Portada » Hogar » Los 5 Mejores Dispensadores de Agua Para La Casa, La Oficina O El Gimnasio

Los 5 Mejores Dispensadores de Agua Para La Casa, La Oficina O El Gimnasio

por Equipar
REBAJADOEl más vendido No. 1
Orbegozo DA 5525 - Dispensador de agua fría,...
128 Opiniones
Nunca he dudado de lo bueno e importante que es beber agua pura y cristalina todos los días, pero lo que sí me llevó un tiempo fue poder dar con el mejor dispensador de agua, ya que muchos de los que hay en el mercado pueden ser de baja calidad y hasta vienen con esos tanques de plástico que dejan un desagradable sabor en el agua.

Pero no te preocupes, ya que con el tiempo pude dar con varios modelos que superaron mis expectativas y hoy hablaremos de ellos.




Los mejores dispensadores de agua

¿Cuál es el mejor dispensador de agua?

No es solo una cuestión de capacidad o de la velocidad con que puede enfriar el agua, sino que también hay muchos otros factores a considerar como la facilidad de uso, si lleva el botellón dentro o por fuera, si se conecta directamente a las tuberías de agua o incluso si cuenta con seguros en los botones de los grifos para evitar que te quemes con el agua caliente.

Así que demos un vistazo a mi lista comparativa para que puedas comprar el que mejor te convenga.

Dispensador de agua ORG

Agua pura en todo momento

El dispensador doméstico ideal, con sistema antiderrames y una bandeja antigoteo para que tus espacios se mantengan siempre limpios. Tiene grifos de seguridad para que no te quemes por accidente con el agua caliente y además cuenta con tuberías y tanques de acero inoxidable para evitar el mal sabor a plástico.

Permite regular temperatura y da agua fría, regular o caliente. Soporta garrafas de carga superior de hasta 20 litros y con tapa de 5 galones.

 

Dispensador de agua Thulos DL07

Cómodo y fácil de usar

Incluye un tanque superior de 7 litros que es fácil de llenar y de limpiar en casa en cualquier momento, aunque también incluye un buen adaptador para que puedas usar garrafas de supermercado sin inconvenientes. Tiene un poder eléctrico de 65W y viene con la bandeja recogedora de gotas para que no tengas que limpiar otro derrame de agua más. Puede darte agua fría o a temperatura ambiente y viene con luces indicadoras de encendido y funcionamiento.

 

Dispensador de agua Bastilipo 5537

Muy conveniente y cómodo

Si te gustan los modelos de recipiente superior que puedes limpiar y rellenar en cualquier momento, este modelo de 7 litros y potencia de 65W será ideal para ti. En cuanto a su poderío de enfriamiento, este aparato puede darte agua fría a temperaturas de 8 ºC, al igual que agua a temperatura ambiente. También puedes usarlo con un adaptador para conectarle botellas de agua de hasta 2 litros y tiene buena eficiencia energética.

 

Dispensador de agua Jocca 1102

Para usar con comodidad

Esta marca lo ha hecho fenomenal con este excelente dispensador de agua en colores blanco y morado que puede enfriar el agua hasta unos 10 ºC dependiendo de las condiciones externas de temperatura. Además de su depósito de agua extraíble de 7 litros, también cuenta con uno interno refrigerante de 0.7 L para que puedas tener agua fría sin esperar. Igualmente es bastante rápido, puede darte agua fría o fresca cuando lo desees y ocupa muy poco espacio.

 

Dispensador de agua Orbegozo DA 5525

Agua fría siempre a la mano

Colócalo hasta sobre la mesa de la oficina porque es muy pequeño, compacto y ocupa poco espacio. Te ofrece una capacidad de hasta 7 litros con su recipiente superior que además de ser fácil de rellenar es fácil de lavar. En cuanto a su capacidad de enfriamiento, es capaz de ofrecer agua fría o a temperatura ambiente con bastante rapidez y facilidad gracias a su potencia de 65 W. De hecho, alcanza los 8 ºC y tiene bandeja antigoteo.




¿Qué es un dispensador de agua?

dispensador-de-agua

Como todos sabemos, mantener una excelente hidratación es fundamental para estar sanos y saludables, ya que el cuerpo necesita de una dosis constante de agua para mantenerse en buen estado y funcionar de manera óptima. Entonces, estos aparatos dosificadores de agua nos ayudan a tener una fuente constante de agua potable y en la temperatura perfecta para beber.

De esta manera, podrás tener la cantidad necesaria de agua de todos los días en tu propia casa, la oficina o donde desees. Así podrás deshacerte de toxinas, mejorar tu digestión, tu sistema inmune y hasta perder algo de peso poco a poco.

¿Para qué necesitas un dispensador de agua?

Los dispensadores de agua son la opción ideal para tener en casa, la oficina o tu estudio, puesto que son una fuente constante de agua pura y cristalina, mientras que te ayudan a ahorrar dinero, mejorar tu salud en general y hasta reducir la contaminación al consumir mucho menos plástico en forma de botellas de agua.

