mejores-relojes-de-pared

Los 5 Mejores Relojes De Pared Decorativos Y Altamente Funcionales

Aunque algunos piensen que son cosas del pasado, muchos de nosotros somos conscientes de todo el potencial que tienen los relojes de pared. Claro que no por eso hay que ocultar el hecho de que hay muchos modelos rondando por ahí cuya vida útil es tan corta que, con el tiempo, terminan por dejarnos como unos impuntuales en nuestros compromisos. Por muy gauys que os parezcan a simple vista, huid de ellos y haceros con el mejor reloj de pared.

Que ¿cómo? Pues, os lo pongo muy fácil con mi selección de cinco maravillas que os dejo a continuación.




¿Cuál es el mejor reloj de pared?

Ya os digo yo que de obsoleto no tienen nada, sólo basta darse un paseo por la web para ver la variedad y cantidad de relojes de pared que hay por ahí. Puede ser incluso abrumadora si estáis acostumbrados al típico modelo de la casa de los abuelos. Los modelos cada vez son más modernos también, una buena noticia para nosotros, la nueva generación.

No tengáis miedo a arriesgaros, sólo debéis tener presente vuestro estilo, el tamaño del espacio y el juego de colores que le viene bien a dicha decoración. El resto es trabajo fácil, sobre todo cuando contáis con una selección especial hecha para vosotros como esta.

A continuación te presentamos los mejores relojes de pared: 

1. Vangold Plata-73

Funcionamiento silencioso

OFERTA
Vangold DIY Reloj de pared sin marco...
226 Opiniones

La elegancia es su mayor carta de presentación porque le da un toque distintivo y vanguardista a cualquiera que sea vuestro espacio. Pero no os preocupéis de nada que está pensado para ser fácil de instalar. Incluye autoadhesivos y una regla de balanza auxiliar. ¿Lo mejor de todo? Es totalmente silencioso, así que, si lo queréis colocar en vuestra habitación, no perderéis noches de sueño.

 

2. Reloj de pared digital Hama pp-245

Se puede colgar o poner de pie

OFERTA
Hama pp-245 - Reloj de pared digital,...
197 Opiniones

Esta marca nos trae un modelo discreto y moderno, que destaca por su funcionalidad. Hablamos de un radio reloj con ajuste automático y calendario digital que también nos indica la fase lunar y la temperatura de interiores y exteriores. Es capaz de mostraros las horas, minutos y segundos en formato de hora 12 o 24 por igual, al tiempo que puede configurarse en seis idiomas diferentes.

 

3. WINOMO

Fácil de leer

OFERTA
WINOMO Relojes de Pared Silencioso...
63 Opiniones

Para quienes aman los básicos, este un reloj que no puede faltar en la decoración de vuestro hogar y hasta de vuestra oficina. Es altamente durable, al tiempo que los números son granes y claros de leer, con una cubierta delantera de vidrio que garantiza una visión clara de los mismos. Incluye un gancho en la parte trasera para que colgarlo sea coser y cantar. No os distraerá ni interrumpirá vuestro sueño porque es muy silencioso.

 

4. Unity Fradley

Funciona con una pila AA

Ha sido diseñado en el Reino Unido y es uno de los mayores aciertos que hay en el mercado. Es ideal para mantener un aire sobrio o bien para agregar un toque de sencillez y calma a un espacio demasiado colorido porque es blanco y redondo, de diseño sencillo y número bien visibles. Así también funciona para diferentes espacios de vuestro hogar e incluso para la oficina un aula de clases.

 

5. Elbe RP-1005-N

Sencillo, pero altamente funcional

Si de funcionalidad se trata, cerramos con broche de oro esta comparativa con un modelo que no sólo nos muestra la hora, sino que también nos da información de la temperatura real y de la humedad. Sí, todo eso en un modelo que al primer vistazo parece simple. Su acabado de plástico hace que sea bastante durable, a diferencia de modelos de vidrio. Su peso es de tan sólo 410g, por lo que con un pequeño clavo bastará para sostenerlo.



