continuación te presentamos los mejores collares antiparasitarios para perros:

1. Collar antiparasitario impermeable y hipoalergénico Flightbird

Con extractos naturales de plantas

Si estáis buscando uno de los collares antiparasitarios para perros naturales más recomendados por el mundillo veterinario, os sugiero que deis una mirada al sello Flightbird, quienes se han destacado en los últimos años en la fabricación de productos para mascotas, presentándonos en esta ocasión un collar duradero que aleja definitivamente las garrapatas y pulgas de vuestro perrito. Elaborado con una concentración de ingredientes activos de hierbas naturales, ha sido diseñado para propiciar una liberación continua de sus compuestos. Además es hipoalergénico e impermeable, brindando hasta 8 meses de protección.

2. Collar antiparasitario para perros grandes Iseebiz

Protección para el perro y la familia

OFERTA
Iseebiz Collar Antiparasitario...
67 Opiniones

Si tenéis un can de grandes dimensiones al que deseáis brindar el mejor repelente antiparasitario, que sea carente de tóxicos, y que por demás no afecte la salud de vuestra familia, con la gente de Issebiz tenéis la solución. Este producto es fácil de colocar, no emana olores desagradables y su tamaño de 63 cm ajustable, lo hacen idóneo para que lo coloquéis en un perro tan enorme como el San Bernardo. Otra de sus ventajas es que sus compuestos son hipoalergénicos por lo que no afectará su cuero.

3. Collar antiparasitario para perros color marrón Biozoo

Para pieles sensibles y cachorros

Cuando estáis en la búsqueda de una gargantilla repelente antiparasitaria para vuestro pequeño cachorro de tres meses en adelante, puedo recomendaros la marca Biozoo, ya que sus delicados ingredientes insecticidas a base de extracto de margosa y los aceites de neem, menta, eucalipto y poleo, no dañarán la dermis de vuestro peludín. Lo he probado con mi bichón maltés y mi hermosa terrier de 5 meses obteniendo resultados impresionantes en cuanto a la protección. Además, es lo suficientemente largo para que lo adaptéis al cuello de canes de cualquier tamaño.

4. Parasital collar antiparasitario de 75 cm Zotal

Contra pulgas, garrapatas y mosquistos

Para todos los padres de canes de gran tamaño que se encuentran en la búsqueda de productos higiénicos y protectores contra las garrapatas, pulgas y mosquitos del género Phlebotomus, el distinguido sello de Zotal Laboratorios, ha elaborado Parasital, un collar antiparasitario a base de aceites esenciales de plantas aromáticas como la lavanda. También contiene geraniol por lo cual debéis consultar con vuestro veterinario en caso de cualquier reacción, no obstante, solo he tenido buenos resultados con este artículo que además de asequible, mide 75 cm suficiente para cualquier peludo.

5. Proteco collar repelente para cachorros y perros pequeños Divasa

Buena relación calidad precio

Proteco, es un collar antiparasitario que protegerá a vuestro perro de pulgas, garrapatas, mosquitos y demás insectos. Por lo tanto, si estáis viviendo en una zona rural, en la que se encuentra una gran diversidad de plagas, la acción preventiva de esta gargantilla las mantendrá al margen de vuestro border collie. Una de sus ventajas, es que es idóneo para perros pequeños y medianos, sus efectos anti-repelentes están constatados y además es el menos costoso del listado.

Guía para comprar collares antipulgas para perros

collar-antiparasitario-para-perros

Los collares contra garrapatas y pulgas son una buena opción para prevenir la propagación de tan funestos seres sobre el pelaje de vuestros canes, ya que estos actúan como una barrera disuasoria gracias a los compuestos químicos y naturales que los conforman.  Sin embargo no son eficaces para curar algún tipo de infestación, a razón de ello os guiaré en este extensivo artículo para que podáis comprar acertadamente el collar que mejor se adapte a los requerimientos y edad de vuestro perro.

¿Cómo funcionan los collares antipulgas?