De todas formas, te comento que los casos más comunes en los que la gente suele buscar este tipo de aparatos es cuando el agua a la cual tienen acceso en sus zonas no tiene la calidad deseada o incluso por temas de sabor, ya que el agua de dispensador viene teniendo un sabor diferente y más neutro gracias a lo pura que es.

Tipos de dispensadores de agua

tipos-de-dispensadores-de-agua

Como bien sabrás, no todos los dispensadores de agua son iguales, ya que varían mucho dependiendo del modo en que funcionan. Algunos emplean garrafas de agua, mientras que otros se conectan directamente a la tubería del hogar o edificio donde se encuentran. Veamos a profundidad de qué tratan:

Sin botella

Estos dispensadores son bastante convenientes en el sentido de que no tienes que estar reemplazando ni comprando nuevas botellas de agua todo el tiempo, sino que van conectados directamente a las tuberías de agua de tu edificio o casa. Para limpiar el agua, cuentan con un sistema de filtro y purificación que mantiene el agua perfecta para tomar, libre de cualquier toxina o agente dañino. Al mismo tiempo, son capaces de darte el agua fría, a temperatura ambiente o caliente dependiendo del modo que elijas y del grifo que acciones.

Son especialmente útiles en ambientes donde se consume mucha agua o donde es poco conveniente estar cambiando las garrafas constantemente. Por ejemplo, en gimnasios, colegios, hoteles o hasta en locales de comida.

Con botella

En estos aparatos tienes que colocar una botella en el cuello del dispensador y luego debes accionar el botón o grifo para obtener el agua, bien sea caliente, fría o a temperatura ambiente. El tema es que, para seguir teniendo agua, tienes que reemplazar la garrafa cada vez que se acabe, lo cual conlleva un esfuerzo físico.

Van fenomenales para el hogar, para locales pequeños o en sitios donde se quiera que los clientes o determinadas personas tengan acceso al agua.

De pared

Se conectan directamente a las instalaciones de agua del edificio o casa, así como a la electricidad para que puedan funcionar sus sistemas de filtrado y purificación. Comúnmente se les conoce como fuentes de agua o de beber, ya que siempre están conectadas y siempre te pueden dar agua fría gracias a que cuentan con un tanque en el cual se almacena el agua templada hasta que la consumes.

De carga inferior

Es el tipo de dispensador de agua con botella en el cual la garrafa en cuestión se coloca en la parte inferior del aparato. Como ventaja, no tendrás que hacer fuerza para subir la garrafa nueva cada varios días, pero también gastan un poco más de electricidad para hacer el esfuerzo de subir el agua hasta las boquillas del dispensador.

De carga superior

Llevan la botella en la parte superior, con lo que tendrás que subirla constantemente para recargar el dispensador cada vez que el agua se acabe.

De tubería directa

Busca una conexión de tuberías de aguas blancas en tu casa e instala el dispensador allí. Con eso tendrás un aparato que filtre el agua constantemente y te dé el suministro perfecto a la temperatura que desees.

Libre

Es un modelo clásico en el cual la botella se coloca boca abajo en la parte superior.

Métodos de enfriamiento y calentamiento

Para enfriar el agua, los dispensadores usan un sistema muy similar al de cualquier frigorífico que puedas tener en casa. Lo primero es que el compresor se encarga de, valga la redundancia, comprimir un elemento, el cual suele ser un gas. Debido a esto se produce un incremento en las temperaturas. Una vez que esto sucede, se le hace circular por tuberías hasta enfriarse y volverse totalmente líquido.

Una vez que esto sucede, el líquido en cuestión pasa por una válvula de expansión, se evapora, lo cual genera una caída súbita de la presión y, finalmente, la temperatura baja fuertemente. Ahora bien, el gas que ahora se encuentra en el evaporador consume el calor contenido en el tanque de agua y ésta pasa a estar fría.

Para calentar, algunos modelos cuentan con un tanque separado para guardar el agua caliente una vez que ha pasado por el elemento caliente que la hace alcanzar altas temperaturas. De todas maneras, si te parece que estas máquinas dispensadoras de agua terminan ocupando demasiado espacio, siempre puedes cambiarte por alguna de las opciones que no emplean garrafas.

Lo que debes considerar antes de comprar

Ahora que ya sabes cómo funcionan estos aparatos y los diferentes tipos que hay, también es importante que sepas cómo escogerlos, puesto que alguno será más ventajoso que el otro dependiendo de ciertas características y especificaciones.

De carga inferior vs superior vs sin botella

Los de carga inferior suelen ser mucho más fáciles de usar puesto que no requieren de levantar mucho peso y además se ven un poco mejor porque la botella suele estar oculta en una especie de gabinete. Sin embargo, lo cierto es que son un poco menos asequibles frente a los modelos de carga superior. El problema de estos es que tendrás que levantar las garrafas cada vez que se acabe el agua.

