17-Maneras-De-Motivarte-A-Lograr-Tus-Objetivos-En-Tiempo-Récord

17 Maneras De Motivarte A Lograr Tus Objetivos En Tiempo Récord

Un día te levantas y quieres comerte el mundo pero antes de lo que crees pierdes el rumbo y te desanimas. Esta situación es más común de lo que piensas pero la motivación puede aparecer desde donde menos te imaginas.

Mantenerte enfocado en la meta es la principal herramienta para alcanzar tus objetivos pero existen muchas otras de las que puedes echar mano para completar esa tarea que tanto anhelas.

1. Recuerda el motivo

Lograr objetivos en tiempo récord es el sueño de muchos pero cuando no se consiguen tan fácilmente, puedes caer en el desánimo. En ese preciso momento, recordar por qué quieres hacer algo te ayudará a seguir motivado.

Decir en voz alta o escribir la razón por la que empezaste, contribuirá a materializar ese deseo y a retomarlo en el menor intento de abandono.

2. Divide tu trabajo en partes

agenda-organizadora-en-mesa

Si consideras que el trabajo que necesitas completar es demasiado agobiante para ti, intenta dividirlo en partes más pequeñas, verás que se hará más fácil de completar.

Comienza realizando las tareas más fáciles, así terminarás más rápido y te sentirás con más impulso para continuar.

3. Haz que las actividades sean divertidas

Si tus metas se parecen más a un castigo que a una satisfacción, las abandonarás más rápido de lo que piensas así que trata de relacionarlas con actividades divertidas.

Por ejemplo, si tu meta es bajar de peso pero no te gusta ir al gimnasio, puedes elegir otro tipo de actividad como bailar o practicar boxeo, tal vez aeróbics en el agua. La idea es que sientas que no te estás sacrificando sino disfrutando.

4. Recompénsate por tus logros

Tus progresos, por muy pequeños que sean, deben ser dignos de celebración.

Desde un pequeño descanso, el postre de tu preferencia o festejar con amigos, pueden ser claves para motivarnos y mantenernos esperanzados en la consecución de la meta. Presumir tus logros también cuenta como recompensa.

5. Toma un descanso de vez en cuando

El agotamiento puede arrancarte las ganas de seguir adelante en un santiamén. Aunque el pensamiento positivo te mantenga enfocado, si sientes que ya no te quedan fuerzas para continuar, lo más probable es que abandones la meta.

Para evitar el agotamiento, toma descansos ocasionales durante la semana. Los fines de semana puedes hacer un receso un poco más largo para refrescarte.


6. Afirma constantemente que sí puedes

Si de motivarte se trata, puedes ser tu mayor fan o tu peor crítico. Elige siempre ver la parte buena de tu vida, recuerda que todos somos seres humanos y cometemos errores pero lo importante es seguir adelante en lo que te propongas.

Si de pronto te encuentras que estás tomando una actitud negativa, trata de cambiar tu visión al respecto y afirma constantemente que sí puedes lograrlo.

7. Consigue un compañero que te haga seguimiento

compañeros-de-trabajo-reunidos

No hay duda de que puedes lograr todo lo que te propongas pero si tienes un amigo que te mantenga presionado, inspeccionando y revisando cada uno de tus avances, es probable que te mantengas motivado.

Pregúntale a un amigo si desea apoyarte en ese proyecto que tanto deseas culminar y dale la responsabilidad de ser tu mentor. Puede ser alguien de tu trabajo o tal vez algún familiar cercano.

En los casos de pérdida de peso, un amigo que te impulse a seguir adelante funciona perfectamente.

8. Crea una lista de tareas para ti mismo

Haz una lista de tus metas y los pasos para conseguirlas y colócala en un lugar visible. Al completar cada tarea, elimínala de la lista. De esta manera podrás ir revisando tus avances y planificar todo lo que te falta.

Aunque puedes colocar la lista en una libreta, tal vez en una hoja en la puerta de la nevera o en la cartelera de tu oficina, los avances tecnológicos también te dan la oportunidad de llevar un recordatorio de lo que debes hacer a todas partes.

Puedes acudir a los Recordatorios de Apple, Tareas de Microsoft y Tareas de Google.

9. Únete a un grupo de trabajo

Un grupo de apoyo puede ayudarte a seguir avanzando gracias a los comentarios, experiencias y apoyo de los integrantes.

Estos grupos pueden ser en línea o en un centro comunitario, tal vez en la biblioteca local o en el ayuntamiento.

Si se trata de hacer ejercicio, los grupos para correr o hacer caminatas son excelentes motivadores.