Los relojes de pared siguen siendo un elemento oportuno de diseño de interiores

relojes-de-pared

Los relojes inteligentes, los rastreadores de actividad y los móviles inteligentes están tan arraigados en la sociedad actual que pareciera que los relojes de pared son cada vez menos necesarios. ¡Nada más lejos de la realidad!

Su versatilidad, durabilidad y el hecho de ser una herramienta que se puede encontrar por un precio muy barato hacen que sea oportuno recurrir a él cuando necesitamos agregarle color o estilo a una pared monótona o a un espacio de la casa en particular. Y es que los diseños pueden variar de lo tradicional, incluso a lo absurdo, que terminan por ser más artísticos que funcionales. ¡Todo vale!

 

El espacio

Si sabemos que un reloj de pared es una herramienta decorativa que vamos a colocar para que crear un punto de atención, es importante que consideremos su ubicación dentro de la habitación o del espacio en particular y que su diseño compagine con el que ya hay ahí.

Porque, vamos, un reloj decorativo nunca pasa desapercibido, aunque pensemos lo contrario. Todos tenemos la costumbre de mirar a él, incluso cuando ya sabemos la hora que es.

Por esta razón, debéis considerar cómo su tamaño y ubicación afectarán su esquema de diseño actual. Para esto es bueno visualizar mentalmente el reloj en el espacio antes de comprar.

Si una habitación es bastante colorida, un reloj neutro es lo que mejor puede funcionar. A una decoración vintage, por ejemplo, le vendrá bien un reloj antiguo o de madera. También es bueno mirar que no quede muy pequeño para el espacio y que, de ser muy grande y muy pesado, la pared sea lo suficientemente fuerte como para soportarlo.

 

El propósito del reloj

Ya sabemos que el propósito primario de tan solo dar la hora, que se le daba antes, es un poco cosa del pasado, ¿o no? Ellos pueden ser mucho más que eso, en algunos casos incluso son una declaración de la personalidad que tenemos o que tiene nuestro hogar.

Claro que muchos aún prefieren ver la hora desde el reloj de pared y para ellos está más recomendado ir a por modelos con números grandes, tanto en el caso de los analógicos como en el de los digitales. Ahora, si vuestro rollo es más artístico, las opciones son infinitivas y pueden ser verdaderamente creativas y divertidas.

No os limitéis, vienen en muchos diseños, por lo que es fácil encontrar uno que se adapte a cualquier decoración. Sin embargo, es recomendable que además del tema decorativo no perdáis de vista el tema de su funcionamiento pues, a lo mejor para la decoración de vuestra habitación puede verse bien un reloj tic-tac, pero debéis considerar que quizá el ruido no os deje conciliar el sueño por la noche.

 

¿Debéis elegir sólo uno?

La creatividad hay que ponerla a volar, sobre todo si se trata de darle personalidad a nuestros espacios personales. Es por eso que podemos aprovechar que son asequibles para agregar más de uno a nuestra pared.

Podéis colocar uno principal, con número grandes, que haga la función de mostraros la hora, y rodearlo de modelos similares de distintos tamaños que le hagan juego y crear un punto focal o un diseño único y artístico. Incluso podéis juntos unos modelos idénticos que estén configurados con otros usos horarios y así darle un toque moderno a vuestro salón.

 

¿Cómo colgarlo?

colgar-un-reloj-de-pared

Esto puede variar por el modelo, el tamaño y el peso que tenga dicho reloj. Los relojes más pesados y voluminosos suelen instalarse en la pared con ayuda de clavos y a veces hasta de tornillos gruesos. En muchas cosas podréis hacerlo vosotros mismos, si sois entusiastas del bricolaje y tenéis las herramientas necesarias.

Hay otros casos en los que son muchísimo más ligeros y cuentan con un gancho interno que se puede colgar a un clavo en la pared o incluso con un adhesivo fuerte irán bien. La herramienta que no puede faltar en cualquiera de los casos es una cinta métrica que os ayude a determinar y marcar la altura en la que quedará.

