mejor desmaquillante

Los 5 Mejores Desmaquillantes Que Os Dejarán Un Rostro Limpio Y Radiante

Desde que di con el mejor desmaquillante para mi rostro, he dejado de experimentar con cientos de cosas que no le vienen bien a mi rostro. Y es que pasé una gran etapa de mi vida creyendo que el agua de camomila servía para desmaquillar y limpiar y mi piel, tal y como me lo habían dicho varias amigas y aunque al final sí tiene muchas propiedades beneficiosas para la piel, nada tenía que ver con la limpieza de la misma. ¿Moraleja del cuento? ¡Ir a por lo seguro cuando se trata de la limpieza de nuestro rostro!

Si estas buscando otro tipo de desmaquillante:  desmaquillante de ojos




¿Cuál es el mejor desmaquillante?

Cuando se trata de cuidado fácil, muchas parecen dar por sentado el hecho de que hay que desmaquillarse siempre, todos los días, pero la verdad es que es un acto, yo diría vital para lucir bien y tener un rostro saludable.

Como todo paso vital, requiere de total atención sobre los productos que se utilizarán que pueden variar de muchas maneras, desde el desmaquillante facial gel, hasta el aceite o la leche limpiadora, todo cuenta.

A la hora de comprar el mejor es bueno tener una ruta que seguir porque la verdad es que las opciones son muy variadas y cometer errores cuando se trata de rostro, no es lo más recomendable. Por eso os he dejado mi comparativa en donde además de calidad, podréis encontrar la opción menos costosa para que no afecte vuestro bolsillo.

A continuación te presentamos los mejores desmaquillantes:

1. Desmaquillante en aceite Shea de L’Occitane

Suave y eficaz

Sólo necesitaréis bombear una vez el recipiente para desmaquillar todo vuestro rostro. En un sólo paso acabará con el maquillaje a prueba de agua y limpiará la piel de impurezas. Su textura sedosa es amable con la cara, especialmente con las zonas más sensibles, además tiene el aval de una de las mejores marcas de cuidado personal.

2. Limpiador facial Purete Thermale de Vichy

3 en 1

OFERTA
Vichy - Purete Thermale - Limpiador...
13 Opiniones

Si se trata de un producto poderoso, esta solución micelar tres en uno que remueve el maquillaje y limpia, a la vez que refresca, purifica y calma la piel es un verdadero acierto. La mejor parte es que vuestros ojos no sufrirán porque no los irrita, es bastante gentil también con la piel delicada de vuestros labios.

3. Leche desmaquillante de La Roche Posay

Regenera y limpia la piel

OFERTA
La Roche Posay Leche Desmaquillante -...
3 Opiniones

Ideal para quienes tienen la piel de normal a seca, incluso sensible y con tendencia rosácea porque no sólo desmaquilla completamente, sino que atenúa los síntomas de estas pieles mogollón. La razón es que ha sido formulada para limpiar la piel de la forma más respetuosa para evitar irritaciones.

4. Crema Desmaquillante Facial Essential Care de Pond’s

Con protección solar

Recomendada para todo tipo de piel, y es que no sólo elimina cualquier rastro de maquillaje, incluso de esa mascara de pestaña que se os hace muy difícil de quitar, sino que también es capaz de hidratar, humectar y reafirmar la piel del rostro. Las pieles maduras se ven especialmente beneficiadas porque su fórmula retrasa el envejecimiento.

5. Aceite desmaquillante de Simon & Tom

No deja residuo graso

OFERTA
Simon & Tom Aceite desmaquillante 150ML...
12 Opiniones

Todas las pieles se benefician de su fórmula, además hablamos de un producto orgánico, hecho en nuestro país y que es libre de parabenos y ftalatos. Es efectiva y aporta muchos beneficios a vuestro rostro porque es una mezcla natural de aceites botánicos. Limpia, desmaquilla e hidrata, todo al mismo tiempo.