Por otra parte, los grupos de estudio pueden ayudarte a comprender alguna materia que se te haga difícil mientras estableces lazos sociales.

10. Arma una rutina

Para formar un hábito, debes crear una rutina que involucre disciplina. El desarrollo personal no es cosa fácil pero si creas una rutina que se adapte a tus necesidades te será más fácil completar las actividades.

Trata de hacer  las mismas actividades siempre a la misma hora todos los días. Si tus labores incluyen trabajar desde casa, éste es un paso que no debes dejar pasar por alto o poco a poco te irás consumiendo entre las tareas del hogar.

Experimenta a qué hora del día rindes más o trabajas mejor y sácale provecho.

Trata de mantener a toda costa tu rutina, aun cuando no tengas  ganas de hacer nada.

11. Define un plan B para lidiar con los contratiempos

Ir un paso adelante en la resolución de problemas te hará más preparado para lidiar con los contratiempos.

Algo de lo que puede desarmar tus planes es que tu computadora se dañe justo cuando necesitas entregar un informe de emergencia. Ten en cuenta dónde se encuentran las bibliotecas públicas o dónde puedes utilizar otro equipo mientras se repara el tuyo.

Este es solo un ejemplo que contribuirá a mantener tu estado mental en relajación, al menos hasta que soluciones el contratiempo.

El caso es que si no lo planeas y el fracaso toca a tu puerta, pronto te sentirás tentado a abandonarlo o al menos a dilatarlo.

12. Establece un objetivo final

hombre-escribiendo-en-pizarra

Si defines un objetivo final claro y preciso será más fácil conseguirlo. No hay nada que desanime más que no tener claro el camino a seguir.

Sé muy específico con lo que quieres lograr, por ejemplo, si tu meta es viajar, define la fecha y el destino, también el medio de transporte que piensas utilizar y la forma de hacerlo.

13. Divide tu objetivo final en pequeños objetivos

Si consideras que tu meta se está tornando muy pesada, puedes dividirla en pequeños objetivos a corto plazo, que al ser más fáciles de alcanzar, te servirán para mantenerte en la ruta.

Para ello, considera escribir una serie de pasos que te ayuden a lograr tu objetivo, por ejemplo, si quieres formar tu propio negocio, intenta hacer una lista detallada, estudiar el mercado, posicionar la marca en las redes sociales, entre otras cosas que poco a poco te podrían ayudar a consolidar tu empresa.

Cuando hayas terminado varias tareas pequeñas te sentirás entusiasmado y listo para empezar la siguiente. En menos de lo que crees estarás llegando lejos sin mucho esfuerzo.

14. Inspírate en alguien que haya logrado lo que deseas anteriormente

Una manera de inspirarte es siguiendo el ejemplo de un modelo. Usa la historia de alguien que haya alcanzado la misma meta que deseas e inspírate pero por ningún motivo te compares con nadie, tú eres único.

El modelo a seguir puede ser un artista, un famoso o tu jefe. Si tienes la suficiente confianza para pedirle consejos, aprovecha para utilizarlo como mentor.

15. Publica citas motivacionales en lugares visibles

En algunos casos, estar en casa viendo Netflix todo el día es todo lo que quieres. Esos días en los que ni siquiera una buena oferta de Viernes Negro logra sacarte del sofá. Es allí donde las frases motivacionales entran en escena.

Parece trivial pero un póster o una nota adhesiva en el refrigerador con una cita positiva o inspiradora pueden marcar diferencia.

Hacer tu propio mantra funciona muy bien para programar la mente humana. No importa de donde venga, lo importante es que te identifiques con la frase y que vaya acorde con tu sueño.

16. Echa mano de la visualización

Dedica un par de minutos al día para relajarte y visualizar tus metas. Imagina lo que sentirás al verlo materializado. Utiliza esa sensación de haber llegado a la meta para inspirarte.

Mientras estés visualizando, no te olvides de los detalles. Tienes que ser muy específico en lo que deseas.

Puedes optar por realizar un tablero de visión, también conocido como mapa del tesoro. Allí colocarás todas las imágenes que hagan referencia a tu sueño y lo colgarás en un lugar visible donde siempre lo verás.

17. Olvídate de los miedos

planificación-en-agenda

Una de las cosas más desmotivadora es el miedo, ese mismo que genera un estado de ansiedad que te hará huir de la escena y abandonarlo todo.

El miedo al fracaso puede paralizarte, en ocasiones puedes ni siquiera intentar un proyecto nuevo. Así que olvídate de los miedos y arriésgate.