Los collares de control y manejo de ectoparásitos caninos funcionan de dos maneras diferentes, aunque ya no es raro encontrar en el mercado productos que ejercen esa doble función. Habiendo dicho esto os presentare cada una de esas modalidades:

Repelente

Estos tipos de collares emiten gases tóxicos a los parásitos, de tal manera que estos evitarán acercarse a la fuente de dichas emanaciones, de lo contrario, serán exterminados por los vapores nocivos.

Desafortunadamente, el problema es que la eficacia del collar está limitada por el grado en que se liberan los gases. Esto significa simplemente que el dispositivo sólo será eficaz dentro de la zona donde se encuentra: el cuello de vuestro perro.

La buena noticia es que los modernos repelentes de ectoparásitos caninos ya contienen sustancias que son constantemente liberadas a la nuca, haciendo más eficaz la distribución de sus ingredientes sobre el pelaje y grasas naturales presentes en la dermis de vuestro perro.

Pesticida

Los ectoparásitos que no son manejados por la acción repelente del collar eventualmente terminan en la epidermis de vuestro perro para morder y absorber la sangre. Aquí es donde entra en juego la acción pesticida de las correas de cuello modernas.

Al respecto, existen dos tipos principales que os explicaré mediante una comparativa. En primer lugar existe están las que introducen el activo del pesticida en los tejidos grasos de vuestro peludo; la desventaja de tal producto es que la pulga tendrá que morder a vuestro can primero, antes de que consiga el insecticida y muera.

La otra modalidad distribuye los ingredientes a través de los aceites naturales de vuestro perro, con la diferencia que sus compuestos se esparcirán externamente sobre la dermis; por tanto las plagas no necesitarán morder al huésped para ser aniquiladas.

Tratamiento

Existen tratamientos complementarios como Frontline Plus y K9 Advantix, que al ser aplicados una vez al mes sobre el lomo de vuestras mascotas mantendrán al margen la presencia de las plagas.

 ¿Los collares antipulgas son tóxicos para perros y cachorros?

Ya sea que estos productos emitan vapores tóxicos en el aire circundante o extiendan sus ingredientes activos a través de los aceites naturales de los pelos, y la dermis de las mascotas, invariablemente permanecen en estas zonas por mucho más tiempo. A diferencia de los medicamentos orales e inyectables convencionales que se absorben en el torrente sanguíneo, y cuya acción se diluye más rápidamente.

Cuando los perros lamen estas partes del cuerpo, existe la tendencia a que se topen con estos componentes activos. Si bien la mayoría estos compuestos no son tóxicos o, al menos, son menos dañinos para los perros, pueden ser particularmente perjudiciales para otras mascotas en el hogar, como por ejemplo los gatos.

Hay gargantillas que están diseñados para perros pequeños y adultos,  no existe un collar antiparasitario cachorros. Ante cualquier duda acudid a vuestro veterinario.

¿Pueden los collares antipulgas ser usados por todos los perros?

Estos collares brindan una opción segura y efectiva para controlar la incidencia de plagas en vuestras mascotas. Sin embargo, no todos los perros pueden beneficiarse de estos productos por una variedad de razones. En general, los collares antiparasitarios están contraindicados en los siguientes caninos:

Cachorros jóvenes

Los cachorros que tienen menos de 8 meses de edad tienen un sistema inmune inmaduro, muchos de los tejidos de su hígado están en fase de desarrollo, no olvidéis que este órgano es esencial para la absorción y excreción de sustancias tóxicas. Por tanto esto significa que no tienen la capacidad necesaria para combatir las toxinas presentes en los collares.

Perros mayores

Si los cachorros tienen un sistema inmune inmaduro, los perros mayores o viejos tienen un sistema inmunológico más o menos disfuncional. Esto está estrechamente asociado al proceso de envejecimiento que disminuye de manera progresiva la eficacia de los diferentes órganos (en especial hígado y riñones) para procesar los productos químicos tóxicos.

Perritas embarazadas

Algunos collares pueden contener disruptores endocrinos que pueden afectar potencialmente el metabolismo del cachorro, por lo que los veterinarios recomiendan evitar la colocación de dichos dispositivos sobre perritas en gestación.

Perritas lactantes

No hay pruebas de que las toxinas o los productos químicos agresivos crucen la sangre y lleguen a la leche, tampoco hay pruebas de que no lo hagan. Por tanto es preferible absteneros de colocarlo a mascotas en fase de lactancia.

