Los 5 Mejores Sacos Para Dormir Para Niños, Ideales Para Acampadas Y Aventuras

Dormir al aire libre puede ser retador, especialmente para un chiquillo, es por eso que vuestro hijo necesita el mejor saco para dormir para niños en su próxima aventura de excursión o en el campamento familiar de las próximas vacaciones. ¡Adiós a los sacos demasiado pesados y que no los mantienen calentitos!

Los Mejores Sacos Para Dormir Para Niños

¿Cuáles el mejor saco para dormir para niños?

Para dormir como un bebé sin importar el lugar en el que esté, vuestro niño necesita el mejor saco, hecho para su comodidad, pero también para su seguridad. Como madre, entiendo que sea tan importante para vosotros el bienestar del pequeño y es por eso que he dado un paso adelante y he hurgado entre cientos de opciones para dar con una selección de los mejores en la siguiente comparativa. 

A continuación te presentamos los mejores sacos para dormir para niños:

1. Saco de dormir para niños Kids Magic de Husky

Tamaño ajustable

Este saco de dormir para niños, estilo momia, es ideal para cuando los chavalines van a acampar o a quedarse a dormir al aire libre porque cubra la mayor parte de su cuerpo, al tiempo que es lo suficientemente acolchado para brindarle comodidad.Su aislamiento los mantendrá calentitos incluso a una temperatura de -12°C.

2. Sorgenfresser Polli Skandika

Tiene bolsillo amplio frontal

Disponible en una amplia variedad de colores y motivos, ideal para todos los niños. El forro es de poliéster, mientras que tiene 300g/m² de relleno de microfibra, ideal para soportar una temperatura de -12°C, por lo que bien puede ir bien para una quedada con los chicos, pero también para acampar en exteriores.

3. Apex Mini de Mountain Warehouse

Aislamiento de fibra hueca

Su estampado de colores es verdaderamente atractivo para los niños, Es perfecto para uso en exteriores desde finales de la primavera hasta el otoño, y todo el año en interiores. Es ligero y compactable, por lo que es fácil de guardar, Su cubierta es de poliéster.

4. Maui Regatta

Con bolsillo interno

No hay nada más suave al tacto que el forro de este maravilloso saco, además hablamos de un modelo rectangular en el que se distribuye de manera de manera uniforme el relleno para que todo el cuerpo esté protegido y cómodo.Su cremallera bidireccional permite la apertura desde la parte superior o inferior.

5. KidsSleepline 300 Highlander

De poliéster

Pesa tan sólo 671 g, así que es ligero de llevar. Además, este modelo tipo momia con capucha es ideal para exteriores e interiores por igual porque cubre incluso la cabeza y el cuello para mantener al pequeño a gusto y calentito.Su color llamativo le da un toque alegre y lo hace bastante reconocible entre otros sacos.


¿Cómo escoger la mejor bolsa para dormir para niños?

mejor-saco-de-dormir-para-niños

Ha llegado el momento de buscar cuál será la perfecta compañera del descanso de vuestros críos en medio de la aventura y para encontrar la indicada sólo hay que mirar más allá de lo obvio como, por ejemplo, estos detalles:

El crecimiento

Vamos, que no estáis comprando algo de todos los días, se trata de una inversión importante en la que tiene que valer cada centavo, así que sería una lástima hacerse con un buen saco de dormir para vuestro hijo y que éste lo pierda en un par de meses por su acelerado crecimiento.

No podemos evitar que crezcan, ni queremos, es por eso que hay que encontrarle la vuelta a la tostada. Una buena idea es intercambiar los sacos entre vuestros hijos o entre los hijos de vuestras amigas, por ejemplo.

Pero también podéis comprar dos tamaños diferentes que no estén demasiado justos a la medida actual de vuestro hijo, la idea es que estos dos tamaños de bolsas puedan acompañarlo a lo largo de su crecimiento. Vamos, que un saco de tamaño perfecto es lo ideal, pero esta es una opción para reducir los costes.