 

Cosas a considerar cuando vais a por un reloj de pared

Sin importar que estemos buscando un reloj de pared isabelino, un modelo sencillo y discreto, uno más llamativo con engranajes a la vista o un reloj artístico, estaremos de acuerdo que lo que importa es que le venga como anillo al dedo a nuestra decoración, al espacio y que, por supuesto, sea de buena calidad, por eso he recopilado estos detalles que no podéis pasar por alto:

Analógico o Digital

Normalmente depende de la comodidad y rapidez de ver la hora. Los analógicos tienen generalmente una manecilla de una hora por minuto, que giran alrededor del dial para mostrar la hora actual. Mientras que los digitales tienen una pantalla con números.

Mecánico o con pilas

El primero requiere un reajuste manual de vez en cuando para mantener el reloj funcionando. El último es alimentado por una batería, por lo que es más fácil de mantener, pero más costoso por el coste adicional de las baterías.

Tamaño

Dependerá del uso y la intensión, pero en principio si es muy pequeño dificultará la lectura, pero no debe ser tan grande que se vea desproporcionado.

Colores

Los más comunes son los de tonos marrones, pero debéis quedaros con un color que fluya de forma coherente con la decoración de la habitación. Si todo es muy monocromático, escoger un color que resalte y rompa con esto será una buena opción.

Forma

Los relojes de pared modernos, por ejemplo, a menudo presentan una forma circular, mientras que los relojes de pared más antiguos y tradicionales tienen una forma rectangular. Pero los hay de muchas otras formas.

Precio

Podemos ir de los baratitos de plástico de unos 5 euricos a directamente aquellos que pasan de los 20 EUR y suben hasta sumarle otro cero, eso dependerá de vuestro presupuesto. Pero eso dependerá de qué tan fino queréis que se vea y qué tanto esperáis que dure.

 

El estilo adecuado

Una vez más, depende de vuestros gustos e intenciones, pero los relojes de pared básicos son perfectos para una cocina, oficina o estudio, que suelen ser espacios más minimalistas.

Ahora que, si deseáis un aspecto más sofisticado, agregar un toque elegante os vendrá bien, como aquellos modelos que tienen metal de alta calidad, vidrio e incluso madera, pueden estar chapados con revestimiento de cobre rosa, oro y plata, mientras que la cara se presenta transparente, blanca o negra.

Los digitales suelen darle un rollo modernillo a cualquier habitación. Aunque si hablamos de la habitación de los chavalines, mejor que pensemos en un modelo lúdico, con algún pájaro o con detalles de sus dibujos animados favoritos, también podemos pensar en colores llamativos.Incluso no descartéis un reloj de péndulo para niños con un rollo súper divertido.Hay también relojes de movimiento, con ilusión óptica, o que brilla con la oscuridad. ¡El límite lo ponéis vosotros!

 

Beneficios de tener un reloj de pared en casa

Pueden tener una función específica o más de una, como en el caso de un reloj de pared digital con termómetro, por ejemplo. Pero también pueden agregar belleza o actitud a un espacio plano.

Color

Si tienen el color adecuado pueden romper con la monocromía de un espacio e concreto. Lo guay es que no suele ser un detalle invasivo a la vista, peor nunca pasa desapercibido.

Función

Hay muchos tipos de relojes que lejos de dar sólo la hora, pueden ser también cronometradores, pueden mostrar la temperatura o el día actual. Si os cuesta ver de lejos, hay modelos con números grandes.

Único

Si sois de gustos excéntricos o únicos, encontrarás el modelo que os calce. Podéis escoger diseños de números interesantes, una apariencia clásica, incluso modelos con animales en vez de números o con letras.

Confiabilidad

Con el mantenimiento adecuado, que suele ser bastante poco, podéis tener la certeza de que vuestro reloj durará un largo periodo y durante ese tiempo no llegaréis tarde ni a una cita más. Esto os facilita llegar a tiempo a vuestro próximo vuelo e incluso la seguridad de cumplir con vuestras actividades en un proyecto nuevo si está en vuestro lugar de trabajo u hogar.