¿Puedo dejarle puesto el collar antipulgas de mi perro cuando nada?

Muchos collares están diseñados para ser resistentes al agua. Sin embargo, esto no debe confundirse con a prueba de agua. Un objeto que resiste al agua puede soportar ocasionales salpicaduras o una inmersión ocasional, como durante el baño.

Si vuestra mascota le encanta el agua al punto de echarse a un estanque o en su piscina, es esencial que retiréis la banda del cuello, de lo contrario corréis el riesgo de perder la potencia y efecto repelente del dispositivo.

¿Cuándo debo cambiar el collar?

La vida útil de estos productos varía de entre 8 a 6 meses, tened en cuenta las recomendaciones de los fabricantes.

Beneficios de los collares contra pulgas y garrapatas

Los collares contra plagas pueden ser más efectivos para combatir las garrapatas que las pulgas, porque las gargantillas descansan alrededor del cuello del perro. Esto significa que el insecticida es más efectivo en el área del cuello y la cara, que también es donde las garrapatas gravitan. Si estas  son más una preocupación para vosotros que las pulgas, los collares pueden ser una gran opción.

Dos de las mejores maneras de usar los collares contra pulgas y garrapatas

Si os encontráis en una zona rural, vuestro perro puede que esté más propenso a contraer ectoparásitos, generalmente ante estos casos las personas acuden a rociarles aerosoles y suministrarles pastillas antiparasitarias, de ser así no debéis colocarles collares por tiempos muy prolongados ya que aun teniendo pequeñas dosis de neurotóxinas, podéis provocarles una intoxicación.

Podéis incluso comprar otro collar o usar uno que hayáis desechado recientemente y cortarlo en pequeños pedazos, de manera que podáis insertarlos sobre las almohadas, utensilios y  cama, de vuestro perro.

Ingredientes comunes en collares contra pulgas y garrapatas

A continuación os desgloso los componentes más frecuentes que encontraréis dentro de los collares antiparasitarios manufacturados para vuestros peludos.

Deltametrina

Se encuentra comúnmente en los collares contra las pulgas y las garrapatas del sello Adams Delta Force y Preventef-D, y está clasificado como uno de los insecticidas más seguros que existen para los humanos y mamíferos domésticos, más no para los peces. Es un piretroide sintético, lo que significa que es un derivado sintético de un pesticida natural llamado piretrina, que se encontró en el extracto de flores de crisantemo hace más de cien años.

Amitraz

Es un ingrediente activo que se encuentra comúnmente en los productos preventivos. Los detalles de cómo funciona Amitraz sigue siendo un misterio para la mayoría de los científicos. Sin embargo, pueden estar de acuerdo en una cosa: es un medicamento antiparasitario eficaz.

Piriproxifeno

Destruye huevos y larvas de las pulgas. Esencialmente, esteriliza a las plagas, haciéndolas incapaces de madurar y, por lo tanto, de reproducirse.

Propoxur

Hace que el sistema nervioso de las pulgas y garrapatas se descomponga a las 24 horas después de la aplicación, matando a los insectos que se encuentren en el cuerpo de vuestro perro. Este compuesto puede ser altamente tóxico para los humanos, así que tened cuidado cuando cortéis el collar para ajustarlo, lavándoos las manos después de tal acción.

Igualmente, es importante no permitir que los niños se acerquen al perro mientras estén usando collares a base de Propoxur.

Desventajas del uso de collares contra pulgas y garrapatas

  • Debido a que son productos que se colocan alrededor del cuello del can, son efectivos principalmente en esa área, dejando los cuartos traseros algo descuidados. Por tanto, si las garrapatas son la preocupación principal, una gargantilla insecticida no será suficiente como único tratamiento preventivo.
  • Por otro lado, si vuestro peludo tiene contacto regular con niños u otros perritos, la medicación incluida en el collar, podría ser perjudicial, ya que sus chiquillos podrían tocar el cuello y luego meterse los dedos en los ojos o la boca.
  • Finalmente cuando los peludos interactúan y juegan con su misma especie podrían lamer las áreas cercanas al cuello.