Si estás considerando los modelos que conectan directamente con las tuberías, entonces tendrás que gastar algo más de dinero porque vienen con su propio sistema de filtrado y purificación, pero en cambio tendrás agua cristalina todo el tiempo sin preocuparte por botellas.

Fugas

Las fugas son, desgraciadamente, un problema bastante común de los dispensadores de agua fría o caliente. Y además es un fastidio que suceda, ya que hay pocas cosas peores que llegar a casa y encontrarse con un charco de agua en medio de la cocina por culpa de un dispensador dañado. Así que búscate un modelo a prueba de fugas y con una buena garantía en caso de que suceda algún problema al largo plazo.

Seguros

Los grifos de agua a veces vienen con una especie de seguro que debes desactivar para que se pueda dispensar el agua sin problemas. De todas maneras, en algunos modelos no se incluyen, ya que son una característica un tanto especial e ideal para quienes tienen niños o mascotas y quieren evitar que manipulen el aparato sin darse cuenta.

Sabor

El sabor del agua no es solo cuestión de cómo se purifica o qué tan clara y limpia queda, sino que también tiene que ver con la calidad de los materiales usados. En los modelos de buena calidad, el agua se almacena en tanques de acero inoxidable, los cuales no añaden olores molestos ni raros como sí lo hacen los tanques de plástico.

Autolimpieza

Los dispensadores con autolimpieza emplean el ozono para eliminar cualquier bacteria que pueda posarse en los tanques o en las tuberías y líneas por donde circula el agua. Ahora bien, no son una característica general que vas a encontrar el cualquier dispensador, pero sí es cierto que te ahorrará muchos problemas y el esfuerzo de tener que limpiar todo manualmente cada cierto tiempo. Muy recomendado.

Temperatura del agua

Si bien los vendedores te van a decir que sus dispensadores pueden darte el agua más fría de todas, y otros te dirán que su agua es mejor y más caliente, cada aparato tiene sus especificaciones y sus temperaturas máximas y mínimas posibles.

Flujo de agua

Debe ser suficiente como para saciar la sed de quienes emplearán el aparato. Si es para una oficina, el flujo deberá ser alto para que los trabajadores no deban pasar horas esperando a que se llenen sus botellas y termos.

Ruidos

Estas máquinas de agua pueden ser un poco ruidosas, sobre todo aquellos hechos con materiales y componentes baratos como compresores muy ruidosos o incluso los modelos de carga inferior, que requieren de una bomba para funcionar. Si el aparato estará en una habitación o en algún sitio que requiera silencio, toma en cuenta el ruido que genera.

Eficiencia energética

La alta eficiencia te ayudará a gastar menos electricidad y a tener facturas más bajas. Así que búscate un modelo que gaste poca energía y que te ayude a ahorrar dinero en el largo plazo.

Espacio

Recuerda tomar en cuenta el espacio, ya que aunque son unidades bastante delgadas y no ocupan mucho hacia los laterales, suelen ocupar bastante a lo alto, sobre todo los que usan botella superior o con depósito.

Sistema de purificación

Los modelos conectados a las tuberías tienen sistemas de purificación diseñados para remover cloro, sedimentos o hasta partículas de plomo que puedan estar contenidas en el agua. Los menos costosos no son tan efectivos.

Portavasos

Los buenos modelos suelen tener espacio para que coloques un portavasos, bien sea en lo interno o en lo externo. Esto te vendrá fenomenal en oficinas, tiendas o lugares donde suela haber mucha gente.

Bandeja de goteo

Si el aparato no tiene una bandeja de goteo, no vale mucho la pena. Es que, si no la tiene, tendrás que estar secando gotas y gotas de agua del suelo a cada momento.

Kits de conversión

Son una característica fundamental que ayudará a los sistemas conectados a las tuberías dispensar el agua más fácilmente y con mejor calidad.

Grifo de seguridad para el agua caliente

Así puedes encontrar algún bloqueo de seguridad para todos los grifos de tu dispensador, lo cierto es que el más importante es el del agua caliente. Pues bien, muchos modelos suelen incluirlo porque en cualquier momento podríamos apretar el botón sin darnos cuenta y quemarnos. Peor aún si hay niños o mascotas cerca del aparato.

Mantenimiento y limpieza del dispensador

Vamos, que si bien son muy convenientes y fáciles de usar, estamos hablando del agua que consumimos, por supuesto que hay que limpiarlos y con regularidad. Lo bueno es que no es complicado y solamente habrá que seguir una simple rutina.

Lo primero es desconectarlo de la corriente, quitar la botella de agua y voltear el aparato para ver la parte de atrás. Coloca una jarra bajo las boquillas, remuévelas y quita las partes de plástico del tanque interno. Ahora pasa un paño con una mezcla de unos 8 litros en esas partes.

Seguidamente, haz pasar unos 10 litros de agua por todo el sistema y por los grifos hasta la jarra para depurar todo y ya estarás listo.

También te puede interesar