¿Por qué necesitamos removedores de maquillaje?

El maquillaje que se deja toda la noche termina por obstruir tus poros, lo que es igual a no dejar respirar tu piel, ocasionando manchas, puntos negros, acné, piel avejentada y más. Cuando se trata de remover el maquillaje y todos los compuestos químicos que éste tiene, no basta sólo con jabón de rostro y agua.

Simplemente por sí solos no son suficientes, sobre todo si se trata de maquillaje a prueba de agua, hablamos de aquellos que están hechos a base de aceite, como los son las máscaras de pestaña o bien los labiales mate, pero también incluimos en este grupo a las sombras de ojos, el rubor y hasta los cimientos cremosos.

¿Hay un removedor de maquillaje para mi tipo de piel?

Un buen removedor de maquillaje no sólo será capaz de eliminar cualquier rastro de suciedad de vuestra cara, sino que también la cuidará.

Suspensiones de aceite y agua

Son lo suficientemente delicados y eficientes como para actuar sobre todo tipo de piel, se suelen presentar como un desmaquillante facial especial para labios y ojos. La mayoría contienen capas separadas de aceite y agua., de hecho, se puede ver una capa flotando sobre la otra. Debéis batir antes de verter sobre el algodón y aplicar en la piel.

Si os interesa hacerlo en casa, podéis ir a por un poco de aceite de oliva virgen o aceite de coco virgen y agua de rosas destilada. Debéis colocar la misma cantidad de agua que de aceite en un frasco de vidrio o plástico desinfectado. Os durará entre dos y tres meses siempre y cuando almacenéis la mezcla en un lugar fresco, lejos de la luz solar y el calor.

Toallitas de eliminación de maquillaje

Normalmente están hechas para todo tipo de piel. Por lo general, vienen en la misma presentación que las toallitas de bebé, pero no son lo mismo porque estas están exclusivamente diseñadas para la limpieza profunda del maquillaje sobre el rostro y cuello. Son un verdadero logro para los más perezosos o para los viajeros frecuentes.

Seguro que no imaginabais que podíais hacer esto en casa, pero una manera de resolver es utilizando entre 40 y 50 almohadillas de algodón y colocándolas en un frasco. Paralelamente, podréis mezclar 2 cucharadas de aceite de coco virgen, 2 cucharadas de jabón de castilla líquido y 2 tazas de agua destilada en otro recipiente. Llevaréis eso al microondas durante unos 10 ó 20 segundos, luego lo dejaréis enfriar un poco y los verteréis sobre las almohadillas de algodón en el frasco. Tapadlo y tendréis toallitas desmaquillantes para rato.

Leche limpiadora

Si siempre os habéis preguntado qué rayos es la leche limpiadora, la respuesta es tan simple como una emulsión de aceite y agua en una base humectante. Esto la hace altamente recomendable en pieles sensibles, maduras o secas.

Si deseáis intentar hacer vuestra propia mezcla, sólo necesitaréis mezclar 1 cucharada de miel y yogur, para la piel grasa, o crema fresca, para la piel seca, y aplicar esto en el rostro. Ya sea que compréis vuestra leche desmaquillante o la hagáis en casa, debéis recordar siempre dejar actuar durante 2 ó 3 minutos para que el maquillaje ablande, luego podéis retirar con toallitas, pañuelos o una toalla de algodón. Posteriormente lavaros la cara con agua templada.

Limpiadores espumosos

Es como un lavado facial refrescante, por lo que es perfecto para pieles grasas, normales o incluso propensas al acné. Os ahorran la molestia de un lavado facial posterior porque muchos de ellos también contienen suaves exfoliantes y multitareas para darle una piel suave y sin maquillaje.

Y si no tenéis uno a mano, sí, también lo podéis hacer en casa. Sólo necesitaréis Mezcle un cuarto de taza de jabón líquido de castilla, tres cuartos de taza de agua destilada o agua de rosas, 1 cucharada de miel, 1 cucharada de coco virgen o aceite de oliva y 20 gotas de aceite esencial de árbol de té en una botella o recipiente dispensador de jabón líquido. ¡Agitad bien y listo! Es una opción ecológica y barata.