Estilos de bolsa para dormir

Principalmente hay dos estilos de sacos de dormir de niños entre los cuales elegir y dependerá principalmente de su uso.

Sacos de dormir cuadrados:

Cuando se trata de ir a una quedada en casa de los amigos o de los primos, este modelo que curiosamente se corta en formas rectangulares es un verdadero acierto. No tiene forma de cerrarse alrededor del cuello ni el torso en la parte superior y no tienen protección para la cabeza ni calor. Se comprime por completo para que guardarlo sea coser y cantar. Es más fácil de usar y más barato.

Sacos de dormir momia:

Cortados a la forma del cuerpo, por lo que los cubren por completo menos la cara. Este modelo es ideal para una acampada, excursionismo, senderismo y cualquier otra aventura en la montaña, en fin, al aire libre.

Elegir los materiales correctos de aislamiento

Averigüemos las diferencias entre estos para hacer una mejor elección:

Algodón:

Este aislante es bastante asequible, pero funciona mal cuando está mojado y es bastante pesado y voluminoso. No requiere mayores cuidados, sí que, en caso de quedada con los amigos, este puede ser un buen material.

Aislamiento sintético:

Puede estar hecho de varios materiales y es menos costoso en comparación con el plumón. Conserva la mayor parte de su valor de aislamiento cuando está mojado, por lo que viene bien en caso de uso en interiores y exteriores.

Aislamiento de plumón:

Es ultraligero, más compresible y más eficiente que cualquier otro tipo. Pero, cuando el saco de dormir de plumasse moja, se vuelve prácticamente inútil, lo que puede conducir a situaciones peligrosas de hipotermia.

Clasificación de temperatura

Si bien este es uno de los temas claves en la búsqueda de un saco de dormir para adultos, en el caso de los modelos infantiles no suele ser tan importante porque suelen ser utilizados en el piso de la sala de estar de sus amigos, rara vez lo utilizan en situaciones extremas al aire libre.

Claro que si, por el contrario, deseáis comprar un modelo para que vuestro chico se pueda proteger al acampar en invierno o en situaciones extremas, esto sí que pasa a un primer plano.

Y cuando hablamos de marcas y fabricantes confiables podemos confiar en sus clasificaciones de temperatura, lo que no sucede con modelos menos confiables porque no hay un estándar de la industria real que rija cómo se miden y prueban las clasificaciones de temperatura. Cada fabricante los hace de forma diferente y les conviene sobrevalorar sus propios bolsos para que se vean mejor.

Una manera de saber qué tan calentito lo necesitaréis es buscar la temperatura baja promedio del área donde soléis acampar y en la temporada en la que acostumbráis ir y así escoger un modelo con el que podáis sobrevivir incluso una noche con el mínimo histórico del lugar. Tomando en cuenta también que llevaréis ropa especial.

¿Qué esperar en los mejores sacos de dormir para niños?

Para aseguraros que tendréis el mejor, tenéis que mirar que no falte nada de esto:

Opciones de cremallera

Esto le brinda al niño la oportunidad de cubrirse adecuadamente cuando la noche se torna fría. Pero también es perfecto para buscar un poco de ventilación estratégica en las noches calurosas.

Los bordes

La presencia de bordes es una característica de seguridad que hace que el niño tenga que hacer un esfuerzo consiente para salirse de ella.

Los puños

Puede ser complicado reposar la cabeza en el saco de dormir, pero los puños hacen que esto sea totalmente diferente y más cómodo, mientras la cara del niño será abrazada por la suavidad de la tela.

Almohadas y otros accesorios

Un par de accesorios en el saco pueden hacer la diferencia, por ejemplo, una almohada puede potenciar la comodidad y el descanso.

Material

No sólo cuando se trata de aislamiento, sino que todos los materiales del saco en conjunto juegan un papel importante. Por ejemplo, el algodón proporciona más comodidad y facilita la ventilación cuando se calienta. Mientras que el poliéster es una buena opción para clima frío. Y la combinación de ambos es increíble.