Por estas razones, estos productos tienen el potencial de ser menos seguros y menos preferidos que los tratamientos tópicos.

¿Por qué deberíais usar un collar antipulgas para vuestro perro?

Los collares contra pulgas pueden ser útiles como una herramienta preventiva para luchar contra los parásitos externos, sobre todo cuando vuestro perrito pasa una importante parte del día al aire libre. No obstante, no son apropiados para todas las mascotas y situaciones, de tal manera que si queréis alcanzar un mayor control, os sugiero emplear un tópico insecticida recomendado por vuestro veterinario de cabecera.

¿Es peligroso exponer la sustancia química a vuestro hogar y familia?

Esencialmente, el producto venenoso se encuentra directamente en el collar, por lo tanto, puede frotarse en cualquier cosa con la que entre en contacto, incluidos los niños pequeños, otros animales y el entorno de vuestra casa. Por tal razón, es importante que siempre os lavéis las manos después de que toquéis a vuestro perrito.

Así que si tenéis animales o chiquillos que siempre estén jugando unos con otros, quizás os convenga adquirir una forma diferente de tratamiento contra las pulgas como las pipetas.

¿Son realmente eficaces?

Con el paso de los años, el collar contra las garrapatas y pulgas ha perdido parte de su popularidad dentro de la gama de productos para la protección canina. Esto es debido a que los consumidores están cambiando hacia los tratamientos directos sobre el pelaje e incluso hacia los medicamentos orales contra dichos parásitos.

Algunos Clientes piensan erróneamente que estas gargantillas no pueden ser un tratamiento eficaz, no obstante, si se trata de un artículo de buena calidad seguirá funcionando excepcionalmente bien, además de ello son capaces de ofrecer resultados más duraderos y confiables.

¿Qué debéis tener en cuenta a la hora de elegir un collar antipulgas?

El mercadillo del mundo de las mascotas está repleto de collares contra los ectoparásitos. Esto puede hacer que el elegir la gargantilla adecuada, sea mucho más difícil de lo que creéis inicialmente. Sin embargo, podéis reducir vuestras opciones rápidamente si analizáis algunos consejillos con los principales factores que debéis considerar antes de elegir un collar contra las pulgas.

Resistencia al agua

En primer lugar, debéis elegir un collar que sea resistente al agua. Algunos perros odian tomar un baño, pero a otros les encanta. Correrán bajo la lluvia y saltarán a la bañera. Por tanto, para asegurarse de que vuestro collar es eficaz las 24 horas del día, es pertinente que escojáis un producto que tenga dicha característica. Adicionalmente, tomad las precauciones pertinentes así como con todos los tipos de collares eléctricos.

¿Qué ingredientes tóxicos se utilizan?

Cuando se trata del cuidado de nuestros amigos peludos, es esencial analizar cuidadosamente los componentes que se utilizan en la elaboración de estas gargantillas insecticidas.

Casi todos estos productos van a usar ingredientes tóxicos para matar a los parásitos externos. Por tanto aseguraros de que los compuestos no son perjudiciales para vuestro perrito o para los humanos. Además, verificad que los ingredientes activos se liberen lentamente, para que vuestro can no experimente ningún efecto secundario adverso.

Sin olor

También es pertinente elegir un collar que no os vaya a volver locos. Esta es la razón por la que debéis optar por un producto inodoro. No escojáis uno que emita un olor terrible ya que probablemente se lo quitaréis y lo lanzaréis a tacho de basura en unos pocos días.

Tamaño

El tamaño también es importante, y como los perros pueden variar significativamente en cuanto al peso y dimensiones, lo recomendable es que elijáis un modelo que sea compatible con el cuerpo de vuestro peludo. Así que pesadlo y medidlo, ya que es la forma correcta de hacer la compra perfecta.

¿Cuánto tiempo protegen?

Otra cosa a tener en cuenta es el tiempo que el collar puede proteger a vuestro perro. Algunos tienen una vida útil únicamente de un mes. Esto es genial, pero es probable que os molestéis si tenéis que cambiarlo con tanta frecuencia. Otras piezas tienen una duración 8 meses. Esta sería una mejor alternativa, no solo en cuanto a lo duradera, sino en cuanto al coste. Es la versión que personalmente os recomiendo.