Diferentes tipos de removedores de maquillaje

Si antes no lo hacías, seguro que habéis aprendido la lección de irse a la cama con maquillaje. Además de despertar como un panda o un mapache a causa del maquillaje corrido, es verdaderamente asombroso todo el efecto negativo que puede tener vuestra piel. Si aún no conocéis los removedores de maquillajes, aquí os muestro varios tipos que pueden hacer mucho por vosotros:

Removedores suaves de maquillaje

Son como pociones mágicas por la efectividad que tienen, combinada con una delicadeza especial para vuestras zonas sensibles, como los labios y ojos, que por lo general terminan irritados cuando usáis fórmulas agresivas. Aunque probablemente necesitaréis más de una aplicación para eliminar por completo vuestro maquillaje, claro que todo depende de las capas y la cantidad de maquillaje que hayáis aplicado.

Paños de eliminación de maquillaje

Os ahorra el esfuerzo de ir a por un algodón y llenarlo de producto. Las toallitas generalmente son todo en uno porque están empapadas en productos que eliminan fácilmente el maquillaje, incluso los correctores y las bases. Ideales para usar de viaje.

De aceite

Algunas prefieren sin aceite por temor al desastre, pero la verdad es que las fórmulas aceitosas son verdaderamente efectivas. Evita el enrojecimiento y realmente elimina completamente el maquillaje, sobre todo el que es a prueba de agua.

Limpiador facial y removedor de maquillaje

Lo mejor es usar estos dos productos por separados y no esperar que uno de ellos reemplace al otro. Está recomendado el uso de un removedor de maquillaje primero para que quite todos los residuos pesados, para luego ir a por el limpiador facial que haga la limpieza profunda y evite la aparición de puntos negros.

¿Cómo quitar efectivamente el maquillaje?

Una piel limpia y brillante es posible y estos consejillos os ayudarán.

Removed el maquillaje

Es recomendable que dejéis que vuestro removedor actúe, hacer un pequeño masaje facial con el mismo y luego dejarlo reposar por al menos unos 15 segundos puede ser la clave para usar menos producto. Luego podéis remover con una toallita de algodón.

No olvidéis la línea del cabello, debajo de la barbilla y alrededor de sus orejas. También son áreas importantes del rostro y suelen acumular mucho maquillaje y suciedades.

Amabilidad con la piel

¡No hay necesidad de frotar como locos! Lo importante es asegurarse de usar el producto adecuado, que no reseque la piel y no la deje demasiado roja. No olvidéis aplicar una pequeña cantidad de limpiador, con los dedos, por los párpados, las cejas y los labios, y luego masajear con suavidad las zonas para que el maquillaje afloje sin demasiado esfuerzo. Incluso para quitarlo todo hay que usar una toallita suave, de algodón preferiblemente, que sea amable con vuestro rostro.

Aprovechad el calor del vapor

Poner el rostro, por un minuto o dos, sobre un cuenco con agua caliente puede ser bastante beneficioso. El vapor relajará los poros y facilitará que el limpiador penetre la piel más profundamente.

Atención extra a los ojos

La cara y ojos son de sumo cuidado, pero sí que es verdad que los ojos tienen mayor posibilidad de salir afectados al usar productos o tácticas agresivas. Aunque el rímel y el delineador son los más difíciles de quitar, no es necesario frotar.

Una táctica muy buena es cerrar los ojos y sostener una almohadilla de algodón empapada de producto sobre vuestros párpados y pestañas durante aproximadamente diez segundos en los que se va a disolver el producto y luego removed lentamente la almohadilla.

Deshacerse de cualquier exceso de aceite

Pasar una almohadilla de algodón seca al final es bueno para asegurarnos de que no haya algo de aceite acumulado en ningún área de la piel.