¿Con qué frecuencia debéis reemplazar el saco de dormir de vuestros hijos?

Esta es una de las dudas más frecuentes dentro de los nuevos compradores e incluso en el grupo de los usuarios porque, aunque sí que es verdad que muchas veces la misma naturaleza nos dice cuando es el momento de cambiar el saco porque simplemente le ha quedado pequeños a nuestros chavalines, la verdad es que hay otras veces en donde las señales pueden no ser tan claras.

Pero aun así son visibles, sólo hay que prestarles atención. Mirad si hay un desgaste importante en el saco para dormir de vuestro hijo, hablamos de hijos sueltos, desgaste en la cremallera o tela gastada, por nombrar algunos. Y es la acumulación de éstos definitivamente desmejora la calidad del saco y es una muestra evidente de que su tiempo de uso está llegando a su fin.

¿Está vuestro hijo durmiendo en el interior o al aire libre?

Hay muchas cosas por las cuales no preocuparse cuando se trata de un saco para interiores que hace que todo sea mucho más fácil al escoger. Con ser cómoda y proporcionar algo de calor para dormir cómodo, está bien. Pero si vuestro hijo es todo un aventurero, debéis mirar que el saco atrape menos aire para que se mantenga calentito, pero a su vez que sea ligero y hay que mirar la clasificación de temperatura.

Otros factores a considerar

Son detalles que miráis mucho en un saco de dormir doble, de adulto, pero no siempre en los modelos de niños. Y, vamos, que, si vuestro hijo también le va a sacar el máximo partido, pues también tenéis que ver estas cosas en un saco de dormir para niños 3 años, 5 años y hasta 10 años.

Las diferentes marcas

Hay marcas grandes, confiables y recomendadas a las que podemos recurrir en primera instancia, pero no hay que olvidar que hay otras más pequeñas, pero de buena calidad que ofrecen un plus adicional como lo pueden ser los diseños infantiles de dibujos animados.

Consejos útiles

  • No porque un saco sea pesado, es más cálido.
  • Los sintéticos son mejores para el clima húmedo porque conservan su aislamiento. Los de plumón pueden ser peligrosos al mojarse.
  • Limpiar la bolsa de transporte es tan importante como limpiar el propio saco. Las bacterias y los alérgenos también se adhieren en estas bolsas.
  • Tienen que estar totalmente secos a la hora de guardarse, de lo contrario podrían alojarse malos olores casi imposibles de quitar.
  • Las características de comodidad y aislamiento de los sacos para niños suelen ser tan buenas que muchos adultos de estatura baja suelen usarlos.

Tratar con una bolsa de transporte difícil

Que un saco de dormir sea el mejor del mercado no significa que la bolsa de transporte sea la cosa más frustrante de llevar. En ese caso, comprar una bolsa de transporte alternativa podría ser la mejor opción para sus hijos, incluso pueden ayudarle a darle un toque personal y hasta divertido.

Preguntas frecuentes

Como sabemos que estas son las dudas más recurrentes, os responderemos todo para que no os quedéis con la duda.

¿Pueden varios niños usar la misa bolsa de dormir?

La verdad es que no, cada uno es de uso individual. De adultos sí hay opciones extra grandes o modelos que se pueden unir entre sí para que funcione para más de una persona.

¿Con qué frecuencia deben limpiarse?

Normalmente no se usan en un entorno controlado, por lo que está en contacto con cientos de bacterias y agentes externos. Por ejemplo, si los niños tienen alergias, tener una bolsa de dormir que nunca se limpia de polen los hará bastante irritables. Debéis limpiarlos después de cada viaje o uso.

¿Hay algún riesgo para la salud de los materiales utilizados en las bolsas de dormir para niños?

La mayoría de los materiales son los mismos que se pueden encontrar en los modelos para adultos. Por lo que, en principio, no hay nada demasiado extravagante que pueda causar algún daño.