¿Cuáles son las contraindicaciones?

En la mayoría de los casos, la mejor prevención que podéis obtener contra las garrapatas y pulgas, es usar un collar antiparasitario que sea apto para todas las razas. Sin embargo, necesitaréis tomar algunas precauciones, si tratáis con alguna de estas situaciones específicas:

  • Perritas preñadas, senior o lactantes
  • Cachorros menos de 3 meses
  • Perros con alguna enfermedad

Si uno de estos es vuestro caso, debéis hablar con vuestro veterinario de confianza antes de adquirir dichos productos. Otra cosa a tener en cuenta es que los perros menores de 3 meses nunca deben usar collares contra las pulgas. De igual manera, si vuestro peludo padece alguna enfermedad, igualmente es aconsejable consultar con el especialista antes de invertir vuestro dinero y colocarle una gargantilla insecticida.

Consejos acerca del uso de collares antipulgas para perros

Ahora que habéis encontrado el mejor collar antiparasitario para vuestro cachorro, os comparto algunos consejillos para que podáis sacar el máximo partido a su nuevo producto.

El ajuste adecuado es importante

Aseguraros de obtener el tamaño adecuado de collar para que pueda girar cómodamente por el cuello vuestro can, eliminando el exceso incómodo, ya que es esencial que os aseguréis de que vuestro perro no puede morder o masticar la pieza. ¡Lo último que deseáis es que ingiera insecticidas dañinos!

Dejadlo ventilar

Cuando vuestro peludín posee una dermis delicada, puede ser conveniente que antes de que le coloquéis una gargantilla contra pulgas y garrapatas, la aireéis durante unos días previos, así reduciréis el riesgo de los posibles efectos alérgicos que puedan generar la potencia de un collar nuevo.

Los collares antipulgas no son para todos los perros

Este tipo de collares por lo general contienen pesticidas que únicamente son seguros en dosis bajas, pero que pueden ser perjudiciales para los canes vulnerables, como los que tienen una edad avanzada, las perritas embarazadas, las que están en período de lactancia y los perros enfermos con un sistema inmunitario débil. La mayoría de los collares tampoco son adecuados para perros menores de tres meses.

Vigilad vuestro perro

Del mismo modo que soléis comprobar los posibles efectos adversos al darle a vuestro peludo un nuevo medicamento, es de sentido común monitorearlo para ver cómo reacciona ante la postura del collar. Por tanto, revisad su piel alrededor del cuello y observad su comportamiento muy cuidadosamente los primeros días para detectar cualquier signo de efectos secundarios negativos, de este modo podéis quitárselo inmediatamente del cuello ante cualquier reacción.

Podéis quitárselo

Este tipo de producto no tiene que estar puesto todo el tiempo para ser efectivo, especialmente los modelos de liberación a gas. Así que podéis colocárselo a vuestra mascota, justo cuando vayáis a pasear por la naturaleza. Una vez que hayan retornado de la expedición, podéis quitárselo y guardarlo en un recipiente hermético o en una bolsita hasta que necesitéis usarlo nuevamente.

Compartir no es cuidar

Cuando se trata de este tipo de productos, compartir los collares de perro con gatos no es una buena idea, esto es debido a que los ingredientes y las dosis que son seguros para los canes, pueden ser perjudiciales para los felinos, por tanto, si tenéis otras mascotas en el hogar, obtened un tratamiento antiparasitario específico para cada una de ellas.

Cuidado con una sobredosis

Si os habéis decidido por aplicar un tratamiento de urgencia o darle a vuestro perro medicamentos orales antipulgas, no los combinéis con el collar. Los ingredientes activos en los tratamientos antiparasitarios son seguros en pequeñas dosis, no obstante lo último que deseáis es sobremedicarlo o intoxicar a vuestro peludo con pesticidas.

Manteneros a salvo junto a la familia

Es importante que manejéis siempre con cuidado los collares contra las pulgas, manteniéndolos fuera del alcance de los niños. Igualmente debéis lavaros las manos después de tocar la gargantilla o a vuestro perro, independientemente de cualquier ocasión.