No a las toallitas para bebés

Sí que es verdad que la piel del bebé es muy sensible, pero no está cubierta de maquillaje. Así que las toallitas de bebé no necesariamente son malas para vuestra piel, pero no son funcionales cuando se trata de eliminar el maquillaje.

 

Beneficios de la limpieza facial y la eliminación de maquillaje

Todas sabemos que este es el secreto más básico de la belleza de la piel, sobre todo la del rostro. Sí, la limpieza de la misma. Acostarse con maquillaje o sin limpiar la piel de las suciedades del día se paga caro. No es fácil, todas queremos llegar directo a la cama después de un día agotador o podemos pecar por olvidadizas y dejar nuestros productos de limpieza y cuidado del rostro en casa cuando estamos de viaje.

Sin embargo, saltarse este paso no es una opción. Por otro lado, algunas mujeres ponen de excusa su presupuesto, pero la verdad es que hay tanta oferta en el mercado que es casi imposible no encontrar un removedor de maquillaje asequible y de buena calidad.

Si aún no estáis totalmente convencidos de hacer esta inversión, debéis leer todos los beneficios que aporta la limpieza facial y eliminar el maquillaje correctamente. Después de esto seguro que iréis corriendo a por un buen desmaquillante.

Vuestras caras están sucias

Sí, siempre. Ya el hecho de exponeros a las suciedades de la ciudad día a día es razón válida para limpiar el rostro, pero no queda ahí, el aire suele contener partículas de sucio que están en contacto con vuestra piel, incluso cuando estáis en casa.

Es así como, cuando llega la hora de dormir, vuestras caras son la parte más sucia que tenéis en vuestros cuerpos. No limpiarlas hará que se acumulen las suciedades bacterias que pueden causar brotes de acné.

Hacer un lavado facial durante la noche eliminará todas estas cosas, además del maquillaje, dejando vuestros rostros frescos y radiantes. ¡Listas para dormir y regenerarse durante la noche!

La piel se renueva por la noche

Muchas personas no lo saben, pero en la noche cuando la piel empieza su ciclo natural de renovación. Es decir, se prepara para exfoliar la piel muerta, reparar el daño, sanar las imperfecciones y reconstruir el colágeno y la elastina.

¿Qué significa esto? Pues, si no quitáis el maquillaje y la suciedad del día, estáis haciéndole el trabajo mucho más difícil a vuestra piel, por lo que no será capaz de renovarse con la misma efectividad, provocando signos prematuros de envejecimiento de la piel.

De hecho, al limpiar bien el rostro, estaréis propiciando el terreno perfecto para aplicar productos para el cuidado de la piel que impulsarán la renovación nocturna de vuestra piel como cremas antienvejecimiento, sueros de reparación, productos para el acné y fórmulas de construcción de colágeno y elastina, por tan sólo nombrar algunos, igualmente todo depende de vuestro tipo de piel o problema particular.

La piel necesita más humedad

Algunas personas creen que es suficiente con aplicar un poco de crema hidratante por la mañana, pero la verdad es seguramente se habrá absorbido a mitad de la jornada y ya para cuando lleguéis a casa, necesitaréis un poco más de hidratación.

Lavar la cara es el paso previo para aplicar un poco de hidratación nuevamente con vuestra crema de noche, os asegurará que la piel esté realmente hidratada durante toda la noche.

No necesariamente debéis esperar a los segundos anteriores a dormir para hacer toda esta rutina, probablemente ya estaréis demasiado cansados y se colará la flojera. Podéis hacer vuestra rutina un poco antes, sólo si sabéis que no aplicaréis más nada en vuestro rostro o no vais a salir ya de casa.

Poneros vuestro pijama limpiad vuestro rostro, desmaquillar bien, aplicad vuestra crema y ya os podéis quedar un rato viendo alguna serie o leyendo un libro antes de dormir.